Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

13/12/10

LA CASA DEL MONTE



A la casa aquella del monte, rodeada por los árboles, entre helechos mustios, zarzas y escajales, allí, en lo más alejado del pueblo, donde no llega el asfalto, hasta allí llegaron hace unos años una familia de emigrados.
Para llegar hasta allí, hay que subir una empinada cuesta, resbalando con el barro. Los prados están salpicados de pajaros que picotean el suelo en busca de gusanos y a mi paso levantan el vuelo espantados. Tordos, malvises y jilgueros, parece que quieren combatir el invierno volando juntos y apretados.
A medida que voy subiendo bajo un cielo de color gris plomizo, el agua que caía en el llano, se va convirtiendo en granizo. No sale humo por la chimenea y el frío escapa de la casa por ventanas que parecen bocas sin dientes ni cristales.
No hay lloros, no hay risas, ni rastro de juegos infantiles, solo se escucha el graznido de un cuervo y el murmullo del viento entre los árboles.
Hasta aquí llegaron en busca de un futuro para ellos y sus hijos, aquí quisieron echar raíces, pero no les han dejado.
Nunca llegaron hasta aquí las navidades,las luces de colores, los turrones ni los Reyes Magos, y tampoco llegaran este año.

17 comentarios:

  1. Un bonito y sentido texto para que no nos olvidemos de aquellos que lo intentaron y no tuvieron suerte, de aquellos que llegaron con ilusiones y se desilusionaron. Un abrazo Tejón.

    ResponderEliminar
  2. Coincido con Marce, Tejón, un texto hermoso, cargado de ternura. Un sincero homenaje a aquellos a quienes, normalmente no damos ni tan siquiera una primera oportunidad. Fuerte abrazo ;-)

    ResponderEliminar
  3. Una historia triste, que por desgracia no será la única en estas circunstancias. Lástima que no demos ni la oportunidad a quien lo intenta.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  4. Por desgracia aquello de "No me importa quedarme ciego con tal de que tú te quedes tuerto" es algo vigente. Qué vidas más mezquinas y ruines deben de tener aquellos que luchan con ahinco por impedir la felicidad ajena.

    Besucos, Tejón.

    ResponderEliminar

  5. · Has llegado tú y contigo nosotros, pero no es suficiente. Si fuéramos unos Reyes Magos, de los de verdad, les llevaríamos justicia.
    · Buena foto de la costa de Cantabria.

    · Saludos

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  6. Los que han comentado antes de mí ya han expresado lo que siento. Es una pena, la mezquindad no es patrimonio de nadie.
    Abrazos, Tejón

    ResponderEliminar
  7. Es lo que en muchas ocasiones pregunto de verdad somos personas con animo de ayudar a nuestro prójimo,desinteresadamente.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Pero si oímos, por ejemplo, que se ha desbordado el Orinoco y montan un telemaraton en la tele con muchos si quiere colaborar envie esto y lo otro al 5505 somos todos pico solidarios...el problema es cuando viene a desbordarse cerca aun que sea en la casa más arriba del monte. Entonces cambiamos :(

    Abrazos, Tejón.

    ResponderEliminar
  9. Pues la cosa no tiene pinta de mejorar con lo que quieren aprobar en Europa...

    ResponderEliminar
  10. Según empece a leer me parecía que estabas hablando de la casa de mi padre, ella por desgracia también está allí arriba sola y despreciada, pero peor es lo que cuentas el desprecio a alguien que quiere sacar adelante a su familia

    ResponderEliminar
  11. Un bonito texto y un poco triste. Ya lo han comentado antes. Es fácil mostrar solidaridad con los que están lejos, pero si están aquí cerca no les hacemos la vida fácil, sobre todo en los inicios que son duros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hombre a priori es un tema triste,no cabe duda,pero habria que investigar mas en que circunstancias abandonaron la casa,los hecharon,se fueron porque no encontraban manera de sacar adelante a su familia,etc.
    El tema de la ayuda a los demas es peliagudo porque si no damos a grandes causas que salen por la tele malo y si no ayudamos a nuestros convecinos pasan cosas como esta.Sin animo de levantar polvoredas que no quiero y menos en el blog de un buen amigo,yo pienso que deberiamos por empezar a ayudar a la gente de nuestra comunidad que es lo que tenemos mas cerca y la postre lo vemos todos los dias,no vale ser supersolidarios con otros paises,que hay que ser,y tener gente sin techo durmiendo en la calle o personas en los comedores de beneficencia o emigrantes explotados por cuatro euros.
    Es lo pienso y siento si no gusta.
    Un abrazo amigo para ti y tu familia


    Ahh!!! Escribes muy bien animate a escribir mas

    ResponderEliminar
  13. Muchisimas gracias!! =)

    Pero que bonito se ve el lugar! Me encanta la iluminación que tiene, es precioso!
    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Cada uno arrastra su propia circunstancia y generalmente a nadie le importa ninguna otra que no sea la propia. Es triste y dice poco de la evolución del ser humano pero es lo más común.
    De todos modos mi ser me orienta hacía la esperanza en este sentido, de lo contrario nada tiene "sentido".
    Un abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
  15. Vaya historia mas enternecedora parece como si yo mismo la estuviera viviendo caray, muy buena Tejon, un afectuoso saludo desde Reinosa compi.

    ResponderEliminar
  16. qué historia tan triste para un lugar tan lleno de paz... ¿que habrá sido de ellos?
    un texto lleno de sensibilidad escrito oir una persona con un enorme corazón
    un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Gracias a todos por vuestros comentarios, creo que habeis captado bien lo que quería transmitir, la vida no es facil para nadie y aunque me gusta ser positivo y ver el lado bueno de las cosas, conviene no olvidarnos de la realidad, de lo que nos rodea y tratar de remediarlo en la medida que podamos.
    Abrazos.

    ResponderEliminar