Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

1/2/11

LA ORILLA DEL MAR


No es agua ni arena
la orilla del mar.
El agua sonora
de espuma sencilla,
el agua no puede
formarse en la orilla.
Y porque descanse
en muelle lugar,
no es agua ni arena
la orilla del mar.
Las cosas discretas,
amables, sencillas;
las cosas se juntan
como las orillas.
Lo mismo los labios,
si quieren besar.
No es agua ni arena
la orilla del mar.
Yo solo me miro
por cosa de muerto;
solo, desolado,
como en un desierto.
A mi venga el lloro,
pues debo penar.
No es agua ni arena
la orilla del mar.
Poema, "La orilla del mar" de José Gorostiza.

33 comentarios:

  1. Un poco triste el final,¿no?.
    Buenas fotos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Precioso poema aunque un poco triste.Pero bueno esta bien.Las fotos son preciosas como siempre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Como siempre, la envidia me invade, que suerte tenerla cerca. Muy bonito el poema.
    Un saludo desde tierra adentro.

    ResponderEliminar
  4. esta asturiana te da las gracias por compartir y deleitarnos con tu bellisimo poema, un besin muy grande.

    ResponderEliminar
  5. :)
    He estado viendo españoles en el mundo, que iban a Chile(que es donde querría ir yo)Salía una santanderina, pija total pero simpática que escribía versos(buenos) y al final leyó un fragmento de uno de sus poemas y creo que decía algo de "tan lejos de mi tierra y su oleaje" y me acordé de ti...es verdad que hay muchas maneras de comunicar las orillas. Un beso, Tejón

    ResponderEliminar
  6. Poema triste, pero nos hace pensar que después de la tristeza la alegría acabará por llegar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Cuando ando un poco despistado, y con pocas ganas de hacer nada, es decir, espiritualmente desganado, tengo la suerte de poder recurrir a algunos lugares donde me siento reconfortado.Gracias Tejón y un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Triste, quizás, pero muy bello poema. Ahora, déjame que yo me quede con la luz llena de vida de la primera foto.
    Un abrazo, tejón

    ResponderEliminar
  9. Tal vez sea un poema un poquito triste pero como suele decirse "no hay mal que por bien no venga" la alegria vendra, seguro, un bonito poema para unas imagenes muy bellas, lastima que la primera foto el horizonte se vea un poco caido pero me encantan esta fotos con un marco natural como las hojas de un arbol, un afectuoso saludo desde Reinosa Tejon.

    ResponderEliminar
  10. Bello y melancólico poema. Dejemos abierta la puerta a las cosas sencillas que nos traigan la alegría.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Buenas noches...

    Pasaba por estos lares y entré a curiosear y pasar un rato agradable con tu poema.

    Besotes de lindos sueños

    ResponderEliminar
  12. Trsite y con sentimiento.
    Un abrazo,Fosi.

    ResponderEliminar
  13. lo mismo te digo,Jose Manuel.
    El sitio te resultará conocido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. El mansolea, la mar no cansa, siempre es un espectaculo, me alegro de poder acercartela.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. No vi el programa,Alma, seguro que estuvo bien, y Chile tambien es uno de esos lugares de la tierra que ejercen sobre mi un poderoso atractivo.
    Lejos de mi "tierruca", sus montañas y el oleaje tambien a mi me resultaría dificil vivir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Encontrarse es una alegría,José.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Me halagas con tu comentario,Marce.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. La tarde invernal estaba acompañada de una luz espectacular.
    Un abrazo,Xibeliuss.

    ResponderEliminar
  19. Sacar la foto tenía su dificultad,seva, subido en una baranda, apoyandome en el árbol y Mila al lado poniendome nervioso, como para no salir inclinado el horizonte,jajaja
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Gracias,lito, me alegro que te guste el poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Sabes que puedes pasar y quedarte todo el tiempo que quieras,Balo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Desde luego que suerte tienes Tejón,puedes subir a la montaña y observar las olas del mar, que variedad de contrates.

    Enhorabuena¡¡¡

    Bonita la entrada y distinta,

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Me siento afortunad,chalecu, por poder disfrutar de mar y montaña.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Y cuanto se añora cuando estamos fuera.
    Un abrazo,chus.

    ResponderEliminar
  25. Hola y bella noche..

    Paso a leerte un rato

    Besotes

    ResponderEliminar
  26. "No es agua ni arena la orilla del mar"
    La orilla del mar, mi orilla preferida para pasear, para pensar, para respirar, para besar, para leer, para ver, para mirar...
    A veces no me volvería nunca de la orilla del mar,pero cuando vuelvo, vuelvo nueva con las pilas recargás...
    Me ha gustado muchísimo tu poema de hoy.
    Gracias por tu piropo Tejón.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  27. Hola tiuco:
    Preciosas fotos,dan ganas de quedarse sentada para siempre en esa orilla,dejando que el aire te traspase y limpie todo lo que nos ensucia el dia a dia;la poesia preciosa.Un besuco

    ResponderEliminar
  28. Gracias por pasarte,Balo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. La orilla del mar es reconfortante,cabopá.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. La primera foto es para que la pintes, Lorena.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Hola tiuco:
    Ya me gustaria poder hacerlo,pero mucho me temo que el momento,la esencia y los nervios de mi tia ,no los plasme ningun lienzo...jijiji.un besote.

    ResponderEliminar