Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

15/1/10

HAITI Y EL OBISPO MUNILLA

"Existen males mayores que los que esos pobres de Haiti están sufriendo estos días ¿no?. Nosotros nos lamentamos mucho de los pobres de Haiti, pero igual también deberíamos además de poner toda nuestra solidaridad en ayudar a los pobres, nuestros medios económicos etc... también deberíamos de llorar por nosotros, por nuestra pobre situación espiritual, por nuestra concepción materialista de la vida ¿no?. Quizás es más grande el mal que nosotros estamos padeciendo que el que esos pobres están sufriendo".
.
Así se expresaba ayer el Purpurado Munilla (Obispo de San Sebastian ) en un programa de radio.
"Sabias" palabras que por haber salido como bien claro se ve de una mente clara y despejada a mi no dejan de producirme estupor e indignación aparte de ser una osadía y un atrevimiento más a los que nos tienen acostumbrados los miembros de la Conferencia Episcopal, siempre dando lecciones de una moral de la que ellos andan bastante escasos.
¿De que planeta son esta gente? Viven despegados de la tierra como si estuvieran levitando. Lo terrenal sería que dieran ellos los primeros ejemplo de solidaridad, acercándose a cualquier institucion benéfica o a la ventanilla de cualquier banco que tenga abierta una cuenta para ayudar a los damnificados haciendo una aportación de su bolsillo, como estoy convencido que lo están haciendo miles de españoles, aunque estén en el paro o atravesando situaciones economicamente dificiles.
Habla este señor de falta de valores y de falta de solidaridad. Coño, ¿no es El Vaticano un estado?
¿Por que no mandan ( como hacen el resto de países ) aviones con ayuda y medios para paliar el desastre.No serán capaces ni siquiera de mandar el aceite y las hostias consagradas para administrar los últimos sacramentos.


SOLIDARIDAD CON HAITI

13 comentarios:

  1. Uno de los problemas que tenemos en España es ese,aguantar a gente como esa.Si tuviesemos unos gobernantes que estuvieran a la altura de los gobernados mandarian a tomarp..... a tanto vago,si nuestra Carta Magna dice que somos un estado aconfesional pues que se subvencionen ellos solos.Nuestro dinero,SI NUESTRO DINERO,se utiliza para financiar a esa gentuza.Y ya de paso dejar de financiar a La Monarquia,porque ya esta bien de cachondeo,no tenemos pa pan y compramos estanpitas.
    Un saludo amigo Tejon y seamos solidarios

    ResponderEliminar
  2. ¡Menudo impresentable! Cómo osa si quiera a hablar de la "concepción materialista de la vida" ¡él!!. ¿Acaso la sede de la institución a la que representa: la IGLESIA, no se encuentra en EL VATICANO?.
    En fin, ver para creer.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Ya sabes, hoy creo que ha salido "matizando": que si ha sido malinterpretado, que si hablaba en un contexto teológico... El caso es que el tipo ya se ha retratado en condiciones.

    ResponderEliminar
  4. Pues qué quieres, Tejón, a mi de esta gente ya no me extraña nada, son los chamanes del miedo, de la intolerancia, de la hipocresía más sangrante, de la represión más absoluta, pegados al lado del poder... siempre he pensado que los dioses son el peor invento del hombre.
    En este momento lo que todos debemos hacer es echar una mano al pueblo haitiano, ya antes uno de los más pobres del mundo y ahora sumido en esta enorme tragedia.
    Un abrazo y enhorabuena por tu comentario.

    ResponderEliminar
  5. Razón no te falta José Manuel, no tenemos pa pan y compramos estampitas.

    María, si tuvieran un poco de lo que hay que tener estos representantes de la iglesía estarían callados

    Y tanto que se ha retratado Xibeliuss.
    El daño que hacen además a quienes dentro de la iglesia catolica aunque sean los menos de verdad hacen una labor humanitaria en silencio, sin medios, con humildad y sin darse autobombo.

    ResponderEliminar
  6. Viene a decir algo así que los que vivimos divinamente deberíamos mirarnos mas el ombligo en vez de andar por ahí solidarizandonos con las PERSONAS que sufren (y que viven lejos, claro). Me pregunto qué pensarán de estas declaraciones no ya los voluntarios y ONG laicos sino los mismos misioneros que han sufrido la tragedia en sus carnes. ESte tipo de personajes con su camisita y su canesú están tan alejados de la realidad... y todavía pretenden alejarnos a los demás.

    ResponderEliminar
  7. Dicen que rectificar es de sabios pero personas como estas no me convencen ni me convencerán nunca.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Me parecen muy fuerte las palabras que ha dicho el obispo de las narices.
    La Iglesia quiere seguir manipulando, y no saben que se le está acabando el chollo, que la gente no creyente tienen mejor fondo que muchos seguidores de dios.
    Que no prediquen tanto y que ayuden a esa pobre gente que lo necesita urgentemente.
    Que empiezen a predicar con el ejemplo, quizas así le hirían mejor las cosas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Alucino cuando luego salen diciendo que no han querido decir lo que han dicho porque no pueden decir que no lo han dicho al estar grabado.

    ResponderEliminar
  10. El ejemplo que da este hombre refleja la situación que está la iglesia como institución (sin pisar en la tierra). Flaco favor le hace a muchos cristianos con estas declaraciones.
    Como dice Luisa Maria: hay que predicar con el ejemplo, la iglesia y TODOS NOSOTROS.
    Menos instituciones, jerarquías, monárquicos y burócratas, y más SENTIDO COMUN.
    UN SALUDO.

    ResponderEliminar
  11. Hola¡

    En primer lugar felicitarte por tu blog. Te sigo. Respecto a lo que expones en este post, no puedo estar más de acuerdo contigo. ¿acaso viven en otro planeta? ¿están insensibilizados ante el drama? Me temo que se instalan en la comodidad y utilizan la fe como comodín para responder a todo. Me parece indignante. Ellos solos se retratan...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Gracias a todos por vuestro comentario y bienvenido Felix.

    ResponderEliminar
  13. El obispo MUNILLA dijo VERDAD

    Visto la virulencia conque religiosos, políticos, escritores, periodistas, teólogos, y demás gentes, se rasgan las vestiduras para “condenar” al obispo Munilla por lo dicho en la entrevista del día 14-01-10 en la SER, algo “gordo” y “verdadero” ha debido decir.

    ¿A ustedes les extraña los males de nuestra sociedad?: niños que desaparecen, chicas jóvenes terriblemente asesinadas, violaciones, mujeres acuchilladas por sus parejas, padres maltratados por sus hijos, profesores amenazados y despreciados por sus alumnos, robos con ensañamiento, divorcios, abortos, terrorismo, políticos corruptos, jueces prevaricadores, policías encubridores de delitos, financieros estafadores, empresarios que se quedan con lo ajeno, y pueden seguir… y en las escuelas “pretenden quitar los mandatos evangélicos”, con la aberración de sustituirlos por… ¡leyes humanas!-

    Un columnista, al que admiro, ha escrito refiriéndose al obispo: Eso de comparar la delicada situación española con la horripilante catástrofe de Haití no es solo una mentecatez, sino una blasfemia.- (aunque, advierte, puede ser un juicio temerario).-

    Es monstruoso pensar que el obispo Munilla pretende comparar la catástrofe de Haití, con la delicada situación española “¡despreciando a todos esos inocentes!”- ¿No habrá querido advertirnos de que nuestra sociedad, actúa con conductas “más perniciosas” que las catástrofes de este mundo?-

    También un teólogo, por lo dicho, “le reprende” y escribe: Para una persona que cree en Dios, lo más sagrado es la vida humana.-

    No será… ¿LA VIDA ETERNA?... y por ende la vida humana: que es sagrada para los que “creen” y para los que “no creen” en Dios.-

    El obispo de San Sebastián, en dicha entrevista, dijo la verdad.-

    ResponderEliminar