Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

11/8/10

SUBIDA AL CURAVACAS

El Curavacas junto al Espigüete es el otro de los montes míticos de la Montaña Palentina que tenía pendiente de ascender y por fin lo hice realidad el pasado 3 de agosto.

Para ello me acerqué hasta Cervera de Pisuerga donde me esperaban José Antonio y María José. En compañía de ellos y otros amigos suyos que al acabar el día ya lo eran también mios nos acercamos hasta el pueblo de Vidrieros, a los pies del Curavacas, donde comenzamos la ruta.
Es un gran día para hacer montaña, con un cielo azul y despejado. Aprovechamos las primeras horas para sufrir lo menos posible los efectos del sol, no hay mucha sombra y su ascenso es de bastante dificultad y considerable dureza ya que el desnivel a salvar es de más de mil metros en tan solo cinco kilómetros de subida.
La montaña a nuestras espaldas es tan bonita y atrayente que parece que nos está llamado, por lo que sin más preámbulos que el de la foto nos enfrentamos a ella.

Es el Curavacas distinto a todos los montes que le rodean, la piedra está totalmente colonizada por un curioso liquen que le da ese tono verde y oscuro en la distancia.
Se aprecia la pendiente y la piedra suelta, hay que pisar firme y subir con precaución, ya casi al final del ascenso hay un tramo no muy largo, llegando a un punto conocido como "diente del oso"que se ve al fondo de la foto, donde es necesario echar las manos y trepar.

Casi en la cumbre, unos diez minutos antes de la cima se nos abre ante los ojos una ventana que ya nos da una idea de lo que encontraremos al otro lado.....

.....un precioso mar de nubes y los Picos de Europa asomando las crestas por encima de ellas.

Hemos llegado a la cima, estamos a 2524 metros de altitud, abajo vemos las oscuras y profundas aguas del pozo Curavacas, protagonista de numerosas leyendas.




Enfrente asoma El Espigüete, visto desde aquí tiene forma de pirámide y a mis amigos se les ponen los dientes largos. Creo que algún día volverán.

¡Que bien sabe el bocadillo en lo alto de la montaña!
Reponemos fuerzas y nos hacemos la foto para el recuerdo.

Nos recreamos un rato más con las espectaculares vistas.



El descenso es menos costoso, quitando el tramo inicial por el desnivel, una vez llegados a la pedrera lo hacemos al trote hincando los talones y es una gozada deslizarse sobre las piedras sueltas.

Una vez abajo nos descalzamos para sacar las piedras que se nos han metido en las botas y resulta un bálsamo meter los pies en las frías aguas que bajan del Curavacas.

Ha sido una jornada preciosa compartida con este grupo de amigos venidos desde Cataluña.
Después de dos años dejandonos comentarios y mandándonos abrazos virtuales a través del blog, José Antonio y yo nos hemos dado abrazos reales cargados del afecto y el cariño que pone en todo lo que hace.
Otro fuerte abrazo para todos, seguro que volveremos a encontrarnos para "Caminar y Sentir"

18 comentarios:

  1. Perdona Tejon, acababa de meter un comentario en el Blog (Escapadas) y he confundido tu nombre con el de él, espero sepas disculparme.Saludos

    ResponderEliminar
  2. ESTA ERA MI ENTRADA ANTERIOR:
    Cuanta pasión hay detrás de tus palabras, preciosas la fotos que nos muestras y que pese a la cercanía, hace tanto tiempo que no contemplo de cerca.Imagino como habrá sido el encuentro con tu amigo José Antonio, unidos además por una afición tan fuerte.Muy descriptivo y emotivo tu relato. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Me he "esborronat" (ponerse los pelos de punta, más o menos) al ver esas crestas de los picos saliendo por encima de las nubes. Sin duda se nota que disfrutaste. Ahora a ver como lo explican en Caminar y Sentir. A buen seguro con ese estilo tan apasionado suyo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Impresionantes las fotos y buen encuentro con tus amigos que ahora ya no son tan virtuales pero dime, por qué se llama curavacas? y otra observación ... la foto que viene despues del diente del oso si te fijas bien a la derecha ese pedazo de piedra que hay, yo veo la cabeza de un gorila o un humano un poco enfadado , parece que esté mirando a la persona que esta abajo! ¿ tu lo has visto? es muy curioso ese pedazo de pedrusco!!

    Ya no me enrrollo mas! jaja.

    Un abrazo Tejon, sois unos campeones, todos!

    ResponderEliminar
  5. Estas perdonado Marce, me alegro que te gustara la entrada.
    Un saludo.

    Pues habrá que esperar a que vuelvan a casa Fermín, tenían proyectado subir a unos cuantos montes más.
    Un abrazo.

    Que observadora Arena, tienes razón, me habia pasado desapercibido pero es verdad que se ve una cara, me lo ha confirmado Mila que las ve por todas partes, en las rocas, en las nubes, como para llevaros a Belmez, jajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Ah se me olvidaba! Una de las leyendas dice que las vacas que bebieron agua en el pozo sobrevivieron a una enfermedad que afectó al ganado por aquellos pastizales.de ahí el nombre de Curavacas:

    ResponderEliminar
  7. Jajaja, muy bueno lo de Belmez! y gracias por la información.

    ResponderEliminar

  8. ¡Que envidia!
    Estuve hace años y recuerdo haber salido a las cinco de la mañana, para evitar esos calores de la pedrera orientada al sur. El premio es gratificante y te deja las ganas de volver.
    Felicidades. Un buen grupo.

    Saludos

    CR LMA
    ________________________________

    ResponderEliminar
  9. Hola Tejón, me ha encantado ascender virtualmente contigo el Curavacas. Debió ser una jornada fantástica, por el encuentro, por el mar de nubes, por poder meter los pies en el agua una vez acabado el recorrido. Qué envidia. En cuanto a las leyendas, mira, ayer me llegó un libro de Historia de la Montaña Palentina, que recoge algunas de ellas. Abrazos ;-)

    ResponderEliminar
  10. Vamos a ver amigo,no veo que en todas vuestras enormes y trabajosas ascensiones dejéis el testigo, ese que diga que esa montaña ha sido culminada su ascensión por el grupo ´´Amigos y Montañeros cántabros ´´

    En verdad las fotos con esas altivas crestas, es que te da una envidia no poder aparecer aunque se solo el pie.

    gracias por compartir tamaña riqueza,y gracias por tú`amable vista.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. ¡Otra vez en pantalon corto!,jajaja,menudo día os salio,eso y con unos buenos amigos,que mas vas a pedir.Parece que estabais solos,otro punto mas;el no encontrarte con mucha gente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Muy bonita la ascensión. Parece que vamos acompañándote. Es impresionante ver todas esas extensiones de montañas y la poca gente que debe subir por allí.
    Se ven muchas piedras sueltas, en invierno tiene hacer mucho frío. Un saludo

    ResponderEliminar
  13. TEJON COMO TE GUSTA MOSTRAR LAS PIERNAS¡¡¡, AUN TIENES LA RODILLA HINCHADA DE LA ANTERIOR TREPADA?
    LA MEJOR FOTO LA DEL BOCADILLO EN LA CIMA, SALUDOS A TODOS AUDACES AMIGOS MONTAÑEROS.

    ResponderEliminar
  14. Olé Tejón y Cia!!!
    Vaya huevos (Se puede decir?) que teneis! En agosto, esas alturas, esos esfuerzos. La recompensa debe ser genial. Muy buen reportaje, se vive!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Ñoco Le Bolo, nunca es tarde, el Curavacas se puede repetir.
    Saludos.

    Seguro que no tiene desperdicio ese libro Carzum.
    Un abrazo.

    Es gratificante compartirlo José.
    Un abrazo.

    Pues si Fosi, otra vez en pantalon corto jeje, tuvimos un buen día y apenas encontramos gente, nosotros y media docena más.
    Saludos.

    Si Lito, hace muchisimo frio, nos comentó una vecina muy maja del pueblo que tiene 84 años que este invierno pasado han tenido días de -25º y un metro de nieve.
    Un saludo.

    Abuela y que feas son ¿verdad?, y con tantos pelos y no me da verguenza enseñarlas jajaja, la rodilla bien.
    Un abrazo.

    Dice un refrán que "sarna con gusto no pica" y la verdad que lo disfrutamos bien.
    Gracias por tu visita Transi.

    ResponderEliminar
  16. I would like to exchange links with your site lacuevadeltasugo.blogspot.com
    Is this possible?

    ResponderEliminar
  17. Genial experiencia montañera, estas montañas enganchan.
    Poder subir al Curavacas con tu compañía ha sido todo un lujo.
    Esperamos poder repetir experiencias como esta.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  18. Gracias José Antonio.
    Quiero enviarte las fotos que saqué ese día, me hace falta tu correo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar