Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

31/12/14

LUZ ENTRE LAS SOMBRAS.

El tejo,árbol sagrado,deja pasar la luz que ahuyentará a los hijos de las tinieblas, para que en el año nuevo prevalezcan la verdad sobre la mentira y la justicia sobre la injusticia.

Fotografía sacada en el Puerto de El Escudo en la gélida mañana del último día del año 2014.

22/12/14

POR LA SIERRA DEL SUEVE...

...camino de la braña de Espineres, quedaron resonando en los montes las voces y las nubes llevaron nuestros villancicos hasta donde reposa el gaitero de Libardón.
Allí donde reina la nobleza del caballo Asturcón, el "caldo de pita" sabe mucho mejor.
Manos inquietas, inocentes, con la ilusión que uno ya no tiene, colocaron las figurillas del Belén de Cumbres.
No hay fronteras ni accidentes geográficos que separen a las buenas gentes. Cuando se comparte, todo sabe mejor, el orujo, la sidra, las costillas, las quesadas,las risas, los abrazos, cántabros, asturianos, juntando caminos, culturas, raíces, historia.
El año que viene mejor.

18/12/14

ÁRBOLES VIEJOS...

...que aún vivirán cuando muramos,
que vivían cuando aún no éramos,
los matinales y metálicos
ríos de pálidos reflejos.
Vi las formas borrosas entre la niebla.Espectros.
El espectro de un monte, el espectro de un árbol.
Yo era mi propio espectro cediéndome al paisaje.
Un sueño más, recien soñado.

Pero yo me rebelo. Yo llevo en mí la vida.
Yo estoy con el olvido cara a cara luchando.

Falsos Semidioses y  Madrugada con Niebla. 
JOSÉ HIERRO

2/12/14

MANERAS DE VIVIR

Mi última entrada creo que rezumaba pesimismo, esta de hoy quiero que sea un poco más alegre.
Una reciente salida por territorio pasiego me dio en pensar que hay otras formas de vivir y de sentir.
Aquí, donde no llegan los periódicos, donde no se ve la televisión, donde no se escucha la radio se siente la vida alrededor.
No tienen cobertura los teléfonos, nadie nos va a llamar ofreciéndonos un seguro de vida. Seguro que nadie cobra si no te mueres.
Quién explica a estas gentes que Jennifer López ha asegurado su culo en seis millones de dolares.
Te preguntarán que a cuanto sale un pellizco en ese culo.
Diles que las piernas de David Beckham cuestan cuarenta millones millones de dolares.
¿A cuanto sale la patada en la espinilla?.
Fernando Alonso tiene asegurados sus dedos pulgares.
No encontró seguro para asegurar el cuello.
Explicaselo a estas gentes que lo único que tienen seguro es que todos los días sale el sol por la cresta de las montañas, que muchos días al año llueve y está nublado, que ese sol y esas nubes alimentan sus prados, sus ríos y sus ganados.
Y mientras tanto, muchos de nosotros preocupados por si están seguros en las redes nuestros datos.

Hay otras maneras de vivir.

28/11/14

ME APENA TÚ MIRADA

-
No me mires así que me apena tú mirada, soy humano pero no tengo malas intenciones, si de mi dependiera me enfrentaría a toda esta gente que viene a verte tan  triste , acompañando a sus niños, y haría cualquier cosa por dejarte libre y que no te encuentren aquí cautivo.

Una vez leí que en la jerarquía zoológica, de los pájaros hacia arriba, todos los animales sueñan mucho.Tú ahora tendrías que estar soñando y no despierto a la luz del día.

Hoy yo también me siento abatido, miro a mi alrededor y me deprimo, no me consuela ni bajar a la cueva, fui hoy a dar una vuelta y no me gusta lo que vi.
 El tiempo está muy loco, florecen los manzanos y los rosales, los miruellos andan despistados y parece que quieren hacer nido,  las hayas, los fresnos y los castaños no acaban de tirar  las hojas.

Donde se secaron los olmos han plantado eucaliptos, donde se sembraba el maíz crecen los plumeros, este verano los prendieron fuego y con ellos ardió un tejo, a ver si este año consigo que me prendan las semillas del ceibo y voy a dejar que crezcan todos los acebos.

Cómo me apena tú mirada y que recuerdos me vienen de niño, cuando abría las jaulas que encerraban los nidos de jilguero en los perales, cómo me gustaría poderte soltar, o guardarte en una caja hasta que anochezca como aquella vez que encontré un hermano tuyo en el garaje donde guardaba la Vespa mi padre.
Buenos picotazos me dio y con las garras me arañó, pero igual lo tenía merecido por no haberme armado hoy de valor y haber seguido caminando sin hacer caso a tu suplicante mirada.

Tú ahora tendrías que estar soñando.

15/11/14

LAS MOZAS DEL AGUA

    Las Mozas del Agua eran muy majas y salían de las juentes y de los ríos, vestías con capas de hilos de plata y de oru.
    Eran chicucas y tenían en la frente una estrella del color de las nubes cuando el sol se va...
    En los deos de la mano derecha gastaban unos anillos blancos y en la muñeca de la mano izquierda una argolla de oru con franjas negras apaecía a las gargantillas que usaban las viudas haz muchos años.
    Estaban descalzas y tenían las trenzas rubias, lo mesmu que las pestañas y los ojos.
Todas las mañanas salían del agua del ríu o de la juente con muchas madejas de hilos de oru que hilaban por la noche.
     Como las madejas estaban mojás. las ponían en los cantos o en las yerbas de las orillas pa que se secaran al sol, y mientras se secaban empezaban a bailar agarrás de la mano, riéndose y cantando unos cantares mu suaves y mu alegres.
     Al pisar en el suelu nacían unas flores amarillas y colorás.Cuando el sol estaba un pocu altu, cogían las madejas y se golvían a sus palacios debajo del agua. Si alguna persona llegaba en el momentu en que las Mozas del Agua se golvían a los sus palacios y cogían una de las flores amarillas y colorás, sería dichosa toda la vida y nunca la faltaría dineru y alegrías.
     Pero diz que nadie pudo coger las rosas porque se deshacían como la espuma, cuando las mozas entraban en el ríu con las madejas de oru que habían sacau al sol. Si algún mozu podía coger un hilu de las madejas, las mozas jalaban de él y le llevaban a su palacio onde se casaba con la más guapa de toas.
     To los años el mesmu día de San Juan salía el mozu del agua con la su mujer y sembraban por los senderos del monte una gargantilla, un anillu y un coral que na más que podían ver las pastoras honrás y cristianas. Las que alcontraban los regalos de la Moza del Agua y del su hombre, tendrían el aquel de curar toas las enfermedades con el agua de las juentes y los ríus, y los sus rebaños serían los más tresnados del monti...

De la tradición oral y recogido por Manuel Llano en su libro "Mitos y leyendas de Cantabria".

La fuente de la foto bien pudiera ser la morada de una Moza del Agua.

 Y no es niguna leyenda que yo haya encontrado a dos, una vive aquí, y  la otra aquí.

5/11/14

SI, LA NATURALEZA NOS HABLA...

...pero no nos detenemos a escucharla.
Su mensaje es claro, no demoremos  oír sus palabras.
Nos dice que si la montaña que subimos parece cada vez más imponente es porque la cima está cada vez más cerca.
Que allí donde no hay asfalto, es más grande la belleza.
Que hay que trepar a lo más alto, sin pisar a nadie la cabeza.
Que de la misma tierra nacen la muerte y la vida.
Que juntos seremos más fuertes...
...siempre respetando a quien es diferente.
Y que aunque es difícil y cada día cuesta más, podemos sobrevivir entre espinas, podemos encontrar la armonía, podemos oler los vientos, porque en nuestro interior late un corazón que harto de escuchar el silencio,  espera anhelante que lleguen nuevos tiempos.

Las fotos están sacadas el pasado domingo en la ruta que hice desde Velilla del Río Carrión hasta el Santuario de la Virgen del Brezo, por la montaña palentina.

31/10/14

AMANECIENDO EN EL ASÓN

Un hechizo, canta el cárabo, ruidos de un mundo sin civilizar...
...se despereza el rocío de los prados...
...toma el árbol seco el sol para dar calor en el invierno...
...rincones en el bosque que son abrigo...
...remanso de aguas que quieren despeñarse...
...portillos que invitan a que pases...
...árboles que no necesitan adornarse.

Naturaleza de leyendas, naturaleza para escritores decía Amós de Escalante.

"Es visión sublime del país cántabro que comparte con el mar aquella grandeza de sus horizontes que abruma el ánimo, pero ensancha el corazón; que seca las frases de la garganta, entumece y ataja la más suelta y galana pluma, y a par causa dentro del pueblo yo no sé qué intenso sentimiento participe del placer y del agradecimiento".

20/10/14

CAMINANDO ENTRE RAÍCES

Sabe el viejo árbol que no viene en las guias de turismo, que hasta aquí,  solo te puede traer un hada buena, que a veces se escapa de su lado, dejando ríos y fuentes para acercarse a la mar.
Corre cerca el agua y no echa en falta la lluvia, deja que pisemos sus raíces agradecido de que nos acerquemos a él para contemplar como se cuelan los destellos del sol entre las ramas.
Sabe el viejo árbol que un día morirá, pero le hace feliz pensar que cuando partamos,  habrá dejado huella en nuestras vidas.

11/10/14

EL DESCUBRIMIENTO

En 1492, los nativos descubrieron que eran indios,
descubriron que vivían en América,
descubrieron que estaban desnudos,
descubrieron que existía el pecado,
descubrieron que debían obediencia a un rey y a una reina de otro mundo y a un dios de otro cielo,
y ese dios había inventado la culpa y el vestido y había mandado que fuera quemado vivo quien adorara al sol y a la luna y a la tierra y a la lluvia que la moja.

EDUARDO GALEANO- "Los hijos de los días"

6/10/14

SUBIDA A LOS PICOS DE VALDECORO

La ruta que os traigo hoy la hice el pasado domingo siete de septiembre y desde entonces estoy dándole vueltas a la cabeza para ver como contarla pues en cada ruta que hago, son tantas las sensaciones, tantas veces repetidas, tanto lo que disfruto, aunque se sufra, que ya no sé que calificativos usar para tratar de transmitir en lo que escribo todo lo que siento.
Olvidemonos del teleférico y de subir en la cabina que es utilizada por miles de turistas para subir a uno de los destinos más turísticos y atractivos de Los Picos de Europa, porque lo vamos a hacer por donde hay que hacerlo.
Por senderos, trochas,y caminos trazados por los mineros, los pastores, el ganado y los rebecos que son los auténticos dueños de estas montañas.
La ascensión desde la base del circo Fuente Dé parece inverosímil, cuesta creer visto desde abajo que se puedan salvar esa murallas.
Hemos dejado atrás la famosa subida de "Los Tornos de Liordes, para tomar la senda del Hachero que nos llevará, pegados a las paredes rocosas en un empinado y permanente ascenso, hasta el Collado de Valdecoro.
El día es caluroso y para la tarde hay aviso de tormentas, las nubes, unas veces blancas y otras oscuras, nos acompañan evolucionando sobre nosotros y nos prestan su sombra, en estas laderas no hay árboles ni vegetación espesa como la que se ve en la cara de enfrente.
Ya hemos llegado al collado, la subida ha sido dura pero constante y en apenas dos horas hemos salvado  setecientos metros de desnivel, desde aquí las vistas ya son de impresión...
... aquí es donde empiezan las sensaciones que contaba al principio, estamos a 1780 metros de altitud, enfrente, Peña Remoña,(2229), La Padiorna,(2319), al fondo Torre de Salinas,(2446)...
...y girando un poco la cabeza, Peña Vieja, (2619) la cima más alta de Los Picos en la parte cántabra.
Todo un espectaculo, ¿se puede pedir más?, verdes, grises, ocres, azules, no hay paleta de pintor que lo iguale.
Difícil de explicar, ¿verdad?.
 Los Picos de Valdecoro, y digo picos porque en realidad es una cresta con dos cimas distintas  aunque de poca diferencia, la de El Joracao de 1837 metros y la propiamente conocida como Pico Valdecoro de 1816.
El descenso es vertiginoso...
...las nubes siguen amenazando y un tanto precipitadamente damos cuenta de las viandas...
...para rápidamente seguir bajando.
 Cuando vuelvo la vista atrás y veo la cima del pico asomando por ente los árboles, me parece imposible que haya estado subido en aquella pirámide.
La tormenta llegó y el primer chaparrón lo capeamos dentro de un precioso bosque de avellanos, robles, hayas, espinos y castaños...
...ideal para hacer y disfrutar cuando lleguen los colores del otoño.
No hubo tiempo para más fotos, tuve que guardar la cámara para protegerla de la lluvia y ya había pasado la tormenta y atardecía cuando saqué esta última.
La siguiente ruta  ya está hecha, fue por tierras asturianas. Dadme tiempo para prepararla, que todavía me duele la espalda.

25/9/14

HOJAS SECAS

Hojas secas van a la mar, y ningún remolino las detendrá.


TE recuerdo como eras en el último otoño.
Eras la boina gris y el corazón en calma.
En tus ojos peleaban las llamas del crepúsculo.
Y las hojas caían en el agua de tu alma.

Apegada a mis brazos como una enredadera,
las hojas recogían tu voz lenta y en calma.
Hoguera de estupor en que mi sed ardía.
Dulce jacinto azul torcido sobre mi alma.

Siento viajar tus ojos y es distante el otoño:
boina gris, voz de pájaro y corazón de casa
hacia donde emigraban mis profundos anhelos
y caían mis besos alegres como brasas.

Cielo desde un navío. Campo desde los cerros.
Tu recuerdo es de luz, de humo, de estanque en
         calma!
Más allá de tus ojos ardían los crepúsculos.
Hojas secas de otoño giraban en tu alma.


PABLO NERUDA 

15/9/14

CASTILLO DE ARGÜESO

-Y este valle,¿cómo se llama?
-Esta parte de él que vamus pisandu, pa el cuasi, Campoo de Arriba.
De buena gana hubiera revuelto mi cabalgadura hacia sus risueñas praderías, cruzadas de senderos blandos y tentadores; pero me arrastraba a la derecha el pícaro deber, encarnado en aquel condenado espolique, siempre cosido a las faldas de los montes como si de ellos tomara el vigor y la fortaleza que parecían crecer en él según iba caminando.
También llegó a interrumpirse la desesperante continuidad de la barrera de aquel lado, y entonces columbré sobre un cerro encajonado en el fondo de un amplio seno de montes un castillo roquero que, aunque ruinoso y cargado de yedra, conservaba las principales líneas de su sencilla y elegante arquitectura.
-¿Qué castillo es aquél?- pregunté al espolique.
- El de Argüesu-respondióme-; y dicen si es obra de morus.
Para aquellos rudos montañeses, como pudo observar más adelante, toda construcción de parecida traza es debida a los moros...o a "la francesada".
-Nos hallábamos entonces al pie de una altísima sierra que se desenvolvía a diestro y siniestro en interminable anfiteatro.
-¿Por donde tomamos ahora-pregunté a Chisco-, y adónde irémos a salir?.
-¿Vey usté-respondióme levantando y extendiendo el brazo y apuntando con la navaja abierta mientras mascaba los primeros bocados de pan y queso-; vey usté enfrente de nos, ayá-rriba de tou una coyá (collada) entre dos cuetus...,vamos, al acabar de esta primera sierra?
-Si la veo-contesté.
-Pos güenu: ¿Vey usté también por entre los dos cuetus de la coyá otra lomba (loma) más alta que cierra tou el boqueti?
-La veo.
-Por ayí hemos de pasar.
-¿Por entre los dos cuetos?
-Por encima de la lomba que va del unu al otru.
-Por encima de aquella última?
-Por encima de la mesma.
-¡Pero hombre-dije estremeciendome-, si sobre aquella loma no se ve más que el cielo!
-Pos crea usté-me replicó el espolique con gran prosopopeya-que, así y con tou, hay mucha tierra que pisar al otro lau.

José María de Pereda- PEÑAS ARRIBA

1/9/14

CERCA DEL MAR...

...porque yo nací en el Cantábrico y no en el Mediterraneo como dice la canción de Joan Manuel Serrat,(aunque tampoco me hubiera importado).

Y es que en estos días  los atardeceres se vuelven rojos y quiero compartirlos con todos vosotros mientras llegan las largas noches de invierno.

Recurro al diccionario para explicaros como me quedo contemplando estos atardeceres.

Absorto: alelado, enajenado, abstraído, distraído, abismado, estupefacto, sumido, asombrado, atónito, cautivado, concentrado, enfrascado, encantado, ensimismado, maravillado, pasmado, petrificado, suspenso, patidifuso, pensativo, preocupado.

21/8/14

DE FUENTE DÉ A COLLADO JERMOSO

¿Cómo cuento lo andado?
¿Cómo cuento lo vivido?
¿Cómo cuento que lo sueño y no lo olvido?
Marce, nunca había escuchado la voz de las montañas a pesar de haber nacido bajo sus sombras, pero más tarde o más temprano ellas nos llaman y es difícil hacer oídos sordos a su llamada.
Pasados sus años jóvenes y cansado de dar patadas a un balón, ahora es un apasionado de la fotografía y el campo de juego se le está quedando pequeño, tiene con su cámara capturas en el mar, los ríos, las estrellas los bosques pero le faltaban las montañas y yo que soy fácil de embarcar junto a Jose Manuel nos metimos en esta aventura.
Collado Jermoso era una de mis rutas anotadas en la libreta de "pendientes" y me faltó tiempo para proponérselo. Ellos se apuntaron sin dudarlo y allá que nos encaminamos.
Las mochilas bien cargadas, agua y comida abundante, saco de dormir, esterilla, tienda para hacer noche y cámaras de fotos y Marce un aparatoso trípode para hacer nocturnas.
El verano está resultando bastante lluvioso y las laderas de Peña Remoña lucen un verde espectacular a pesar de su altura.
Para llegar hasta aquí hemos subido un camino carretero en forma de zig-zag, utilizado para bajar el mineral que se extraía de estas montañas y que es una de las rutas más frecuentadas por los amantes del senderísmo con un desnivel considerable y mucha piedra suelta.En la primera fotografía lo podéis apreciar.
¿Quién no conoce los Tornos de Liordes?.
Fuente Dé ha quedado abajo y son cientos de personas las que desde bien temprano han subido ya en el funicular.
Amaneció muy buen día pero las nubes ya empiezan a evolucionar y a arremolinarse, es un espectáculo verlas subir por las montañas.Nos empezamos a preocupar, tanto que hemos de refugiarnos en una de las bocas mina para comer y mientras lo hacemos a la lluvia le acompaña el granizo.
 Pasan las nubes, despeja y la Vega de Liordes y todo el entorno son un regalo para los sentidos.
Pacen mansamente los rebaños entre distintas clases de flores y de colores.
Duró poco la ilusión, un senderista que bajaba Liordes cuando nosotros subíamos ya nos había comentado que la predicción del tiempo era que a partir de las tres de la tarde habría tormenta y sin apenas darnos cuenta nos envuelve una nube y comienza a tronar, no es fácil que quién no lo haya vivido pueda imaginar lo que son los truenos y los rayos rodeados de montañas que superan los dos mil metros de altitud.
El sonido de los truenos retumba contra las paredes verticales, los relámpagos cruzan centelleantes entre las nubes como si fueran latigazos, la montaña nos está mostrando su lado más hostil y parece que no tiene ganas de hacer nuevos amigos.
De nada han servido los capotes, el viento los ha sacudido a su antojo y estamos calados hasta los huesos. Hemos tenido que refugiarnos de nuevo en un bocamina, no decimos nada, solo nos miramos un poco asustados, solo queda esperar y si se despeja de nuevo, volver a caminar, ya no hay marcha atrás
Y así fue, despejó y arrancamos de nuevo como centellas, pero otra vez se nos echó encima la nube, otra vez se oscureció, otra vez hubo que guardar las maquinas de fotos y otra vez y con más fuerza empezó a tronar y a granizar, los granizos se convirtieron en pedrisco, corremos como fugados, a lo loco, buscando un cobijo que no encontramos y rascándonos la cabeza de los golpes del granizo, el camino se convierte en un torrente de agua,(pobres botas mías, vaya un estreno que han tenido).
En plena tormenta escuchamos un ruido ensordecedor que no sabemos a que se deberá hasta bastante más allá.
Vuelve a "escampar", volvemos a caminar, Marce que durante la marcha nos ha dicho en varias ocasiones,"vaya coj... tenéis de traerme hasta aquí, vosotros que sin mi ya habríais llegado" nos ha tomado la delantera antes de llegar a Las Colladinas,y parece entre las piedras un montañero de verdad,jejeje
Los truenos han dejado de romper el silencio y vemos los chorros de agua que bajan por las montañas.
Las emociones no se buscan, te las encuentras y las vives pero no se pueden explicar.
Si antes nos mostraron su lado más hostil, ahora las montañas y las nubes parece que se quieren reconciliar con nosotros y nos recompensan el esfuerzo presentando sus mejores galas.
Y aquí encontramos la razón del ruido ensordecedor, dos argayos han bajado con la lluvia arrastrando las pedreras cortando el camino que nos falta hasta llegar al refugio, apenas se pone el pie encima se deslizan las piedras con gran peligro de vernos arrastrados con ellas al impresionante vacío.
Conseguimos llegar, hemos sido más fuertes, no desandamos el camino y a pesar de la lluvia, el viento, los truenos y el granizo hemos llegado a nuestro destino.
El trato con que nos reciben en el refugio es de elogiar, calados como llegamos, sin haber hecho la reserva nos abren todas las puertas y nos aconsejan que no montemos la tienda.
No vamos a ver la luna ni las estrellas, Marce no podrá fotografiar ni atardeceres ni amaneceres rojos pero de aquí se va a llevar una gran experiencia.
Así todo el amanecer en Collado Jermoso siempre es espectacular e invita a meditar.
Madrugamos con  los rebecos que salen a pastar.
"Hoy parece que no va a llover"
Marce aprovecha el retorno para sacar fotos y os puedo asegurar que aunque no son muchas, son de calidad.
Y pensar que todo esto hace millones de años era un lecho marino y estamos pisando conchas.
Ante la mole de caliza de Peña Pedabejo,Marce vuelve a reflexionar y ahora ya se empieza a creer que las "montañas no se suben con las piernas, se suben con el corazón" y que como dice el proverbio tibetano,“Quien ha escuchado alguna vez la voz de las montañas, nunca la podrá olvidar”.
La montaña ha conseguido un nuevo amigo que ha de añadir a la fotografía una pasión más, y que ha aprendido que las montañas, las estrellas, el mar, los ríos le enseñaran cosas que no están en los libros.
Y yo que no quiero bajar, que este es mi sitio.


https://www.flickr.com/photos/marcefoto/