Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

29/4/12

SEMBRAR OPTIMISMO

 Un día si, y el siguiente y al otro también nos desayunamos una taza de pesimismo servida por unos agoreros con la panza bien llena,y ha calado tanto el mensaje catastrofista que si en cualquier esquina de una calle cualquiera pusieran un tenderete donde se vendiera optimismo huiríamos de allí por miedo a ser señalados.
 Hay mucho interés y muchos a quien no conviene que seamos optimistas y necesitamos alguien que siembre optimismo. Los niños de esos países que llamamos tercermundistas no tienen nada y nos muestran sus dientes blancos con la mejor de las sonrisas.
Las fresas silvestres nacen solas, no necesitan cuidados y se nos ofrecen cada primavera, a veces rodeadas de espinas, a la orilla del camino.

PROVERBIO CHINO: "Es mejor encender una pequeña vela que maldecir en la oscuridad"

54 comentarios:

  1. Tienes razón, hay que cambiar de perspectiva. Vemos un cambio hacia atrás en nuestra vida, pero quizá no sea así.
    Esas fresas tienen una pinta suculenta.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  2. ¡Meruendanos! viejos recuerdos, me gustan me encantan, mas que las fresas, debe ser porque me conformo con lo humilde con lo autentico, como en la sociedad. No necesitamos mucho para salir adelante, no es mas feliz el que mas tiene sino el que menos necesita, y visto lo visto lo que menos necesitamos es a los politicos

    ResponderEliminar
  3. No se trata de mirar para otro lado cuando viene la riada, pero sí ponerse a salvo. Y contra la avaricia, largueza. Contra la crisis, esperanza. Que un clavo no quita otro clavo, sino que nos deprime más en la herida.

    ResponderEliminar
  4. Falta nos hace...

    ¡Qué envidia de fresas! Aquí todavía les falta :)

    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Umm, qué buenas las fresas silvestres y qué gran verdad lo del optimismo, Tejón!. Fuerte abrazo y recuerdos a la familia ;-)

    ResponderEliminar
  6. Gracias Tejón, por ese mensaje, que es más que cierto y por esas estupendas fotos que te alegran la vista y te abren el apetito. Da gusto ver esas fresas silvestres. Imaginemos el que dará comérselas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Que mensagem magnífica acompanhada da beleza e simplicidade da nossa querida natureza.
    A esperança não pode morrer... o desânimo não pode predominar...

    Beijo grande.
    Felicidades e saúde.

    ResponderEliminar
  8. pues si...deberíamos ser como esas fresas silvestres...
    un saludo

    ResponderEliminar
  9. Es un mensaje maravilloso, es verdad que se necesita el optimismo, es verdad que nos quieren tener en la oscuridad, es verdad que son unos impresentables desde el primero al último.
    Oigo la radio y la quiero apagar, leo la prensa y paso rápida las noticias, estoy "hartica" de tanto desmán y de los que nos llegan de los presidentesmanostijeras....

    Gracias, por este regalo de la naturaleza que tu sabes tan bien plasmar...

    Besicos miles.( sin recortes)

    ResponderEliminar
  10. Tienes más razón que un santo... pero también cultivo fresas...a Dios rogando y con palo dando :)

    ResponderEliminar
  11. Yo tambien soy de esos optimistas, nos invaden con su mensajes, aunque hay que darles caña, aun la critíca puesde ser optimista, por eso en mi anterior entrada le mande una carta a mi primo el marques, mezclando el pasodo y el presente,,, alabando nuestra maravillosa SS.
    Que color tiene esa fresa. Ni las chinchillas tienen ese color.

    ResponderEliminar
  12. Yo me he negado a leer, ver y escuchar las noticias.
    La prensa todos los dias pone lo mismo, nada mas que cambia la fecha y los titulares de las esquelas.

    ResponderEliminar
  13. Aquí estoy otra ves, he recibido tu mensaje y me da mucho "coraje" que este blogger nos boicotee de esta forma.
    Me ha encantado esta entrada ya lo sabes, me da una carga de positividad cada ves que vengo a tu cueva, tan llena de luz y naturaleza.

    Un besote :D

    ResponderEliminar
  14. Muy buena entrada. Debemos aprender a vivir con menos cosas superfluas e innecesarias y reconocer todo lo bueno que nos rodea. Dar gracias a la vida, por estar aquí, por nuestra familia, amigos, por ver, sentir,...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Que razón tienes, Tejón y que pinta tienen las fresas...yo cada vez que vengo o me voy con envidia o me voy con hambre...

    O las dos cosas :D

    ResponderEliminar
  16. Y ofrecen su fruto al que pasa, con altruismo, sin más que agacharse y cogerlo, precioso post amigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Qué mensaje tan amable nos lanzas Tejón, gracias por transmitirnos tu optimismo. Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  18. Eso es optimismo!!

    Mi cuñado,mi cuñada y mi hermano encontraron curro (y bueno) el año pasado........

    Proverbio chino_

    El pesimista se queja del viento
    El optimista espera que cambie
    El realista cambia la vela.

    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
  19. Siempre positivo, nunca negativo.
    (Dónde andará Van Gaal)

    ResponderEliminar
  20. querido amigo hoy la sabiduría llamó a tu puerta, es verdad, la alegría y el amor son la base de nuestra existencia, son frutos de la esperanza, que siempre esté contigo por que tu eres un buen sembrador de esperanzas, te abrazo Tejon

    ResponderEliminar
  21. Qué bien nos viene esta dosis de optimismo con la que está cayendo. Y, por cierto, ahora ya no son los lunes los días peores, sino los viernes...
    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Yo creo que la situación que estamos viviendo va a servir para algo, Roberto, alguna lectura buena sacaremos de esta crisis.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. A mi me traen muy buenos recuerdos de la infancia,Loli, aprender nidos, setales y fresales y mantenerlo en secreto. ¿Y lo bien que huelen?.
    Los politicos no saben nada de esto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. A la siembra de optimismo le añadiremos una semillas de esperanza.
    Saludos,Juan, y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  25. Pero llegarán, Xibeliuss.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. ¿Ves?, tu visita es una razón más para el optimismo.
    Un abrazo y feliz regreso,Carzum.

    ResponderEliminar
  27. No es comparable,Pini, el sabor de estas fresas y el olor comparado con las que nos venden en el super.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Siempre esperanzados,Teca, no dejemos que el abatimiento entre en nuestras vidas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Yo tampoco salvo a ninguno,Carmencica, ya no creo en mirlos blancos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Amado, que yo sepa cultivarlas no está prohibido...de momento.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  31. Alfonso, había una luz preciosa, la foto está sacada en el pantano de Alsa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Para lo que hay que leer y ver, mejor desconectarse,Luis.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Me alegro de poder transmitir esa positividad,Nieves.
    Un abrazo y gracias por repetir el comentario, Blogger anda como quiere.

    ResponderEliminar
  34. Sabes que coincidimos en el mensaje,Jose Antonio.
    Un abrazo y a seguir con ese ánimo.

    ResponderEliminar
  35. ¿Quien será más envidioso de los dos? Ahhhhhh.
    Un abrazo,Alma.

    ResponderEliminar
  36. Gracias,Carlos, me agrada verte por aquí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Muchas gracias,Marce, deseo que todo vaya bien por Aguilar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Muy bueno ese proverbio también, Campero, y me alegro por tú familia, tienes motivos para estar contento.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  39. Nunca se volvió a saber de él,¿ande andará? jajaja
    Saludos,Rubén.

    ResponderEliminar
  40. Muchas gracias abuela, siempre son gratas sus visitas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  41. Y tanto, ¿que será lo que nos tienen reservado para este viernes.
    Un abrazo, CarmenBejar.

    ResponderEliminar
  42. Diana, perdona el despiste y dejarte para el final, me alegro mucho de tú visita paisana por tierras murcianas. Me pasaré más detenidamente por tu rica cocina.
    Un saludo y bien venida a la cueva.

    ResponderEliminar
  43. Tejón, espectaculares las fresas...
    Hay otro proverbio, refran o dicho que reza como sigue:
    Para apartar la oscuridad solo hace falta una pequeñisima llama...
    Saludos

    ResponderEliminar
  44. Tienes razón, hay que insuflar optimismo, aunque nos cuesta ver la luz de la vela.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Hola Tejon.
    Es lo unico que no nos pueden recortar,el optimismo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Hola tiuco:
    Menuda pinta tienen esas "mayatas",para insertarlas en una hierba,y saborearlas despues con fruicion,como se atesoran los buenos momentos,para recordarlos en otros no tan buenos,cuando los arboles no te dejan ver ese bosque hermoso,que es nuestra propia vida.

    ResponderEliminar
  47. Ahora que estamos en Primavera aprovechemos la ocasión.... a plantar y a plantar semillas de optimismo!

    Con lo que a mi respecta me uno a esta iniciativa y comenzaré en el patio de mi casa, en los campos, en los jardines públicos...los pájaros me ayudarán llevando semillas en su pico y poco a poco el optimismo se adueñará del país.

    Un abrazo.

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  48. Muy bueno también ese proverbio, Flores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  49. Imagina que todos encendemos una vela,Valverde, la luz a más de uno le hará daño, acostumbrados como están a vivir en mundos oscuros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  50. Y si pudieran no dudes que lo harían,fosi.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  51. Si los árboles no nos dejan ver el bosque siempre hay quien está dispuesto a talarlos, yo prefiero apartar las ramas.
    Un beso,Lore.

    ResponderEliminar
  52. Ventana de foto, cuanto primero empecemos a plantar mejor, antes veremos los frutos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar