Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

6/10/14

SUBIDA A LOS PICOS DE VALDECORO

La ruta que os traigo hoy la hice el pasado domingo siete de septiembre y desde entonces estoy dándole vueltas a la cabeza para ver como contarla pues en cada ruta que hago, son tantas las sensaciones, tantas veces repetidas, tanto lo que disfruto, aunque se sufra, que ya no sé que calificativos usar para tratar de transmitir en lo que escribo todo lo que siento.
Olvidemonos del teleférico y de subir en la cabina que es utilizada por miles de turistas para subir a uno de los destinos más turísticos y atractivos de Los Picos de Europa, porque lo vamos a hacer por donde hay que hacerlo.
Por senderos, trochas,y caminos trazados por los mineros, los pastores, el ganado y los rebecos que son los auténticos dueños de estas montañas.
La ascensión desde la base del circo Fuente Dé parece inverosímil, cuesta creer visto desde abajo que se puedan salvar esa murallas.
Hemos dejado atrás la famosa subida de "Los Tornos de Liordes, para tomar la senda del Hachero que nos llevará, pegados a las paredes rocosas en un empinado y permanente ascenso, hasta el Collado de Valdecoro.
El día es caluroso y para la tarde hay aviso de tormentas, las nubes, unas veces blancas y otras oscuras, nos acompañan evolucionando sobre nosotros y nos prestan su sombra, en estas laderas no hay árboles ni vegetación espesa como la que se ve en la cara de enfrente.
Ya hemos llegado al collado, la subida ha sido dura pero constante y en apenas dos horas hemos salvado  setecientos metros de desnivel, desde aquí las vistas ya son de impresión...
... aquí es donde empiezan las sensaciones que contaba al principio, estamos a 1780 metros de altitud, enfrente, Peña Remoña,(2229), La Padiorna,(2319), al fondo Torre de Salinas,(2446)...
...y girando un poco la cabeza, Peña Vieja, (2619) la cima más alta de Los Picos en la parte cántabra.
Todo un espectaculo, ¿se puede pedir más?, verdes, grises, ocres, azules, no hay paleta de pintor que lo iguale.
Difícil de explicar, ¿verdad?.
 Los Picos de Valdecoro, y digo picos porque en realidad es una cresta con dos cimas distintas  aunque de poca diferencia, la de El Joracao de 1837 metros y la propiamente conocida como Pico Valdecoro de 1816.
El descenso es vertiginoso...
...las nubes siguen amenazando y un tanto precipitadamente damos cuenta de las viandas...
...para rápidamente seguir bajando.
 Cuando vuelvo la vista atrás y veo la cima del pico asomando por ente los árboles, me parece imposible que haya estado subido en aquella pirámide.
La tormenta llegó y el primer chaparrón lo capeamos dentro de un precioso bosque de avellanos, robles, hayas, espinos y castaños...
...ideal para hacer y disfrutar cuando lleguen los colores del otoño.
No hubo tiempo para más fotos, tuve que guardar la cámara para protegerla de la lluvia y ya había pasado la tormenta y atardecía cuando saqué esta última.
La siguiente ruta  ya está hecha, fue por tierras asturianas. Dadme tiempo para prepararla, que todavía me duele la espalda.

29 comentarios:

  1. Ruta espectacular donde las haya. Saludos desde Castro-Urdiales.

    ResponderEliminar
  2. Maravillosa ruta en la que la belleza de los paisajes se van sucediendo...debe ser muy emocionante vivir estas experiencia.

    Por cierto me he quedado impresionada con la similitud de la antigua fábrica de tabaco de Santander.Es un calco.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Un espectáculo de paisaje ...como todos los que te recorres.
    Mirando las fotos y leyendo tus palabras trasmites todas esas sensaciones y emociones de las que hablas.
    Una ruta maravillosa.

    Un abrazo tejón

    ResponderEliminar
  4. Mi tierra es más de sierras que de picos, aunque también nos consideramos gente de montaña. Hay pocas cosas más embriagadoras que la luz de las alturas, el movimiento de la sombra de las nubes cuando estás tan pegado al cielo. Un gran reportaje.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Magistrales y espectaculares fotos. El paisaje es muy bello, y la narración perfecta. Enhorabuena.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Las fotos, un fiel testimonio de lo dura y, al mismo tiempo,bonita y espectacular subida a esos picos. Como siempre, me quedas impresionado con esas rutas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Ver las fotos y leerte es todo espectáculo. Vivirlo debe ser todo vida. Y no solo.

    Abrazo, Tejón.

    ResponderEliminar
  8. Yo también me apunto a la ruta por donde se debe hacer. Las fotos son estupendas, lástima que la tormenta fastidie el final.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Lo suyo, como bien dices, es subir andando: ¡hay mucha diferencia! Pero el teleférico también debe estar, hombre: si se hace bien y con cuidado - que no sé si es el caso. La ruta, desde luego, es un espectáculo continuo.
    Abrazos, Tejón

    ResponderEliminar
  10. Me limito a decir: visto. Si es que no tengo palabras, cuan afortunado eres...
    Abrazo

    ResponderEliminar
  11. Me gustan dos sensaciones y las dos tan opuestas...
    La de estar en la cima y observar desde lo mas alto las montañas vecinas, con la sensación de haber conseguido el reto y por otro lado cuando bajas y observas con la vista al cielo y descubre lo alto que has subido, entonces pareces que eres consiente de los metros por no decir miles de metros que has recorrido...
    WoW es increíble, Felicidades Tejón.

    Y del paisaje que decir que ya no sepas y no suene repetitivo, un sueño...

    Besos!!!
    Espero paciente la ruta asturiana :)
    AH! y espero que la espalda se recupere.

    ResponderEliminar
  12. La leche que subida, que picos, que colores, que... la leche que todo. Ahora ahí no sube cualquiera hacen falta piernas y algo mas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Jesus no tengo palabras tantas como siento, ¡¡¡¡¡PRECIOSO!!!!!!
    BESOS

    ResponderEliminar
  14. Pues yo subí por donde no se debe, con mi santo y los dos gremlins...¿Te puedes creer que nunca había montado en el teleférico? Estaba aquello de bote en bote... No vuelvo. En Áliva, mientras comíamos rodeados de chovas glotonas le dejé la cámara a un francés para que nos hiciera una foto a todos... nos hizo dos, en la primera nos cortó los pies a todos en la segunda parte de la cabeza a mi santo y un brazo a mí :D, Merçi, merçi le decía yo para que lo dejara, pero nada, oye, el tipo era perfeccionista...

    Y ahora veo esta ruta que nos muestras, y estas fotos y... pues que me das mucha envidia, pero mucha, eh? Y me quedo esperando la de los lagos pa´ponerme pior

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Como muy bien dices, no hay palabras para tantas sensaciones, pero es tal y como lo cuentas, el resto sólo se puede experimentar en el propio lugar. Es increible, lo bien que se han trazado estas sendas para ir superando desniveles tan grandes. Gracias por compartir palabras e imágenes.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Aunque no nos contaras nada Jesús, tus fotos nos transmiten todas esas sensaciones que sientes al estar ahí a los que amamos la naturaleza. Hay que ver la belleza que nos regala
    Impresionantes!!
    Gracias por compartirlas.
    Buena semana.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Impresionantes todas las imágenes y la ruta tuvo que ser todo un cúmulo de sensaciones, más, si cabe, de todo lo que nos transmites !!!
    Un abrazo !!!

    ResponderEliminar
  18. Una maravilla subir por el Hachero, si señor!! Cada vez que leo tu blog me recargo de todas esas sensaciones, y sonrío más y mejor
    Un abrazo Jesús,

    ResponderEliminar
  19. ¿Cómo estás, amigo?

    La verdad es que can cada foto que publicas supone una gran superación, pues transmites a través de las mismas agradables sensaciones, por lo que te felicito.

    Enhorabuena, un abrazo, amigo hasta muy pronto.

    ResponderEliminar
  20. Ruta maravillosa y fotos preciosas,besinos

    ResponderEliminar

  21. No paras. No es que no pares de andar, no paras de darnos sana envidia (de la cochina también)
    En cuanto a sensaciones... es difícil transmitirlas. Hay que estar allí no solo mirando sino sintiendo la respuesta de nuestro cuerpo.
    Y de fotos vas que sobrado. estupendas.

    · Saludos TyT

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
  22. Preciosa ruta Tejon, me la apunto para la proxima vez que visite los Picos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Vaya ruta más guapa, qué envidia. Y también envidio las fotos.
    Salu2

    ResponderEliminar
  24. Resulta difícil de explicar las sensaciones que se tienen cuando se disfruta del campo, de la montaña y de la naturaleza. Lo dejas bien plasmado con esas fotos de esas montañas imponentes que invitan a subirlas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Espléndidas fotografías!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  26. Te trajiste unos paisajes precios de montaña, (además del dolor de espalda). Y supongo que estarás ya pensando en otra travesía.

    Saludos,

    ResponderEliminar