Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

28/6/10

PLAYA DE COVACHOS


Esta playa que traigo hoy hasta la cueva posiblemente sea una de las más bonitas de Cantabria y parte del litoral Cantábrico. Esta llena de atractivos y singularidades y los habituales a ella no quieren que se de mucha publicidad pues su masificación haría que perdiera encanto.
Cuenta a su favor que el acceso no es fácil y menos en años que los temporales de la mar arrebatan sus finas y doradas arenas dejando bastante roca al descubierto.

Hace millones de años, la cala de Covachos era un pequeño valle fluvial por el que discurría un caudaloso río que hoy ha quedado convertido en este arroyo que precipita sus aguas en la arena.
Es relajante escuchar el agua de la cascada y las olas de la mar.

De aquel fertil valle formaba parte la isla del Castro que aún hoy conserva sus verdes laderas y que está horadada por numerosas cuevas, adentrarse en ellas y observar toda clase de moluscos, erizos, algas, cangrejos, caracolillos y un largo etcétera de especies marinas hace de ella un lugar mágico y fascinante.

El islote del Castro parece que no quiere alejarse de la tierra y sigue unido a ella por un tombolo de arena. Cuando sube la marea, se encuentran las olas y chocan entre ellas al entrar en sentidos diferentes formando tremendos latigazos de espuma.

Enfrente del Castro está la playa de La Arnía, también muy bonita y con sus singularidades, pero la dejaré para otra ocasión.
No dejan indiferentes a los visitantes, los impresionantes acantilados que rodean la cala.

Y por si no tuviera bastantes motivos esta playa para hacerle una visita, este año se ha venido a vivir en ella "Cormo". Así es como han bautizado los habituales a la playa a este ejemplar de cormorán que es la delicia de propios y extraños.

Se ha convertido en el guardián de la playa y el pasado sábado antes de que saliera el sol, he ido a visitarle y a bañarme con él, cosa que hace encantado, sin el agobio de tener que hacerlo todos los días con los numerosos bañistas que se disputan una zambullida con "cormo". He disfrutado como no os podéis imaginar, se deja acariciar y tiene un tacto muy suave, posa para las fotos como si fuese un figurín de moda, ondula el cuello y se contornea con coquetería, me sigue con andar gracioso, emite unos sonidos como si quisiera contarme algo y de vez en cuando me laza un picotazo juguetón.

Le fotografio mientras se baña y lamento haber estado solo en la playa pues no me pude fotografiar con él en el agua.

Ya salían los primeros rayos de sol cuando me marché, y allí le dejé, secando sus alas al sol.

20 comentarios:

  1. Me salio una exclamación malsonante. No se como te las arreglas, pero cada apunte es una sorpresa. ¡Y que sorpresa!
    He tenido que recurrir al google maps para localizar ese paraíso, no tenia ni idea. Todo ese tramo de costa es desconocido para mi.
    El "pájaro" ya sabe bien con quien se relaciona, sin duda una amante de la naturaleza y que además la quiere.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Esta entrada me parece un sueño,eres un privilegiado tejon. Me ha encantado!!

    ResponderEliminar
  3. Se me olvidó darte el abrazo de siempre, me has dejado pasmá!!

    ResponderEliminar
  4. Que sitio más hermoso, unas fotos increible.
    Que todavía hallan lugares así y verlos es un privilegio.
    Un beso Tejon.

    ResponderEliminar
  5. Que envidia envidiosa más verde verdosa. Que maravilla de entrada, de costa, de fotos, de cormo y de todo. Gracias por compartirlo, Tejón. De verdad. Para los que estamos aquí a la solana inclemente de la meseta las imágenes de ese mar son la idea de la Gloria.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Grandioso las fotos y lo que nos cuentas,suerte tienes de poder disfrutar de tamaña riqueza,pero nosotros también tenemos suerte de poderte disfrutar de tu generosidad literaria y fotografica

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Qué bueno el cormorán, y qué miedo que no "tema" a las personas. Pero miedo por él, no de él...

    Un saludo tejon

    ResponderEliminar
  8. Impresionante, Tejón: La playa, pero sobre todo el baño con Cormo. ¡Qué envidia!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Preciosa playa y delicioso el bañito que te diste, Tejón ¡es que me muero de la envidia! y además en tan estupenda compañía... tener un cormorán así de cerca, con lo que me gustan, y poder tocarlo y bañarte con él en la tranquilidad de ese maravilloso lugar... ¡una experiencia inolvidable que compartes con nosotros a través de esas estupendas fotos!. Gracias por ello

    ResponderEliminar
  10. PERO TIUCO QUE COSAS TE PASAN¡¡¡¡ME DAS UNA ENVIDIA,A VER SI QUEDAMOS PARA IR A LAS ARENAS,QUE NURIA QUIERE ENCONTRAR SIRENAS,YA SOLO ME FALTABA QUE LE ENCONTRARAS UNA.UN BESO.

    ResponderEliminar
  11. Que afortunado eres de poder vivir en un lugar tan hermoso y de disfrutar de estas sorprendentes experiencias con los animales.
    Las fotos son preciosas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Me has trasladado directamente a la playa, Tejón, muchas gracias. Qué envidia y qué experiencia lo del baño con el Cormorán. Abrazos ;-)

    ResponderEliminar
  13. Si es que los animales son sabios,saben a quien se arriman,impresionante playa,es una pena pero es la verdad:como vaya mucha gente,adios playa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Que conste que no lo hago por dar envidia, que reconozco que habrá lugares tan bonitos o más que este, yo me limito a compartirlo con todos vosotros y os agradezco los comentarios.
    Insistir en que la playa es así de salvaje y espectacular, y hoy tenía una luz si cabe todavía más especial, y es que por fin ha hecho un día de verano de verdad.
    Un abrazo a todos y gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
  15. Muy bueno lo del cormorán.Son pajaros muy huídizos y es extraño que se acerquen a las personas.
    Es una playa que conozco desde hace muchos años.En los años sin arena cuando se iba al fondo, a la derecha del islote, y la marea estaba a medio subir había una zona de rocas, que había que contar las olas para poder pasar. Tenía su merito.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. una playa encantada, muy bonita tejon, aunque a mí me gustan más agrestes ejeejjejje, más salvajes, por eso que tu bien dices de la masificación, pero es que soy muy rara, un saludo

    ResponderEliminar
  17. Las playas sin masificacion son las mas bonitas,y hay muy pocas.La gente quiere llegar con el coche hasta la misma orilla y cuando tienen que andar malo.Mejor asi por lo menos vemos algo de playa natural.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  18. Lito, este año ha metido mucho arena la mar y se puede bajar como hace mucho tiempo que no recuerdo.
    Un saludo.

    Casía,tengo yo muchas ganas de conocer la playa de Torimbia, me pilla un poco lejos pero intentaré este verano hacer una escapadina.
    Saludos.

    José Manuel, la gente es muy comoda y algunos si les dejaran echarían asfalto hasta en los prados.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Tejon, preciosa la playa, y ya conozco a un cormoran¡¡¡en mis playas solo hay gaviotas, jejejjeje.

    un abrazo,a disfrutar de la caló¡¡¡

    ResponderEliminar
  20. Gracias por la visita muchacha,espero que te fuera bien en Granada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar