Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

10/9/09

PALMERA Y DATILES


Las prisas, la rutina diaria, hacen que muchas veces pasemos sin prestar atención a todo lo que hay en nuestro entorno.
Esta palmera datilera, es lo primero que veo cada mañana cuando salgo por la puerta de mi comunidad. Está en un jardín comunitario y es Pedro, un vecino el que mantiene esta zona cuidada de forma desinteresada. Debe ser gracias a sus cuidados, que la palmera ofrece este año esta explosión de frutos y yo creo que el resto del vecindario no se ha parado a ver, lo que a mi me parece un regalo más de la madre naturaleza.
Las palmeras, son originarias de otras latitudes y de zonas más cálidas y en algunos países sus frutos son el alimento básico de sus habitantes. Tienen numerosas propiedades curativas y aportan al organismo gran cantidad de minerales. Yo que a veces por prescripción medica he tenido que tomar hierro en pastillas, voy a empezar a consumir datiles de forma habitual pues seguro que es más sano y menos engorroso que tener que madrugar para tomar el hierro en ayunas.

7 comentarios:

  1. No sabía que los dátiles tenían tantísimas propiedades, vamos como que sirven para casi todo, lo tendré en cuenta a partir de ahora.

    La palmera que nos muestras es impresionante, da gusto verla.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hay que comer pocos, que tienen muchas calorías.
    Un saludo María.

    ResponderEliminar
  3. Pues a por dátiles, Tejon, porque con el hierro, creo te tiras unos pedos olorosos de ¿ de qué va a ser?, pues claro, de narices.

    ResponderEliminar
  4. Fritos con bacon están de miedo. Y rellenos de queso y nueces, no veas.

    Tejón, en casa te dejo el regalo prometido. No ha podido ser el poema, porque los poetas que me traje no son nada marineros, mas bien enamoradizos jajaja.

    Buenas noches.

    ResponderEliminar
  5. Los he probado con queso y nueces y si, están muy buenos, tomo nota y habrá que probarlos fritos con bacon.
    Hoy madrugué y ya recogí el regalo, te dejo un comentario.
    Un beso Anjanuca.

    ResponderEliminar
  6. "Quin be de deu". Con esta expresión nos referimos en esta tierra a cosas como las que tu nos muestras. Vendría a ser algo como... a ver como lo traduzco, quien me manda ami utilizar estas expresiones. Que es una bendición de Dios. Aunque para dos descreídos como tu y yo iría mejor, que bendición de la naturaleza, ja,ja.

    ResponderEliminar
  7. Una bendición al fin y al cabo jejeje
    Un abrazo paisano.

    ResponderEliminar