Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

10/10/10

SEQUOIAS DE CABEZON


El sitio donde quiero llevaros hoy forma parte de la Red de Espacios Naturales de Cantabria, es un sitio singular y no se si en la península habrá otro igual. El treinta de abril de 2003 fue declarado Monumento Natural.
¿Me acompañais?
Traspasada la barrera, el sendero que se presenta delante de nuestros ojos ya nos hace sentir la sensacion de que estamos entrando en un lugar mágico, como si entráramos en las paginas de un cuento donde en cualquier momento se pueden aparecer duendes, anjanas o trastolillos.



El suelo es limpio, sin zarzas ni maleza y se anda con comodidad, las raíces afloran formando un entramado como si fueran venas.

Mi cachaba y yo nos sentimos insignificantes ante estos árboles que pueden llegar a ser milenarios y que aún siendo jóvenes, pues fueron plantados a mediados de los años cuarenta del siglo pasado, algunos ya alcanzan casi cuarenta metros de altura. Duele el cuello cuando miras hacia arriba tratando de ver hasta donde llegan estos gigantes que parecen estirarse queriendo tocar las nubes.



Te envuelve el silencio y solo se escucha el canto de algún pajarillo y el ruido que producen al caer las hojas de los reducidos grupos de hayas, laureles y castaños que han conseguido hacerse un hueco, y conviven y sobreviven entre las sequoias, sin más pretensiones de que hasta ellos llegue alguno de los escasos rayos de sol que ellas dejan colarse por entre sus ramas.

Sus troncos son rugosos y parecen asperos y duros pero al tacto son suaves, blandos y frágiles.


Pequeños remolinos de aire elevan del suelo un agradable olor a tierra húmeda.
Me gustaría abrazarlas a todas pero son más de ochocientas.

22 comentarios:

  1. De nuevo un placer pasear por la "tierruca" de tu mano. Simplemente, gracias
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Apuntado queda el paseo,ahi si que te sientes pequeño,¿no?.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Precioso paseo Tejón y enooooooooooormes las secuoyas. Abrazos ;-)

    ResponderEliminar
  4. No sabia lo que eran las sequoias, ahora si gracias a tu paseo. Impresionante.
    Un abrazo , Tejon

    ResponderEliminar
  5. Loa asnos de Pre-atapuerca10 de octubre de 2010, 13:05

    La naturaleza en todo su explendor, vaya limpieza de bosque y vayas burros tiene tu tía por vecinos y con qué animales más simpáticos, trabajadores y dignos que además son seres protegidos, la visitaron. La grandeza del siervo ante el amo, ironías sociales.

    ResponderEliminar
  6. No sabía que había sequoias en Cantabria. No son originarias de nuestros montes ¿me equivoco paisanuco?

    Besucos.

    ResponderEliminar
  7. Pero ¿Qué preguntas? claro que es un placer aunque sea virtual acompañarte por esos naturales y mejor fotografiados lúdicos lugares.

    ResponderEliminar
  8. Maravilloso paseo, no conozco tu tierra, pero todo se andará, mientras es un placer adentrarme en sus bosques de tu mano y dejar ver ese cuento de hadas, ese lugar mágico.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Simplemente esplendidos y majestuosos arboles.Es una delicia poder pasear por esos sitios tan hermosos.
    Un abrazo Jesus

    ResponderEliminar
  10. Qué bonito paseo Tejón, verdaderamente impresionante el recorrido entre esos árboles.¡Qué placer debe de ser perderte por ahí!. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Como siempre y en tu misma linea Jesus, maravillados nos dejas gracias por compartir la belleza de esa tierruca con todos nosotros. Besos a Mila y para ti tambien.

    ResponderEliminar
  12. Fermín, Fosi, Carzum, apuntao queda que la proxima vez que vengais os tengo que llevar.
    Abrazos.

    Arena, Nunca te acostaras sin saber una cosa más.
    Un abrazo.

    Anjanuca, las sequoias no son autoctonas, pero como se hancriado aquí como si lo fueran. ¿ya no te acuerdas de los dibujos de el oso Yogui, que vivia en un bosque de sequoias?
    Si pinchas en el enlace te explicaras porque estan en Cabezón.
    Un besuco.
    Ah, el cibo todavía tiene flor.

    gracias José, la`proxima vez no preguntaré jejeje

    Gracias por pasarte MIMOSA, ya sabes que la mimosa tambien es un árbol, mimosa o aromo por lo bien que huele su flor.
    saludos.

    gracias Jose, que bien me quedaron las fotos ¿eh? jejeje
    Un abrazo.

    es un verdadero placer para los sentidos Marce, acompañaba mucho el día y la luz.
    Un abrazo.

    Y lo seguiré compartiendo Pili.
    rcuerdos de Mila y un abrazo mio.

    ResponderEliminar
  13. Delicioso paseo, por las fotos se nota lo bien que te encontrabas allí. (La cachaba parece que le dice al tronco "Padre!")
    Llama la atención lo limpio que está el monte y lo saludables que están los árboles.
    Qué estupenda herencia nos dejaron aquellos hombres y mujeres de posguerra;los plantaron para obtener madera, hoy es un precioso bosque.
    Gracias Tejón por compartirlo, un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Buena herencia nos dejaron Transi. ¿Seremos capaces de dejarla nosotros a los que vienen detrás?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Parece que se han aclimatado bien al entorno. Y lo que es más importante que no hayan desplazado a las especies autóctonas de sus hábitats naturales.

    Muy buena la entrada Tejón.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Lo pequeña que es Cantabria y la cantidad de cosas protegidas que hay. Qué suerte tenemos, y que siga así.


    ¿No viste ningún duendecillo?

    ResponderEliminar
  17. La integración es perfecta chalecú, hace más daño el eucalipto.
    Un saludo.

    Hay que cuidar lo que tenemos anjana.
    No vi ninguno pero noté su presencia.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Son maravillosas, Tejón... Ayer vine y leí el texto pero las fotos no pude verlas, que el USB tiene sus limitaciones, jeje.

    Tuve la suerte de ver sequoias en Big Bear, California, hace cuatro años, pero no creo que la oportunidad se repita. Era invierno y todo estaba nevado. Algunas eran imposibles de abarcar entre cuatro personas...No tenía ni idea de que las hubiera tan cerca. Y no sabes como te lo agradezco


    Un abrazo, grande.

    ResponderEliminar
  19. A tiro de piedra las tienes Alma, un paseito y te acerco.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. ¡Que belleza!
    Aquí tenemos una que se trajo un indiano en los años '30 y ya solo ella impresiona. ¡Pero todo un bosque...!
    Esta me la apunto.
    Un abrazo, Tejón

    ResponderEliminar
  21. Yo tambien tengo una Xibeliuss, es joven y tendrá unos cuatro metros de altura. Si algun día te echas una escapada te encantará encontrarte entre ellas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Hola. ¿podrías indicarme como se accede al lugar? Muchas gracias.

    ResponderEliminar