Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

27/4/17

SUBIDA AL PICO CANDINA

Esta ruta no es nueva, ya la he traído  otra vez a la cueva y sé que alguno, "allende los mares". se va a alegrar de ver la tierruca de sus orígenes.

Este año los senderos parecen heridos, arañazos causados por los incendios provocados el pasado otoño que poco a poco parece que se van cicatrizando.

Creo que habrá pocos lugares donde en una ruta de tan corto recorrido, unos nueve kilómetros, se pueda disfrutar tanto de la montaña como del mar.
La idea de hacer esta ruta una vez más era despejar un poco la mente y recuperar el estado de ánimo tras unos tristes días.

Para ello lié con mis artes de seducción (promesa incluida de llevar una suculenta tortilla) a mi hermano y a mi cuñado, que aunque en un principio dijeron que si un tanto entusiasmados, creo que por la noche rezaron para que amaneciera nublado y lloviendo.

Pero no se les arregló la cosa y el día amaneció con calor y un poco nublado.
La ruta como ya dije no es de gran dificultad pues apenas son 546 metros de altitud sobre el nivel del mar los que se han de superar.

 Por el camino te puedes encontrar con magníficos ejemplares de ancianas encinas que sorprende ver cómo se desarrollan entre la piedra caliza y que afortunadamente se libraron de las llamas, y vestigios de lo que fueron unas antiguas minas.
Llegados a este punto y a pesar de lo empinado de la cuesta aquí ya parecen un poco más animados mis compis, y posan gustosamente para la foto pues ni se imaginaban lo que se iban a encontrar.
El Mar Cantábrico calmado a sus pies, con unos acantilados que nada tienen que envidiar a los de otros países más al norte y adonde todo el mundo quiere ir desconociendo lo que tenemos al lado de casa.
Desde las alturas brillan las dunas de la Playa de La arena y emerge del agua la Punta de Sonabia, más conocida por "Punta de la Ballena".
Llegados a este punto, lo empinado de la cuesta hace alguno refunfuñe por lo bajini...
...pero va bien escoltado...
...y pronto verá que el esfuerzo será recompensado...
...con las maravillosas vistas que nos esperan en la cima.

El Monte Buciero, Santoña, Laredo, Liendo y la Playa de San Julián a nuestro pies.
La tortilla curó todos los males y mientras echamos la vista atrás para ver como nos observan "Los ojos del Diablo"escucho decir:

"Ya verémos como haces tu esto cuando tengas diez años más encima".

Lo dice mi hermano que está echo un chaval.

El otro, mi "cuñao", el de Caloca no dice ni "mu". Para él esto es como dar un paseo por el Sardinero.

Y sé de alguno que se va a enfadar por no haberle avisado.

18/4/17

MIRUELLOS UN AÑO MÁS

Estabais muy equivocados si pensasteis que este año no anidaban los miruellos en la cueva.

Aquí están y bien hermosos, ¡ahora!, la lata que me han "dao".

Horas he pasado en este "observatorio trípode" que monté debajo de la encina para ver los ires y venires de la pareja de miruellos adultos entrando y saliendo de entre los zarzales cada vez por un lugar distinto para no delatar donde habían hecho el nido.
Con bocados tan suculentos no es de extrañar que se críen tan hermosos.

Esta entrada se la dedico a Samuel, un mozuco de un año con el que me cruzo todos los días al cuidado de su abuela Tere.
Es decirle:

 ¿Donde están lo pajarines?

Y al momento eleva la mirada y señala con el deduco a los árboles.

Cuando le he enseñado las fotos en la cámara la expresión de su cara se ha transformado en un alegre emoticono y los ojos le hacían chiribitas.


14/4/17

LA PROCESIÓN

La suya no es una procesión triunfal.

Llueva o haga sol ha de hacerla todos los días.

Nadie jaleará su paso desde balcones engalanados.

1/4/17

SOMOS PERMEABLES

No somos tan impermeables, aunque lo intentemos.

Los sentimientos están ahí, afloran a poco que nos pellizquemos.

Solo es necesario bajar la guardia y aceptar los besos, los abrazos,

 las lágrimas y los apretones de manos más sinceros.

25/3/17

SE ACABÓ


Se acabó.
Quedó la casa vacía y fría.
En su interior todos los recuerdos y los nombres que olvidó.

Cuanto más viejos somos, más cerca tenemos el pasado.

19/3/17

VIVIR SIN RENCOR

Vivo sin resentimientos,asumiendo mis errores,..

...entre suspiros que rompen,en las noches el silencio...
...y recojo tempestades de los vientos que no siembro.

3/3/17

GLORIA FUERTES

"Empezamos a saber vivir,
un poco antes de morir.

¡Qué putada!

Cuánto nos vamos a acordar bajo tierra,
de las horas que perdimos sobre ella".

Gloria Fuertes García (Madrid 28 de Julio de 1917- 27 de Noviembre de 1998)

21/2/17

MÁS QUE MIL PALABRAS

"Una imagen vale más que mil palabras"

Todos quieren mecerse en esta cuna,
el sol, las estrellas y la luna.

Estas son las que a mi me sugiere la foto.

Poned las vuestras.

Mar de nubes desde el Pico Tresmares y el sol meciéndose  en los perfiles de Los Picos de Europa.

13/2/17

MALAS RAÍCES

...ojalá entre sus espinas nacieran delicadas rosas o hermosos y dulces frutos rojos, pero no, sus raíces están fecundadas por el odio y bajo la nieve no se esconde la primavera.

Y a mi que me gustaría que esas espinas fueran de escaramujo...  

2/2/17

LA CUADERNA DE UN GALEÓN

Bien pudo haber formado el viejo roble parte de la estructura o la  cuaderna de un antiguo galeón.

 Pero prefirió navegar en el río.

 Para acabar sus días rodeado de monedas de oro y telas de seda, no hace falta estar en la mar hundido.


24/1/17

¿SERÁN FELICES?

Un poco antes de que la humanidad existiera, se reunieron varios duendes, para hacer una travesura. Uno de ellos dijo:

- Debemos quitarles algo a los seres humanos, pero, ¿qué?

Después de mucho pensar, uno dijo:

- ¡Ya sé! Vamos a quitarles la felicidad. El problema es dónde esconderla para que no puedan encontrarla.

Propuso el primero:

- Vamos a esconderla en la cima del monte más alto del mundo.

- No, recuerda que tienen fuerza; alguno podría subir y encontrarla, y si la encuentra uno, ya todos sabrán dónde está -replicó otro.

Se escuchó una nueva propuesta:

- Entonces vamos a esconderla en el fondo del mar.

Otro señaló:

- No, no olvides que son curiosos, alguno podría construir un aparato para bajar, y entonces la encontrarán.

- Escondámosla en un planeta bien lejano de la Tierra -propuso otro.

- No -le dijeron. Recuerda que les dieron inteligencia, y un día alguno va a construir una nave para viajar a otros planetas y la va a descubrir, y entonces todos tendrán felicidad.

El duende más veterano, que había permanecido en silencio escuchando atentamente cada una de las propuestas, dijo:

- Creo saber dónde ponerla para que nunca la encuentren.

Todos voltearon asombrados y preguntaron al unísono:

- ¿Dónde?

- La esconderemos dentro de ellos mismos; estarán tan ocupados buscándola afuera que nunca la encontrarán.

Todos estuvieron de acuerdo, y desde entonces ha sido así: el hombre se pasa la vida buscando la felicidad sin saber que la lleva consigo.

No me pregunteis donde encontré este cuento. Hice a San Google la pregunta que da título a la entrada, apareció... y lo copié.
Cosa de duendes

11/1/17

LA VIJANERA II

  AQUÍ veréis la entrada que de La Vijanera hice el año 2012 y no me repito en dar más detalles de lo que significa y los orígenes ancestrales del primer carnaval del año.

Lo mismo que hace cinco años madrugamos para ir hasta Silió en una fría y helada mañana de Enero. 
No fuimos los primeros pues desde temprana hora ya había gente en primera fila y bien acomodados esperando a que comenzara el espectaculo.
No se que pasaría en la noche, la movida debió ser gorda, a Tramp le debió sentar mal el orujo y acabó al sereno, colgando de una farola.
Los protagonistas del carnaval también madrugaron para ir vistiendo los trajes más elegantes que podéis imaginar.
Con gran expectación y miles de personas esperando pacientemente, empiezan a aparecer por los bosques los más de ciento setenta actores del carnaval.
 Es el árbol uno de los disfraces más vistoso y llamativo y más difícil de fotografiar.
 Esta vez lo conseguí cuando apenas había empezado a caminar por el bosque confundiéndose con los robles, los castaños y los abedules.   
Guapisimos los Zarramacos con sus pieles, sus campanos y sus gorros con cascabeles. 
Trapajones de todo tipo vestidos con trajes confeccionados con elementos naturales, hojas de laurel...
...hojas de maíz y erizos de las castañas...
...y el "mugosu" cubierto de musgo y de hiedra, uno de los disfraces más axfisiante y agotador junto a el Ojáncano y la Ojáncana representan a la mitología cántabra. 
 El oso que es el protagonista principal que termina preso, agotado y molido a palos.
Aunque represente al mal  hay cosas que me asustan más.
Y por las calles del pueblo, haciendo reír a todo el mundo con sus coplas y su buen humor un montón de personajes representando numerosos oficios como el afilador, los guardias civiles, los marineritos, el sacamuelas, la preñá, todos ellos realizando distintas funciones sociales, escenificando y parodiando  los sucesos más comentados del año pasado.
Otro de los personajes cada año más fotografiado es este veterano Zarramaco que junto a la Giraldona refleja ya el cansancio en su rostro.

 Os dejo alguna de las coplas que se escucharon.

Para acoger refugiados
Europa diz que "no hay perras"
mientras gastan los millones
en bombardear sus tierras.

Corriendo tras los balones
van esquivando listas
y en realidad son ladrones
vestidos de futbolistas.

Pa promocionar Cantabria
en el año lebaniego
traeremos a Enrique Iglesias
a cantar al sardinero.

De Reinosa a Torrelavega
ya no hay donde trabajar
o te agarras fuerte a un ERE
o te aguantas sin cobrar.

Todavía resuenan en mis oídos los campanos.

VIVA  LA VIJANERA Y VIVA SILIÓ.

4/1/17

MAZCUERRAS

Esta entrada que hago hoy es la primera de este año recién comenzado.
 Me encontraba yo un poco espeso, vago, como amodorrado, sin ideas y con tentaciones de dar pausa durante una temporada al blog.
Las comidas y cenas sin medida de estas fechas causan mella y una tarde fría decidimos salir a dar una vuelta para mover un poco la barriga.
Sin rumbo fijo tomamos dirección al Valle de Cabuérniga y al pasar por Mazcuerras, (un bello pueblo de Cantabria de esos que siempre  dejas a un lado ) nos sorprenden una fotos pegadas a las viejas casonas de piedra.
 Mazcuerras es el pueblo natal de la escritora Concha Espina y fue el lugar donde pasó también los últimos años de su vida la escritora leonesa, mi admirada Josefina Aldecoa.
Este pueblo es muy conocido por unos viveros de plantas de larga tradición familiar que han ido creciendo desde su fundación en el año de 1894.

Pocos jardines y huertas habrá en Cantabria que no tengan alguna planta o algún árbol de los Viveros Escalante de Mazcuerras.
Cuenta Mazcuerras con una gran actividad cultural durante los veranos.

 Gracias a sus asociaciones de vecinos y de mujeres, ayudados por la Junta Vecinal sus calles se han convertido en un museo permanente donde se pueden ver esculturas de distintos autores y materiales.
Destacable es la labor de José Antonio Andrés Vera, el "médico escultor" y a quién todos los vecinos conocen bien pues es su médico y el autor de alguna de las esculturas que se exponen.
De él fue también la idea de pedir a sus vecinos fotografías antiguas que tuvieran en sus casas y él se encargó de exponerlas, una vez silueteadas en los muros y en las calles a los que estuvieron vinculados dichas personas
Treinta y seis fotografías, algunas con más de cien años de antigüedad que parece que han devuelto a la vida a sus protagonistas y que han vuelto a pasear por estas calles.
El orondo cura sigue velando por la salud espiritual de sus feligreses...
...la bella panderetera parece soñar con un novio o una pandereta nueva...
Familias modestas...
...y gente de abolengo.
Me gustó tanto la exposición que no he podido resistir la tentación de enseñaros alguna de las fotos que saqué.
Todas y cada una de ellas sugieren historias y momentos de un pasado no tan lejano.
Si os ha gustado la entrada me alegraré, y desde aquí os animo a visitar Mazcuerras y pasear sus calles si alguna vez tenéis ocasión de hacerlo.
Un pueblo con mucho arte.