Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

18/4/09

¡¡ A SEGAR !!

Basta con mirar alrededor y se ve la primavera por todas partes, aunque allá a lo lejos se ven las montañas con los restos de la última nevada.




Esta es la casa donde nací y donde me crié junto a mis padres y hermanos, a la que acudo casi todos los días pues en ella vive sola, desde hace casi diez años, mi madre.
El verde está muy crecido y hoy toca segar.
Llego temprano y la encuentro como casi siempre, desayunando.
Hola hijo, buenos días!"
"Buenos días madre, hoy que hace tan bueno voy a aprovechar para segar."
!Espera un poco, siéntate y cuéntame algo que no tengo con quien hablar".
Me siento, le hablo de mis cosas, y me cuenta que ayer ha ido a ver a su hermana Rosa, que tiene 87 años (cuatro más que ella) , que se emocionaron cuando se vieron y que se dieron muchos besos.


Empiezo a segar y pienso: "no tardará en coger la rastrilla y ponerse a recoger el verde". Es lo que hace casi siempre con animo de ayudarme. Yo la reprendo pues no quiero que se canse, a sus años ya ha trabajado bastante.
Temiendo la regañína, se ha sentado en un banco debajo del limonero y me observa en la distancia. La miro y como sé que quiere ayudarme le digo:"¿por que no me lo vas atropando?".
No hace falta decírselo dos veces, coje el rastrillo y aquí la tenéis...con 84 años ¿no es para sentirse orgulloso y presumir de madre?.


Este es el homenaje que quiero hacerle hoy a mi madre. Una mujer fuerte, sensible, generosa, independiente, de nuestros dias y trabajadora.
Fuerte, porque en años difíciles formó una familia criando cinco hijos y haciendo todo lo posible para que nunca nos faltara nada, y llevó con entereza la larga enfermedad de nuestro padre.
Sensible, porque nadie como ella sabe dar cariño donde más se necesita.
Generosa porque no tiene nada de ella y todo el que pasa por su casa sale con algo en las manos, una rosa, una lechuga, un calabacin ........
Independiente, vive sola, cocina ,hace sus labores, y no quiere apoyarse en el brazo de nadie para andar por la calle.
De nuestros dias, porque lee, escucha la radio, está al día de todo lo que pasa, comprende la vida que llevan sus nietos, tan distinta a la que ella vivió , y no va alos viajes del Inserso porque dice "que allí solo van los viejos".
Trabajadora, las fotos lo dicen todo.



Las siguientes fotos que os muestro forman parte del entorno de la casa:


Este olivo vino de Cataluña


Este tejo es de mis semilleros


En este laurel anidan los jilgueros


Mantos o calas


Parte de mis semilleros

Rosa de Tarradellas


Encina


Huerto con lechugas y cebollas


Nido de golondrinas

6 comentarios:

  1. Precioso post,Jesus
    Disfruta todo lo que puedas de tu madre, dale cariño y dile todo lo que llevas dentro de tu corazón,no te guardes nada, porque el dia que ya no esté no podrás hacerlo.
    Daria yo parte de mi vida por tener aun junto a mi a mis padres y les diria todo lo que no tuve la oportunidad de decirles mientras vivivian.

    Me dice Pepita que estan muy hermosas las rosas, la suya la conservó durante muchos dias en un búcaro.

    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  2. Es lo que intento Manuel, aunque a veces por la diferencia de edad chocamos un poco y ella como buena madre quiere seguir teniendolo todo controlado.
    Dile a Pepita que en Julio si volveis y el rosal sigue como ahora se llevará un manojo.
    Muchos besos para todos de esta familia.

    ResponderEliminar
  3. Hola tejon:
    Aprovechando la hospitalidad de tu cueva,a colacion del bonito gesto hacia tu madre,quiero aprovechar para agrdecer a lo que ni siendo ni padre ni madre,tambien han estado ahi en esos momentos dificiles,han tendido su mano para ayudarte a levantar,han comprendido tus malos momentos y manias,han perdonado tus errores,te han brindado proteccion,han dado cobijo a tu soledad,han abierto su corazon sin miedo a que le hieran y nunca han pedido nada a cambio,tan solo cariño,y compañia;ellos saben quienes son,y desde aqui les mando todo mi cariño.LORENA

    ResponderEliminar
  4. Gracias Lorena por tu comentario.
    Afortunadamente aun quedan personas en el mundo, que desinteresadamente nos dan lo mejor de ellos.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Precioso homenaje a una madre.
    Que vitalidad con 84 años!!!!!
    Mis padres son un poco más jóvenes (la semana pasada mi padre cumplió los 80 años) y siempre aprendes algo a su lado. Mi mujer que ya no le viven sus padres, siempre me recuerda que los disfrute a hora que puedo, luego solo quedarán los recuerdos.
    Que puedas segar muchas veces y que tu madre te pueda ayudar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Mí mujer tambien perdio a sus padres cuando tenía siete años y me dice lo mismo, José Antonio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar