Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

29/1/10

LA MILI SEGUNDA PARTE

Bueno pues aquí me teneis dispuesto a contaros un poco más de mi paso por la "mili". Ya en mi anterior entrada conté que aquellos eran los años de la transicion y el paso del blanco y negro al color, por eso las fotos de hoy tienen la luz y el color de una tierra que se encuentra como la guitarra de Paco de Lucía entre dos aguas, entre dos mares, el Mediterraneo y el Atlantico y que ansiaba salir del aislamiento que venia padeciendo al cerrarse la frontera que unia la Linea con el Peñón de Gibraltar.

Estas fotos están sacadas en la playa de Levante y en el Barrio de La Atúnara en La Linea de la Concepción, un barrio de humildes casas de pescadores con muy pocos recursos pues ni de un puerto donde resguardar sus también humildes y pequeñas embarcaciones disponían, y que cuando regresaban de sus pesquerias tenían que arrastrar, tirando de gruesas cuerdas hasta quedar varadas en la arena. No se oponían a que alguna vez pusiéramos nuestras manos en la soga para ayudarles pues era una tarea que requería grandes esfuerzos y no pocos sudores. Esfuerzos y sudores que veíamos compensados cuando en las tabernas y los bares del barrio nos ponían acompañando los vinos unas exquisitas y variadas tapas, unas veces de "pescaito" frito, las aceitunas aliñadas más ricas del mundo y las cazuelitas caseras de garbanzos con callos.

El cierre de la Frontera fue un duro golpe para la economía de la zona y para quienes tenían su puesto de trabajo en Gibraltar. Los que no renunciaron al puesto de trabajo se vieron obligados al distanciamiento y el alejamiento de sus familias pues se cortaron todos los medios de comunicacion entre un lado y otro del Peñón. Las lineas telefónicas se anularon y una amplia franja de terreno neutral marcada por la ONU, con una gran valla a cada lado, no eran impedimento para que los días de fiesta y en fechas muy señaladas, se comunicaran a grandes voces de un lado y otro de la valla y sin ningún tipo de reparo ni vergüenza esposas y maridos, padres e hijos. Así, fui testigo en las navidades de 76 de una conversacion muy curiosa entre un marido que anunciaba a su mujer que tenía permiso para pasar las fiestas con la familia en La Linea.La alegría que sintió la mujer con la noticia como podéis imaginar fue indescriptible, risas nerviosas, lágrimas, gritos....
El marido continuo voceando."He comprado un regalo muy bonito para tu madre".
¿Y a mi, que me traes?- ¿ A ti ?-respondió el marido- Un "mango" así de gordo, mostrando su puño cerrado y doblando el brazo a la altura del codo.

El signo más evidente de que las cosas estaban cambiando era que se empezaron a ver las primeras tetas en los quioscos y en el cine, aunque suponía un riesgo meter estas revistas y otros medios de comunicacion en el cuartel. Su visionado y lectura era clandestino y era común esconder periódicos y revistas en la funda de los colchones para que no se descubrieran en los registros y librarnos de arrestos y sanciones disciplinarias.
Recuerdo como el día que se legalizó el PCE, nos sorprendió a todos por las calles gente anunciando la venta en libertad de El Mundo Obrero y como a la entrada del cuartel nos fueron registrando y requisando los ejemplares que habíamos comprado.
No hubo medidas disciplinarias, si las hubieran aplicado nos tendrían que haber arrestado a todos.
Quiero cerrar esta entrada recordando un grupo de aquellos años, Jarcha y su canción Libertad sin ira que fue un himno y que marcó una época.

22/1/10

UN POCO DE HISTORIA

He titulado así esta entrada porque hace unos días revolviendo en mi caja de galletas aparecieron estas fotos de la "mili" y de repente me vinieron a la cabeza montones de recuerdos de una etapa de mi vida que como las fotos era una transición entre el blanco y negro y el color.



Esa etapa fue entre los años de 1976-77 y estábamos a punto de ver la luz al final de un túnel oscuro y era grande la esperanza que muchos habíamos depositado a la salida del mismo.

Veo en la foto del viejo cuartel asomar la cresta del Peñón de Gibraltar y me doy cuenta de que la memoria parece que ha apartado en un rincón los malos momentos y solo afloran en mi los buenos recuerdos, los buenos ratos pasados con los amigos, y el cariño que le tengo a una tierra a unos pueblos y a unas gentes que hasta entonces habían sido para mi distantes y desconocidos, Córdoba, La Linea, Algeciras, San Roque.....ANDALUCIA.

¡¡Como pesaba este condenado mortero del calibre 81 y la placa base que tantas veces en marchas y maniobras tuve que llevar colgado en mi espalda!!

Menos mal que se aliviaban bastante los dolores descansando en los colchones que se ven en la foto.

Al verme con ese mortero pensareis que era un fiera yo disparando tan mortífera arma. Nada más lejos de la realidad. Recuerdo un día de practicas en que los "mandos" dieron mal las instrucciones y el proyectil salio vertical hacia el cielo y tuvimos que poner todos pies en polvorosa con el sargento en cabeza para que no nos estallara encima.



Aquí estoy en Cerro Muriano un día que fuimos a hacer practicas de tiro con el CETME. ¡¡Que calor!! Más de cuarenta grados en plena sierra cordobesa. Me parto de la risa viendome al lado de mi buen amigo Guillermo al que no he vuelto a ver desde entonces. Siempre nos tocaba juntos durante la practica de tiro.Nunca conseguí meter una bala dentro de la diana, salíamos a hacer el recuento de la puntuación y.... jajaja, el sargento tenia que marcar en mi diana los impactos perforando con el bolígrafo lo que yo no había perforado con las balas.

Al siguiente ejercicio le decía a Guillermo al oído:"procura meter alguna bala en la diana de este porque el no da ni una". Así y todo me dieron apto, y es que ya se sabe y más en aquellos años, en la guerra el que no vale para matar vale para que le maten. Vaya joya que se perdió conmigo el ejercito.


Periodo de instrucción en Cerro Muriano a la sombra de los "chaparros". Vaya ejercito de cobayas, eso eramos, cobayas. Cuando llegamos allí lo primero que nos dijeron era que nos olvidáramos de nuestro nombre, que allí solo eramos un numero, a mi me dieron el 24 de la décima compañía.

Dije lo de cobayas por la cantidad de vacunas que nos pusieron durante ese periodo, y aun hoy me pregunto ¿que nos meterían?. Hubo varios casos de fallecimientos, dijeron que de meningitis pero no se podía hablar de ello, eran secretos de estado y en esos años la libertad de prensa y de expresión no se podían ni mencionar. Conocimos los primeros objetores de conciencia y algo extraordinariamente chocante, un transexual, al que no consiguieron hacer poner el uniforme, que desfilaba en vaqueros ajustados y con los labios pintados Duró muy poco, un día por la mañana fue llamado por la megafonía y no volvimos a saber de "él."




Y como prefiero contar cosas agradables, aquí me tenéis de cuartelero, con esa reliquia de vehículo del que yo era el conductor, unas veces llevaba el mortero que os enseñé antes, otras era el encargado de llevar los bocadillos y la bebida cuando se salía de maniobras o se subía a Sierra Carbonera para hacer practicas de tiro, o me encargaba de recoger a los "heridos" en las marchas nocturnas que se hacían por los descampados de La Linea de la Concepción.

Poco antes de licenciarme estrenamos coches nuevos. Fuimos a Córdoba al Cuartel de Lepanto a buscarlos y no se me olvida que salimos en grupos de veinticinco. Yo encabezaba uno de los grupos, cuando salí del cuartel a las seis de la mañana era noche cerrada, no vi la cola del convoy que había salido anterior, y ahí me tenéis a mi, perdido por las solitarias calles de Córdoba con todo el resto de la expedición detrás. Todavía no se como salí de allí, cuando encontré el puente sobre el río Guadalquivir y al final al resto de vehículos esperando vi a Dios y al demonio, porque la bronca que me hechó el capitán, como imaginareis,fue de órdago, menos mal que cuando llegamos a La Linea ya se le había pasado el cabreo y me levantó el arresto.

No quiero ponerme pesado y parecerme al abuelo cebolleta contando batallitas, pero no me puedo resirtir y dejar de contaros uno de los ejercicios de gimnasia a los que nos sometía un teniente muy chiflado que teníamos en La Linea y al que apodábamos el teniente "piragua".


Este loco (estaba muy mal de verdad) se inventaba unos ejercicios que entonces me parecían humillantes y hoy cada vez que lo cuento provoca risas. Recordar que en aquellos años solo había dos canales de television, la primera y la segunda, más conocida por UHF. Pues bien, ese es el nombre que le dio a uno de sus ejercicios y que consistía durante la hora de gimnasia en que toda la compañía se tumbara en pantalón corto de espaldas en el patio del cuartel, entonces nos hacia levantar una pierna y sacar un huevo del pantalón mientras el se paseaba entre las filas haciendo mofa y escarnio, provocando el cachondeo general del resto del cuartel. Este era el ejercicio del UHF (un huevo fuera). Todo era muy instructivo y edificante, de este mismo teniente aprendimos grandes cosas, era muy escrupuloso en cuestiones de higiene pues aunque no hubiera agua para ducharse no dejaba salir del cuartel sin que nos perfumaramos, pues según el era más importante "oler a puta que a puta mierda".

Otro día si os gusta cuento más.

19/1/10

FERNANDO PESSOA.....


.....y el Libro del desasosiego, era una de las lecturas que tenía anotada en mi cuaderno de los deberes.
Se debe leer muy despacio, saboreando cada frase, cada palabra, volver atrás y releer y descubrir reflexiones sobre la vida, la muerte,la soledad, el amor....Os dejo un fragmento del libro y una poesía de Pessoa.
"Un barco parece ser un objeto cuyo fin es navegar; pero su fin no es navegar, sino llegar a puerto. Nosotros nos encontramos navegando, sin la idea del puerto al que deberíamos acogernos. reproducimos así, en la especie dolorosa, la fórmula aventurera de los argonautas: navegar es preciso, vivir no es preciso".
EL AMOR ES UNA COMPAÑIA
El amor es una compañia, ya no se puede andar solo por los caminos,
porque ya no puedo andar solo.
Un pensamiento visible me hace andar más a prisa y ver menos,
y al mismo tiempo gustar de ir viendo todo.
Aun la ausencia de ella es una cosa que está conmigo,
y yo gusto tanto de ella, que no se como desearla.
Si no la veo, la imagino y soy fuerte como los árboles altos,
pero si la veo tiemblo, no se que se ha hecho de lo que siento en ausencia de ella.
Todo yo soy cualquier fuerza que me abandona.
Toda la realidad me mira como un girasol con la cara de ella enmedio.

15/1/10

HAITI Y EL OBISPO MUNILLA

"Existen males mayores que los que esos pobres de Haiti están sufriendo estos días ¿no?. Nosotros nos lamentamos mucho de los pobres de Haiti, pero igual también deberíamos además de poner toda nuestra solidaridad en ayudar a los pobres, nuestros medios económicos etc... también deberíamos de llorar por nosotros, por nuestra pobre situación espiritual, por nuestra concepción materialista de la vida ¿no?. Quizás es más grande el mal que nosotros estamos padeciendo que el que esos pobres están sufriendo".
.
Así se expresaba ayer el Purpurado Munilla (Obispo de San Sebastian ) en un programa de radio.
"Sabias" palabras que por haber salido como bien claro se ve de una mente clara y despejada a mi no dejan de producirme estupor e indignación aparte de ser una osadía y un atrevimiento más a los que nos tienen acostumbrados los miembros de la Conferencia Episcopal, siempre dando lecciones de una moral de la que ellos andan bastante escasos.
¿De que planeta son esta gente? Viven despegados de la tierra como si estuvieran levitando. Lo terrenal sería que dieran ellos los primeros ejemplo de solidaridad, acercándose a cualquier institucion benéfica o a la ventanilla de cualquier banco que tenga abierta una cuenta para ayudar a los damnificados haciendo una aportación de su bolsillo, como estoy convencido que lo están haciendo miles de españoles, aunque estén en el paro o atravesando situaciones economicamente dificiles.
Habla este señor de falta de valores y de falta de solidaridad. Coño, ¿no es El Vaticano un estado?
¿Por que no mandan ( como hacen el resto de países ) aviones con ayuda y medios para paliar el desastre.No serán capaces ni siquiera de mandar el aceite y las hostias consagradas para administrar los últimos sacramentos.


SOLIDARIDAD CON HAITI

14/1/10

ACANTILADOS Y SECRETOS



Ayer que el crudo invierno nos dio una tregua, aprovechamos la tarde y nos acercamos a localidades y pueblos cercanos a la costa para volver a ver de nuevo en unos casos y descubrir en otros, rincones y secretos guardados celosamente por rocas y acantilados y desconocidos para muchos.

Estos acantilados se conocen como "El Bolao", para llegar hasta aquí hay que dejar atrás Santillana del Mar y entre las localidades de Toñanes y Cobreces antes de entrar en el pueblo a mano derecha, al lado del restaurante Alfonso, tomamos una carretera que da servicio a las bien cuidadas fincas y terrenos agrícolas y ganaderos, que nos lleva después de aproximadamente un kilómetro y medio casi hasta el mismo borde del acantilado.



Resulta difícil imaginar que donde acaban estos prados nos vayamos a encontrar la desembocadura de este arroyo conocido como Río la Verde, que vierte sus aguas en forma de cascada y mansamente se las entrega al mar.

El desnieve y las lluvias de los últimos días hacen que el caudal sea abundante resultando así más espectacular la cascada.
Desmerece un poco el lugar las paredes y los restos de un antiguo molino, en estado de ruina y de abandono.



De retorno estas eran las vistas que se ofrecían a nuestros ojos. Los Picos de Europa nevados y el pueblo de Cobreces con su Iglesia de estilo neogotico, con sus dos torres, y el Monasterio Trapense de Viaceli, famoso por los quesos que elaboran los monjes con la leche de sus vaquerías bien alimentadas con pastos como los que se ven en la foto.



La siguiente parada, muy cerca, fue para ver los acantilados y el perfil de la costa desde el pueblo de Oreña. En esta linea de costa se encuentra la ensenada conocida como Puerto Calderón que en tiempos de los romanos ya se utilizaba como refugio para sus embarcaciones y más tarde se usó como cargadero del mineral que se obtenía de las cercanas minas de Udías y Novales.

Me gusta mucho enseñar este lugar a quien lo desconoce pues aquí se produce un fenómeno muy curioso.Cuando la mar está revuelta y las olas golpean el acantilado, el aire queda aprisionado y por el empuje y la fuerza del mar sube por entre las grietas de la roca produciendo un ruido a veces ensordecedor que se puede escuchar a bastante distancia.Se oyen soplidos y resoplidos, parece que el mar clama, llora se lamenta y ruge como un animal malherido.Es de verdad impresionante y sobrecogedor.

La vista desde aquí de Los Picos y la Cordillera sigue siendo impresionante, con esos colores verdes y azules que son como una seña de identidad de esta tierra.

Y para el final dejo este rincón que es sin duda uno de los más bonitos, mágico y sugerente de la costa de Cantabria. Es esta la Ermita de Santa Justa en Ubiarco, pueblo que pertenece al Ayuntamiento de Santillana del Mar, todos los años se celebra aquí una tradicional, colorida y vistosa romería en honor de la Patrona del lugar.
La ermita está construida en el siglo XVI en este punto de interés geomorfologico de la costa. Tiene gran tradición marinera y según los historiadores ya era lugar de culto en época romana. En ella se guardaban reliquias de santos de origen cristiano, de creyentes que huían de la invasión árabe y buscaron en estas tierras lugares más seguros.

11/1/10

SI VIVIERA EL ESCRITOR....

.....polanquino, José María de Pereda, desde el balcón y mirador que hoy preside su busto, al lado de la vieja cajiga, (roble) que magnifica descripción nos haría al ver nevadas sus Peñas Arriba.



Este panorama contemplarían sus ojos.


Estoy leyendo algunas de sus obras en estos últimos días, Blasones y talegas, La Puchera...

"La cajiga aquella era un soberbio ejemplar de su especie: grueso, duro y sano como una peña el tronco, de retorcida veta, como la filastica de un cable; ramas horizontales, rígidas y potentes, con abundantes y entretejidos ramos; bien picadas y casi negras las espesas hojas; luego otras ramas, y más arriba otras, y cuanto más altas más cortas, hasta concluir en débil horquilla, que era la clave de aquella rumorosa y oscilante bóveda."
"Jamás se acicala ni se peina; y solo se muda el vestido viejo, cuando la primavera se le arranca en harapos para adornarle con el nuevo; le nacen zarzas en los pies, supuraciones corrosivas en el tronco, musgo y yesca en los brazos; y se deja invadir por la yedra, que le oprime y le chupa la savia."
Así comienza "El sabor de la tierruca".

9/1/10

¡¡¡QUE FRIIIIO!!!




Playa de El Sardinero, el perruco debe de estar pensando: ¿saldrá mi dueño?.

Pues si y tan fresco.

La Torre del Infantado y la Iglesia de Potes.

7/1/10

LAMBARENA

El tiempo invernal y la inactividad hacen que para superar el decaimiento y el estado de ánimo uno se refugie en la música y en la lectura.De la lectura ya os contaré en otra entrada.
Entre mis discos más preciados tengo este que es del año de 1993. Su titulo LAMBARENA y es una grabacion que se hizo como homenaje a Albert Schweitzer.

Albert Schweitzer nació el 14 de enero de 1875 en la región del norte de Alsacia en Alemania (hoy Francia)se doctoró en filosofia y teología en Estrasburgo en 1889.

En 1913 obtuvo el titulo de médico y dedicó mucho tiempo al hospital construido con sus propios ahorros en el Africa Ecuatorial Francés, asentandose en Lambarene, provincia de Gabón donde ejercio la medicina junto a su esposa,enfermera de profesión.
Despues de una breve internación como extranjero enemigo (alemán) en Gabón y depues en francia durante la primera guerra mundial regresó a Lambarene en 1924 para reconstruir el hospital añadiendole una colonia de leprosos. En 1963,dos años antes de su muerte,el hospital atendía a unos 350 pacientes con una plantilla de 36 médicos, enfermeras y trabajadores.
Desde su juventud mostró un talento musical impresionante, dando conferencias musicales y conciertos de organo por toda Europa y Africa. Su gran admiración por J. S. Bach le llevó a publicar en 1905 un libro donde presentaba a Bach como un musico religioso y comparaba el poder expresivo de su musica con las fuerzas cósmicas del mundo natural. De ahí salieron estos arreglos con ritmos africanos que aquí os dejo.
Además de todo este extraordinario ser humano fue galardonado en 1952 con el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos por "la hermandad de las naciones". Schweitzer murió el 4 de septiembre de 1965 en Lambarene.
Este si que era un verdadero hombre merecedor del Nobel de la Paz.

4/1/10

DIAS OSCUROS

Yo creo sin temor a equivocarme que la mayoría de los que tenemos un blog, lo hacemos porque queremos compartir nuestros gustos, aficiones, maneras de sentir y de pensar y lo hacemos sin ataduras, no nos obliga nadie, no está en nuestro animo ofender, queremos agradar, sabemos que hay más gente a la que le preocupan las mismas cosas, que podemos tener puntos de vista distintos.
Nos sinceramos delante del ordenador y dejamos al descubierto nuestro interior. Unos días tratamos de infundir animo y otros buscamos que nos lo den.
Hoy es uno de esos días en que por más vueltas que le doy todo me parece oscuro. Cuando se llevan seis meses en dique seco, esperando que se cumplan las promesas hechas ya no sabe uno si es lunes o domingo, no te das cuenta que acabó un año y empezó otro.
Trato de huir de la rutina, no quiero que me invada el pesimismo pero a veces es difícil y ni haciendo algo de lo que más me gusta consigo despejar mi cabeza y todo lo veo negativo.
Esta mañana he salido a andar y a través del monte he ido hasta el Municipio colindante de Piélagos, al Santuario de la Virgen de Valencia que es la Patrona del valle.
El Santuario ha sido recientemente restaurado.



Todos los años el ocho de septiembre, esta campa y estos prados, se llenan de gentes venidas de todos los pueblos del Valle de Piélagos para festejar y honrar a su patrona.

Me produjo gran pena ver que los robles que allí había y que estaban catalogados como árboles singulares de Cantábria no han soportado más el paso de los años y solo quedan los restos de sus ancianos troncos.

Después, de vuelta ya todo lo vi triste, sombrío, decadente, el estado ruinoso en que se encuentran las casas y cabañas que no hace muchos años albergaban familias y rebaños de ganado, hoy apenas se sostienen y solo las hiedras parecen querer que sus paredes se mantengan en pie.



Ya nadie desbroza el monte para que pasten las vacas y los árboles frutales ya no tienen quien los pode.

Los rayos de sol entran por el tejado como si quisieran dar el calor que ya no puede dar la derruida chimenea.



Y al lado de la chimenea, la zapatilla de un niño, pero es seguro que por aquí ya hace muchos años que no pasan los Reyes Magos.

Hasta esta vaca me parece que tiene cara de tedio y aburrimiento.

Las zarzas lo cubren todo y el bosque autóctono resiste, no quiere renunciar a su espacio, rodeado de eucaliptos invasores.