Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

4/2/10

EN ALBARCAS A SAN BLAS

Hoy por fin encuentro un rato para contar como me fue el pasado Domingo en la subida en albarcas hasta la Ermita de San Blás en el pueblo de La Montaña.
Es esta subida junto a la que se celebra el 16 de septiembre festividad de San Cipriano en el pueblo de Cohicillos, una tradición que cada año reune a más gente.
Aunque el santo se celebra el día tres de Febrero, fue el pasado domingo cuando desafiando el frío y la lluvia nos reunimos más de doscientas personas para subir en albarcas hasta la Ermita del Santo, acompañados de gaita, pito y tambor y sonoros cohetes.
Uno de los más madrugadores fue nuestro Presidente "Revilluca". Fue en cabeza durante toda la subida y como se puede ver en la foto iba perfectamente equipado.

Poco a poco se fueron formando grupos de gente calzando albarcas tan guapas como las de la foto.



A las once de la mañana puntualmente se dio la salida y comenzamos a subir desde el aparcamiento del Carrefour en Torrelavega hasta el pueblo de La Montaña. La lluvia nos acompañó durante la subida por lo que hubo que abrir los paraguas. Esto me recuerda una anécdota que viví hace unos años, un verano bastante lluvioso, un turista venido de Andalucia me dijo que en Cantabria el paraguas es como una novia, siempre colgando del brazo.





A la lluvia hemos de agradecer estos prados y estos verdes

Tras una hora de subida llegamos a este "paseo."
Como me gusta que se le den a las calles nombres de personas entrañables como la tía Gabina, esta es la forma que tienen los vecinos de este pueblo de reconocer y agradecer la labor que desarrolló esta mujer durante muchos años ayudando a las mujeres del pueblo a traer a sus hijos al mundo.

El Presidente fue el encargado de encender los cohetes que indicaban el final de la subida. A continuación vendrían los chorizos a la brasa las tortillas y el vino blanco para, como dice un amigo mio, "mojar las palabras".
La Ermita donde se honra al santo data del siglo XIV y conserva los restos medievales más antiguos del municipio.
La leyenda cuenta que San Blas era un obispo de la ciudad de Sebaste en la Capadocia turca. Es este uno de los santos más populares junto a San Sebastian y San Roque. Son los llamados "santos de las necesidades".
Entre sus milagros destaca el que realizó en un niño que se había tragado una espina y estaba a punto de ahogarse y tras imponerle las manos el santo, quedó curado. De aquí viene la creencia de sus poderes curativos de las enfermedades de garganta, y por eso cada año, el día de la fiesta, muchos devotos pasan el pañuelo por el cuello del santo para prevenir las enfermedades pulmonares y las digestivas que tienen su reflejo en la boca y en la garganta.

El día despejó y las vistas del pueblo desde la Ermita eran así de bonitas.



El Santo es sacado cada año en procesión y este es el momento en que el cura del pueblo está esperando junto al Santo la llegada de los que subimos en albarcas. Un poco mosquedo decía: " Los verdaderos peregrinos vienen a la misa, esos no son peregrinos, esos son "senderistas". Mientras esto sucedía en la carpa montada para la ocasión seguía corriendo el vino y los chorizos a la brasa.

Y por si alguien duda, aquí está la prueba de que el tejón subió el domingo en albarcas a la Ermita de San Blas, hoy es jueves y todavía me duelen los dedos de los pies.
Antes de acabar quiero comentaros el refrán que dice: "Por San Blas, la cigüeña verás, y si no la vieres, año de nieves, y si año de nieves, año de bienes"
Esperemos que se cumpla el refrán, pues nieve ya hemos tenido y la cigüeña no la hemos visto.

17 comentarios:

  1. No estas acostumbrado Tejon,yo andube mucho pero mucho con las de mi padre,madreñas les llamamos en Asturias.Bonitas vistas.Que bien me cae tu paisano el Revilla,muy pero que muy bien,es un tio muy cercano al pueblo.Para que no desgasten y se abran hay que ponerles alambre y un taco de goma en la parte de alante donde apoya el pie al andar,son mas altas que las asturianas.
    Un abrazo Tejon y pa les agujetes agua con azucar

    ResponderEliminar
  2. Eso si que es ganarse el almuerzo, pues muy cómodas no parecen para una buena caminata,...
    Con tanta agua y nieve como no vais a tener unos paisajes siempre tan verdes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Galochas por aquí, aún recuerdo verlas por el desván de casa pero no usarlas.

    ResponderEliminar
  4. Galochas y madreñas también por aquí, además de los cholos, que no es lo mismo.
    ¡Tejón, estás hecho un dandy!
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. ¡AAAhhhh! esta vez no me das envidia paisanuco. Tengo en casa unas albarcas exactamente iguales que las de la foto. Cuando hacemos los encuentros de casas regionales en Mallorca las llevo puestas y llaman mucho la atención. Yo las pongo con escarpines.

    Besucos.

    ResponderEliminar
  6. Yo no sabria andar con ellas , seguro! a ti se te ve muy suelto.Por mi tierra también llamamos albarcas o espardeñas pero están hechas de esparto,es otra cosa.
    Un abrazo Tejón

    ResponderEliminar
  7. Seguro que me habría dado ya un jardazo con las albarcas,jaja.
    Que bonito día aunque el tiempo estuviera un poco desapasible, aire puro, me gusta.
    Un abrazo Tejón

    ResponderEliminar
  8. Luisa de Lebrijano5 de febrero de 2010, 1:30

    Que tradición más bonita y sana ¿eh? Te imaginas unos toros pastando por las praderas mugiendo, a modo de saludo, mientras se escala a la ermita y no muriendo vílmente torturados en una plaza? El paisaje muy bonito típico de montaña del norte. Y vaya presidente que tenéis, mu salao, debe ser buena persona e imagino que no mal político, se le ve junto al pueblo.

    ResponderEliminar
  9. ¡Que bonita la tierruca! y cuanto nos estás enseñando de ella, hace tiempo me puse unas albarcas y fuí incapaz de moverme del sitio.
    besucos.

    (el libro que leí, fue un largo silencio, me equivoque de persona)

    ResponderEliminar
  10. Guapo reportaje, Tejón, casi se huele el olorcillo de las brasas...me gustan estas fiestas tradicionales, los trajes, y hasta las procesiones (con lo ateona que soy...) pero me parece que estas fiestas nos entroncan a la tierra, a los que vivieron antes que nosotros... a curarse esos pies que deben quedar molidos y que lo de los bienes sean para todos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Si José Manuel, tienen los "tarúgos" más altos que las asturianas y si son de buena madera de haya o de fresn es dificil que se abran.
    Revilla es un presidente muy cercano y sencillo, nada empiringotado.

    José Antonio, para hacer una ruta de las tuyas, estos "zapatos" no valen jajaja

    Logio deberías bajarlas del desvan y quitarlas el polvo, seguro que son guapas.

    Xibelius para ser un dandy me falta el gorro de chistera jajaja

    Tambien yo llevaba escarpines Anjanuca, pero así y todo me quedan un poco grandes, este año igual me encargo unas a medida, aunque salen un poco caras¿eh?

    Arena, todo es ponerse, hay hasta quien baila con ellas puestas, y los crios corren con ellas que se las pelan.

    maría Luisa, solo vi caerse a un señor bastante mayor por cierto y a punto estuvo de dar con las narices en el suelo.

    Bienvenida Luisa,toros no, pero vacas, ovejas y asnos vimos bastantes durante el ascenso, unos miraban con curiosidad y las ovejas salian corriendo asustadas con los cohetes.

    Anasu, yo ando hasta con zancos, estoy hecho un chaval jejeje
    Ya se que libro dices, bonito pero muy triste.

    No estuvo mal el picoteo Isabel, despues de chorizo fuimos a la tasca del pueblo y nos metimos unas raciones de callos y asadurillas que pa que te voy a contar.

    Un abrazo a todos.

    ResponderEliminar
  12. ¿En cuánto está la plusmarca de la subida a la ermita con madreñas? ¿llegaste en el pelotón? Y Revilla, ¿está en forma? ¿qué porcentaje tienen las rampas de subida?

    Las albarcas de la tercera foto son para usuarios expertos, sin vértigo. La que se ve del que está detrás también tiene esa altura, pero las tuyas parecen como las asturianas.

    Estás igual que en las fotos de la mili, pero con la barba y el bigote nevados.

    ResponderEliminar
  13. Menudo cachondeo te traes a cuenta mia jajaja,me gusta tu sentido del humor pero haces muchas preguntasjajaja.
    Por responderte a alguna te diré que las albarcas que yo llevé son de un cuñado mio que es de Liebana, me estaban tan grandes que tuve que ponerme cuatro pares de calcetines y los escarpines encima,ah, y un papel de periodico en la punta para no perderlas, así que imaginate el suplicio.
    Llevas razón, hace años me cuajó la nieve en la barba y el bigote y no se cuando llegará el deshielo.
    Un saludo al Alto Sil.

    ResponderEliminar
  14. Y yo que pensaba que lo blanco de la cara era a cuenta de la niebla...
    Que guapo que está el campo... verde que te quiero verde...
    No se que pasa que últimamente tengo tanta "morriña".
    Al "paisano" se le ve en forma.
    Tus "lebaniegas" son como las que calzó mi padre toda su vida. Dos o tres veces le vi bailar la jota con ellas. El día que vi a mi sobrino bailando con albarcas, me cayeron las lagrimas. Y no sigo que cuando cojo "carrerilla"...
    Gracias por acercarme a Cantabria.
    Miles de abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Lo último que quisiera es verte triste y con morriña paisano, así que ánimo que ya queda menos para la jubilación y la vuelta a la "tierruca".
    Un abrazo Fermín.

    ResponderEliminar
  16. Precioso reportaje. Muy entrañable nos es y muchos buenos recuerdos, recibid todos un cordial saludo ¡!

    ResponderEliminar