Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

1/9/17

RELATO DE UNA RUTA QUE NO FUE

Mila se quedó mucho más tranquila cuando leyó el "guasap" donde le decía que debido al fuerte viento y al aviso de tormentas  no funcionaba el teleférico y por tanto no se podía subir a la estación superior del cable, para desde allí acercarnos al Llambrión, (la segunda cumbre más alta de Los Picos de Europa), con la intención de posar las botas sobre su cima.
Verás como le sacas partido a la ruta alternativa, me dijo Mila.

Y acertó.

Sin darle  más vueltas y sin pensarlo mucho nos introducimos en una de las muchas reliquias que esconde la comarca lebaniega aparte de las de Santo Toribio.

Uno de los pocos bosques atlánticos que quedan en la Península Ibérica intercalado entre prados y montañas, con toda su extensa  flora y fauna al que intentamos dar más variedad de colores.
Las recientes lluvias tras un largo periodo de sequía logran que comiencen a brotar entre el intenso verde del musgo las setas y los hongos. 
Los frutos de la zarza, los brezos y arbustos proporcionan alimento y refugio a numerosas aves.
El hombre es un poema tejido con la niebla del amanecer, con el color de las flores, con el canto de los pájaros, con el aullido del lobo o el rugido del león. El hombre se acabará cuando se acabe el equilibrio vital del planeta que lo soporta. El hombre debe amar y respetar la tierra como ama y respeta a su propia madre“.

Así pensaba el amigo Félix y hago mío su pensamiento.
El frondoso y umbrío hayedo abre ventanas a nuestro paso para dejarnos ver las montañas que hoy no podemos subir.
Sin un elevado nivel de precipitaciones la existencia de estos bosques no sería posible y son los propios árboles los  que crean las nubes que regarán sus raíces.
El mundo es espantoso para el ciudadano medio que vive en colmenas, urbes monótonas y horrísonas, calles sucias recibiendo cultura como píldoras y mensajes que no se ha demostrado que sean perfectos. Nuestra era se recordará en un futuro feliz, si es que se llega, con verdadero terror. El hombre tiene necesidad de libertad, del campo, del cielo, de tiempo para no hacer cosas…. y aprender a imaginar."

Hago mío también este lamento de Félix Rodríguez de la Fuente.

Cuando sintáis la  necesidad de ser libres, abandonad la monotonía de las calles asfaltadas, introduciros en un bosque y dejad que os mojen las nubes con forma de ubre.

El Llambrión se quedó esperándonos.

37 comentarios:

  1. Un reportaje impresionante, como te envidio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Luis.
      En otoño un tramo corto de este GR se puede hacer bien y es una maravilla.

      Eliminar
  2. Magistral como siempre compañero, se queda uno impresionado al contemplar tanta belleza. Tú no necesitas teleférico
    "pájaro" se ve que estás en una forma extraordinaria.

    Abrazo Jesús Ángel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, este pájaro sin alas no vuela.
      Un abrazo, Rafa.

      Eliminar
  3. Vaya maravilla esos bosques cerrados, con lenguas de nubes lamiendo las laderas y nubes amenazadoras... Los días grises son fotogénicos a más no poder. Y los picos siempre esperan, lo importante es saber buscar la alternativa buena.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es bueno tener opciones en la vida. lo difícil es acertar con la que se elige.
      Un saludo,Oscar.

      Eliminar
  4. El bello Llambrión esperará, no lo dudes:)
    La alternativa es pura magia. las fotos son Impresionantes!!, tejón; quién pudiera perderse ahora en esos bosques, sentirse libre, dejarse llevar por lo más auténtico que llevamos dentro, lo que somos...eso me enseñaron y me enseñan cada día las montañas, lo que soy.
    Un abrazo muy grande;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo que ya me veía en la cima y llevaba días soñandolo.
      ¿Que te voy a decir de nuestras montañas que no sepas?.
      Un abrazo,Moni.

      Eliminar
  5. La alternativa es de enorme belleza paisajista . Me encantan las últimas , con esas nubes que amenazan lluvia y que envuelven a las montañas en forma de envolvente abrazo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final disfrutamos del día,Antonia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. ¡Qué hermoso paisaje y que gusto verlo asi, embellecido por la lluvia! Cuánto hemos echado de menos la lluvia por aquí abajo.
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si el otoño trae las ansiadas lluvias y mitigan el paisaje, amigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Siempre es bueno tener una ruta alternativa aunque en Liebana se la encuentra con facilidad y la que encontrasteis fue especial, como dices el Llambrión sigue allí y otro día sera.
    Las citas de Félix son magnificas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será por rutas en Liébana,Tomás.
      Otro día será.
      Un saludo.

      Eliminar
  8. Otra vez será, pero cualquier ruta que se haga por tu tierra no deja de tener su encanto y atractivo .
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Habrá que volver por Liébana en otoño.
      Saludos,Pini.

      Eliminar
  9. Jesus tu el asfalto, corres peligro, jaaaaaaaaaaa
    Maravilloso lo que veo
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El asfalto recalienta mucho los pies,paisanuca.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. La vida es asi, a veces nos sorprende con caminos no previstos para llevarnos a lugares increibles... A disfrutarlos!!!

    ResponderEliminar
  11. Sigo tu recomendación, cuando me agobio busco la montaña, los bosques, el murmullo del aire y los cantos de los pájaros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hay rutas alternativas que resultan ser todo un asierto. Y esta es todo un triunfo

    :) Besos

    ResponderEliminar
  13. No hay mal que por bien no venga, alguna ruta he tenido que dejar por tormenta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que saber renunciar a tiempo, Rubén, aunque a veces es difícil.

      Eliminar
  14. Un paseo maravilloso por un bosque atlántico espectacular... Para perderse y encontrarse.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú lo habrías fotografiado mejor.
      Un saludo.

      Eliminar
  15. Um encanto precioso esse passeio por sua terra... que bonita rota! Quanta beleza natural!...
    "El hombre debe amar y respetar la tierra como ama y respeta a su propia madre“. Muita acertada essas palavras de Félix.
    Um beijo, amigo querido

    ResponderEliminar
  16. No creo que se mueva mucho. El llambrión, digo. Y que bonita alternativa, es lo que tiene mi casa, oye, que todas las habitaciones son preciosas.

    Me gusta mucho la humildad con la que aceptas que Mila siempre tiene razón :D

    Muy buenas fotos, mucha alegría de saludaros de nuevo, amigos.

    Un beso. Otro para Mila

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mila me sabe llevar, aunque a veces me resisto...
      Un beso y muy contento con tu vuelta.

      Eliminar
  17. Magnífica la ruta alternativa. A través de la belleza de tus fotografías, me he podido colar a tu lado. También yo hago mías las palabras de Felix Rodriguez de la Fuente, un hombre sabio.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que me acompañes, Maripaz.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. No sería la ruta pensada, pero la que hicisteis es una maravilla, vaya paisaje...
    Las palabras de Felix R. de la Fuente son extraordinarias y sé de sobra que tú las ejercitas. No hay nada más que ver tus fotos.
    Besicos, amigo.

    ResponderEliminar
  19. Witam..., ciekawy post, ładne krajobrazy, pozdrawiam:))

    ResponderEliminar