Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

16/9/11

LA REVOLUCIÓN

En mi habitación la cama estaba aquí, el armario allá y en medio la mesa. Hasta que esto me aburrió. Puse entonces la cama allá y el armario aquí. Durante un tiempo me sentí animado por la novedad. Pero el aburrimiento acabó por volver.

Llegué a la conclusión de que el origen del aburrimiento era la mesa, o mejor dicho, su situación central e inmutable.

Trasladé la mesa allá y la cama en medio. El resultado fue inconformista. La novedad volvió a animarme, y mientras duró me conformé con la incomodidad inconformista que había causado. Pues sucedió que no podía dormir con la cara vuelta a la pared, que siempre había sido mi posición preferida.

Pero al cabo de cierto tiempo la novedad dejó de ser tal y no quedó más que la incomodidad. Así que puse la cama aquí y el armario en medio.

Esta vez el cambio fue radical. Ya que un armario en medio de una habitación es más que inconformista. Es vanguardista.

Pero al cabo de cierto tiempo… Ah, si no fuera por ese “cierto tiempo”. Para ser breve, el armario en medio también dejó de parecerme algo nuevo y extraordinario.

Era necesario llevar a cabo una ruptura, tomar una decisión terminante. Si dentro de unos límites determinados no es posible ningún cambio verdadero, entonces hay que traspasar dichos límites. Cuando el inconformismo no es suficiente, cuando la vanguardia es ineficaz, hay que hacer una revolución.

Decidí dormir en el armario. Cualquiera que haya intentado dormir en un armario, de pie, sabrá que semejante incomodidad no permite dormir en absoluto, por no hablar de la hinchazón de pies y de los dolores de columna.

Sí, esa era la decisión correcta. Un éxito, una victoria total. Ya que esta vez, “cierto tiempo” también se mostró impotente. Al cabo de cierto tiempo, pues, no sólo no llegué a acostumbrarme al cambio -es decir, el cambio seguía siendo un cambio-, sino que al contrario, cada vez era más consciente de ese cambio, pues el dolor aumentaba a medida que pasaba el tiempo.

De modo que todo habría ido perfectamente a no ser por mi capacidad de resistencia física, que resultó tener sus límites. Una noche no aguanté más. Salí del armario y me metí en la cama.

Dormí tres días y tres noches de un tirón. Después puse el armario junto a la pared y la mesa en medio, porque el armario en medio me molestaba.

Ahora la cama está de nuevo aquí, el armario allá y la mesa en medio. Y cuando me consume el aburrimiento, recuerdo los tiempos en que fui revolucionario.

Slawomir Mrozek

¿Tendremos que cambiar algo para que todo siga igual?
Yo hace tiempo que quiero introducir algunos cambios en el blog y no se que hacer. Se admiten sugerencias.

33 comentarios:


  1. · Bueno. No todo está perdido. Al menos ¡has salido del armario! que es algo que no todo el mundo se atreve.

    ¿Sugerencias? Pues más anchura a la plantilla, lo que propiciaría fotos mayores, y un fondo neutro que te haga destacar las fotos y los textos.
    Anda. Ya sabes lo que puedes hacer...

    · Salud·os

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  2. Estimado, poco te puedo ayudar, pues mi plantilla me la hizo una intima bloguera que desapareció y ya no la puedo tampoco mejorar.

    Pero tienes unas fotos magnificas de esas playas encabritadas con olas de muchos metros que son una preciosidad.

    La revolución nunca la debemos dejar escapar y siempre que podamos tratar de ejecutar para así algo en la vida poder cambiar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. No deja de ser cierto que a veces nos invade la rutina y el aburrimiento, entonces hacemos todo eso que tú has contado muy bien. No me atrevo a decir nada, porque me gusta el verde y lo asocio a Cantabria y a ti. Aunque sea un poco egoista, me importa que sigas con tus fotos, tus descubrimientos y tu forma de contar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Ohhhhhhhhhh, me ha encantado tu relato...Me encantan los cambios de los muebles,soy de las que cambia los muebles según las estaciones(al menos dos veces al año)Después me siento feliz, eso sí nunca hago cambios radicales...je,je...Lo que nunca he hecho es dormir en el armario, por eso de la claustrofobia...je,je,je...

    En cuanto al blog yo te recomiendo cambiar el ancho del blog, con las nuevas plantillas de bloguer "Simple" la que yo tengo. Lo que escribimos centrado o a derecha o izquierda,las palabras escritas parecen más autenticas.Parecen ventanas donde asomarse como a mi me gusta llamarlas...El color verde no lo cambies por favor te da un cierto aire norteño...Bueno aquí queda mi sugerencia.
    Besicos amigo.

    ResponderEliminar
  5. Soy como Cabopá y me encanta cambiar los muebles de sitio, pero mi casa es un pelín irregular y cuando la compramos y me empezaron a decir eso de "aquí hay que poner un mueble a medida porque si no...me entró una pena, yo no quiero muebles a medida, nada a medida en realidad :)

    Me gusta mucho el cuento, Tejón, también me gusta mucho el blog pero si creo que ganaría aumentando el ancho ;)

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Me acabo de deleitar con tu relato.
    Cuando tengo tiempo, entro de puntillitas para no molestar y me empapo con tus historias.
    El burrito me recuerda mucho al de "Platero y yo".
    ¡Que tengas un buen fin de semana!
    http://ventanadefoto.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  7. Hola Jesús,
    Un texto fresco, caricaturesco que encierra grandes verdades. Me ha gustado mucho.

    Quieres cambios.... ya ves que blogger hace renovaciones cuando menos te lo piensas y te cuelga cunado menos lo esperas .. eso es estar a la expectativa... jeje
    En cambios propios no puedo ayudarte gran cosa. Experimenta con la plantilla con cuidado para el aspecto exterior y meditación en busca de la inspiración para el contenido.
    Un abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
  8. Te comprendo perfectamente, y esta claro que con tanto cambio en los muebles, no llegamos a sentirnos cómodos. Yo creo que la pregunta sería esta: ¿Qué quiero mostrar? y cuando ésto lo tengamos claro, diseñar el espacio conforme a esas necesidades. ¿Fotos? ¿texto? ¿qué es más importante? ¿qué colores me identifican mejor? ¿realmente quiero las fotos tan grandes?... después, hay que jugar con los límites del diseño de Blogger...
    Sé que no he dicho nada concreto, pero es que yo llevo la misma pregunta en la cabeza y no me decido, voy buscando en otros bogs en busca de inspiración.

    Por cierto, el relato es fantástico.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  9. jajajaj. Me ha encantado la historia de la revolución basada en una habitación. Oye, eso de cambiar el blog nos pasa a todos. Cada cierto tiempo cambias la foto de la cabecera, el tipo de letra y demás, pero la transformación más espectacular viene cuando cambias el fondo del blog. Creo que si haces esto deberías mantener el color verde como predominante, por el tema de tus entradas mas que nada. Puedes escoger entre los muchos que oferta blogger u otros que puedes encontrar en webs sobre diseño. Lo más importante, en todo caso, es decidirse. ¿Estás decidido a hacerlo?
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Tejón, el cuento es una pasada y la foto me encanta.
    En cuanto a la remodelación del blog, yo también te recomiendo que amplíes el ancho: tus fotos te lo agradecerán. Las plantillas que ofrece blogger permiten multiples variaciones y no dan problemas de compatibilidad.
    En cuanto al contenido... pues a mi me gusta lo que cuentas y cómo lo cuentas. ¿Te planteas añadir más temas? Hazlo, sin dudarlo.
    Yo opté por mantener tres blogs con temáticas distintas: en ocasiones estoy contento, en otras creo que fue un error - que ya tiene mal remedio.
    En fin, quizás sea eso: cambiar constantemente para que nada cambie.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  11. Jajaja, dentro del armario se estaba muy incomodo,ñOCO, para el resto igual tienes que ayudarme.
    Salud.

    ResponderEliminar
  12. Gracias,José, estimaré tu opinión y lamento esa perdida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Valverde, el cambio tampoco es que quiero que sea muy profundo, el blog ha cumplido tres años y parece como que le queda pequeña la vestimenta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Cabopá, gracias por la sugerencia y me alegro te haya gustado el cuento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Lo mismo tiras un tabique antes que hacer un mueble a medida,jajaja.
    Un abrazo y gracias,Alma.

    ResponderEliminar
  16. Gracias,cordobesa por pasar de puntillas y comentar, te dejo este enlace, creo que te puede gustar.
    Un abrazo.

    http://lacuevadeltasugo.blogspot.com/2010/01/un-poco-de-historia.html

    ResponderEliminar
  17. Gracias por tu aportación,Cris, me alegro te gustase el cuento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Correcta exposición y plena coincidencia, veremos a ver que sale.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Creo que el verde seguirá predominando,CarmenBejar, pues es casi seguro que algún cambio haré.
    Un saludo y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  20. Yo con tres no podría,Xibelius, y menos si son como los tuyos con temáticas tan distintas y a la vez con tan buen contenido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Yo hago armarios... y no hay día que no me corte.

    ResponderEliminar
  22. Que divertido!!!

    Personalmente me he reido porque me he visto reflejada en tu relato... Cuantos cambios habré hecho, uuuuffff, mogollón. Al final siempre vuelvo a como estaba en un principio, tal y como lo relatas.

    ¿Sobre el cambio?
    Ya te han sugerido buenas ideas, cambio de color, de anchos... pero lo importante es la esencia, el alma de este blog, que es genial eso no lo cambies eh?

    Un besazo y haber como lo dejas :)

    ResponderEliminar
  23. Eso es una cosa que me pasa a mi cada medios dias,lo que pasa que paso de mover rmarios y camas por poblemas de espalda y similares.En lo referente al blog es una cuestion de gustos y para gustos plantillas,anchos ,colores etc.Yo cuando canso me lio y lo cambio.Lo unico es que pruebo los cambios en otro blog que tengo y con el experimento,aunque en el contenido no creo que necesite cambios esta igual de interesante y ameno desde la primera vez que entre.
    Un abrazo y besos para Mila

    ResponderEliminar
  24. Esas dudas, Tejón, las tengo muy a menudo con mi sitio,pero soy perezoso y siempre lo dejo "para mañana".Creo que lo que por ahí te han aconsejado estaría muy bien. Anchura y quizás cambio de color de tapiz podría resultar. Me ha encantado el relato.Grande. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  25. Aparte de los posibles cambios que quieres realizar...me gustan las líneas que has publicado y sobre todo la foto del protagonista que asoma de la puerta. Animo!!en cuanto menos lo pienses el día menos pensando las novedades que quieres trealizar quedarán plasmadas en tu fántastico blog.Saludos!!

    ResponderEliminar
  26. Realmente há os que nascem com o privilegio da escrita ...tu és um deles..parabéns

    ResponderEliminar
  27. Hola Tejon.
    Cambia lo que te parezca y si a los dos días no te gusta,lo vuelves a cambiar,mientras no cambies la esencia...a mi me encanta tu blog,verde o azul,aunque debo decir que me tira más el verde...joderrr,ya te estoy liando,jajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. la inquietud por hacer cambios siempre está presente. Pero cambiar por cambiar tampoco es. ¿Por qué cambiar si todo está bien? ¿Y por qué no? A veces necesitamos un empujoncito. Lo que está claro es que lo que hagas estará bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Bueno, ya están los cambios hechos, no se si bien,mal o regular ni cuanto van a durar. He querido destacar en el blog el contenido evitando la distracción que producía la barra lateral.
    Muchas gracias a todos por los consejos, a los que ya he contestado y a los que quedasteis por contestar,Logio,Muerte roja,Jose Manuel,Marce, Marieke,fosi y Lito.
    Un abrazo para todos.

    ResponderEliminar
  30. Laura perdóname el despite, un abrazo para ti tambien.

    ResponderEliminar
  31. Yo creo que debes seguir como lo llevas, es muy gratificante observar tu blog y ver como consigues ir enlazando entradas sin apenas hacer ruido. A mí me gusta tu forma de publicar y el estilo pues sabes cambiar de temas y estampas, y la verdad te queda perfecto.

    Un saludo Tejón.

    ResponderEliminar
  32. Enhorabuena amigo...tienes un espacio digno de admirar.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  33. Que hubiese sido del revolucionario sin haberlo sido,un abuelo joven y conformista que hechando la vista atrás vería lo que para él siempre fue impuesto
    La misma palabra "revolución" lleva implícita un retorno al mismo sitio, que nunca es el mismo, sin ese viaje no habría cambios
    saludos

    ResponderEliminar