Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

15/1/11

LA ORILLA DEL MAR


¿Que importa si llueve?.
Huyen de miradas y solo quieren que el mar sea testigo mudo, de su amor bajo el paraguas.

37 comentarios:

  1. Se empieza en esas tonterias y se acaba cambiando pañales y no durmiendo pensando en la hipoteca,avisalos Jesus que no comentan locuras que despues se arrepienten.O no seras tu???? Se que alguno le sobra imaginacion para hacer esas fotos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. que romantico¡¡ un besin de esta asturiana.

    ResponderEliminar
  3. A lo mejor sólo estaban mirando la espuma de la olas... El paraguas era por lo de la radiación ultravioleta. De todos modos, dado que esa costa es preciosa, no han perdido el tiempo. Después, unas rabas en Liencres... por ejemplo.

    · Saludos

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  4. Pues yo creo que estaban en un bico deses que luego un se lembra toda a vida. O sea, que "el fotógrafo estaba allí", en el momento justo y en el lugar preciso. Hombre, les mandarás la foto, ¿no?

    ResponderEliminar
  5. Que bonito es esa zona y la gran tranquilidad que refleja es una hermosa cura de salud.

    saludo

    ResponderEliminar
  6. Bonito es, aunque alguno de los dos estaría diciendo: venga, vámonos ya para casa, venga, que hace frío, venga, que me estoy mojando... jaja

    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Un momento especial en un lugar especial con una persona especial... y un fotógrafo especial para captarlo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Y es que el amor puede con todo.....

    ResponderEliminar
  9. Pues si, Nieves, muy romantico,jejeje
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. En el fondo Jose, tu tambien eres un romantico, pero con un punto de vista más practico, jajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. ñOCO, tu eres un poco culpable de que me atreviese a tirar las fotos, ya te comenté una vez que me da un poco de reparo sacar a la gente por la calle. Y no veas com se puso Mila,y eso que traté de ser lo más discreto posible.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Estoy contigo AMADO,esos besos no se olvidan. Si supiera donde ya lo creo que les mandaría las fotos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Ahí se quitan todos los males, Jose, hasta los de amores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Envidia, sin más, jejeje
    Un abrazo, Alma.

    ResponderEliminar
  15. Jajaja, seguro que se recogieron pronto, Anjana.
    Un besuco.

    ResponderEliminar
  16. La ocasión se presentó así, de sopetón, el primer sorprendido fui yo Isabel, dudé un instante, disparé y me fui tan sigiloso como había llegado, ellos ni notaron mi presencia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. El amor mueve montañas...
    Un abrazo,Casía.

    ResponderEliminar
  18. Mejor pensar que es una escena romántica. Vete a saber lo que se estaban diciendo debajo del paraguas.
    Oye, vamonos a casa, que está lloviendo. Parece que somos dos enamorados,que nos va a ver alguien. A ver si va ese, el de la cámara.
    Puede que la verdad sea simplemente lo que parece.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Hola,
    Perdona que yo, de tierra adentro, me fije en el mar...
    Precioso, con es orografía cantabra tan característica...
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. El mar acalla cualquier mirada y da rienda suelta al corazón.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Orilla de la mar: beiramar en galego. (la vora de la mar, le llama PEPE DEL MONTGÓ (http://pepedelmontgo.blogspot.com/) Oye, qué envidia me dáis esos blogs con tantísimos comentarios, dicen que no hay envidia sana, pero sí, que la mía es admiración y estímulo para conseguirlo

    ResponderEliminar
  22. Ah, y tejón se deice "teixón" o "porcoteixo". Una vez vi uno muerto, el pobre. Conservo un ejemplar de "El cárabo" dedicado al tejón. Interesantísimo animal

    ResponderEliminar
  23. Lito, no hay maldad ni en la foto ni en el fotografo,yo solo pasaba por allí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Flores, bienvenida a mi cueva donde podrás contemplar el mar todo lo que quieras.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. AMADO,ya me pasé por el blog del enlace y me gustó lo que vi.
    En Cantabria al tejón se le conoce como tasugo, es un animal que en mi despierta gran admiración.
    Me gusta mucho tu "plurilingüismo armónico". jejeje

    ResponderEliminar
  26. Me recuerda a la peli de Almodóvar "Los abrazos rotos", hay una fotografía de una pareja en la playa que subyace en el argumento de la película. ¿Es robada, la foto?, o pediste permiso?, ja,ja. Un abrazo Tejón.

    ResponderEliminar
  27. Eso,, que importa!.
    Besos, confidencias, amor frente al mar, oH!.
    Que tienes fotucos para mí , dices.
    macris61@hotmail.es
    Un abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
  28. ¡La lluvia? ¿A quien le importa la lluvia en una de éstas? Una excusa más para estar bien cerquita...
    Abrazos, tejón

    ResponderEliminar
  29. Marce, es un robado en toda regla,jejeje
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Gracias Cris, te mandaré alguna, cuando encuentre un rato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Ni la lluvia, ni el viento, ni nada.
    Un abrazo, Xibeliuss.

    ResponderEliminar
  32. Igual se estaban comiendo un bocadillo y no querian que se mojase el pan,por ejemplo,jajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Muy bueno fosi, jajaja, que imaginación y que inocencia la tuya.
    La mar despierta los instintos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar