Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

7/12/10

CALOR DE HOGAR







Si en tu pecho late
un gélido corazón,
arrimate a la lumbre,
toma un poco de calor.

35 comentarios:

  1. Uy, a una lumbre como esa he estado yo arrimada ayer mismo.
    En mi casa ya no la hay, y es una pena, con lo a gusto que se está.

    Qué extraña la primera foto, cómo quedó el hielo, no?

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Buena helada parece que cayó
    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. A eso vengo, a arrimarme a la lumbre.
    Abrazo Tejon.

    ResponderEliminar
  4. Disfruta de las ascuas
    que te dan amor
    arrima a la lumbre
    el gelido corazon


    Menuda helada,joder,aqui de momento no las vi tan gordas.
    Buenas fotos aunque te hallas tenido que agachar.En una cocina como esa apoyaba yo la espalda en la barra y le estallo a mi madre una cafetera y me fue a la espalda.Una temporada durmiendo boca abajo porque me abraso la espalda.Mis recuerdos con las cafeteras y las cocinas no son agradables.
    Un abrazo Jesus y otro para Mila

    ResponderEliminar
  5. Cuando he visto la foto de la lumbre, hasta me ha llegado el olor de leña y carbón...umm¡. Mi suegra no hace mucho que la retiró, mágnifico el calor, pero muy sucio y mucho trabajo.Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¿Eso es escarcha? De veras que tengo unas ganas de pasar un invierno con frío!!!! Seguimos en mangas de camisa en pleno diciembre, y mucha gente lo envidia, pero yo añoro ver todo eso que nos muestras!!!
    Y sentir ese calor del hogar, y acurrucarse alrededor, y oler la leña quemarse y escuchar como cruje, y.......Lo añoro!!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Tejón,
    Hoy no sé qué me gusta más si tus foticos o tus versos....
    Besicos amigo.

    ResponderEliminar
  8. Esa cocina me trae el recuerdo de las que tenían mis padres en el restaurante,lo único que estas eran abase de carbón.

    Ahora parece ser lo poético en la capital son los cassetes con leña por supuesto.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  9. En la casa de mi infancia había una cocina de esas...

    ResponderEliminar
  10. Si, señor: helada fuera y cocina económica en casa. Una buena charla y a disfrutar.
    Abrazos, Tejón

    ResponderEliminar
  11. Versos al amor de la lumbre.
    La imperiosa necesidad de un hogar que caldee el sentimiento y el cuerpo!.
    Bonita entrada.
    Un abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
  12. Han hecho unos días de lluvia y mucho frío. Parece que ahora tenemos una pequeña tregua.
    En las ciudades ya no tenemos las cocinas de leña y carbón, las bilbainas, ni la distracción de encenderlas y alimentarlas, pero al lado de la estufita se está muy bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Estos últimos días han sido cálidos por estas latitudes, pero ya vendrán las heladas y nos refugiaremos en el calor del hogar.
    Hoy he podido salir un rato con la bici en pantalón corto,... (ya tenía mono por subirme a mi "burra").
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. He asado manzanas en una cocina igual que esa este puente :)

    Aquí también se siente eso, Tejón, la del Tasugo es una cueva con cocina de leña. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. A la hora que saqué las fotos ya se estaba deshaciendo el hielo Anjana, por eso se ve así ajado y roto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Y buena la que se está preparando esta noche Fermín.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Muy bueno Jose Manuel, ya te vas soltando, me gustó de verdad.
    No sabe uno a veces donde está el peligro.
    Abrazos para ti y para Piliña.

    ResponderEliminar
  18. Que mania Marce le ha entrado a la gente mayor, que ha tenido toda la vida cocinas de leña con que son sucias y dan mucho trabajo.Esta es de casa de mi madre, tira de maravilla y no la quiere encender por eso mismo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. No lo hay más sano y natural, Nieves.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Mirar el fuego y el mar, son dos de las cosas que no me cansan nunca, Mimosa.
    Disfruta del caloruco del sol.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Gracias Sara por pasarte y comentar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. De heladas tambien sabreis bastante por ahí, verdad Xibeliuss.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Al calor de una lumbre, versos, fantasias, venturas y desventuras...
    Un abrazo, Cris.

    ResponderEliminar
  24. me encanta encender la lumbre, lito, para mi es como una ceremonia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. No sabes cuanto me alegro José Antonio de que empieces de nuevo a rodar.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  26. Alma, esa conocia no sabes lo que para mi representa, lo mismo sirve para asar manzanas que para calentar el ladrillo refractario que cada noche se llevaba mi padre a la cama para calentarse los pies.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Jo,que recuerdos de casa de mi abuela,cuando estabas metido en la cama y te llegaba el olor a leña y desayuno,era todo un acto de valentia el levantarse.Muy buena la foto del helada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Un pequeño verso pero con gran sentimiento. Solo de ver esa lumbre al rojo vivo dan ganas de arrimarse, un afectuoso saludo desde Reinosa Tejon.

    ResponderEliminar
  29. Me alegro Fosi, que te traiga buenos recuerdos la lumbre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Por Reinosa tambien habrá buenas escarchas amigo seva.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Estuve en Torrelavega hace un par de semanas, me dió el yuyo ciático y no pude salir del hotel. Pero estuve ma´s veces yvolveré (entre otras cosas, porque tengo familia en SANTOÑA. Pero nunca he visto "los ragueros"!!

    Encantado de conocer tu blog. Pienso quedarme, que es acogedor como Cantabria.

    ResponderEliminar