Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

27/12/11

TIBIO SOL DE INVIERNO

Por el tibio sol de invierno se dejan acariciar los montes y las piedras del viejo pueblo.

Un tibio sol de invierno seca las panojas y las cebollas que cuelgan de los balcones, a salvo de los ratones.

Se estira la flor buscando los rayos del sol, antes de que se oculten detrás de una nube de algodón.

Las fotos están sacadas en Carmona, (Cantábria), el pueblo de los albarqueros.

¿Te atreves a contarnos algo más?

20/12/11

UN AÑO MÁS.....

....que no estará, son casi doce ya, él, que cumplía los años la nochebuena nos dejó y desde entonces ya no es lo mismo la Navidad.
Y sin embargo el banco de los recuerdos sigue lleno, y los aparejos y demás artes que él usaba para ir a pescar acumulan años y polvo en el desván, como si estuvieran en un museo donde nadie quiere entrar a limpiar.

15/12/11

ATRAQUES , ATRACOS Y DESPILFARROS

Hay días que sin saber por que se le tuercen a uno cuando menos se lo espera. Hoy tenía yo un día normal pero todo ha sido llegar a casa y al quererme poner al día con los blogosfera y mirar unas fotos en los archivos me he trastornado.

¿ Acaso no parece que el Monte Buciero mira asustado a esos bloques, toneladas y toneladas de hormigón que avanzan desde Laredo y parece que quieren invadir Santoña cercando y estrechando el paso a su bahía?.
En otras comunidades tienen aeropuertos sin aviones, estaciones del AVE donde no paran los trenes pero en Cantabria tenemos un puerto en Laredo con las siguientes características:

-Presupuesto inicial, 29.140.000 Euros.

-Capacidad,1095 embarcaciones de lujo y recreo.

- 240 plazas de aparcamiento y zona portuaria.

- 113.000 metros cuadrados de zona deportiva.

- 79.000 metros de zona pesquera.

Se advirtió con tiempo de los inconvenientes que una obra de esta envergadura podía acarrear, a saber:

-Afectación a la playa de la Salvé como elemento geomorfológico.

-Alteración de la calidad de las aguas del puerto y de la playa de la Salvé.

-Afectación a las comunidades planctónicas y bentónicas del submareal.

- Afectación a la avifauna nidificante del acantilado.

-Afectación al paisaje: intrusión visual de la línea de costa y cambio de la calidad estética. No se plantean medidas correctoras en este sentido.

- Molestias por el incremento de tráfico.

- Relación puerto-ciudad.

- Contaminación acústica


Nada de esto se tuvo en cuenta. ¿Y que es lo que tenemos en la realidad?
Pues un espigón que eso si hay que reconocer da gusto pasear, y un desfase presupuestario pues el puerto que fue inaugurado a bombo y platillo en el mes de Mayo en plena campaña electoral tuvo coste final de 77,2 millones de Euros que ahora no se sabe como se van a pagar, y tampoco se sabe de donde vendrán los barcos a este puerto a atracar.

Los cormoranes en el acantilado tampoco son conscientes del peligro que se cierne sobre ellos si se les ocurre volar hasta la vecina Asturias.
Aquí cuentan muy bien lo que les puede pasar.
Y aquí los resultados de los que nadie, ni técnicos, ni ingenieros, ni políticos quieren ahora hacerse responsables, despreciaron informes de impacto medioambiental, se burlaron de los grupos ecologistas y no quisieron escuchar a los más ancianos del lugar.
Si se achucha al mar las arenas a algún sitio han de ir a parar, y como están en su derecho del paseo marítimo se han vuelto a adueñar.

9/12/11

RÍO PISUEÑA

Es posible que alguien haya echado en falta mis entradas habituales del blog de marchas y senderísmo y no es porque lo haya abandonado puesto que guardo algunas en mi archivo y como creo que ya va tocando hoy quiero que me acompañéis en la última que he hecho el pasado martes por uno de los más bellos rincones de Cantábria; el nacimiento del río Pisueña.
Toda la noche lloviendo y oyendo golpear el agua en los cristales me hace presagiar que igual el día no es el más apropiado para ir a caminar pero no emperezo y cuando llego al pequeño pueblo de Pisueña que toma el nombre del río que nace en lo más alto de sus montes, el agua ha cesado y aparecen entre las nubes tímidos rayos de sol. Los guias deciden comenzar la ruta y enseguida nos metemos en un territorio mágico donde el verde de los prados y el color que lucen los árboles de hoja caduca en este otoño tardío recompensan el madrugón.
Todo el camino está salpicado de las casas y cabañas típicas del territorio pasiego, algunas en bastante buen estado y otras semi derruidas. Se cuentan entre ocho mil y diez mil las construcciones de este tipo que hay diseminadas por estos Valles Pasiegos.
La vaca pasiega ha ido cediendo el terreno a las ovejas y ahora son estas las que pastan pacíficamente en las verdes laderas.
Los Picones de Sopeña que se ven al fondo de la foto cubiertos de nubes son el origen de multitud de arroyos y riachuelos que van confluyendo sus aguas para formar un río bastante caudaloso a pesar de su corto recorrido hasta que arroja sus aguas a su hermano mayor el río Pas.
Ríos que bajan como torbellinos, y que con su rumor parece que quieren contarnos historias discurriendo entre piedras que se resisten a ser desgastadas pero que a fuerza de dejarse llevar y dar vueltas se tornan redondas y acaban siendo el cierre de fincas y rediles para los rebaños.
Corre, salta el agua, se remansa y vuelve a tomar veloz carrera en busca del llano.
El abandono paulatino de la ganadería hace que el bosque vaya ganando terreno a lo que durante años han sido fértiles pastos, y se comienzan a ver pequeños grupos de abedules además de los más comunes, avellanos, robles, fresnos y castaños.
Al otro lado de esta cumbre está la garma donde nace el río pero no hemos podido llegar más allá...
....las aguas han invadido los caminos y se hace cada vez más difícil franquearlos, deciden los guías dar por terminada la ruta y damos la vuelta pero no me queda ninguna frustración pues el recorrido es precioso y ahora que ya lo conozco volveré pronto para llegar hasta el final.

5/12/11

MAR Y CIELOS

Mujer, quítame esta placa
ya no puedo usarla más,
se hace tarde, está demasiado oscuro para mi
me siento como llamando a las puertas del cielo.
Llamando,llamando,
llamando a las puertas del cielo,
llamando, llamando,
llamando a las puertas del cielo.
Mujer, entierra mis armas,
ya no puedo dispararlas más,
esa gran nube gris se acerca,
me siento como llamando a las puertas del cielo.

1/12/11

VIEJOS PUENTES DE PIEDRA

Hay un legado cultural, escondido entre los bosques.
Esos viejos puentes de apretadas piedras bajo cuyos arcos pasan las más cristalinas aguas que van a parar al mar,
han sido en ocasiones cobijo de mendigos y de amantes,
han unido pueblos y orillas,
han resistido el azote de vientos y tormentas,
han sido testigos mudos del paso de rebaños,
de gentes, de picaros y de caballeros,
siguen hoy después de cientos de años en su soledad,
transmitiendo una calma solo interrumpida por el murmullo del agua.

28/11/11

EL CAMBIO CLIMÁTICO

Esta fotografía deja bien claro a quienes todavía muestran dudas sobre la veracidad del cambio climático, que es evidente el calentamiento global a la vista de como se ha ido reduciendo la tela necesaria para combatir el frío, y consecuencia de ello es también el incremento del paro y los EREs ( Expedientes de Regulación del Empleo) en el sector textil.

24/11/11

FRAGILIDAD


Mañana ya la sangre no estará
Al caer la lluvia se la llevara
Acero y piel combinación tan cruel
Pero algo en nuestras mentes quedara

Un acto así terminara
Con una vida y nada mas
Nada se logra con violencia
Ni se lograra
Aquellos que han nacido en un mundo así
No olviden su fragilidad

Lloras tu y lloro yo
Y el cielo también, y el cielo también
Lloras tu y lloro yo
Que fragilidad, que fragilidad.

Sting, escucharlo aquí.

19/11/11

MAR DE FONDO

Estoy reflexionando y pienso: A partir de mañana,
¿se despejarán los cielos y lo veremos todo más azul?.

Este pensamiento me lleva a los versos de Jesús Cancio.

MAR DE FONDO

¡Maldita mar de fondo;
maldita mar, que sabes
a futuras galernas
o a muertas tempestades:
el nervioso rumor de tus espumas,
tu sonoro vaivén, hiela mi sangre.


LATIDOS DEL ALMA

¿Te acuerdas de aquel día que enterramos
la primera ilusión?
Viendo que tú llorabas sin consuelo,
desesperado y loco, lloré yo.
El palpitante fuego de tus ojos
tu llanto traspasó,
y en mis rabiosas lágrimas ardía
como en las aguas de la mar el sol.

15/11/11

PAISAJE VEGETAL

¿Donde Viven?
Entre grietas y rocas,
agarrándose a la vida,
aprovechando cada gota.

11/11/11

LOS PICOS Y EL MAR

Hace millones de años emergieron del mar,
las olas siguen saltando queriéndolos abrazar.

7/11/11

EL SECRETO MEJOR GUARDADO

Lo autentico, donde nada cambia, aquí todo permanece igual que hace cientos de años, una geografía dura que ha labrado el carácter de los pasiegos, en armonía con la naturaleza.
Aquí la historia no se guarda en archivos, está escrita en las piedras, en la madera y en las arrugas de la frente de Sebio.
Sale Sebio por la puerta de la casa y en sus encallecidas manos lleva un caldero de zinc con pienso para el ternero, en la cabeza lleva calada una boina y calza en sus pies unos chanclos de goma.

"Mi padre si viviera tendría hoy ciento quince años, cuando él nació la casa ya estaba aquí y antes que él ya habían nacido aquí sus abuelos y bisabuelos, echando por lo bajo la casa tiene trescientos años.
Murió muy joven mi padre, quedó mi madre sola con doce hijos y trabajó duro "pa" sacarnos a todos alante, ninguno salimos descarriado.
Veinticuatro vacas cabían en la cuadra y con ellas hacíamos hasta los pastos más altos la muda todos los veranos, en el invierno, guardadas en la cuadra eran la calefacción de la casa.
Leche, huevos patatas y borona nunca faltaron.
La semana pasada vendí en la feria en Torrelavega una vaca de leche y me dieron por ella cincuenta mil duros, pero esto hoy ya no lo quiere nadie, marcharon todos, unos a Renedo, otros a Sarón, pero no se si no tendrán que volver, que los trabajos se han puesto muy mal y los bancos están quedando con los pisos"...

Allí se quedó Sebio, escuchando el silencio interrumpido por el agua del río.


3/11/11

LA OJERADA

Me preguntaba hace unos días mi paisano Fermín, si aún me quedaban en Cantabria lugares por descubrir.
La respuesta está aquí, en este acantilado muy cerca del Faro del Cabo de Ajo.

La gente del pueblo lo llama "la ojerada" aunque hay quien lo llama "las gafas del mar" y es una magnifica ventana por donde asomarse al Cantábrico.
Si no estás advertido te puedes llevar un buen susto pues en los días de temporal, cuando la mar se enfada sale bramando con la fuerza de un volcán por entre las agrietadas rocas del acantilado, lanzando con fuerza convertida en espuma el agua salada.

Es un lugar muy frecuentado por los aficionados a la pesca con cañas y por rebaños de ovejas que mansamente pacen a la orilla del mar y que usan como redil en las noches la cueva de "la ojerada".

28/10/11

ESCLAVOS DEL TIEMPO

Esclavos del tiempo y de las agujas del reloj.
Nunca tenemos tiempo, siempre deprisa, siempre corriendo,
Seremos puntuales, cuando llegue el momento, y el
seguirá marcando siglos, años, meses, días, horas y minutos,
soportando lluvias y vientos.

24/10/11

OTROS CAMINOS








Salio el tejón de su cueva, antes de que llegara el invierno
pues le habían dicho que siguiendo los rayos del sol,
existían caminos viejos y mares nuevos,
árboles milenarios
y rescatados del olvido, hermosos pueblos.
Piedras que parecen de plata
aguas como espejos y flores de un rojo tan intenso,
como el corazón y la sangre de amigos nuevos.

18/10/11

EN LA CASA DE LA ABUELA

En la casa de la abuela, pasan lentas las horas y hasta los relojes parece que se están quedando sin pilas.

En la casa de la abuela, ha entrado la rutina y parecen iguales todos los días.

En la casa de la abuela, se repiten cada día interrogantes y preguntas.

-"Niño, (para la abuela sus hijos siempre seremos niños), ¿por qué se me olvida donde guarde ayer las zapatillas?. ¿Por qué se me olvidó como encender la lavadora?, y no se me olvida como se trenzan las cebollas".

La rutina se ha adueñado de la casa de la abuela, y de la rutina parece huir cuando sale a caminar con paso firme, a sus 87 años, todos los días.