Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

2/3/13

ROMÁNICO EN CANTABRIA

Dice Miguel Ángel garcía Guinea en su libro, Románico en Cantabria: "Estos campos, montes y valles de la región cántabra fueron, desde la más remota antigüedad, escenario de una historia humana interpretada por innumerables generaciones que nacieron y murieron al amparo de una geografía prácticamente inalterable e inalterada.".

A través de los siglos y desde las pinturas rupestres  estas generaciones han dejado un rico patrimonio entre los siglos XI y XIII de numerosos edificios, iglesias y colegiatas, algunas tan desconocidas y singulares como la enclavada en Cervatos, un pueblo pequeño en pleno Campoo, muy cerca de Reinosa. 

El vago recuerdo que tenía de esta Colegiata de Cervatos se remonta a una de aquellas excursiones que se hacían desde las escuelas para enseñarnos la fabrica de galletas de Cuetara, lo eterno que se hacía subir por aquella estrecha carretera  y las temibles y accidentadas hoces con la pared de roca a un lado de la carretera y al otro la sensación de vértigo que daba ver correr un río en lo más profundo del barranco.
La construcción de la moderna Autovía que une Cantabria con la meseta castellana ha dejado solitarios muchos de estos pueblos y desde la autovía solo se ve fugazmente el campanario de la Colegiata, tan fugaz como fue la visita  en aquellos años de represión y censura cuando unos toldos sujetados malamente al tejado ocultaban (por nuestro bien) unas escenas con temas explícitamente sexuales, (eso lo sabíamos de oídas).

 No conseguían evitar las galletas que nos deban en la fabrica, que la vuelta a casa en el autobús estuviera envuelta en cuchicheos, a escondidas del maestro, dejando volar nuestra perturbada imaginación, tratando de adivinar lo que se escondía bajo aquellos maltrechos toldos.
 
Después de muchos años he vuelto a Cervatos para admirar una de las mejores muestras y mejor conservadas de lo que se conoce como Románico Erótico en Cantabria.

En uno de los ventanales podemos ver a este atormentado hombre que se tapa los ojos y los oídos, (aunque tenga bien desarrollado otro de los "sentidos") viendo enfrente a la que se conoce como "mujer impúdica"...
....que se le insinúa tan generosamente y le invita a que salte el capitel.

Sirvan estas dos imagenes como ejemplo de otras muchas y más variadas escenas de copulas, zoofilia, partos, y todo un variado muestrario de posturas que hace años provocaban sonrojo.
La visita a Cervatos merece la pena hacerla sin prisa y detenerse en cada detalle, en cada figura, en cada filigrana de su portico.....
...y en los numerosos y bellos canecillos con saltimbanquis, musicos tocando el arpa, monstruos que engullen figuras humanas, serpientes mordiendo los pechos de una mujer, aguilas, leones y motivos florales.

Eso si, os garantizo un buen dolor de cuello y más si como yo padeceis de las cervicales.

21 comentarios:

  1. Lugares solitários pela modernidade, mas não menos encantadores com seus detalhes e histórias...

    Beijos.

    ResponderEliminar
  2. Qué belleza de lugar he descubierto a través de tus fotografías y cuantas historias interesantes escondidas en sus esculturas, un fuerte abrazo

    PD: además nos ahorrado el dolor de cuello :)

    ResponderEliminar
  3. Bellas imágenes las que nos muestras de esa maravilla del Románico. Para mí, que soy un admirador del Románico, tu entrada ha sido interesantísima. Estas cosas son de agradecer.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Creo recordar que ni en mi andadura por el románico por Palencia, ni por Cantabria, visité este pequeño templo, aunque vete a saber con la cantidad de iglesias que recorrimos... El románico atrae por su expansión rural, por la robustez de sus templos salpicados y recónditos, y por su delicada escultura. Hay que fijarse mucho en los capiteles y los tímpanos para reconocer las historias que allí se plantean relacionadas con la vida cotidiana, la agricultura, la ganadería, la guerra o el amor y el sexo, como en este caso.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Cada ves que que veo estos lugares tan hermoso después de tantos años, siempre me invade el pensamiento de cómo serían en su máximo esplendor...

    Que maravilla, que idílicos y majestuosos y cuantos secretos deben guardar sus muros.

    Un beso Tejón :)




    ResponderEliminar
  6. Bella muestra del arte románico de tu tierra. Me encantan este tipo de arquitectura.

    Besos

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

  7. Verlo para creerlo ¿verdad?
    Cervatos es el máximo exponente del erotismo en el románico. Existen muchas explicaciones acerca del sentido de esas expresiones tan explícitas (se puede ver de todo lo imaginable) La wikipedia anda muy escasa de información, y la búsqueda de imágenes de Cervatos, hoy, está semicensurada... hoy, mañana no sé.

    · un abrazo, maestro

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
  8. Como ya sabes, la escultura románica es una de mis aficiones que tienen sus propios apartados. Esta que muestras es una preciosidad, y con respecto a las representaciones eróticas de este tipo de templos, es mas abundante de lo que pensamos, el problema es que hay que observar canecillos, relieves, portadas para darnos cuenta que no había tanto pudor como se suele pensar.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  9. Rico legado han dejado.Bien representaban la vida cotidiana.
    Siempre me he preguntado por qué ese afán en esculpir en las catedrales imágenes eróticas siendo lugares de culto y como bien dices hace años provocaban sonrojo y censura, más que cuando las hicieron.
    Buenas fotos tejón
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Unas fotos excelentes y una buena explicación como compañía. Es bueno mirar y analizar siempre aprendemos cosas ..
    Una buena entrada Tejón

    ResponderEliminar
  11. Me chifla el románico, he visto muchísimo en mis viajes por España, pero no conocía esta maravilla, queda pendiente, porque sólo con lo que nos cuentas y tus fotos dan muchas ganas de ver la colegiata y pararse en cada uno de sus detalles, hoy por suerte al descubierto.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  12. No sé que tiene el románico que transmite cierta paz, paz que es complicado encontrar en otros estilos.
    Espectaculares fotos como siempre.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. He pasado bien cerca muchísimas veces y después de ver este reportaje la próxima vez no puedo dejar de acercarme a conocer el lugar. Estupendas explicaciones y fotografías.
    Muchas gracias, Tejón y feliz semana.

    ResponderEliminar
  14. Románico erótico...suena fenomenal, el hombrico...yo creo que si no ha saltado el capitel en estos siglos, ya no lo va a hacer nunca, a ti te dolerán las cervicales, pero a la probe paisana, no te digo lo que le tiene que doler ni cuanto, ni como, después de la pila de años que lleva así, dispuesta :P

    Me encantaron las fotos. Un beso, grande

    ResponderEliminar
  15. Hoy comentaa con mi marido estas cosass tan preciosas, hoy en este siglo hemos avanzado mucho, pero estas preciosidades ya no se hacen, ahora cuesta cuesta mucho menos tiempo hacer ua igkesia, ejemplo, y claro no perdura.
    Vi foto de una iglesia reciente en NUEVA MONTAÑA Y KAS PONES JUNTAS Y EL PARECIDO ES, COMO UN NUMERO Y UNA LETRA. UN ESIARAZO

    ResponderEliminar
  16. Erótico o no es un románico extraordinario, de una belleza singular. Con las autovías nos perdemos pasar por los pueblos y disfrutar de los tesoros artísticos que guardan.
    Buen reportaje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Me recuerda mucho, por el tamaño, forma y su "coquetería" a la iglesia de Frómista. Me gustaría hacerle una visita y conocerla. Además de disfrutar con los detalles que el maestro cantero supo esculpir.
    Gracias por enseñarnosla.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  18. Bonito reportaje y muy bien presentado, gracias por hacernos de guia en esta parte tan bonita de Cantabria.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Hola "Badger": Me ha hecho mucha gracia que te identifiques con aquel encantador a rabiar precioso y fanáticamente solitario personaje de The wind on the willows que yo me tuve que ver ochotropecientas veces ¡al mes! con mi hijo menor hace ya unos años.
    Románico: No hay otro arte más bonito ni más humano y recogedor, nada que ver con el deslumbrante Gótico y demás, el románico despierta otros sentimientos.
    Como granadino quiero decirte algo: ¿Sabías que se financió todo en el siglo XI con el oro que pagaban como "parias" los reyezuelos de taifas andalusíes a los guerreros reyes cristianos del norte que donaban aquel oro (dinares)para sus bellísimas fundaciones religiosas?
    ..."Pá que tu veas"... Saludos amigo

    ResponderEliminar
  20. Magnifico homenaje al romanico erótico de Cervatos. Precisamente tengo yo pendiente colgar en mi blog algunas fotos de esta preciosidad. Un abrazo.

    ResponderEliminar