Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

6/11/12

ALTOS DE LA TRIGUERA

 No creo que os cueste mucho acompañarme en la ruta que os traigo hoy, a pesar de la dificultad que tiene me ha resultado más costoso a mi seleccionar las fotos que los 19 kms que hicimos el domingo.
 Nos vamos de nuevo a las cumbres que separan los valles de Liebana y Valdeón, a los pies de Los Picos de Europa, para adentrarnos en uno de los bosques más extensos y mejor conservados de Cantábria.
 En el calendario de rutas está programada con dificultad cuatro estrellas pues a la distancia hay que añadir los casi 1300 metros de desnivel positivo y 1500 de desnivel negativo.
 Partimos de Fuente De, a 1070 metros de altitud y ya estamos dentro del bosque donde  ha llegado el otoño, y caminamos por una pista alfombrada de hojas de hayas, robles y abedules y las que quedan en los árboles dejan pasar a duras penas los cada día más tenues rayos de sol.
 Pronto las nieves cubrirán las cumbres, los ganados ya han bajado de los puertos, ya no se escucha berrear a los venados y los osos habrán hecho acopio de grasa para pasar el duro invierno.
Vamos ascendiendo camino de los Altos de la Triguera, los 1923 metros de altitud ya nos permiten divisar  la majestuosidad del macizo central de Los Picos que quedan a nuestra espalda,   la canal y Tiro  Pedabejo por donde pasamos en junio después de subir al Torre Salinas.
 La más hermosa variedad de colores y tonalidades que se pueda uno imaginar hacen que uno se sienta privilegiado de poderlos disfrutar.
 Caminamos pegados a la marcada divisoria que separa Cantábria de León, me pregunto si la estacada de hierro y cable de acero la han puesto para que no se nos cuele Alma desde Posada de Valdeón, yo la estuve llamando pero debía llevar otra vez los auriculares puestos y no me oyó.
 De frente El Coriscao, la Montaña Palentina y si no fuera por las nubes desde aquí se verían Peña Prieta, El Curavacas,el Espigüete y muchas más cumbres de La Cordillera Cantábrica.
 Hoy pongo esta foto mía, porque siempre cuando llego a casa y le enseño las fotos a Mila, me dice que como no me gusta fotografiarme parece que no he estado en la ruta.
 Hubo algunos paso de dificultad, alguna que otra caída y más de una sentada de culo.
 La niebla se fue haciendo cada vez más espesa y hubo que ponerse gorros, guantes y no sobró ninguna ropa de abrigo.
 La misma niebla evitaba ver el abismo bajo nuestros pies, algunos hasta lo agradecimos.
 Otro paso donde tuvimos que ayudarnos unos a otros a pasar, siempre reina la camaradería y el buen ambiente en la montaña.
 El viento sur había llevado casi toda la nieve caída la semana anterior y seguimos bajando entre la niebla de El Mostajal que está a 1979 metros.
 Vamos camino de los pastos de Salvorón.
 Ya hay hambre y estamos deseando llegar al refugio que aún se ve lejos....
 ....cuando comienza a nevar.
 Y lo hace con tanta fuerza que casi como quien no quiere la cosa va cuajando en el prado.
 Saco estas fotos desde dentro del refugio, los que primero hemos llegado comimos dentro pero no había cabida para todos y comer fuera nevando resultaba penoso....
 ....así que la mayor parte de la gente hubo de continuar camino y adentrarse de nuevo en el bosque con el viento y la nieve azotando en la espalda.
 Atrás dejábamos una estampa de puro invierno....
 ....y de nuevo en el bosque nos acoge la alfombra de hojas.....
 ....y el curso de los ríos y las aguas rumorosas que bajan dejando estelas de espuma y arrastrando hojas.
 Una vista hacia las cumbres por donde hemos pasado, ha merecido la pena cada paso que hemos dado, no hay paleta de pintor que tenga tanta variedad de colores.
Cuando llegamos a Espinama ahuman en los tejados las chimeneas, y el sol quiere demostrar que el también sabe pintar y tiñe de rojo anaranjado las montañas.

68 comentarios:

  1. ¡¡Que Maravilla de Reportaje!!

    Si Buenas son las Fotos, el recorrer esos parajes es envidiable.

    ¿Quien lo pudiera hacer!

    Te Felicito y por fin te veo en una Foto. Gusto en conocerte.
    Ahora cuando te lea ya se a quien dirigirme.

    Un Saludos manolo

    Te voy a dejar la dirección de un nuevo blog, que llegué a visitarlo, por un amigo que hizo esto mismo.

    Creo que te gustará leerlo.

    http://mi-dulceflor.blogspot.com.es/

    .

    ResponderEliminar
  2. Viendo tus rutas parece facil pero...hay que hacerlo y aguantar esas nevadas que no todos soportariamos y mas a esas alturas, que por cierto; viendo las fotos de la nieve me estaban dando escalofrios sentado frente al ordenador jejeje, en definitiva; otra estupenda excursión para ponernos los dientes largos Tejón, un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Niebla, nieve, viento, y un poco de sol para aderezar esos maravillosos paisajes otoñales-invernales. Tuvisteis de todo un poco, así es que imagino que la dificultad fue mucho mayor pero seguro que más satisfactoria para el espíritu.
    Saludos cordiales y precioso reportaje, como nos tienes ya acostumbrados. Un sello de garantía.

    ResponderEliminar
  4. Bonito paseo y hermosos paisajes.
    Y se agradece el detalle de la foto tuya.

    ResponderEliminar
  5. Nieve!
    Que bonito, Te digo que nunca he visto nevar, he visto la nieve si, pero el efecto ese de ver la nieve caer, nunca!
    Pienso en ello todos los inviernos, pero claro eso de nevar en Sevilla como sería lo mas raro aunque no imposible porque a finales de los años 50 nevó cosa que todavía cuentan los que lo vivieron como algo extraordinario.

    Me encanta tu ruta y esta forma de contarlo como una aventura.

    Un besote :)

    AH! esta bien eso de que te dejes fotografiar así dejas constancia de que estas.

    ResponderEliminar
  6. Qué gozada de paseo, Tejón!!
    Pero cuánta gente! Mogollón y uno más, porque yo siempre voy también, que desde que me apuntaste, no me pierdo una.
    Las fotos tienen efecto 3D, eres un genio fotero, bueno, una no la hizo El Tejón, claro, y también tiene su aquél.
    Un abrazo (¿no fue el de la mochila roja?

    ResponderEliminar
  7. Una ruta realmente espectacular. También es muy interesante ir acompañado de un grupo numeroso para salvar cualquier dificultad entre todos.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  8. No me extraña que te costara elegir las fotos de la ruta.
    Un otoño bañado en nieve precioso ... y que bien lo explicas !!!!!

    ya podéis tener cuidado que comienza el frío.
    Un abrazo Tejón

    ResponderEliminar
  9. Tuviste todos los ingredientes, niebla,preciosos colores, arroyos, seguro que buena compañía. Un precioso paseo Tejón. Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  10. Encantado de conocerte.

    Las fotos que me gustan mucho son las dos que están con una hermosa alfombre roja por la caída de las hojas,ellas nos enseña lo que es el otoño.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Has tenido de todo para hacer un reportaje fantástico y lo has hecho. Lo que mas me ha llamado la atención han sido las señoras con paraguas. ¡Muy montañero!

    ResponderEliminar
  12. Ay... no tenía los cascos, estaba en el monte corona, buscando árboles enamorados. Allí hacía sol :) y el río no me dejaba oír nada más.

    Y el cierro no es para que no me cuele yo, jaja, es para que las vacas lebaniegas no vengan a dormir a Remoña, demasiado bien lo sabéis...Supongo que del otro lado lo diréis al revés pero porque sois enrevesados :P

    Y ahora en serio, Tejón, no te da penica que los picos estén separados? A mí sí. Somos la misma gente :)

    Que preciosa entrada. No me extraña que te costase escoger las fotos. Y Mila tiene razón. Aunque a mí tampoco me gusta que me hagan fotos. Te entiendo muy bien

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  13. Que preciosidad de entrada. Bueno ni que decir que acercarse a los Picos es algo que hace que mi cámara comience a temblar, jajajaja, así que te comprendo. Yo este fin de semana la tuve trabajando mucho y a veces cuesta seleccionar solo unas poquitas fotos para un reportaje. Nevando, de lujo, buena ruta, buenas vistas y la nieve... que más se puede pedir, ah sí... sales tú, encantado de conocerte, a mi también me cuesta salir en las fotos, más que nada porque a mi cámara no le gusta que otros la tengan en sus manos (manias que tiene la jodida, jajjaja). Un enorme abrazo amigo. Fotazas que lo sepas.

    ResponderEliminar
  14. Te habrá costado trabajo dejarte fotos sin publicar. Ye diré que he ido pasando el ratón de arriba abajo y..... de nuevo vuelta a empezar. Las vistas y los paisajes me han impresionado. Por destacar, me gusta, la del bosque con la alfombra de hojas de otoño, la que se ve la niebla por debajo de la toma y Como no! la del agua bajando por la montaña.

    Viendo tu foto comprendo que puedas realizar esas dificultosas rutas. Se te ve muy ágil!

    Un beso.
    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/


    ResponderEliminar
  15. Hola Tejon.
    Pedazo ruta,si señor.En esta época del año y si vas por bosques es luego muy difícil elegir una foto porque te gustan hasta las que has dejado de hacer,que solo están en tu retina.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Una ruta muy interesante y mucho
    de lo que disfrutar.

    Gracias por entrar en mi blog.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Otra dura caminata, más llevadera con la belleza de esos parajes. Espectacular.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Gracias,manolo, por los elogios y por el blog que me recomendaste, ya me pasé a ver a Julia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Seva, que no se diga hombre, de Reinosa y que te den escalofríos ver la nieve,jejeje
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. zález, tenía muchas ganas de hacer esa ruta y se cumplieron todas mis espectatívas, quedé muy contento de hacerla y de compartirla con todos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Gracias,Manolo, ahora ya conoces mi cana barba.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

  22. · ¡Como te lo pasas! Me viene bien tu reportaje... para cualquier día de éstos...
    En fin, lo de siempre, un buen reportaje, buenas y explicativas fotos. Y sobre todo, esos hayedos, hermosos hayedos como el que atravesé ayer Lebeña arriba hacia la Braña de los Tejos. Trapos de nieve y comer con las manos heladas... lo mismo.

    · un abrazo, caminante.

    CR· & ·LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  23. Pues es un efecto precioso ver caer la nieve, además empezó de una forma suave, como sin querer y acabó, bueno, como se ve en las fotos.
    Un abrazo,NIEVEs.

    ResponderEliminar
  24. Una vez más te llevé conmigo,Amado, el que no vino fue el de la mochila roja pero por el monte ha estado que me lo acaba de contar un poco más abajo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  25. Fue una jornada en buena compañía,Roberto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Iba bien abrigado,Esmeralda, a pesar de la nieve apenas se notaba sensación de frío.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. No faltó de nada,Marce, me imagino que por Aguilar ya esté haciendo buena rasca.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Gracias, José, puede usted pisar si quiere la alfombra de hojas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Luis, las mujeres y su coquetería, no quieren mojarse los pelos y llevan paraguas a la montaña,jejeje
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Alma, a mi me parece que Los Picos, más que separarnos nos unen y marcan nuestro carácter, yo creo que somos buena gente, además si será por senderos y atajos, a ver cuando coincidimos en alguno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Amigo Carlos, ya estoy deseando que hagas la selección y nos enseñes las fotos de este fin de semana.
    Ya propuse la ruta de Peña Salón y El Sueve para el año que viene, a ver si sale alguna,
    Un abrazo.
    Ah, y déjate fotografiar alguna vez aunque tengas que poner la cámara en otras manos, que no sea tan caprichosa.

    ResponderEliminar
  32. Ventana de foto, gracias una vez más por tu comentario, me alegro mucho de que te haya gustado el reportaje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. En la retina llevo más fotos de las que saqué,fosi, y que buen tiempo tuvimos ¿eh? jajajaja
    Un abrazo y cuídate.

    ResponderEliminar
  34. Gracias a ti,Julia.
    Un saludo, nos seguiremos viendo.

    ResponderEliminar
  35. Un poco dura,Pini, pero disfruté muchísimo y apenas he tenido agujetas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  36. Vaya, vaya, así que por Lebeña, pues no me da envidia don Ñ, porque por allí anduve hace unos pocos días en buena compañía y vine cargado de semillas.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. No me extraña no supieras que fotos escoger. Me ha gustado el paseo que nos has dado y comprobar que llega la nieve y el invierno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Madre mia cuánta belleza, y esos colores verdes, ocres, la nieve...
    Qué afortunados poder gozar de tanta hermosura!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Un reportaje digno de "Al filo de lo imposible". Sí, ya sé que me vas a decir que no es para tanto, pero para esta señorita que escribe estas líneas date cuenta que, con sólo ver que llueve ahí fuera desde mi ventana, me quedo en casita al brasero, así que imagínate. La niebla era ese día bastante puñetera porque no os dejaba ver el camino que teníais delante ni tampoco hacer fotos, pero cuando le daba por levantarse el espectáculo era maravillosamente otoñal.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  40. Amigo, sigo con la boca abierta...
    La grandeza de este lugar, sus colores, veros con tanta fuerza para conseguir hacer la ruta...me emociona, la verdad.
    Sois unos verdaderos aventureros, y este paseo me ha sentado de maravilla...claro, que yo estoy aquí con la estufita al lado...
    ;)

    Impresionante tejón...
    Admirable vuestro talante y las fotos de primera!

    Muy fresquito te veo en la foto que te hicieron...abrígate más!

    Besos amigo.

    ResponderEliminar
  41. Se me quedaron bastantes en la recamara,Valverde, todas no se pueden poner.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  42. ohma, fue una ruta muy guapa, disfruté muchísimo y me alegro haber compartido con todos vosotros las fotos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  43. La niebla fue protagonista durante buena parte de la ruta, pero contribuyó a darle belleza aunque a veces es muy molesta.
    Un abrazo,Carmen.

    ResponderEliminar
  44. Gracias,remei, me alegro mucho de tu vuelta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Apesar do frio que parece ter estado naquele momento, o calor de suas palavras foi aquecendo o relato de uma rota tão bonita. Que cores magníficas t~em o outono!!!

    Feliz fim de semana.
    Beijo e uma flor.

    ResponderEliminar
  46. Menuda ruta mas completita, en cuanto a colores impresionante.
    Saludos

    ResponderEliminar
  47. Primera nevada del año. Una maravilla que coincidan los colores del otoño con la nieve de invierno. A nosotros nos pasó el año pasado en Ponga. Están los hayedos increibles, aunque después de la invernada de este fin de semana, la zona alta habrá quedado ya muy pelada.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  48. Me alegra conocerte Jesús!!
    Esas rutas son para los valientes y los aventureros, que ni la nieble, el frio y hasta la nieve les asusta:))
    Las fotos una maravilla.
    Buen domingo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  49. Nada, que he vuelto para pasear por las hernmosas fotos otra vez, y aprovecho para darte otro abrazo... y una buena noticia: Como la cabra, he vuelto a tirar pal monte, ¡POR FIN!
    Chover chove, pero por min...¡que chva! (y qué pena qu eno nieve por aquí más que una vez cada 25 años, y no toca)

    ResponderEliminar
  50. Precios lugar y menuda la que os cayo, bonitas las primeras fotos otoñales, buen paseo.
    Un Saludo.
    Un Mundo por Descubrir

    ResponderEliminar
  51. Pues si, un reportaje que sigue tu buena linea, y sin lugar a dudas el mejor sitio para gritar LIBERTAD, algún dia haré esta ruta, es curioso en un par de dias como ha cambiando todo de aspecto.
    Un saludo amigo.

    ResponderEliminar
  52. El frío se combate bien,Teca.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  53. Te hubiera encantado ver esos colores.
    Gracias,flores, un saludo.

    ResponderEliminar
  54. Cienfuegos, yo creo que aún quedan colores para rato, las nevadas no han sido muy intensas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  55. Gracias,Laura. No se si seremos valientes o no pero la ruta no es para hacerla en Vespa,jejeje
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  56. Amado, anda no con cuidado de no resfriarte tanto pasear por estos lugares...abrígate y pasea cuantas veces quieras
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  57. Gracias,Rafa, estos caminos si tienen destino.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  58. Pues si,Alfonso, la sensación de libertad es grande por esos lugares. ¿Donde has andado tu que tan poco se te ve?.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  59. No me llegó, nada, no. Estoy en amadobh2001@yahoo.es
    Cuidado con las amanitas, que enganchan :)

    ResponderEliminar
  60. Otra vez en Fuente De? qué envidia me das... con los buenos recuerdos que tengo de haber estado por allá con dos personas maravillosas ;). Qué preciosos están los hayedos, y esos Picos impresionantes!!! ...ay...

    ResponderEliminar
  61. Una ruta preciosa y impresionante.Me encantan los colores del otoño y tus fotos son geniales.Caminando tanto te puedes permitir comer un poco de dulce jajaja.Saludos desde Aviles

    ResponderEliminar
  62. El reportaje es sensacional, las fotos nos muestran la grandeza de la naturaleza y las aventuras del día.
    Genial un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  63. Te faltó una semana para ver estos colores,Isabel, para el año que viene otra escapaduca.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  64. Dulce y salado, Encarnita, que con estas caminatas se quema mucho.
    Un saludo y gracias por pasarte.

    ResponderEliminar
  65. Generosa con nosotros la naturaleza, Maricruz,se porta con nosotros mejor que lo que nos portamos con ella.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar