Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

15/11/14

LAS MOZAS DEL AGUA

    Las Mozas del Agua eran muy majas y salían de las juentes y de los ríos, vestías con capas de hilos de plata y de oru.
    Eran chicucas y tenían en la frente una estrella del color de las nubes cuando el sol se va...
    En los deos de la mano derecha gastaban unos anillos blancos y en la muñeca de la mano izquierda una argolla de oru con franjas negras apaecía a las gargantillas que usaban las viudas haz muchos años.
    Estaban descalzas y tenían las trenzas rubias, lo mesmu que las pestañas y los ojos.
Todas las mañanas salían del agua del ríu o de la juente con muchas madejas de hilos de oru que hilaban por la noche.
     Como las madejas estaban mojás. las ponían en los cantos o en las yerbas de las orillas pa que se secaran al sol, y mientras se secaban empezaban a bailar agarrás de la mano, riéndose y cantando unos cantares mu suaves y mu alegres.
     Al pisar en el suelu nacían unas flores amarillas y colorás.Cuando el sol estaba un pocu altu, cogían las madejas y se golvían a sus palacios debajo del agua. Si alguna persona llegaba en el momentu en que las Mozas del Agua se golvían a los sus palacios y cogían una de las flores amarillas y colorás, sería dichosa toda la vida y nunca la faltaría dineru y alegrías.
     Pero diz que nadie pudo coger las rosas porque se deshacían como la espuma, cuando las mozas entraban en el ríu con las madejas de oru que habían sacau al sol. Si algún mozu podía coger un hilu de las madejas, las mozas jalaban de él y le llevaban a su palacio onde se casaba con la más guapa de toas.
     To los años el mesmu día de San Juan salía el mozu del agua con la su mujer y sembraban por los senderos del monte una gargantilla, un anillu y un coral que na más que podían ver las pastoras honrás y cristianas. Las que alcontraban los regalos de la Moza del Agua y del su hombre, tendrían el aquel de curar toas las enfermedades con el agua de las juentes y los ríus, y los sus rebaños serían los más tresnados del monti...

De la tradición oral y recogido por Manuel Llano en su libro "Mitos y leyendas de Cantabria".

La fuente de la foto bien pudiera ser la morada de una Moza del Agua.

 Y no es niguna leyenda que yo haya encontrado a dos, una vive aquí, y  la otra aquí.

25 comentarios:

  1. As lendas trazem mais histórias do que imaginamos... preciosa entrada.
    Beijo.

    ResponderEliminar
  2. Al principio pensé que se trataba de "castúo", luego según fui leyendo me di cuenta de que la lectura me recordaba mucho "Peñas arriba", de José María de Pereda y que la lengua empleada era el "cántabru" o hablavmontañesa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Bonita leyenda.
    Como me recuerda a nuestro castúo de Luis Chamizo!!
    No debemos perder estos dialectos que hablaron tiempo atrás y que aún en pueblos se siguen oyendo muchas palabras.
    Buen fin de semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Que hermosas Jesús, la foto y la leyenda...Muchas gracias:)...no me lo merezco, mi melena es posible que sea bonita, pero no es rubia, je je...Aunque eso sí, sin duda, mi elemento es el agua.

    Si fuera una de ellas de verdad... sembraría también, con las semillas del amor, todos los caminos que van allá donde habitan los que creen que están solos. Y escondida aquí, en la cueva, esperaría para verles sonreir cuando lo vieran nacer a su paso. Por ejemplo:)

    Un beso muy grande, querido tejón.

    ResponderEliminar
  5. Bella entrada y la foto de la fuente es preciosa. Saludos desde Castro.
    Fauna Compacta blogspot

    ResponderEliminar
  6. Ay..

    Puñetero...

    Que te haces de queré...

    Yo cuando voy a poner cuidado cuando pise, a ver si además de las flores amarillas y las colorás brotan violetas ;)

    Un abrazo de dos vueltas, Tejón, muchísimas gracias y muchos besos para la dama de los bizcochos :)

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado esta leyenda y sobre todo la forma de contarla, con esas palabras y expresiones tan cantábricas :)

    Bravo Jesús ;)

    ResponderEliminar
  8. Me gusta mucho la foto y casi mas la historia, de los enlaces a los blogs sin palabras...
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Preciosa leyenda, y lo mejor como está escrita... Al principio me recordaba al bable, al sanabrés..., no andaba yo muy lejos.
    Se sigue usando en algún rincón de Cantabria?
    Me encanta!
    Un abrazo

    ResponderEliminar

  10. ¡carallo! pues no es ninguna leyenda si yo e digo que a esas dos también me las encontré yo. Habrá que ver a que fuentes vamos... y volvemos, que merece la pena.
    Nos traes un bonito cuento y un foto que hasta parece una abstracción.

    · un abrazo TyT... y nunca se debe nada...

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
  11. Preciosa la foto de la pila

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Estaba leyendo el relato y no dejaba de pensar en lo bien que se hubieran entendido tu paisano y un sanabrés del pasado: el dialecto no es el mismo, pero para mí está claro que tienen orígenes comunes (tú ya sabes que yo no soy linguista) Y en cuanto a la historia... aquí a las de las fuentes las llamamos fadas, por lo demás se comportan igual.
    Abrazos, Tejón

    ResponderEliminar
  13. Bonita leyenda, bien contada y preciosa fuente. Me he divertido mucho.
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Preciosa leyenda...además de visitar distintos lugares es interesante conocer las costumbres y leyendas de la zona. También no me he podido resistir en mi última entrada de acompañar con otra leyenda.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Preciosa leyenda
    Eres una enciclopeldia
    hn abesucu

    ResponderEliminar
  16. ¿Tú estás seguro de que realmente no vive ahí una Moza del Agua?
    Salu2

    ResponderEliminar
  17. Bonita imagen y leyenda, me ha gustado mucho!
    Un abrao

    ResponderEliminar
  18. En mi tierra se llaman fadas. Y si hacen fotos y escriben en blogs se llaman Adras o Monis, jajaja
    Saludos, Tejón

    ResponderEliminar
  19. Me gusta la leyenda, pero ya sabes que aquí las llamamos Xanas, jajajaja. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. mi nieta se hará un festín cuando la lea, que linda leyenda y que colores se desprenden de sus palabras, saludos Tejon

    ResponderEliminar
  21. Que leyenda más amena, buena y entretenida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Mira que yo he intentado ver a alguna por aquí, pero, claro, estas tierras no son tan hermosas como las vuestras. Por aquí viven los ogros y los trasgos, y si acaso algún espíritu de lobo, y camadas de jabalíes recorriendo los montes. O a lo mejor es que se esconden de ojos indiscretos como los míos y con manos ágiles que son capaces de sacar la cámara del móvil en un segundo y cazarlas junto a los arroyos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Leyenda muy parecida a las de las xanas en Asturias y sus hilos de oro en las noches de luna llena.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  24. Es un placer realizar paseos por tu hermoso blog y por supuesto disfrutar de la lectura de la lengua de tu bella tierra, por lo que te felicito y te muestro todo mi agradecimiento al compartirlo, pues esas enseñanzas son siempre buenas poderlas adquirir.

    Gracias de nuevo y hasta muy pronto, amigo....

    ResponderEliminar