Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

29/6/16

CANAL DE PIEDRA BELLIDA-II

Bueno, pues ya repuestos del palizón de la subida nos disponemos a bajar después de disfrutar un buen rato de las espectaculares vistas que hemos tenido desde el Collado Cerredo, un lugar que según he leído en alguna parte dicen que quién no conoce este collado, no conoce los Picos.

Por encima de esa pequeña formación boscosa discurre el marcado sendero que nos va a llevar hasta el pueblo de Bulnes, y aviso que no es tan sencillo hacerlo porque tiene un fuerte desnivel de bajada.  Espero que no retornen los calambres. 
Aunque estemos  ya metidos en pleno verano, la nieve caída estos últimos días hace  que Cueto Albo luzca aún más blanco.
La majada de Amuesa tuvo años de mucha actividad ganadera, hoy aún quedan algunos rebaños.

 Resulta un poco triste ver como se desmoronan con el paso del tiempo las paredes de sus preciosas cabañas.
Dejamos atrás los Cuetos del Trave y desde el Collado Cima comenzamos a bajar la Canal de Amuesa...
...dejando atrás la tentadora cima de Cueto Albo.
Primeras zetas de la canal...
...y al fondo, tirando de zoom, Bulnes.
Terreno pedregoso y mal firme, hay que bajar con mucho cuidado...
...tanto da si es piedra suelta como si es hierba fresca, un resbalón o una torcedura no es la mejor manera de terminar un bonito día de montaña.
Cuando miras hacia atrás te resulta increíble ver donde parte la canal y por donde hemos bajado.
Hemos llegado a Bulnes, lo lógico hubiera sido parar a tomar una cerveza a la orilla del río pero estamos advertidos que vamos muy justos de hora.
Un cartel nos indica que nos queda una hora de bajada hasta Poncebos por la Canal del Texu..
Llegamos al puente del Jardu y cruzamos a la otra orilla del río, muy cerca ya del final de la ruta.
Seguro que con lo que come, esta cabra no padece de calambres, igual tenía que haber subido yo al espino a comer su fruto verde antes de empezar la ruta.

Total que nos ha sobrado media hora, estaba calculado hacerlo en nueve horas y hemos tardado ocho y media, así que ahora si que nos tomamos las merecidas cervezas.

20 comentarios:

  1. Hola tejón, lugar maravilloso y que conozco bien. Las fotos son espectaculares, enhorabuena. Un besin muy grande.

    ResponderEliminar
  2. Esa bajada tiene pinta de ser un auténtico destroza rodillas. Ahora ¡qué belleza! :D Quien fuese vaca para ramonear en cotos com estos.
    Un abrazo, Tejón

    ResponderEliminar
  3. Sarna con gusto no pica. Tras la caminata, el placer de haberla realizado y esas cervezas para reponer líquidos y alegrar la barriga.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Tomarse las (las) cervezas y por favor no mirar el reloj con unas buenas tapas, que no sea de color verde.

    Que maravillosas Fotos y los lugares fotografiados.

    Aprovechar y Vivir esos momentos son únicos. DISFRUTARLOS.

    manolo

    .

    ResponderEliminar
  5. Me has traído los reinos de Picos a casa esta mañana; que rutaza!!, pero que guapo es. Amuesa parece un paraíso....Y , fíjate, que también me he encontrado esta mañana con el Cantábrico en plena tempestad, como a mi me gusta verlo....Picos y la mar, hoy lo tengo todo. Gracias a tí;)
    Un besazo enorme y nos vemos!!!

    ResponderEliminar
  6. gracias por compartir las bellezas que has recorrido... creo que distintas serán tus miradas en el ascenso que en la vuelta... quizás como si se tratara de dos viajes...

    felicitaciones!

    ResponderEliminar
  7. Verdaderamente toda una rutaza, pero como me pareció ver en un comentario una verdadera prueba de fuego para las rodillas y las mías no están para esos trotes.
    Creo que fue en ese bar, no estoy seguro por que son varios en "La Villa" los que hay, me tome unas croquetas y arroz con leche "caseras" que ..., como las de mi madre que dice el otro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Espectacular. A pesar del verano hay buena temperatura en la montaña, acabo de bajar...

    ResponderEliminar
  9. Como en la subida.... estoy agotada solo de pensar en ello....
    excelente colección de vistas

    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Un precioso y envidiable reportaje tanto este como el anterior y como no podía ser de otra manera perfectamente documentado con todo lujo de detalles, Habrá sido todo un palizón pero no cabe duda que ha merecido la pena.
    Un abrazo paisano.

    ResponderEliminar
  11. Si subir es duro bajar también tiene su dificultad, yo que estoy acostumbrada a una ciudad llana cuando voy a alguna población de cuestas siempre bajo frenando para evitar una posible caida. Recuerdo que cuando estuve en las Médulas y allí no había gran desnivel, como un señor se cayó por el sendero. Horas antes había estado lloviendo y para evitar los charcos del camino se fue por la orilla del sendero donde había unas hierbas que le hicieron resbalarse, ahí se le acabó el viaje ya que la caída fue de gravedad.

    Que bien has fotografiado la belleza de esas montañas.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Impresionante, espectacular y bellísimo. ¡Bien vale una señora caminata de más de ocho horas! Eso sí, no apta para todos los públicos. Menos mal que te tenemos para hacernos llegar con tus fotografías, y sin movernos de la silla, esos paisajes de cuento.
    Un saludo, Jesús.

    ResponderEliminar
  13. Guauuuu vaya bajada.... agotada que estoy :D
    Y mira que yo donde parte la canal veo una roca con forma de triceratops, pero bueno vieniendo de mi no es extraño verdad, jajajaja.

    Espectaculares vistas Jesús.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Puedo decirte, ten mucho cuidado, para poder hacer todas estas "escapadas" lo llamo asi porque puedes olvidarte unas horas de... y de... tambien de... despues cuando regreses yauev estas pcon pilas nuevas
    besos un puñao

    ResponderEliminar
  15. Después de tanto risco y peñasco amenazante, aunque hermoso, tranquiliza ver las casitas-refugio diseminadas aquí y allá alentadoras ante cualquier imprevisto. Y si uno tiene la suerte de llegar sano y salvo y con la mente y los ojos plagados de impactantes imágenes, no lo es menos poder alcanzar la paz de la medio urbanidad de Bulnes y su terracita junto al río. ¡Prueba superada!
    Un saludo

    ResponderEliminar

  16. Fantástico Jesús. ¡Menudo paseo! Y las fotos, suficientemente descriptivas, vamos, para dar mucha mucha envidia.
    Me has hecho recordar el Murallón de Amuesa, subiendo hacia el Torrecerredo, penosa subida... pero alegre bajada deslizándome por las pedreras como si de nieve se tratara.

    Un abrazo TyT... y feliz verano.

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
  17. As fotografias vão passo a passo nos mostrando o quanto espetacular foi este percurso de verão. De uma certa forma, dá um pouco de inveja de não ter estado aí... ahah...
    Um beijo, Jesús e boa semana

    ResponderEliminar
  18. Qué maravilla de imágenes !!!!!!!!

    ResponderEliminar
  19. Te dejo mi blog de poesia por si quieres criticar gracias.
    Me gusta mucho el tuyo.
    http://anna-historias.blogspot.com.es

    ResponderEliminar