Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

11/11/10

LAS HUELLAS DEL TEMPORAL


"Tras la tempestad llega la calma". "Nunca llovió que no escampó".
Estos refranes bien se pueden aplicar, pasado ya el azote del temporal. Es el momento de hacer balances y calcular los daños económicos, afortunadamente en Cantabria no hubo que lamentar desgracias personales.
Hoy hemos estado caminando por la playa de Liencres y esto es lo que hemos visto.

De entrada nos sorprendió ver a gente que llevaba mallas con percebes recogidos en la arena que fueron arrancados de las rocas por la fuerza de las olas. Nunca creo que se encuentren más baratos.
Montones de erizos de mar sin púas y pulidos, semillas de todo tipo de árboles arrastradas por los ríos, nueces, avellanas, bellotas...ramas y árboles enteros, arrancados por la riada de raíz.





Las olas rompieron las montañas dunares en varios puntos, permitiendo la entrada del mar en zonas que estaban a salvo de las mareas.

Por aquí entró y a su paso dejó todo llano como la palma de la mano.



Arrancó todo el vallado que separa la playa de la zona de protección vegetal de las dunas.



Estas son son algunas de las huellas del temporal.

16 comentarios:

  1. Lo importante es que no halla habido daños a las personas porque el otro tipo de daños es una cosa que no podemos remediar.Con lo caros que estan los percebes salieron baratos....
    Un abrazo y buena entrada

    ResponderEliminar
  2. Coincido con José Manuel: para lo demás hay que saber que cuando la cosa se pone brava, se lleva lo que sea.
    Abrazos, Tejón

    ResponderEliminar
  3. lo mejor que no hubo perdidas de vidas como aqui en Galicia, y ya ves los percebes con los caros que son lo peligroso que es ir a cogerlos y por una vez la madre naturaleza os los regala, sois afortunados, Besos

    ResponderEliminar
  4. Ha hecho bastante "pupa", las fotos hablan por si solas.

    Gracias por el regalo es alentador despues de tanta bravura.
    Un abrazo tejon

    ResponderEliminar
  5. Vaya, pues si que tiene co**** el Cantábrico...y mira, otro refrán dice que no hay mal que por bien no venga(aunque la versión de mi santo es que no hay bar que por bien no venga) y los percebicos... Ñam.


    Un abrazo, Tejón

    ResponderEliminar
  6. Gran reportaje fotográfico donde al fin y al cabo celebremos la ausencia de daños personales,pues los materiales siempre se pueden arreglar.

    La próxima vez me apunto a la recogida de percebes.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Qué bravo es el Cantábrico, cuando se pone no hay quién lo pare. Verdaderamente ha sido terrible el temporal, pero como dicen todos lo principal es que no haya habido vidas de por medio. Saludos

    ResponderEliminar
  8. Estos son daños que la naturaleza recuperaá como otras veces.
    Da un poco de pena verlo porque lo miramos de otra manera, como si el paisaje hubiera cambiado de repente.
    Lo peor es que dicen que estas tormentas cada vez van a ser más fuertes.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Me habían contado algo de lo malo que estaba haciendo por allí arriba, claro que verlo es otra cosa.
    Aún así, me sigo quedando con la imagen de hace unos años, cuando volví a cantabria en uno de los puentes, de los enormes paneles de publicidad de las autovías doblados sobre sí mismos, literalmente.
    Si es que, cuando pega fuerte...

    ResponderEliminar
  10. Un buen reportaje Tejon, es mas; estoy seguro que a ese cielo se le podria sacar mas partido, pero aun asi me ha gustado compa, un saludo muy cordial desde Reinosa.

    ResponderEliminar
  11. La fuerza de la naturaleza es inmensa, nos deja atónitos cuando llega de esta manera, pero a veces pienso que nos grita, que nos llama a intentar entenderla, y reclama lo que un día fue de ella.
    Un fuerte abrazo, y cuando quieras, las islas te esperan.

    ResponderEliminar
  12. Caramba Tejon, pues a ver si el año que biene (si Dios quiere) nos vemos ese dia, seria guay jeje, un saludo compa desde Reinosa.

    ResponderEliminar
  13. El mar es amo de lo suyo y no hay mas vueltas.

    ResponderEliminar
  14. Ando un poco liado y apenas tengo tiempo para responder vuestros comentarios. Hoy tenemos magosta en el pueblo y hay que ir a picar castañas para asarlas.
    Hace un día primaveral pero el mar todavía anda un poco revuelto.
    Gracias a todos por pasar por la cueva.

    ResponderEliminar
  15. Hombre no te preocupes ,trabaja si quieres castañas asadas comer,es la diferencia aquí tenemos las castañeras publicas donde no las envuelven en un cucurucho una docenita de suspiros calientes.

    Estan buenas, pero no saben igual que recien cogidas en el lugar.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  16. Que fuerza tiene la naturaleza!!!!
    Por si se nos olvida, de vez en cuando nos lo recuerda,...
    Que disfrutes la magosta!!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar