Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

5/11/14

SI, LA NATURALEZA NOS HABLA...

...pero no nos detenemos a escucharla.
Su mensaje es claro, no demoremos  oír sus palabras.
Nos dice que si la montaña que subimos parece cada vez más imponente es porque la cima está cada vez más cerca.
Que allí donde no hay asfalto, es más grande la belleza.
Que hay que trepar a lo más alto, sin pisar a nadie la cabeza.
Que de la misma tierra nacen la muerte y la vida.
Que juntos seremos más fuertes...
...siempre respetando a quien es diferente.
Y que aunque es difícil y cada día cuesta más, podemos sobrevivir entre espinas, podemos encontrar la armonía, podemos oler los vientos, porque en nuestro interior late un corazón que harto de escuchar el silencio,  espera anhelante que lleguen nuevos tiempos.

Las fotos están sacadas el pasado domingo en la ruta que hice desde Velilla del Río Carrión hasta el Santuario de la Virgen del Brezo, por la montaña palentina.

28 comentarios:

  1. Hombre así cualquiera. Así cualquiera se coloca en la cima y más allá...¡con la Amanita muscaria!! Menudo subidón!! Jajajaj

    ResponderEliminar
  2. Hola Jesús, la Naturaleza nos habla, pero también necesita una respuesta sincera y generosa del ser humano.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

  3. Una zona indiscutiblemente hermosa. La Montaña Palentina es la gran desconocida, pese a contar con el Espigüete y el Curavacas... y esa zona del brezo.
    Nos traes unas fotos, de esas que dan envidia, que invitan a ponerse las botas (hoy no, que diluvia)
    Felicidaes por tus 'paseos'

    · abrazos TyT

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
  4. La naturaleza siempre nos una lección de generosidad a ella la maltratan pero responde con humildad haciendo que germine lo que nosotros queremos sembrar.

    Claro que alguna vez se enfada diciendo aquí estoy y por tratarme mal te vas a enterar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Tienes razón,Jesus,no la valoramos lo suficiente. Un trabajo magnifico y con imagenes espectaculares.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Sí, pero no todos tenemos el don de escuchar. Tú sí. Tú sí lo tienes, entre otros muchos.

    Me encanta ese árbol amarillo, está guapísimo. Y el lo sabe. El pobre se va a llevar un disgusto gordo cuando el invierno lo desnude.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Cuanto más subimos, más lejos dejamos el bullicio y el agobio cotidiano. Un respiro, un alto en el camino.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. La naturaleza siempre ha sido lista... sabia... Si acatáramos esas cosillas que nos cuentas nos iría mucho mejor, pero claro no todos saben escucharla ni amigos que le traduzcan sus señales...

    Preciosas fotos y preciosas letras tejón.

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  9. Me temo que si hablara nos increparía y mucho, no sabemos disfrutarla, quererla y respetarla, no tanto como ella lo hace con nosotros y claro luego nos pasa lo que nos pasa.... a nosotros los que si la escuchamos, respetamos y queremos nos premia con bellas instantáneas como las que tu nos regalas. Un enorme abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Como dice Adra, tú sí la escuchas...
    Hoy día, la mayoría de las personas sólo se escuchan a sí mismas; bueno, que digo, ni eso...escuchan lo que parla su boca.
    Como para escuchar a la naturaleza....Y, lo siento, pero esta vez no me incluyo en la mayoría: yo también la escucho, tejón:)
    Maravillosas fotos, un beso grande:)

    ResponderEliminar
  11. Bueno, vaya ruta que hiciste y qué bien documentada está. Eso son fotos para dar envidia y lo demás son cuentos.
    Salu2

    ResponderEliminar
  12. Magnifico belleza a raudales, menudos parajes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Que distinto sería todo si escucháramos esa Naturaleza que nos habla.

    La belleza de la Naturaleza salta a la vista a través de tus imágenes.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Recordaré tu primera frase cuando suba con la lengua fuera un picacho de los de por aquí. No sé si tendrá efectividad, pero por lo menos me dará alas mientras el ascenso se haga más cuesta arriba...¡Uf!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. ¡Claro que nos habla!,pero la mayoría de los humanos estamos sordos a lo que nos dice.
    Bonitas fotos
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Imponentes son todas las imágenes !!! Cuánta belleza nos muestras. La naturaleza nos habla y no escuchamos, nos enseña y no aprendemos ….

    Un abrazo !!!

    ResponderEliminar
  17. Sí, como dicen otros "comentaristas", hay que saber escuchar... y, también, estar dispuesto a acercarse a los lugares en donde la voz de la naturaleza todavía se oye con fuerza.
    Preciosas fotos, Tejón.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  18. Claro que habla, pero la escuchamos poco o nada
    Tu porque te gusta la vida de montañero o senderista no se que, pero el asfato se que no te gusta

    besos

    ResponderEliminar
  19. que bonita ruta, parece el camino del cielo, y que buenas fotos Tasugo aprovecha los buenos tiempos de andar que a mi ya me recetaron la bicicleta FIJA, saludos querido amigo

    ResponderEliminar
  20. Nos habla y le hacemos poco caso... se enfada muchas veces por lo mal que la tratamos, sabe como responder...
    Intentemos dialogar más con ella.
    Preciosas Jesús.
    Buen domingo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Un gran reportaje. Todas las fotos son atractivas, pero la de cierre, la del espino, tiene una fuerza enorme.
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. What amazing londscapes !
    Great pictures !

    ResponderEliminar
  23. El influjo de la montaña nos hace subir a sus altas cotas. Pero antes tenemos que pasar por sus laderas, donde se encuentran la mayor parte de los elementos más interesantes... Enhorabuena por el reportaje. Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Felicidades por la charla :-)

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  25. Ojalá más gente supiera escuchar así a la montaña. Fabulosas reflexiones.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  26. Somos incapaces de escuchar lo que la madre naturaleza nos cuenta día a día.

    Abrazote utópico, Irma.-

    ResponderEliminar