Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

17/4/10

DESDE ESTE PUEBLIN.....

....asturiano, hemos emprendido hoy una ruta, saliendo de casa cuando todavía las lechuzas y los carabos no se habían recogido.

Se llama este pueblo: "San Esteban de Cuñaba". En el año de 1990 fue galardonado como Pueblo del año en Asturias y doy fe de que es bien merecido el titulo por lo bonito y bien conservado que está.

La fuente que hay nada más entrar en el pueblo ya invita a beber, y a su lado se encuentran los restos de un magnifico ejemplar de castaño.

Para darse una idea de la extraordinaria sensibilidad de su gente, basta con leer el homenaje que le hicieron a este árbol, y que me he tomado la molestia de copiar para traerla hasta aquí y compartirla con todos.
"Este castaño, nacido una primavera de finales del siglo XVI, terminó su vida en el otoño de 1994.
Durante sus casi 400 años de existencia ha sido testigo y protagonista de la historia de esta aldea y, más aun de su preciado fruto, la castaña, ha sido el principal sustento de pastores durante los largos inviernos. En agradecimiento y por su generosidad, sus vecinos en nombre de sus antepasados y en el de las decenas de generaciones que han disfrutado de su sombra y de sus frutos, levantan de nuevo el tronco inmortal del "Castaño de la Riega" con el deseo de que nunca nadie olvide lo que los castaños han hecho por nosotros."

Aquí comienza la ruta.
CONTINUARA

7 comentarios:

  1. Que hermoso detalle, honrar al castaño. Me parece una idea a propagar.
    Ayer estuve viendo "La Torre de Suso", ambientada en la tierra asturiana también. Que gozada.
    Un abrazo, Tejón

    ResponderEliminar
  2. Sabes , obserbando el Castaño de la Riega busco el perfil o algo que lo identifique con dos ojos...boca o nariz, si lo veo de frente le veo dos hermosos ojos cansados mirándome y si lo miro de lado llego a ver dando la espalda al camino un ojo una nariz y la boca.Solo buscaba el lado humano que creo que lo tiene.Debió ser un precioso ejemplar.
    Un abrazo Tejón

    ResponderEliminar
  3. precioso, pero tambien tienes que darte una vuelta por el occidente, te encantará es diferente

    ResponderEliminar
  4. Un día de estos te voy a contar algo de un tejo de Sanabria Xibeliuss.
    Creo que el castaño se merecía el homenaje, la pelicula sentí no verla, la ruta me djó para el arrastre.
    Un abrazo.

    Arena, despues que lo has dicho tienes razón, yo tambien lo veo, es como si aún le quedara vida al castaño.
    Atenta a la continuacion porque pasamos por lugares increiblemente bellos.
    Un abrazo.

    Casía, Cantabria y Asturias se parecen mucho y es una pena que a veces parece que vivimos de espaldas.
    Por cercania conozco más la parte que compartimos de Los Picos de Europa, he trabajado en Gijón y conozco oviedo y un poco Candás,el resto siguiendo para Galicia de pasada. Me gustaría conocer algún día la comarca de Los Oscos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola amigo Tejón..

    Gracias por tus palabras en casa, es un placer venir a saludarte y ver el extraordinario paisaje que has traído para este fin de semana, unas estelares fotografías (sobretodo la primera).

    Un lugar que no conozco y que me muero de ganar por hacer una escapada con mi marido en cuanto pueda, y el trabajo nos deje.

    Un abrazo grandote de buena semana

    ResponderEliminar
  6. Bueno, bueno, Tejón, que te has pasado a mis "dominios" astures ;)...
    Bonitas fotos y espero esa continuación (por cierto el oriente asturiano lo conozco menos y no sabía nada de este pueblín, me lo apunto, jeje)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. ¡Precioso! Muy merecido el homenaje al castaño.

    Qué lindos son esos pueblucos.
    Besucos.

    ResponderEliminar