Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

28/10/11

ESCLAVOS DEL TIEMPO

Esclavos del tiempo y de las agujas del reloj.
Nunca tenemos tiempo, siempre deprisa, siempre corriendo,
Seremos puntuales, cuando llegue el momento, y el
seguirá marcando siglos, años, meses, días, horas y minutos,
soportando lluvias y vientos.

41 comentarios:

  1. Increible!!!

    Cuando nuestro tiempo se agote él seguirá ahi como si nada, El ingeniero fue bueno en su trabajo eh!!!

    Preciosa foto, besos :)

    ResponderEliminar
  2. Una entrada muy apropiada ya que próximamente se aproxima el cambio de hora.

    Saludos.
    http://ventanadefoto.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Este reloj de sol es el que menos se cansa, ni pilas, ni engrase, el quedará marcando las horas, para los restos y después de nuestros restos.
    Deseo que sigas bien

    ResponderEliminar
  4. Es cierto, siempre con prisas, no tenemos tiempo, no llegamos a tiempo, perdemos el tiempo... y para qué tanto preocuparse?
    El tiempo pasa a su ritmo y hay que esperarlo con tranquilidad.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Hombre yo soy la excepción pues me siento millonario no por lo que tengo,y si porque dispongo de todo el tiempo que deseo y procuro gastarlo poquito a poquito y muy despacito.

    El reloj lo he guardado para que me diga que soy un poco abandonado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Leí por ahí que el hombre había inventado el reloj para controlar el tiempo pero que una vez inventado fue el tiempo el que empezó a controlarle a él :)

    Un besazo, Tejón

    ResponderEliminar
  7. Parece mentira que a ese reloj de sol le hayan mirado tantas generaciones de hombres y que ahora, a pesar de su buen e impecable funcionamiento, de su experiencia de siglos, le hayan sustituido por efímeros relojes de pulsera, por esos jovenzuelos llamados "teléfonos móviles". Él es resistente y preciso. Nunca se equivoca. Y ahí sigue señalando las horas, aunque casi nadie repare en él.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Como suele decirse; "el tiempo pasa pero vuelve y nosotros nos pasamos y no volvemos"
    Un abrazo desde Reinosa Tejon.

    ResponderEliminar
  9. Es más optimista este reloj, donde la sobra se mueve despacio, y el tiempo parece durar más, no como en los relojes de pulsera, donde el segundero corre como un loco, haciéndonos correr a nosotros.

    ResponderEliminar
  10. Ingenieros los de antes, Nieves, lo dejaron todo inventado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Horario de invierno, Ventana de foto, Mañana a las seis de noche.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Como para llevarlo puesto en la muñeca,jejeje
    Saludos.Anna y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  13. Valverde, un tio mio dice que para llegar pronto ya es tarde y para llegar tarde nos que mucho tiempo todavía.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Amigo Jose, tu si que sabes aprovechar el tiempo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Alma, Rafael Amor en una de sus canciones dice que "en un segundo se hace un amo, basta un esclavo mudo".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. CarmenBejar, en mi pueblo hay varios relojes de sol, un vecino propuso al Ayuntamiento hacerles un lavado de cara y han quedado muy majos, eso si, no ha hecho falta cambiarles ninguna pieza.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Yo hace tiempo que dejé el reloj en el cajón de la mesilla, Rubén, ahora mismo debe estar sin pila.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. SOMOS LA ARENA,DEL RELOG QUE SIEMPRE DA VUELTAS....
    SALUDOS CAMPEROS!

    ResponderEliminar
  19. ¡Ostras! Al principio creía que era de por aquí: tenemos alguno practicamente igual.
    Yo abandoné el reloj hace ya unos cuantos años... pero me temo que sigo igual de esclavo que antes.
    Abrazos, Tejón

    ResponderEliminar
  20. Con reloj o sin reloj, nuestros momentos están marcados por el tempo. Ay¡, cuan crueles y afiladas parecen la agujas que labran círculos tras círculos, viendo pasar las vidads.Un abrazo Tejón.

    ResponderEliminar
  21. Para mí es una pena que el tiempo se mida en minutos y horas yo prefiero medirlo en momentos, uno detrás de otro pero siempre disfrutando de este...
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Leo la cabecera de tu blog y me fascina...lo mejor es que tus hijas te hayan animado a hacer un blog, de lo contrario no estaría aquí pasando un buen rato.
    Tienes un ojo fotográfico que muchos ya quisieran...
    Me ha encantado!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. En un reloj de arena, aunque no lo parezca, también pasa el tiempo, Campero.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Tenemos unos cuantos en el pueblo, Xibeliuss, y recien arreglados.
    A ver si en Enero te suelta un poco el tiempo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Ciertamente, Marce, no podemos hacer nada aunque intentemos luchar contra el tiempo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Ese es un buen principio para ser felices, vivir intensamente los buenos momentos.
    Un saludo, Flores.

    ResponderEliminar
  27. Gracias,Remei, por los elogios. Hay quien me dice que debo quitar esa leyenda de la cabecera, no se que hacer.
    Un abrazo y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  28. nota al margen: "espallar" a los cuatro vientos la frase de mi tocayo A.Nervo que subtitula la cabecera, ya justificaría un blog.
    Pero detrás y debajo de la portada este blog mantiene ese nivel, ese espìritu, esa paz. Para terminar este día no pude encontrar mejor recuncho.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Magnifica entrada y una gran verdad. Siempre estaremos a merced de sus agujas, que nos dirigen silenciosas nuestra vida. Quien se atrevera a hacerle frente...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  30. No es que no tengamos tiempo es que no lo valoramos.

    ResponderEliminar
  31. Hola Tejon.
    Me encanta la frase de Alma...buenooo y el reloj y la foto tambiennn.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Gracias por la visita,Amado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Mansolea, resistirse al paso del tiempo es una lucha desigual y siempre saldremos perdiendo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  34. A veces igual ni lo valoramos ni sabemos disfrutar los buenos tiempos, Logio.
    Salud.

    ResponderEliminar
  35. Alma siempre tan acertada,fosi.
    Un abrazo y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  36. Cuando se puso este reloj, Luis XVI estaba en capilla, tres años más tarde de-capitado y Napoleón haciendo la mili, ni se imaginaba entonces que un día vendría por España dando un paseo con la escolta de todo un ejército. El reloj seguía ahí de testigo esperando la caricia del sol.

    ResponderEliminar
  37. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  38. Y quien sabe si algún gabacho no anduvo de ronda debajo de ese reloj.

    ResponderEliminar