Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

Mi foto
Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la determinación, sabio ermitaño,leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

9/11/19

EL MIEDO

El miedo nunca duerme, solo desaparecerá el día que estemos muertos.

Ellos lo saben, nos amenazan, nos atemorizan, quieren que vivamos con miedo.

Pero nosotros sabemos que su derrota y nuestra victoria llegará, si nos mantenemos despiertos.

Y vienen, claro y siguen viniendo, huyendo del hambre, del frío y del miedo.



Mañana votaré despierto para ahuyentar mis miedos.

4/11/19

BOSQUE DE MONTE HIJEDO

Volví a saciar mi sed de olores a humedad, a la hierba fresca y a las hojas secas.
Necesitaba escuchar la música del bosque...
... que el susurro de su voz...
... me narrara historias del otoño...
...para que dejen de tremolar, malos pensamientos en mi cabeza.

22/10/19

TRIBUTO AL TEIDE

Por unos días olvidé los olores de la hierba de mi húmeda tierra.

Viajé a un lugar donde sin salir de allí, se puede dar la vuelta al mundo.
Donde fui feliz subiendo cimas sacudiendo la pereza.
Acaricié la tierra con mis dedos, me froté los ojos para creer lo que estaba viendo y mis oídos, hasta en el más profundo silencio, escucharon la música que me traía el viento.
Vi gente intentando atrapar el sol.

Solo él y yo  sabemos  quien es nuestro dueño.
Él es quien alimenta las fuentes que riegan las flores...
...el que ilumina y guía nuestro camino...
...el que sabe de cielos, de mares y de islas...
...el que escucha nuestras penas...
...y el que  nuestras ramas riega.
 Me senté en la arena, me dejé llevar y las olas me trajeron el eco de su boca.

"Hay cosas que no necesitan palabras, hay palabras que no definen las vivencias, hay vivencias que son imposibles de definir, y se quedan apenas en la memoria".

Pinchad AQUÍ y escuchareis al dueño de la frase. 

5/10/19

EL SILENCIO-V

El silencio es grande pero siento, escucho  las raíces de los árboles y el susurro de sus hojas agitadas por el viento.
Respiro la humedad del musgo que nace de las piedras y veo la luz centelleante, posarse sobre la hierba.

Puente sobre el río Miera en Linto, y muy cerca el viejo molino.

18/9/19

VIENTO DE OTOÑO

¿Para qué esperar, si ya está aquí?.

¿O acaso no estáis ya recogiendo nueces, setas y avellanas?.

Pronto el sol dejará de sumergirse en las aguas saladas,

para buscar refugio y  esconderse tras las montañas.

Pero mejor que yo lo cuenta el poeta José Hierro.

"Otoño eufórico"

Hemos visto, ¡alegría!, dar el viento
gloria final a las hojas doradas.

Arder, fundirse el monte en llamaradas
crepusculares, trágico y sangriento.

Gira, asciende, enloquece, pensamiento.
Hoy da el otoño suelta a sus manadas.

¿No sientes a lo lejos sus pisadas?
Pasan, dejando el campo amarillento.

Por esto, por sentirnos todavía
música y viento y hojas, ¡alegría!
Por el dolor que nos tiene cautivos,
por la sangre que mana de la herida
¡alegría en el nombre de la vida!
Somos alegres porque estamos vivos.

7/9/19

MACIZO DE ANDARA...

...camino del Samelar.

Dejamos atrás el refugio del Casetón y hacemos cima en el Macondiu.

Da igual a la altura que estés, al mismo nivel que tu mirada siempre verás el mar.

Y te preguntarás:

¿Y el sol?. ¿Donde está el sol?.
En el suelo, porque al suelo, si no quieres tropezar, también tienes que mirar.

"Ubicada en las laderas soleadas de las montañas, esta planta busca al sol en altitudes mayores a los 800 metros. Espacios, donde los vientos que azotan los verdes prados contribuyen a la propagación de su semilla."

 La flor del sol o Carlina acanthifolia, es un cardo que crece en estado salvaje en los montes de nuestro entorno.


En este enlace conoceréis más sobre la belleza y las leyendas de este cardo que florece cada dos años y que gratamente nos sorprendió encontrar en el Macizo de Andara dado que es cada vez más  escaso en su hábitat natural y está protegido por encontrarse en peligro de extinción.