Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

2/5/16

SUBIDA A ANBOTO

Pensaba al inicio de esta entrada hacerla un poco distinta, dejar el texto para el final, pero he decidido que os sumerjáis conmigo en el hayedo, que lo crucéis y os empapéis con la niebla, que sintierais el granizo golpear en las hojas nuevas de los árboles, pero al final, como en cada ruta que hago, las ilusiones siempre son las mismas y siempre os llevo conmigo, decido hacerla de nuevo con vosotros y así os cuento como fue el camino.
Nos desplazamos hasta el País Vasco para hacer una de sus cimas más emblemáticas, el Pico Anboto, 1331 metros de altitud, dentro del Parque Natural de Urkiola, rodeados de piedra caliza, leyendas, magníficos y bien conservados hayedos y un fuerte desnivel.
Sin prisas, disfrutando del entorno, hipnotizados con toda la belleza que nos rodea y sin pensar en el esfuerzo que supone llegar a la cima.
No nos arredran las nubes que sobrevuelan la caliza, el cielo es amenazador pero a ratos nos acarician los rayos del sol.
En una zona donde las lluvias son abundantes, extensas zonas de pasto ven como florecen los brezos, las margaritas y  vistosas orquídeas silvestres, esta si no me he informado mal creo que es la "Orchis mascula" que ahí donde la veis, tan humilde tiene unas propiedades para la salud increíbles y que podéis consultar pinchando aquí.
El camino nos sigue descubriendo viejas hayas en terrenos erosionados que dejan al descubierto sus raíces que parecen telas de araña.
 Solo la naturaleza es capaz de mezclar en una paleta todos los verdes y dar al hayedo la más completa variedad cromática a las hojas y al musgo pegado a los viejos troncos.
Antes de entrar en lo más escarpado y duro de la marcha  la primavera saluda al otoño tardío que se resiste a tirar las hojas secas. 
Estábamos advertidos de lo difícil que iba a ser el ascenso,  el terreno es muy resbaladizo, hemos de evitar dar pasos en falso pues apenas hay donde posar los pies entre  piedras y raíces.

La niebla se vuelve cada vez más espesa, cae suavemente la lluvia mezclada con algo de granizo, una gota  resbala por la lente de mi cámara dejando en la foto una marca de agua.
Solo cuatro "valientes" osaron hacer cima, ocho nos quedamos a cincuenta metros de hacerlo por una cresta que se adivina entre la niebla, que mojada es como una pista de patinaje.

Volver a bajar a alguno le costó un buen dolor en el culo.

La vida ha de enseñarnos que a veces para ser feliz hay que saber renunciar a algo y nadie nos va a quitar la alegría y lo que hemos disfrutado por el camino hasta llegar aquí.
Ya lo decía Kavafis en su precioso poema.

ÍTACA

Cuando salgas en el viaje, hacia Ítaca

desea que el camino sea largo,
pleno de aventuras, pleno de conocimientos.
A los Lestrigones y a los Cíclopes,
al irritado Poseidón no temas,
tales cosas en tu ruta nunca hallarás,
si elevado se mantiene tu pensamiento, si una selecta
emoción tu espíritu y tu cuerpo embarga.
A los Lestrigones y a los Cíclopes,
y al feroz Poseidón no encontrarás,
si dentro de tu alma no los llevas,
si tu alma no los yergue delante de ti.
Desea que el camino sea largo.
Que sean muchas las mañanas estivales
en que con cuánta dicha, con cuánta alegría
entres a puertos nunca vistos:
detente en mercados fenicios,
y adquiere las bellas mercancías,
ámbares y ébanos, marfiles y corales,
y perfumes voluptuosos de toda clase,
cuanto más abundantes puedas perfumes voluptuosos;
anda a muchas ciudades Egipcias
a aprender y aprender de los sabios.
Siempre en tu pensamiento ten a Ítaca.
Llegar hasta allí es tu destino.
Pero no apures tu viaje en absoluto.
Mejor que muchos años dure:
y viejo ya ancles en la isla,
rico con cuanto ganaste en el camino,
sin esperar que riquezas te dé Ítaca.
Ítaca te dio el bello viaje.
Sin ella no hubieras salido al camino.
Otras cosas no tiene ya que darte.
Y si pobre la encuentras, Ítaca no te ha engañado.
Sabio así como llegaste a ser, con experiencia tanta,
ya habrás comprendido las Ítacas qué es lo que significan.


48 comentarios:

  1. Precioso reportaje de una ruta maravillosa.

    ResponderEliminar
  2. Son de los pocos reportajes que disfruto seriamente cuando los leo.
    Y esos iugares que nos enseña en esas preciosasm foto.
    Que gustazo debe dar estar entre esos arboles, incluso contando ya con el cosabidom culazo.

    Gracias Jesús A.

    manolo
    .






    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que lo disfrutéis lo pongo,Manolo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Jesus A es un privilegio ser amiga tuya, sin salir de mi casa me nutro de tu sabiduria, y mis ojos estan muy contentdos de poder ver tanta belleza, graxias
    un abrazo inmenso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, María Jesús.
      Un abrazo,grande.

      Eliminar
  4. Se es feliz al final del viaje si la travesía mereció la pena, si hubo encuentros o sorpresas (o incluso algún resbalón que otro).
    Precioso el paisaje, la cima y el hayedo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdaderamente valió la pena,Cayetano, y no llegar a la cima es un aliciente más para volver.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Tejón, muchas de tus entradas están entre mis favoritas de todo el mundillo de los blogs. Ésta va de cabeza al podium :D El Anboto, que no conozco, ya sé que es una maravilla. Me lo han contado y he visto muchas fotos. Pero tú me has llevado allí; cuando finalmente vaya ya sabré lo que me espera. Todas las fotos son magníficas, la narración es entrañable y el poema de Kavafis está escrito para esto.
    Gracias, amigo.
    Pd. Jo, parezco el pelota mayor del reino. Puedo prometer y prometo que lo he escrito tal cual lo siento ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me halaga y me sonroja tu comentario,amigo, si he conseguido hacerte sentir lo que me cuentas me alegra más todavía.
      Te has ganado un mapa...jajaja.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Otro reto superado y disfrutado hasta más no poder.Felicidades y gracias por compartir esas andanzas y hacernos partícipes de tanta belleza, magia, sabiduría y todo lo que a uno se le ocurra viendo tan bellos paisajes y leyendo tus relatos.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias,Pini, espero poder segur haciendo esto mucho tiempo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Una fantástica ruta que la climatología hizo si eso es posible esos paisajes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La climatología contribuyó ha hacer todavía más mágicos esos lugares,Tomás.
      Un saludo.

      Eliminar
  8. Aaah! Aaaah! Estoy respirando...La de Ítaca la conozco, es preciosa.
    Esos lugares, tejón...como le pasa a Xibeliuss, los adoro. Quizás sea exagerada, pero los necesito como el agua; y allí, como siempre te digo, sin embargo, no necesito más.
    Tus bosques son los míos:)
    Un besazo y otro a Mila.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respira ese aire, Monica, llegará el día compartamos bosques y caminos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Madre Mia Jesús... que ÁRBOLES!!! Estos lugares donde nos llevas son extraordinarios, estoy alucinada...

    Besos!!!

    :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un beso, guapa, me alegra que lo disfrutes.

      Eliminar
  10. qué bellos esos árboles, la niebla, las flores, los senderos! Y el poema... seguro Anboto tampoco te ha engañado!!

    un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto que no me ha engañado, y a pesar de la niebla y de no haberse dejado ver, Anboto me ha enseñado mucho, mónica pía.
      Gracias por la visita.

      Eliminar
  11. Precioso pasein Jesús Angel, es un lugar precioso y los árboles impresionantes, una pena que el tiempo parece que os fastidio un poco. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Pasein", "paseuco", lo disfruté mucho,Lola, lo recomiendo.
      Un abrazo.

      Eliminar

  12. Empezaré por las fotos. Son soberbias. Cada día nos sorprendes con mejores fotos. Has conseguido reflejar la belleza de la zona (bastante más plana en verano)
    Siguiendo por las palabras, son un breve poema para resaltar tanta belleza.
    No todo va a ser perfecto.... ¿te has parado a pensar en la envidia que nos das?

    Un abrazos TyT

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda,anda,¿quién fue a hablar de envidia?, tu si que la das, y de la buena.
      Un abrazo y gracias,jejeje

      Eliminar
  13. Que maravilhosa rota, Jesús!!!! Parece uma primavera muito fresca... gentil natureza que circunda o seu caminhar...
    Feliz domingo, amigo. Preciosa reportagem.
    Um beijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Teca, tenemos una primavera muy lluviosa y fresca pero nos proporciona unos verdes y un paisaje maravillosos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. La subida a una cumbre que tiene poblada de montes sus faldas, está llena de situaciones, de vivencias que se van a ir representando según subimos... Sólo hay que pararse pequeños instantes para grabarlos en nuestra memoria y en la cámara fotográfica, para luego contarlos... A veces, es tan grande la satisfacción, como dice el poema, que deseamos que el camino no termine... Esos montes atlánticos maravillosos del Norte, cuando los toca la mano mágica de la niebla, de la lluvia, se transforman en mundos mágicos, misteriosos, llenos de leyendas, que atraen... Sólo hay que ir y contar lo que hay en ellos, para que las personas que no lo saben, también se interesen por ellos...
    Enhorabuena por este maravilloso artículo, lleno de fotografías espectaculares.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la visita y tan amable comentario, he disfrutado yo mucho también con tu última entrada.
      Un saludo,agradecido.

      Eliminar
  15. Que gusto es subir las montañas en tu grata compañía, nadie como tu la conoce y la ama..eres el guía perfecto para mostrar esos hermosos parajes que hace extasiarse al que lo contempla...la luz se fue desvaneciendo conforme aparición la niebla y entonces esos parajes se convirtieron en un territorio de misterio donde la magia nos puede aguardar detrás de cualquier árbol del camino...te felicito por tu gran trabajo.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. La niebla puede ser molesta pero a veces le da un encanto especial a los bosques.
    Gracias por tu comentario,Antonia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Magnífico y encantador viaje.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  18. Desea que el camino sea largo... Llegar hasta allí es tu destino y no apures el viaje... como dice el poema asi se saborea mejor, tejón. Esos cuatro valientes aún con la niebla seguro que grtaron de alegría
    Gracias por el relato entrelazado con las fotos así lo podemos dsfrutar un poquino mejor.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por la visita y el comentario,Laura.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Unas fotos fantásticas Jesús, las hayas de Urkiola son una auténtica pasada, ahí hay mucha magia. Un fuerte abrazo paisano mío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se nota como te envuelve la niebla y la magia, Germán.
      Un saludo, paisano.

      Eliminar
  20. Las hayas son árboles preciosos. Un hayedo es de los sitios donde se disfruta el paseo (aquí tenemos el de Montejo, que no está mal) o esa ascensión que habéis realizado. Perfectas las ilustraciones.
    Salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entrar en un hayedo, da igual en que época del año, me carga las pilas,Juan Carlos.
      Un saludo y gracias por pasarte.

      Eliminar
  21. Merci de me donner à voir ce que probablement je ne verrai jamais. Je sens bien l'effort qu'il faut pour mériter ce sommet jusqu'au bout. C'est un peu comme on mérite un texte en faisant l'effort jusqu'au bout sans savoir s'il sera, comme ici, un beau transport pour l'esprit, oùu si cela sera un échec. Certains proposent des photos " sèches" sans légende, sans histoire, mais , elles se perdent vite dans la marée des photos du net. Je préfère, porter mon sac avec toi, t'accompagner dans ton textes et vivre ce trek, jusque dans le moindre détail. Oui, cette marche fut certainement fabuleuse.Ton récit et tes magnifiques photos en témoignent. Bien amicalement.

    Roger

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada me agrada más que haberte llevado en esta ruta,amigo Roger.
      Un saludo.

      Eliminar
  22. Magnífico recorrido... esas hayas son increíblemente majestuosas y tu las has fotografiado de cine ... y lo explicas tan bien !!!!

    Abrazos

    ResponderEliminar
  23. El Anboto os recibió con los brazos abiertos y os despidió hundiéndoos en la niebla. ¡Ay de quien se atreva a inmiscuirse en los dominios de la diosa Mari, la omnipotente diosa única de los antiguos vascos, que vive y mora en una cueva, en las entrañas del alto del Anboto! O así he leído en las leyendas y el floklore de esas lindas y misteriosas tierras.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que la diosa Mari lo que quiere es que volvamos,Carmen, igual otro día se digna salir de la cueva.
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Boa tarde, maravilhosa fotorreportagem da escalada pelo meio da natureza, é fantástico atravessar a floresta húmida com diversos verdes lindos, as fotos são magicas.
    AG

    ResponderEliminar
  25. Preciosa ascensión entre la niebla, que bonitas fotos
    un saludo
    Javi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, me alegro que te haya gustado.
      Un saludo.

      Eliminar