Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

20/10/14

CAMINANDO ENTRE RAÍCES

Sabe el viejo árbol que no viene en las guias de turismo, que hasta aquí,  solo te puede traer un hada buena, que a veces se escapa de su lado, dejando ríos y fuentes para acercarse a la mar.
Corre cerca el agua y no echa en falta la lluvia, deja que pisemos sus raíces agradecido de que nos acerquemos a él para contemplar como se cuelan los destellos del sol entre las ramas.
Sabe el viejo árbol que un día morirá, pero le hace feliz pensar que cuando partamos,  habrá dejado huella en nuestras vidas.

29 comentarios:

  1. Caray Jesús; la foto esta muy bien pero el texto te llega al alma, toda una belleza en perfecta armonía, un abrazo paisano.

    ResponderEliminar
  2. Pasear por ese camino de raíces ha de ser una pasada... conectando con lo más profundo de esos viejos árboles...

    Buena y curiosa foto... muy bien acompañada de palabras..

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado el texto, y la foto es magnifica.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Si los viejos árboles hablaran!
    Testigos del tiempo, patrimonio natural, vida, cobijo bajo el sol, ...y además, deja semillas para que nazcan nuevos árboles antes de morir.

    Tú si que sabes transmitir el mensaje del árbol.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Cuando echo la vista hacia delante de ese camino y sólo veo esa alfombra de raíces, pienso que me daría penas pasar por ahí porque es como pisar por encima de unos árboles viejos y valiosos. Habría que ir con cuidado.

    El texto está fantásticamente elegido para la foto.

    Me encantan estos rinconcitos que nos enseñas Tejón

    Besos!!

    :)

    ResponderEliminar
  6. Me gusta mucho ver esas raíces cuando paso por un bosque. La foto te ha quedado genial.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Impresionante Jesús, fotografía y texto, raíces, raíces.... saludos.

    ResponderEliminar
  8. Jesus la foto es preciosa pero el testo te llega caray
    BESOS

    ResponderEliminar
  9. Por ahí mismito me iré yo en cuanto me dejen, por una camino milenario entretejido con las raíces sabias que nos abren camino. Siguiendo al tejón...
    Un beso Jesús, muy grande:)

    ResponderEliminar

  10. Bonito regalo para Isabel...
    Lo bueno que tiene el caminar por estos bosques es que te encuentras premios como el que nos muestras. Caminar sobre esas raíces resulta acogedor, te identificas con el árbol y sabes que permanecerá ahí, con tu recuerdo, cuando nos vayamos.

    · un abrazo

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
  11. Por suerte aún encontramos alguno.

    ResponderEliminar
  12. ¡Vaya un camino! Seguro que si has pasado por él no se te borrará de la memoria.
    Abrazos, Tejón

    ResponderEliminar
  13. El texto tiene hermosas palabras y la imagén me parece extraordinaria.

    Las raíces parecen alinearse formando una senda llena de grandes texturas.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Al fin y al cabo él produce parte del oxígeno que nosotros respiramos, así que formamos un todo volátil del que no nos damos cuenta.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Me encanta la foto. Tengo una parecida entre las raices de un tejo inmenso.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Una imagen muy bien resuelta, Tejón. La mirada sigue el laberinto de raíces primero hasta la sombra y luego hacia la luz al final. La huella está asegurada.

    ResponderEliminar
  17. Llevas razón el Árbol siempre deja huella. Yo no me olvido de un ficus especial de 30 años de antigüedad que tenia en mi terraza ,con sus hojas era capaz de dar sombra a 5 adosados. Pero mala suerte para el árbol y para mi, estuvo 3 años sin poderle dar de beber ya que estaba en un negocio en pleito, cuando se puedo entrar llamé a una grúa para con el brazo telescópico ponerle una braga y donarlo al Ayuntamiento, no se puedo pues se hubiese llevado sus raíces más de una vivienda,a un vecino colindante las raíces le salía por el lavabo.

    Así que los del vivero lo tuvieron que hacer leña.

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. ¡menuda raigambre! Buena y bonita toma que obliga a la vista a mirar hacia la luz del fondo.
    Salu2

    ResponderEliminar
  19. ¡ Super ! que hermosa fotografía y mejor el contenido escrito...dejando huellas...esa es la misión

    ResponderEliminar
  20. Excelente toma tan enraizada.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
  21. Escribí un comentario hace unos días, pero no lo veo!!!! qué habré hecho con él??? Me ha encantado la foto y tus palabras y eso del "hada buena" me ha llegado muy dentro. Fue un dia precioso y me encantó comparir con vosotros ese lugar que es tan especial para mi. Quiero repetir!!!

    ResponderEliminar
  22. ...Y también sabe que sigue ofreciendo belleza. Un camino precioso!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. En efecto, habrá dejado huella en nuestras vidas o al menos sus venas aflorando en una tierra reseca buscando a flor de piel el agua que necesita. Aunque resulte chocante ver así las raíces, es una garantía para que el suelo no se erosione más de lo debido.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Raíces, qué bonito nombre, no debemos olvidar nunca nuestras raíces...
    Espléndida la entrada Tejón,seguro que los árboles te lo agradecerán.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Caminante no hay camino se hace camino al...

    Abrazote utópico, Irma.-

    ResponderEliminar
  26. hermosos escalones nos brinda para la subida. Una preciosidad !!!
    Un abrazo !!!

    ResponderEliminar