Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

20/4/12

EL MAR DE SANTILLANA

La Villa de las tres mentiras dicen de Santillana del Mar porque no es santa ni llana y no tiene mar, y no es verdad, Santillana si tiene mar, pero hay que saberlo encontrar.
Benito Pérez Galdós si lo descubrió y en su libro "Cuarenta leguas por Cantabria" lo cuenta así:
"El mar, que es el mejor y más generoso amigo de la hermosa Cantabria, a quien da por tributo deliciosa frescura y fácil camino para el comercio; el mar de quien Santillana toma su apellido, como la esposa recibe el de el esposo, no se digna mirarla, ni tampoco dejarse ver de ella".
"Jamás ha pensado hacerle el obsequio de un puertecillo, que en otras partes tanto prodiga, y si por misericordia le concede la playa de Ubiarco, las aviesas colinas que mantienen tierra adentro a la desgraciada villa, no le permiten hacer uso de aquel mezquino desahogo. Contra Santillana se conjura todo: los cerros que la aplastan, las nubes que la mojan, el mar que la desprecia y los senderos que de ella huyen".

Así de furioso y embravecido estaba ayer el mar de Santillana, que ni golpeando sin cesar los acantilados....
...y dejando ríos de espuma sobre las rocas....
...consigue asustar a las vacas que desde los prados observan como intentan las olas...
... unirse con las nubes del cielo.

Todas las fotos están sacadas en el término municipal de Santillana del Mar.
Si quereis saber algo más de la ermita que aparece debajo del anticlinal pinchad aquí.

52 comentarios:

  1. Tal vez sea la Villa de las Tres Mentiras pero creo recordar (si no me equivoco) que le calificaron como uno de los pueblos mas bonitos de España.
    Como ese pedazito de playa que me parece que debe ser Ubiarco (corrígeme si me equivoco) un abrazo desde Reinosa Tejón.

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias amigo por enseñarme Santinllan! ...y su mar

    ¡Vaya fotazos! Esa ola que quiere se nube...Son fantásticas, amigo.

    Gracias por enseñarnos tu tierra, la comozco poco. Estuve en Santillana una vez y no, no vi el mar...

    Besicos.

    ResponderEliminar
  3. Espectaculares imágenes, me fascina mucho más el mar que choca contra las rocas que el que se amansa contra la arena de las playas, mientras más enbravecido... mejor.
    En León tenemos otro pueblo de las tres mentiras VILLANUEVA DE LAS MANZANAS, que ni es villa, ni es nueva, ni tiene manzanas. O al menos eso dicen sus vecinos de VILLACELAMA (el que no es tonto la mama, les responden).

    ResponderEliminar
  4. Brillante reportaje, me encantan tus fotografías, son realmente espectaculares y que razón tenía Galdós. La ermita es una pasada. Saludos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. Ni idea de la existencia de esta playa y de esta curiosísima ermita.. algo pendiente para la próxima escapada por esas tierras a las que tantas ganas tengo de volver!!! me encantan esas fotos de olas rompiendo.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Las imágenes de este mar embravecido
    son fantásticas, sobre todo para los que no estamos acostumbrado a contemplarlo de esa forma.

    Buenos prados verdes, para poder saciar el apetito de estas hermosas vacas. Estas manifiestan más mansedumbre que ahora presenta el mar.

    Un beso.

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. ¡Vaya colección de fotos, Tejón! A cada cual más espectacular.
    Y cogiste además un día con una luz de infarto.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Hola Tejon.
    ¡Como estaba el mar!.Una pasada de fotos,eres un profesional y la ermita esta muy guapa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hola Tejón. Me gustan las fotos de ese mar embravecido, pues para los que vivimos tierra adentro estas cosas nos llaman la atención. Tuve la suerte de conocer Santillana hace ya treinta años y me encantó, pero no vi su mar.
    saludos

    ResponderEliminar
  10. Pues éste sí que es un verdadero descubrimiento porque de que Santillana tenía mar pensé que era una auténtica tomadura de pelo. De hecho hay un pueblo en Salamanca del cual dicen lo mismo, que es el pueblo de las tres mentiras: Villanueva del Conde. Ni es nueva, ni es villa, ni tienen conde. A ver si va a tener algún noble por allí viviendo y no nos hemos enterado...
    Las fotos son una maravilla, sobre todo la de la ermita o casucha incrustada en el acantilado, expuesta a los embates de las olas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Unas magníficas fotos de nuestro Cantábrico

    ResponderEliminar
  12. Santa Justa. Una autentica maravilla para fotografiar o simplemente para ir a admirar el mar embravecido. Magnifico post. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Poco queda que añadir a la espectacularidad de el reportaje, a la reseña literaria y a los acertados comentarios. Si acaso constatar el cambio producido en la raza de la cabaña ganadera de uno de los pueblos más lecheros del país.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Las fotografías sencillamente maravillosas. Tu evocación encantadora. Y además el texto de Galdós, que como más lo leo más pienso que escribía francamente bien, no solamente capacitado para crear sus densos mundos de ficción sino también para describir el entorno y sus efectos en el alma.

    ResponderEliminar
  15. Curioso nombre, hermoso lugar, Gran fotógrafo!!!

    Las fotos encierran toda la fuerza y magia del mar...

    Besines :D

    ResponderEliminar
  16. Bonita localidade... sua simplicidade em fotografar é estupenda! Eu gosto muito dos lugares que nos mostra...
    As ondas sempre foram um mistério para mim... às vezes fortes... às vezes suaves... o que será que dizem por trás desse vai-vém?

    Beijo.

    ResponderEliminar
  17. Esta zona la conozco, la aprecio, forma parte de mí. Hermoso verde, espuma, vacas.. Te ha quedado una composición preciosa.
    Un abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
  18. Muy bueno!! las de las olas rompiendo son impresionantes...no conozco esta zona, pero me encantaría.
    saludos.

    ResponderEliminar
  19. Precioso reportaje, pero cuando estube en Santillana delmMar vi pintura y calles preciosa pero no mar .
    Saludos aabrazos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  20. Unas fotos de una gran belleza, el color,la luz, verdaderamente preciosas, un sitio para visitar sin duda.
    Un abrazo Tejón.

    ResponderEliminar

  21. · De las fotos, poco que decir, aparte de su espectacularidad.
    El hombre de Altamira dejaba restos de conchas en el interior de la cueva lo que significa que el mar, antes, estaba más cerca, pero no en Santillana. Por otro lado, toca hoy corrección, si me lo permites. La ermita no está bajo un sinclinal, al contrario, bajo un anticlinal.
    Nos sigues deleitando.

    · un abrazo

    CR. & .LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  22. Creo que voy a emigrar a tu tierra...
    Esto de las fotos tiene ·narices"...como te puedes enamorar de un lugar sin conocerlo realmente?
    Una edición fotográfica de lujo, lo demás queda dicho amigo.
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  23. Magnífica entrada, sí señor, imagenes y texto a la par.
    Ah, ¡y es Santa y es Illana además de tener mar!

    ResponderEliminar
  24. ¡Hola Tejón!
    Aunque hace años estuve en Santillana, no estuve el el mar de Santillana, pero me has emocionado con esas imágenes tan bellas libres de grandes torres de hormigos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Es uno de los pueblos más bonitos de España y es la playa de Ubiarco.
    Un abrazo,seva.

    ResponderEliminar
  26. Siempre hay que dejar algo que ver para la próxima vez.
    Un abrazo,Cabopá.

    ResponderEliminar
  27. Graciosa la picadilla entre esos dos pueblos,Ruben.Digo yo que en Villanueva alguna manzana habrá, ¿no?.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  28. Carlos, toda la costa cantábrica guarda escondidos rincones espectaculares y muy singulares, la ermita de Santa Justa es uno de ellos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Para la próxima,Isabel,jejeje...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Ventana de foto, me encanta compartir y enseñar lo mismo que a ti, tus reportajes no dejan a nadie impasible.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Cuando salíamos de casa le dije a Mila: vaya luz que hay hoy para hacer unas fotos en la mar, no me equivoqué,Xibeliuss.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Para que hagas una escapada,fosi.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Hola,Pini, tengo pendiente un envío, a ver si un día de estos...
    Un saludo y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  34. Otra Villanueva?, pues si que hay villas nuevas por esas tierras, has de hacer alguna investigación en busca del noble perdido,Carmen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Bien nuestro y bien querido mar Cantábrico,Luis.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  36. La verdad es que se echan en falta las "pintas" Fermín.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Eastriver, el libro de Galdós de donde saqué la referencia es corto pero no tienen desperdicio las descripciones que hace de lo que vio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  38. Me alegro que te gustase la entrada,Nieves.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Gracias,Teca, me gustó mucho el comentario y lo que dices de las olas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. Muchas gracias por pasar,Cris.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  41. Anita, la zona es ideal para sacarle partido con tu cámara.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  42. Pizarro, el mar de Santillana es como un tesoro bien guardado, hay que descubrirlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  43. Me alegra verte por aquí,María Luisa, y que te guste lo que ves.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  44. Corregido,maestro, si no fuera por ti.
    Un abrazo,ñOCO.

    ResponderEliminar
  45. Gracias,Remei, un lujo es tenerte de visita por la cueva.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  46. Los destrozos causados ya no tienen arreglo,Fernando, pero aún quedan acantilados y costa bien salvajes como los de las fotos.
    Un saludo y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  47. Acabo de llegar...mi santo me ha mirado medio raro cuando le he dicho que tenemos que volvernos a ir, inmediatamente, que yo quiero ver esa ermita,ahora, ya...ha hecho un gesto medio raro porque sabe que vamos a ir se ponga como se ponga, jaja. Igual no inmediatamente, que no se puede tener todo,aunque miro tus fotos y las vuelvo a mirar y pienso que sí, Tejón, que si que se puede. En ellas está.

    Un beso

    ResponderEliminar
  48. A este ñoco no se le pasa una, yo lo único que puedo aportar es que Santillana del Mar tenia un amplio dominio en el que se podia rapear o hacer suyas los tesoros que venian de arribazón despues de las galeranas o temporales,
    Muy buen reportaje y muy buenas fotos,
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  49. Pues nada,Alma, cuando quieras aquí estaremos, que paciencia ha de tener tu santo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  50. No se le pasa ni una a tú tocayo, es un genio el tio.
    Un abrazo, nos encontraremos por el monte o por la mar.

    ResponderEliminar