Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

Mi foto
Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la determinación, sabio ermitaño,leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

15/11/20

"EL MAR COMO PESEBRE"


 Miremos a ese niño que se cae de los brazos de su madre en medio de un naufragio y que muere ahogado en el mar ante la desesperación de la mujer que lo ha traído al mundo.

5/11/20

EL BOSQUE ARCOIRIS


 Mira, escucha:

En ese bosque incendiado nacen los colores del arcoíris...

...en ese bosque, en el abismo, moran las ninfas de los ríos...

...en él, crecen perlas rojas y  corales, que habitan en los mares.

No siempre el arcoíris está en el cielo.

23/10/20

CASTRO VALNERA


Mi maltrecha espalda y mis costillas necesitaban notar sobre ellas el peso de la mochila.

El Castro Valnera llevaba mucho tiempo esperándome.

Unos pocos kilómetros por carreteras con desniveles de vértigo, antes de entrar en un hayedo que me recibió vestido con sus mejores galas otoñales.

Costó salir del bosque, más,  hay que seguir caminando y antes de abandonar las sombras, me despedí de todos los árboles que ya cuento como amigos. 

Un cielo limpio, acoge un  sol que deslumbra la mirada, pero en el suelo encuentro su luz, reflejada en la nervada hoja del roble. 


Es el Castro Valnera una emblemática montaña que divide, pero no separa, dos comunidades.

Partimos de la  vertiente burgalesa saliendo de las cabañas  de El Bernacho.

En este collado hacemos un alto para reponer fuerzas mientras nos vigila desde sus 1495 metros de altitud el pico La Capía.

El camino, marcado y poco complejo...

...nos enseña donde nacen las fuentes...

...y nos sorprende con una fina capa de nieve.

Hemos llegado a la cima, 1718 metros sobre el nivel del mar Cantábrico, que se adivina, a lo lejos, y se confunde con el cielo, dejando atrás toda la gama de colores verdes que se puedan imaginar. 

Castro Valnera, Norte y Sur, Cantabria y Castilla, la cota más alta entre los Los Picos de Europa y el Pirineo navarro.

Las Merindades, los Valles Pasiegos, "portillos", ríos, (Miera, Trueba, Pandillo),  cabañas... 
 

...picos con sabor, ( Pico La Miel)...

... serpenteantes pendientes...

... que nos devuelven al valle de donde partimos y a las desoladas cabañas de El Bernacho.

Maduran  los frutos del otoño, pasan los minutos y caen las hojas de los árboles.

10/10/20

DESTINO


¿Qué nos trajo hasta aquí?.

¿Quién fue el culpable?.

¿Fue el destino?.

¿O fuimos nosotros eligiendo el camino equivocado?.


 

23/9/20

OTRA VEZ "EL TARDÍU"


Por fin!!! Por fin!!! No toda la melancolía es triste...o no todo en otoño es melancolía...

Ay que ganas tenía de que se fuera este sopor inmundo, este exceso en todos los sentidos.

 El otoño será amable con las vidas, regará los sueños, deshinchará vanidades.

 Y regalará sus cosechas, frutos, aromas y colores a todo el que las haya sembrado, o el que los quiera recoger.

 Tiempo de fiestas de otras formas y de otras gentes, a otro calor, el de los hogares".

Seguro que quién dejó ya hace tiempo éste comentario en una de las entradas de mi blog, ya no lo recuerda.

Todavía está despotricando contra los calores del verano.

6/9/20

VIAJE INTERIOR


 Serpenteando entre penumbras,

llegué a un lugar donde dormí,

bajo un manto de estrellas,

que dieron respuesta

a todas mis preguntas.