Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

29/5/09

EL HOMBRE VINO DEL BARRO

Siempre me han gustado las cosas sencillas. La cerámica es una de ellas, y nunca dejo de admirar cuando tengo ocasión, el trabajo de un alfarero con su torno modelando el barro, ya sea un cuenco, un botijo, una jarra, un florero o un puchero. Útiles todos ellos que hoy parecen prescindibles y su uso es más que nada ornamental, pero que fueron bienes muy apreciados y muy útiles desde los primeros orígenes del hombre.
Uno de mis libros favoritos es "La Caverna"de Saramago,y el modesto alfarero uno de los personajes más entrañables de la literatura universal.
El año pasado La Concejalía de Cultura de mi pueblo nos dio la oportunidad de matar el gusanillo organizando un curso de cerámica que tuvo gran aceptacion y este año han repetido.
El maestro ceramista es un vecino del pueblo, y es tan entrañable o más que el alfarero de Saramago.
HOMBRE con mayúsculas, afable, educado, con una paciencia infinita y muy vitalista.Transmite energía y serenidad, y su generosidad no tiene limites.
Escribe, hace tallas de madera, elabora sidra con las manzanas de su huerto y la comparte con los alumnos.
Se llama Aquilino y siempre tiene las puertas de su casa en la Cuesta de Quintana abiertas para todo aquel que se interese por su trabajo. El se lo enseñará gustosamente, pero siempre respetando las horas que dedica a su huerto y a tomar el sol.




Milagros y yo con el maestro

Alguno de los trabajos que hicimos
Ese jarrón tan bonito hizo Mila

Y esta albarca a la que he puesto un tejo
la hice yo

EL HOMBRE VINO DEL BARRO

Subió al azul de la vida de su silencio de barro
y trajo espiga en los ojos y trajo nido en los brazos,
amó la tierna semilla, la mano tibia del árbol,
que del arpa de la lluvia descuelga soles de pájaros.

Descubrió la flor bonita, vino de aromas bailando
y se emborrachó de asombros, bebió el rocío sus labios,
y en el fondo de la flor, halló su alma temblando.

El hombre vino del barro, vino de abajo, vino del barro
el hombre vino del barro, vino de abajo, vino del barro.

Un día encontró el amor, que era un niño solitario
que con los brazos abiertos, en su pecho buscó amparo.
El hombre le dio calor en el nido del regazo.
Y el amor poquito a poco, lo fue volviendo su esclavo
por él conoció la cruz, la agonía de tres clavos.
Él mismo llevó su sangre a morir en el calvario.

El hombre vino del barro, vino de abajo, vino del barro
el hombre vino del barro, vino de abajo, vino del barro

Se sintió dueño de todo lo que encontraba a su paso
emperador de argamasa, muñeco de arcilla, de fango,
quiso suicidarse entonces, y se vistió de soldado
y ya no escuchó la súplica del viento por los peñascos
y corrió, corrió, corrió
apretándose el rosal de la sangre entre los brazos.
No quiso morir entonces, como esa flor que había amado
porque él sabía que en el fondo, estaba su alma temblando.
Porque a pesar de la cruz, de la agonía de tres clavos
de la guerra, de la bala, de la muerte y el calvario
sigue amando, sigue amando.
El hombre vino del barro, vino de abajo,
vino del barro el hombre vino del barro,
vino de abajo, vino del barro.
RAFAEL AMOR®

11 comentarios:

  1. Menuda albarca!!!!
    Muy interesante la entrada que nos muestras y las referencias a La Caverna de Saramago con Aquilino, una persona vital capaz de transmitir un arte, de crear objetos donde depositas ilusión y mucho amor al hacerlos personalmente.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¿Te gustó la Albarca?.Tu si que sabes apreciar el arte,je je je...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado, Tejón, tus trabajos hechos al barro que son muy bonitos y el modo de ensalzar la figura del polivalente artista y extraordinaria persona que es Aquilino Fonseca, así como la bien traida referencia a Saramago y el texto poético deRafael Amor.
    Eres un fenómeno, Tejón.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro que te guste.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Muy chulos los trabajos que habeis echo con el barro, y el profesor, Aquilino, tiene pinta de ser un artista en toda regla.
    Enhorabuena!!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Sí María, Aquilino es todo un artista y muy buena persona.
    Gracias por la visita y un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¡¡¡¡¡ ENHORABUENA, ME HE ALEGRADO MUCHO, DE VERDAD !!!!!!
    ERES TODO UN CAMPEÓN.

    ResponderEliminar
  8. Vaya, Tejón, otra afición compartida, la alfarería... bonitos "cacharros", como decimos por estas tierras.
    Había visitado el blog de Naúfragos, pero no había descubierto éste. Grata sorpresa.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Anónimo, me alegro que te haya gustado.
    Un saludo del Tejón.

    ResponderEliminar
  10. Gracias por la visita Isabel.
    Mi madre en vez de "cacharros" dice "caharritos", vamoa que no llegan a "cacharros".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Wondeгful aгticle! We arе linking to thiѕ great artiсle
    on our site. Keeρ uρ the grеat ωrіting.


    My page :: lloyd irvin

    ResponderEliminar