Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

Mi foto
Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la determinación, sabio ermitaño,leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

10/4/20

PUTO COVID-19


...si no fuera por tú culpa  hoy estaría volando, en busca de cielos más limpios donde no vuelan las gaviotas., porque hasta el mar os arrebataron.

Por tú culpa no podré tomar el té ni ver  atardeceres en las dunas.

Por tú culpa tengo que aplazar los abrazos y los regalos que con tanta ilusión había comprado.

Pero más culpa tienen quienes os enviaron a ese confinamiento hace ya más de cuarenta y cinco años.
¡¡¡Malditos sean!!!



¡¡¡Viva la lucha del pueblo Saharahui!!!

24 comentarios:

  1. Viva la lucha del pueblo saharahui, Tejón. Grandísimo abrazo a ti y él, que no podrá recibir los regalos, por ahora... Abracísimo. Cuidaros.

    ResponderEliminar
  2. No me imagino la frustración, si lo habías preparado, pasará esto, yo no sé cuando, porque este es un país de valientes, de supervivientes, pero también de ignorantes egoistas que no paran de esparcir se por todas partes, así, no terminaremos nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si saliéramos de esta con la lección aprendida, Ruben.

      Eliminar
  3. Tenemos que acordarnos estos días de confinamiento de los pueblos que siguen abandonados, maltratados y casi olvidados tanto tiempo. Es pero y deseo que pronto puedas abrazarlos a todos.

    La canción de lucha y ánimo de Mariem Hassan hacia su pueblo sonó hace años en mi Blog.

    Salud y abrazos!

    ResponderEliminar
  4. Pareció una premonición. Ahora recuerdo la última noche que estuvimos juntos y me decías: Juanjo, no sé por qué pero presiento que a última hora algo se va a interponer para no poder realizar el viaje a lmo5ayam. Al final, lo más inesperado, ocurrió. Solo nos queda animar y hacer lo imposible para que este covid-19 no penetre porque sería un desastre. Te prometo que en cuanto podamos entrar, iremos juntos. Inschallah!

    ResponderEliminar
  5. Eso es lo peor del puñetero virus: no poder estar junto a los seres queridos. Algunos nos conformamos con videollamadas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si despertamos pronto de esta pesadilla, amigo.
      Un saludo.

      Eliminar
  6. ·.
    Me duelo contigo. Sé la ilusión que habéis puesto en ese viaje, lo que significa para vosotros, lo que significa para ellos.
    Sé, también, que ese viaje será realizado, y esa esperanza ha de ser la que mantenga el ánimo.
    Bella foto, para recordarnos cuando volábamos en absoluta liberta, sin darle el aprecio que ahora echamos en falta.
    Y respecto al pueblo saharaui... jamás pagaremos la deuda contraída. Será siempre un baldón en la historia de nuestro país.
    Un abrazo TYT

    LaMiradaAusente · & · CristalRasgado

    ResponderEliminar
  7. Creo que fue una imposición que con carácter mas económico "las minas de fosfatos" favoreciendo ya sabemos que país. Por cierto me dijeron personas cercanas a alguien por aquel entonces miembro de la Legión que la denominada marcha verde no era tan pacifica como se dijo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue una tropelía y una injusticia muy grande la que se cometió con ese pueblo, Tomás, y todos sabemos quien fue uno de los mayores culpables.
      Un saludo.

      Eliminar
  8. Este año, los niños del pueblo saharahui, no pueden vistarnos y estar unos días de vacaciones, La lógica, se impone y podría ser más el perjuicio que el beneficio de su estancia aquí. Sería fatál que cogieran ese virus y transmitieran el contagio por esa zona.

    Ellos se estarán ahora lamentándolo mucho, al igual que lo haces tú.

    No pierdas la esperanza y guarda el regalo, que tendrás ocasión de entregarlo.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Procuro mantener la esperanza, Antonia.
      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  9. Viva !!
    Ánimo tejón. Pronto podremos salir al monte .
    :)

    ResponderEliminar
  10. Ánimo amigo. Comprendo tu frustración y tu enfado ahora. Paciencia tejón lo harás y cuando llegue ese momento será más alegre que otras veces por lo que habéis tardado en poder hacerlo. Buen domingo.
    Cuídate.
    Desde casa te mando este abrazo 🙅

    ResponderEliminar
  11. Mucho ánimo. Llegarán más atardeceres.
    Me ha encantado tu blog, me quedo de seguidora y te invito a que te pases por el mío si te apetece (es Relatos y Más, es que aparecen dos en el perfil).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Gracias por la visita y el comentario, Rocío.
    Te sigo, un abrazo.

    ResponderEliminar