Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

14/6/10

NACIMIENTO DEL RIO ASON

Llueve todos los días como si no lo hubiera hecho nunca, y aunque da pereza salir de casa hay que buscar la belleza de la lluvia. Rebosan las aguas en fuentes y manantiales y los ríos bajan sonoros y caudalosos.
El nacimiento del río Asón está espectacular.
Antaño era creencia popular que la cascada donde nace era la cola del caballo de Santiago y que el santo guerrero esperaba dentro de la cueva para una nueva cruzada.
Pero hay otra leyenda todavía más antigua y es la que a continuación os voy a contar.

"Pues, señor, que en el cantil de frente al de la cascada, que constituye tan fantástica cañada, existe una cueva ya casi hundida al construir la carretera y que a ojos de ingenuos se aparece sin nada extraordinario. Y, no obstante, allí vivieron existencia secular dos hermanas anjanas con apariencia de humildes ancianas. Pocas veces se dejaban ver bajo formas de juventud y belleza. Una tenía los cabellos de oro y la otra, de plata... Las dos, muy buenas; pero ésta última tenía un carácter tan alegre, que sus risas, aunque invisible, y sus humorísticas aventuras, servían de comentario no siempre amable en las veladas invernales en las cabañas del contorno, mientras en las sombras suena el aullido temeroso del lobo y la ventisca silba en los collados... Los constantes consejos de la hermana fueron inútiles para tornar su humor, antes bien, acrecentóse con ello, llegando en ocasiones a los límites de la paciencia de las víctimas.

Se recuerdan, como entre nieblas, algunos sucesos dignos de ser salvados de la acción mortal del tiempo... Juan se levanta antes que el sol. Ha de ir a ver la feria de Arredondo y quiere llegar de los primeros. Mas al enfundarse en el traje de fiesta, le es imposible hacerlo por estar cosido muy finamente por varias partes. Su carácter salta violentamente, y entonces oye una risa lejana y armoniosa como música, que le explica el misterio y calma en el acto la nube de furor...¡Ya lo hizo! La anjana blanca...
Ahora es media noche y aún cantó el gallo... ¿Qué desconcierto de campanos da el gran susto a todos en la cabaña de Pedro ?... ¿Qué demonios acontecerá en la cuadra ?... Y allá baja Pedro con su cachaba y su candil. ¡Señor! Ni un animal se movía y hasta el collarón colgado de la viga se dedicaba a su danza fantástica. ¡Por ahí anda la anjana de plata! Suena el violín de una risa no se sabe dónde y retorna la tranquilidad...

Y es Lola, la gentil que lleva las vacas al prado cercano. ¡Ay madre! ¿Qué les pasa a las ternerucas? ¡Buen ñudo les hicieron con los rabos! ¡No tiréis, tochas! Y la güela dice: ¡Chacha! La anjana blanca anduvo en ello... Y la gentil pastora suspira: ¡Si la anjana me diese un buen novio!...
Chus era un niño con un sueño tan profundo que eran incapaces sus padres de despertarle por las mañanas. ¡Y con las labores que tenía que hacer el mi pobre! Ya cansados, una vez le dijeron: Que venga la anjana blanca a despertarle. Y así fue... Los primeros rayos daban en las cumbres, y chus sale sin ser visto y anda que te anda, cae al río... Con la impresión despertó y oyó en la cueva próxima una risa loca y jovial. Nadie se enteró. Volvió a casa y desde aquel día fue el más madrugador de la cabaña...
¿Y la torta de la tía Antonia la del Cotero, que en vez de con azúcar fue hecha con sal? Así se podían citar muchos acontecidos...

Cansada la hermana de la cabellera de oro de tal sembradero de inquietudes, aunque siempre inocentes, tras mucho meditar decidió llevar la tranquilidad a los apacibles habitantes de la cañada. Y una noche, mientras dormía su alegre hermana, mediante signos y palabras cabalísticas, la trasladó invisible hacia la naciente del río y allí la sumergió confundida con la roca. Pero como era de noche sin luna, no observó que la larga cabellera argentada quedaba flotando al aire.
Así fue que antes se deslizaba el agua desde la altura plácidamente por la pared del cantil. Y desde aquella noche es la cabellera de plata de la anjana la que llega hasta el fondo, vehículo de las gotas invisibles... Porque no hay que dudar que es de plata pura; pero acontece que para quien va a llenar de ella odres y marmitas, presto se le trueca en agua fresca y transparente. Y ante esta última humorada suena el rumor de la cascada mágica, que no es otra cosa que la anjana, que siempre ríe y ríe.
¡Ya nadie va a por plata a la cascada! ¡Tesoros encantados, flores de ilusión!
¡Y ahora estamos en plena tragedia!… Cuando la anjana de áureo cabello pretendió salvar a su hermana de la prisión, acaeció que había olvidado completamente el ritual preciso para ello… Y muy triste, muy triste, marchó por Hornedo hacia Bernavinto, bajo cuyo lago es cierto que existe un palacio maravilloso, donde se guarda monumental biblioteca de libros perdidos o aun no conocidos. Y entre sus sabias páginas va por siglos y siglos la pobre anjana buscando el arcano que torne a su hermana al eterno despertar. Mientras tanto, la cabellera de plata sigue y seguirá con su risa musical, que semeja canción, flotando en la brisa aromada y luciendo con el sol las joyas de sus irisadas policromías.
"Leyendas del Valle de Soba" del profesor Sáinz de Santomil.

23 comentarios:

  1. Menuda cascada!!!! Es preciosa.
    Las leyendas y cuentos populares siempre me trasladan a otra época donde se transmitían las historias de padres a hijos. Ahora que vivimos en una era tecnológica, es cuando menos comunicación hay en las familias (no hay tiempo ?).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hermosa leyenda, Tejón. Huele a humo y a noche de invierno.
    ¡Pero la cascada...! Qué maravilloso paisaje nos traes. Dan ganas de echarse al sendero de inmediato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Las leyendas tiene algo de real,de la realidad se basan y con el paso de los años se vuelven leyendas.Me gusto la leyenda y las fotos tambien,siempre es bonito admirar el paisaje cuando esta nublado o lloviendo,tambien tiene su encanto.
    Muy buenas fotos un abrazo Tejon

    ResponderEliminar
  4. Las fotos son preciosas, pero lo que más me gustó fue la leyenda de las anjanas, supongo que las anjanas están emparentadas con les xanes asturianas aunque parece que las cántabras tienen mejores intenciones. Un abrazo, Tejón.

    ResponderEliminar
  5. hermosa leyenda pero mas hermosa es la narración.

    Las fotos son espectaculares que placer poder disfrutar de tanta belleza natural.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. QUE MARAVILLA LA CASCADA, LAS FLORES Y TODO EL ENTORNO...
    PRECIOSA LEYENDA QUERIDO TEJON, DEJO UN SALUDO PARA TI AMIGO

    ResponderEliminar
  7. Hermosa entrada con leyenda fascinante y cascada que desmorona los sentidos al contemplarla.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Bonita leyenda y preciosas fotos,buen maridaje nos traes hoy.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Precioso lugar, Tejón (este si que lo conozco) esa cascada que surge de la roca como en un cuento, como en esas leyendas que nos traes y que parecen contadas junto a la lumbre
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Setenta metros de altura tiene el salto de agua José Antonio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Y no veas si hay por la zona rutas para hacer Xibeliuss, a cual más bonita.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Pues si, es verdad que a la lluvia y los días nublados son bonitos pero ya aburre un poco José Manuel, poco más y vamos a salir croando como las ranas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Son hermanas Almalaire, y las hay buenas y traviesas como en Asturias, Manuel LLano, un escritor del valle de Cabuerniga esribio mucho y bien de las Anjanas y sus relatos no tienen desperdicio.
    Un abrazo Alma.

    ResponderEliminar
  14. El Parque Natural de los Collados del Asón es de una belleza espectacular José.
    Gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  15. Gracias abuela por la visita y el comentario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Carmen, tu sacarías mucho mejor la cascada con el gusto que tienes para las fotos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Me gusta compartirlo Fosi.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Ya me alegro de que lo conozcas Isabel, sacarías buenas fotos.
    Un abrazo y atentos todos a la proxima entrada que es de un río que está bien cerca y es tan espectacular o más.

    ResponderEliminar
  19. ¡Me pillaste! esta leyenda no la sabía. Con tu permiso me la quedo, es preciosa.

    Besucos.

    ResponderEliminar
  20. Ya me dijiste que esta etrada era una pasada por las fotos y yo te digo que espectacular sobre todo ese manto blanco de florecillas el salto..y la leyenda.

    Un abrazo tejon

    ResponderEliminar
  21. Me reincorporo un ratuco, tras unos días desconectada del mundo. Preciosa leyenda Tejón, no la había oído nunca, ahora cuando visite la cascada me acordaré de la anjana con cabellos de plata. Abrazos, ;-)

    ResponderEliminar
  22. Gracias por la visita Carzum, yo tambien ando muy liado y casi no tengo tiempo ni de responder los comentarios.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  23. muy buen relato tradicional de este bello paraje cántabro que tanto quiero. No se si será porque bebo su agua cada día o si porque me cautiva esa anjana. Aquí te dejo, si no te importa, una entrada sobre brenavinto, de mi blog, en el que se puede ver que estos días se encuentra inundado.
    http://corocanca.blogspot.com/2010/12/poljes-de-los-collados-del-ason.html

    Un saludo y enhorabuena por el blog. Aquí un asiduo a partir de ahora

    ResponderEliminar