Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

12/1/11

EL POZO TREMEO


Por este angosto y oscuro camino os quiero llevar hoy a un lugar singular que existe en mi pueblo.
Es una mañana muy fria y ha caído una fuerte helada cuando me acerco hasta el termino de Rumoroso donde existe un pozo de aguas oscuras y profundas conocido como Tremeo. El origen del nombre se cree que viene del latín y su significado se puede interpretar como temible y tembloroso.
Está situado en la ladera de un monte formando una especie de embudo y de él nacen un arroyo y numerosas leyendas.

Una de ellas dice que en la profundidad de sus aguas descansan los cuerpos de dos jóvenes enamorados que acabaron ahogados en sus cenagosas orillas al caer desde el improvisado reposadero de un roble, cuya arboladura permanece inclinada y vencida sobre el pozo.
La tradición oral dice también que los habitantes del lugar, consultaban las variaciones atmosféricas, echando un pedazo de tierra cubierto de malezas acuáticas, la cual tomaba siempre una dirección hacia los extremos; si se dirige a la parte del nordeste, está el tiempo en bonanza y pueden continuarse las labores del campo; si toma otra dirección, no se halla el tiempo seguro.

Los dioses celtas "estaban" en toda la naturaleza: árboles, montañas, lagos, fuentes... y consideraban a los pozos como un nexo de unión entre la tierra y el mundo de los muertos. El culto a la diosa irlandesa Bigit, que posteriormente pasó a ser una santa cristiana, estaba estrechamente ligado a los pozos sagrados.

Es abundante la fauna y la flora en todo su entorno, especies vegetales como helechos, juncos, cañaverales... bosque autóctono, roble, laurel, fresno...numerosas especies de aves, unas sedentarias y otras migratorias, zorros, tejones, anfibios....el pozo es un espacio natural protegido y es un verdadero laboratorio vivo.

A mi el lugar me produce sensaciones encontradas, por una parte siento respeto y temor por sus oscuras aguas, y por otra noto como una especie de imán que me arrastra y me lleva siempre que puedo a dar una vuelta por el pozo Tremeo y levantar el vuelo de las aves, escuchar el croar de las ranas y envolverme de sensaciones en un entorno un poco hostil....

....que lucía así de bonito, después de una fría mañana, cuando atardecía el sol.

32 comentarios:

  1. Uf, Tejón: sobre todo las dos últimas fotos me han encantado.
    He entendido muy bien lo que dices sobre la atracción/temor hacia ciertos lugares: yo lo asocio con sitios que nos enseñan que sólo somos una pieza más, nada de la "cúspide de la pirámide" ni nada por el estilo.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Siempre hay sitios asi que atraen y dan miedo ala vez.A mi en mi pueblo habia uno igual,solo que lleno de vegetacion y rodeado de escombreras de carbon.Lo unico que no tenia leyendas de enamorados.
    Muy buenas fotos.
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  3. hasta se veia la xana habitando en el pozo, un besin muy grande de esta asturiana que te da las gracias por compartir estas imagenes y textos llenos de magia

    ResponderEliminar
  4. Grandes y bonitas fotos,y si ,esas historias que el tiempo no las puede esconder,son un atractivo que hace como un iman para tratar de ver algo,que no llega aparecer nadamás que la hermosura del lugar.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Preciosa las fotos, la última me gusta muchísimo. Gracias por el paseo, Tejón. Me ha hecho gracia lo de los dioses celtas por todas partes, recuerdo haber leído de un pobre campesino griego que caminaba desfallecido por el monte y se lamentaba de no poder sentarse siquiera porque en cada piedra habia un Dios, yo creo que la gente evolucionó al monoteísmo para poder mandar a Dios a los cielos y disfrutar a gusto de cada rincón como estos que tu nos enseñas, que, la verdad, dan ganas de creer en dioses. Un beso, Tejón

    ResponderEliminar
  6. Ese saber leer cada trazo del terreno, sí que es sabiduría; y saber interpretar el latido de la tierra, el hablar del agua, el rumor de sus besos, el color de una hierba.

    ResponderEliminar
  7. No me extraña que te de respeto,¡ya solo con el camino!,jajaja,tienes un tesoro al lado de casa,la ultima foto es una maravilla,me hubiera sentado contigo un buen rato,pero no en las ramas del roble,ehh!!.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Que lugar más atractivo y misterioso. Y cerca de casa!, una suerte.
    Un abrazo
    Cristina (unas fotografias preciosas)

    ResponderEliminar
  9. Los lagos y el qagua siempre son proclives a la lyendas. En Béjar se dice que las lagunas del duque no tienen fondo y que cuando va a cambiar el tiempo prorrumpen en sonidos extraños, similares a truenos, para advertir a la población.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. LE LUGAR ES BELLO, COMO SUS HISTORIAS...
    TE ABRAZO ESTIMADO TEJON

    ResponderEliminar
  11. Hola Tejón. Bonito paseo. No lo conocía. Es una suerte que se haya conservado y las leyendas también.
    Da la sensación de oscuro y tenebroso por un lado y soleado por otro. Buenas fotografías con la helada y después dando el sol.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. ¿Pero es cierto que existe un "término Rumoroso" y un "pozo Tremeo"?? Entonces todo lo demás, también debe serlo. Permiteme queme repita plagiando de no sé quién esta cita: "Hay otros mundos, pero estan en éste"

    ResponderEliminar
  13. Cuanto me alegro que te hayan gustado las fotos, maestro.
    Has captado muy bien lo que siento.
    Un abrazo, Xibeliuss.

    ResponderEliminar
  14. Ese lugar que recuerdas de tu pueblo, Jose Manuel,igual lo han recuperado ambientalmente y merezca la pena visitarlo.
    Un abrazo,amigo.

    ResponderEliminar
  15. Me agradan mucho tus comentarios, asturianina, tu si que tienes magia.
    Un besuco.

    ResponderEliminar
  16. Es muy importante la transmision oral de las leyendas de los pueblos,y que vayan pasando de generación en generación.
    Un abrazo, José.

    ResponderEliminar
  17. Alma, me gusta mucho la cultura celta pero despues de leer tu comentario, es verdad que se ponían un poco pesados con los dioses, jejejeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Gracias Juan Serrano por el comentario.
    Son demasiados los que tienen oidos y no escuchan y ojos y no ven.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Fosi, si no es en el roble, el suelo está muy frio para sentrse,jajaja
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Gracias,Cris, por comentar.
    Un día de estos te mandare unas nubes de esas que te gustan tanto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. CarmenBéjar, los pozos y pantanos estan siempre envueltos en un halo de misterio y los habitantes de esos lugares siempre atribuyen a los mismos sensacionesa y creencias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Gracias abuela, es un placer leerte por aquí.
    Un beso,grande.

    ResponderEliminar
  23. Lito, si quieres más información o te apetece conocerlo, ya sabes donde estoy.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Sí, tienes razón, Tejón, en las fotos también se percibe ese magnetismo que ha de tener el lugar... Por cierto, enhorabuena por el premio!! Abrazos ;-)

    ResponderEliminar
  25. Existe Rumoroso, Amado,el origen de su nombre posiblemente se bebe a el paso de un rio o a la abundancia de bosques del lugar. Pereda comenzaba una de sus novelas más conocida con esta frase: "Bajo aquella cagiga rumorosa...
    La cagiga es el nombre que se le da al roble en Cantabria.
    Creo que fue un poeta frances el que dijo que existen otros mundos pero están en este.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Llegaste mientras contestaba,Carzum, y veo que te atrapó tambien a ti el misterio que envuelve el pozo Tremeo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Bonita entrada, las fotos y las leyendas. Me encanta el nombre de Rumoroso. Suena divino. Besos.

    ResponderEliminar
  28. Me encantan las historias y leyendas populares, que además se asocian a predicciones, al mismo tiempo que son atracticas cuanta más inquietud y perturbación producen. Preciosas las fotos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Gracias Nieves por pasarte y comentar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Lo mismo te digo, Marce.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. No encuentro palabras para alabar tu artículo sobre El Tremeo. Este lago impertérrito, impenitente y secular, perdido en los tiempos, testigos de los acaeceres de la historia, lleno de leyendas y misterio, tenemos que de decir, y dejar constancia, que no fué hasta el inicio del siglo, año 2000, cuando por vez primera se ha aventurado alguien a medir la profundidad del Pozo, sobre el que también existían infinidad de leyendas que entrañaban grandes misterios,de si era un ojo de mar, de si se comunicaba con otros pozos, etcc..La ASOCIACIÓN SOCIOCULTUTRAL "POLANCO", se impuso como reto del nuevo milenio, desentrañar algunos de sus misterios tal como comprobar la profundidad y morfología del pozo Tremeo. Posee una morfología similar a un plato, donde la periferia, siendo prfunda ( en ningún caso se hace pie), desciende lentamente formando una base amplia y bastante simétrica, con menos de un metro más alto por la zona sureste, zona de alta ladera frondosa de bosque.
    Unos años después, en 2006, nos sumerjimos con buzo para explorar visualmente su interior y la visbilidad era totalmente nula apenas se introducía la cabeza; aguas muy clorofiladas producen un color verde oscuro que imposibilita cualquier visión, a lo que hay que añadir la cantidad de largas hierbas con las que se tropieza que hacen emerger los demonios más inhóspitos de la imaginación y amedrantan al valiente más curtido.

    ResponderEliminar
  32. Muchas gracias Tino, tu comentario enriquece la entrada aportando datos y experiencias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar