Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

13/2/13

SUBIDA AL PICO TORBINA

 Con el nombre de Torbina (1315 metros de altitud) aparece este pico en los archivos de los primeros trabajos de topografia realizados en mil ochocientos y pico y "Turbina" como lo conocen los moradores de los pueblos que para eso pregunté a una paisanuca cuando bajamos y que poco menos que asutada  cuando nos vio pasar calados de agua exclamó: "Valgame Dios,hay que estar locos para subir con este día al Pico Turbina"
 Yo empecé en Arangas la ruta con mucha ilusión pues pensaba: "Hoy voy a sacar una foto al Picu Urriellu como la que tiene mi amigo Carlos en la cabecera de su blog: "Trabajando por un sueño"
Y no defrauda la ruta ni en los inicios pues a poco que vamos ascendiendo y teniendo en cuenta que partimos de niveles cercanos al mar Cantábrico hemos de subir mil metros de desnivel continuado, lo que nos permite ver los pueblos del valle luciendo entre los prados verdes y algunos tímidos rayos de sol.
 Nos encontramos en plena Sierra del Cuera, un cordal montañoso entre Los Picos de Europa y el mar que en linea recta está a muy pocos kms de distancia en el oriente asturiano.
Las altitudes de esta Sierra son modestas en comparación con  Los Picos  que permanentemente vigilan nuestra ascensión, pero no por ello deja de tener lugares de difícil acceso con las características y los inconvenientes de la roca caliza, con sus depresiones y peligrosos "jous" cubiertos por la nieve.
 Nieve que pronto se hace presente y las raquetas se han quedado en el autobús, empezamos a pensar si no nos habremos confiado demasiado al hacerlo.
Aunque es una zona donde predominan las nieblas en cualquier época del año parece que de momento nos hemos librado de ellas y seguimos avanzando.
 Aunque no lo parezca en esta Sierra es un espacio vivo y desde tiempos inmemoriales ha estado habitada por los seres humanos que han sabido explotar sus vetas minerales y aprovechar los pastos para el ganado,  buena muestra de ello son las majadas que entre fresnos desnudos encontramos por el camino.
 El GPS dice que nos hemos pasado de cota y recuperamos la ruta que nos marca arrastrando el culo por la nieve como en los mejores años de nuestra infancia.
 Aparentemente la cima no tiene más que un casetón con una placa de energía solar que alimenta una antena.
 Nos ha acompañado hasta la cima el buen tiempo y la nieve en buen estado no ha sido dificultad para caminar por las crestas...
 ...pero a pocos metros de la cima y de una forma totalmente repentina se desató un viento del demonio que nos hizo echar las manos más de una vez.
 Las nubes aparecieron tan de repente como el viento y no presagiaban nada bueno.
 Apenas cinco minutos pudimos estar en la cima, poco tiempo para poder disfrutar de las vista del Mar Cantábrico que desde allí se tienen, toda la costa asturiana y buena parte de la de Cantabria pues hasta el Monte Buciero en Santoña se distinguía además de los grandes arenales y playas y las desembocaduras de los ríos.
 Eran las dos de la tarde y las nubes en un santiamén lo cubrieron todo....
 .... de forma precipitada sacamos la foto del grupo en la cima y sin demora comenzamos a bajar y ya está nevando.
 El viento hace de las suyas y se lleva guantes, cubre mochilas e impide el vano intento de alguno por abrir un paraguas. ¡Y las raquetas en el autobús!
 Guardo la cámara  pues  cada vez es menor la visibilidad y no quiero que se me vaya a mojar...
....y me quedo con las ganas de fotografiar al Picu que se ve que está a gusto dejándose acariciar por las nubes y apenas su silueta me deja adivinar.
No podemos detenernos hasta llegar al autobús que nos espera en el pueblo de Alles y cuando comemos son ya más de las cinco de la tarde.

25 comentarios:


  1. ¡Ay, canalla! ¡Y a mí no me llevas!
    De la Sierra de Cuera sólo he hecho uno. Pondré ese en la lista. Me gustaría que fuera con raquetas.
    Las fotos son impresionantes (en una palabra).

    · Saludos, montañero

    · CR · & · LMA ·


    ResponderEliminar
  2. Gelado! Bonito! Incrível!!!! Vendo tudo de longe, no calor do meu país!!!! :)

    Muitos beijos, Jesús.

    ResponderEliminar
  3. Menuda proeza!!! Me hace gracia uno de lo pies de foto. Os veo subiendo por una pendiente que para mi sería un tanto complicada, ya que no estoy acostumbrada a caminar por la nieve ni en terreno llano, y pones debajo que no ha habido dificultad para caminar por las crestas.....para caminar por ahí hay que tener mucha veteranía!!!

    Las imágenes que has tomado son un bellezón.

    Besos.

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Me marcas unos deberes que con mucho gusto los haré, la foto al Naranjo y lo que haga falta, que bien os los pasais, y que reportaje mas chulo.
    Como dirian los americanos, bien echo.
    Un saluddete.
    Me voy directo a ver a tu amigo.

    ResponderEliminar
  5. Yo no tengo palabras, ni falta que hace, no sé cómo lo logras, pero tus fotos Parecen ventanas, no, parece que uno está mirándolo a través de unas simples gafas, uno se siente allí mismo!!
    Impresioinante, sí señor.

    ResponderEliminar
  6. Pero bueno.... Osea que andas por mi casa y no avisas...
    jajaja

    Me ha encantado esta excursión al Picu Turbina (que es ciertamente cómo lo conocemos aqui, desconocía que fuera tb "Torbina").
    Es la montaña más alta que tenemos por allí, no es gran cosa comparado con los vecinos Picos... pero ¿y las vistas que tiene al mar?

    No haces nada mal en advertir la niebla y los jous, pues no hay día en todo el año que no termine allí con niebla, aunque comience el día despejado y con sol.
    Más de una vez me tocó dar rodeos, especialmente en la parte final, hasta llegar a la caseta casi por intuición.

    Lo dicho, me ha encantado verlo aquí hoy desde gijón, con tanta nieve. El domingo iré allá.
    ;)

    un saludo amigo!!

    ResponderEliminar
  7. Bueno Jesús pues como te dije en mi reportaje, ese último vistazo que eché al Cuera viendo todo lo malo fue lo que tu ahora me relatas, y es que esa Sierra tiene esas cosas, que repentinamente y no sabes muy bien de donde sale una niebla y un viento del demonio y te ves envuelto en jous y no sabes ni donde ir.

    Yo hace unos años subí desde Alles con sol, también la gente del pueblo nos decía que a donde íbamos con el sol que hacía, un sol de justicia de esos que te cuesta caminar de tanto que hace y llegamos a la cima y apareció la niebla y nos costó encontrar la bajada y anduvimos perdidos un rato, hasta que plas, volvió a despejar... bueno de esa sierra tengo mil anécdotas y no todas muy buenas, pero ye lo que tiene el Cuera. Por cierto yo no conseguí ver la costa ese día.

    Ah y gracias por acordarte de mi. Te mando un fuerte abrazo y espero que la próxima vez puedas hacer esa foto de Urriellu, aunque la que pones me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  8. Qué aventuras os pasan. Pero la montaña es así, impredecible pero atractiva. Y lo mejor, ver la aventura sentadito frente al PC.
    Se observa que os vino del mar ese frente nivoso y vendría cargadito.
    Fantásticas las imágenes y buen relato para pasar un buen rato.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  9. Hay que ver bien lo bien que narran esos párrafos y esas fotos la aventura vivida. Aunque no obtuvieses la foto buscada... las que capturaste están fenomenal y muestran muy bien la belleza de ese paisaje nevado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Impactante reportaje amigo.
    Las fotografías son de gran calidad al igual que la aventura!

    Que bueno es tener salud para ir por los montes nevados y hacer estas rutas!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Como disfruto, cada vez que vengo, con vuestras salidas, os lo pasáis tan bien!!!!
    Mira que dejaros las raquetas en el coche !!!
    Precioso reportaje y buenísimas fotos.
    Un gran abrazo tejón

    ResponderEliminar
  12. Buen sabor de boca deja esta estupenda ruta. Las fotos son buenísimas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  13. ¡Que grande!(Iba a decir "que burro eres, coño" que era la frase con la que mi tío abuelo Antonio expresaba su más rendida admiración por alguien, pero no quiero que me malinterpretes, sobre todo después de haberme comido el hornazo de Arena)

    Yo si me pilla esa ventisca allá arriba directamente me pongo a llorar con hipo y sorbetón...Las raquetas estaban mejor en el autobús,jiji, yo es que no sé andar con ellas me piso, tengo la manía de subir en ziz-zag y de lado, con lo cual siempre piso una con la otra y tras, al suelo...el año pasado en una ruta que hicimos besé el suelo más veces en una mañana que Wojtila en 22 años de Pontificado...

    Que encima hayas tenido el humor de hacer fotos y que te hayan salido tan buenas... Sólo un pero, si la paisana dice que se llama Turbina, se llama Turbina digan lo que digan los topógrafos :)


    Un beso rande rande rande

    ResponderEliminar
  14. No me dejas de sorprender!!

    Y eso que estos días de nieve y frío me acordé de ti y tus "paseos por las montañas". Y mira!!! no me equivocaba, tejón en estado puro con nieve, frío, nubes amenazadoras... no hay quien te detenga :)

    Me dejas perpleja con las fotos y los paseos que nos regalas.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  15. Menudo reportaje. Muy bueno por la calidad, por la cantidad y por el esfuerzo de la excursión. Tiene que ser espectacular estar en lo alto de la montaña nevada y ver al fondo el mar.
    Salu2

    ResponderEliminar
  16. ¿La segunda foto la has enmarcado ya o estás esperando a las rebajas? :)

    Tenía los dientes largos por ver este reportaje desde tus "adelantos" en fb y no me ha decepcionado lo más mínimo.
    Un abrazo, Tejón

    ResponderEliminar
  17. Siento el frío desde aquí, aunque considerando los paisajes y las vistas que pudisteis contemplar, bien lo mereció.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Precioso. Aunque al final acabarais con una mojadura, creo que merecío la pena. Además es lo que tiene cuando se empieza una caminata que no sé sabe bien como va acabar el día. Alguna vez me toco a mí llegar al coche, que me salía el agua como si acabará salir de la ducha, pero al final es una aventura que cuando se recuerda nos sale una sonrisa.
    Me encanta la imagenes, sobre todo la segunda.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Vaya vistas, tiene pinta de ser una ruta preciosa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Impresionante, ya hay que tener valor para subir y mas aun con las nieves, pero las vistas son impresionante, en fin una pasada
    Un saludo y
    Te Espero en :
    Un Mundo por Descubrir

    ResponderEliminar
  21. ...Locos de atar desde luego.Pero viendo las fotos merece la pena subir...con mejor tiempoooo!!!
    Las fotos 2 y sobre todo la 11 en días claros p´a morirse:))
    Gracias tejón, por compartir tus cumbres...Ah, y haz caso a los mayores, son sabios:))
    Buen fin de semana.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Uf, menudo paseo, estos tiempos son muy traicioneros en cualquier momento, las vistas espectaculares como siempre.
    Aquí le espera el Ocejon con sus algo mas de dos mil metros para cuando usted lo crea conveniente, eso sí desde lo alto no se ve el mar, seguro.
    Saludos

    ResponderEliminar
  23. PRECIOSO.
    Te invito al blog d miscosas a rcoger un regalo que otorge. un abrazo

    ResponderEliminar
  24. La cosa se pudo fea, verdaderamente, menos mal que no pasó nada. ¿Será cosa del ángel de la guarda de los montañeros? Veo que el culiplás es un ejercicio deportivo que practican hasta los avezados montañeros, jejeje
    Un saludo

    ResponderEliminar
  25. Que maravillaaaaaaaaaaa, no sabes las ganas que tenemos de hacer esta ruta, pero nunca nos hemos atrevido porque todos con los que he hablado, coinciden en que está muy mal señalizada y si no conoces o te orientas bien, es muy fácil perderse y el poeta y una menda, en eso de perdernos somos expertos...entonces nos da miedo, pero le tenemos unas ganas locas, a ver si algún día alguien nos acompaña y podemos alcanzar la cumbre del Turbina. Este finde que estuvimos en LLanes se ve algo de nieve aún.
    Abrazotedecisivo y buena semana

    ResponderEliminar