Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

Mi foto
Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la determinación, sabio ermitaño,leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

11/7/18

ABDALAH-VACACIONES EN PAZ

Apenas hace unos días que llegó y ya sé que este verano va a ser diferente.

Su timidez no impide que con cada gesto amable o de cariño hacia él, nos dedique una sonrisa permanente.

Si sincera es la sonrisa, no es menos creíble su limpia y chispeante mirada, que sale de unos ojos negros, con un fondo más puro y más blanco, (si es que se puede), que sus blancos dientes.

No ha venido  a aprender, si no a enseñarnos.

A enseñarnos a ser felices con lo que tenemos, a ser comedidos con el consumo, a no derrochar el agua, abriendo el grifo solo lo necesario.

Nos ha regalado un saco de arena del desierto, ¿qué otra cosa nos podía regalar?.

Obediente, educado, amable no lo puede ser más y recibe con agrado abrazos besos y carantoñas.

Apenas hace unos días que llegó y ya intuyo que vamos a llorar, cuando llegue el mes de septiembre y tenga que regresar al desierto, Abdalah.




25/6/18

ANCLADO

Creo que en más de una ocasión dije que hay fotografías que cuentan historias e incluso me atreví a contar lo que me sugirieron, a pesar de que no soy muy buen narrador.

Esta que traigo hoy a la cueva no es de ayer ni de antes de ayer pero ha envejecido muy bien en el baúl de los recuerdos.

Sabía que algo me tenía que contar pero por más que la abría y la miraba, siempre la volvía a cerrar.

Hasta que hace unos días volví a la Ría de San Martín y vi las cuadernas del barco que en la foto que  aparece atado....y entonces, una vez más, me volví a acordar del poeta del mar...

Como barco a doble ancla
vivo atado al litoral
para ver morir los días
entre la tierra y el mar.

Tarde clara del otoño
de un amarillo tenaz
y un sol tibio y macilento
como cirio funeral.

Es la angustiosa bonanza
que antecede al huracán,
es una calma de muerte,
es una quietud total,
es el silencio dormido
y que teme despertar
porque lleva en sus entrañas
la furia del vendaval.

Las olas vienen rendidas
 de distancia y soledad,
y se arrastran jadeantes
o asaltan el roquedal,
y van muriendo una a una
suspirando por la paz.

Como barco a doble ancla
vivo atado al litoral
para ver morir los días
entre la tierra y el mar.

¡Ay de las noches sin luna,
cuando en el vasto playal
ni tiene alientos la brisa
ni tiene pulsos la mar!

Jesús Cancio. Poeta del Mar.

La Cueva superó hace unos días las 400.000 visitas.

El tejón no quiere vivir anclado y seguirá soltando amarras, a pesar del temporal.



18/6/18

URRIELLU, EL PICU.

Hace muchos años, muchos, cuando el hombre aún no sentía la atracción que sobre él ejercen hoy las montañas, consideraba a estas como las verrugas de la tierra.
No entendía por qué fueron creadas y creía que en su interior habitaban monstruos, demonios y toda clase de seres malignos.
Ellas no han cambiado, afortunadamente lo hemos hecho nosotros, nos hemos acercado  y ellas nos han hecho ver lo insignificantes que somos a su lado.
Grandes aventureros, muchos perdiendo su vida han conseguido que muchos hoy sintamos verdadera fascinación por ellas.
Un poco de esa fascinación es la que quiero transmitir en la entrada.

¿Dónde, en qué lugar, si no es en las montañas puede ver uno alzarse las nubes, hasta encontrarse en el horizonte con el nivel del mar?.
¿Donde si no es en las montañas se puede pisar el verde más inmaculado al pasar?.
Fascinación la que produce la verticalidad de El Picu, tanto a los que vamos a ras del suelo como los que vuelan por el cielo.
Fascinante la pendiente,y fascinación la que se siente al desconocer, dónde nos lleva  la sima que se adivina por delante.
Bajamos impregnados de un aire especial, percibimos olores...
...sonidos, conscientes de que estamos sumergidos en un mundo muy especial...
...habitado por hombres que conocen bien las dificultades de vivir en estos pueblos...
...donde siempre encontramos las puertas abiertas.

Breve resumen de una magnífica jornada de senderismo por el Parque Nacional de Los Picos de Europa, sus picos, sus montañas, sus gentes y sus pueblos.

Sotres, Bulnes, Poncebos, la Vega de Urriellu, las Traviesas, la canal de Culiembro, Balcosin...buen día, el cuello quemado por el sol, el agua despeñándose por los torrentes, la piedra suelta, las croquetas de queso cabrales, las cervezas al final del camino, los amigos,  algún mal rato y todas las dificultades que encontramos superadas.

8/6/18

SÁLVATE, GAVIOTA

Sálvate, si puedes salvate, si tú te salvas todos estamos salvados,
 pero antes cuéntanos todo lo que has visto en los Océanos.

Sálvate y perdónanos por  llenar tus mares de plásticos,
si tú te salvas, todos estaremos salvados. 


Día Mundial de los Océanos.

26/5/18

TÚ QUE PUEDES, VUÉLVETE

Soñé que el río me hablaba 
Con voz de nieve cumbreña 
Y dulce, me recordaba 
Las cosas de mi querencia. 

Tú que puedes, vuélvete... 
Me dijo el río llorando. 
Los cerros que tanto quieres, 
-me dijo- 
Allá te están esperando. 

Es cosa triste ser río 
Quien pudiera ser laguna... 
Oír el silbo del junco 
Cuando lo besa la luna... 
Que cosas mas parecidas 
Son tu destino y el mío: 
Vivir cantando y penando 
Por esos largos caminos. 

Tú que puedes, vuélvete... 
Me dijo el río llorando. 
Los cerros que tanto quieres, 
-me dijo- 
Allá te están esperando. 

Tú que puedes, vuélvete... 
Tú que puedes, vuélvete..


Atahualpa Yupanqui- Tú que puedes Vuélvete.

23/5/18

TRISTE OCASO

Hoy tengo que escribir con lágrimas en los ojos, este ocaso que parece presagiar un amanecer dichoso, se ha llevado con él a un amigo.

Berto, ese mar que tanto quiero, aun lo querré más cuando piense que tus cenizas reposan en él.
"Los años pasan igual para tí...
la infancia parecía no tener fin
Antes querías ser grande y crecer...(uoohooh!)
y ahora pequeño te gustaría ser...

Y el niño aquel,
que tu eras antes...
se fue, no está
y aunque eres el mismo...
ya no es igual, pareces distinto
debes buscarlo lo vas a encontrar...
No! No! que el tiempo no te cambie...
No! No! que el tiempo no te cambie...
No! No! que el tiempo no te cambie... no!

Que bien sonaba Tequila en el cassette del R-5 en los 80, con aquellos trajes de pana queriendo bailar un Rock and roll en la plaza del pueblo.

Aquella chica si era para ti.

Pili, un abrazo.