Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

Mi foto
Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la determinación, sabio ermitaño,leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

12/5/18

AÑORANZAS

Si me tropezaba, mi padre siempre me decía:

"Eso te pasa por mirar al cielo"
Y si me daba un coscorrón:

"Eso te pasa por mirar al suelo".

Cuantas cosas que añoro me enseñaba mi padre.


"Al subir a la montaña..., ten la vista clavada en la senda que conduce a la cumbre, pero que no se te olvide mirar lo que tienes a tus pies" (René Daumal).

16 comentarios:

  1. A veces, la nostalgia. A veces, la ternura. Aún caminamos, un tropiezo, un coscorrón, el suelo, el cielo. Y, de nuevo, la nostalgia. Y seguimos. Caminando.

    Grandísimo abrazo, Tejón.

    ResponderEliminar
  2. La nostalgia es buena, pero de vez en cuando.

    ResponderEliminar
  3. Esto me recuerda, cuando estuve en la Sierra del Torcal de Antequera. la noche anterior había llovido copiosamente y los estrechos senderos que nos conducía por la ruta tenían piedras resbaladizas que te hacían mirar al suelo. para contemplar tanta belleza, había que pararse. Era la vez que me cundió menos hacer unas fotos.

    La nostalgia de otros tiempos y los buenos recuerdos, hacen que algunas veces volvamos la vista atrás.

    Me encanta ese bello paisaje de tu tierra.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Añoranzas que siempre tendremos tejón... A seguir mirando al cielo y al suelo Y como decía Robert L Stevenson "No pido otra cosa que el cielo sobre mí y el camino bajo mis pies".
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Cuanto añoramos lo que nos enseñaron los padres con coscorrón incluido.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Aquel viejo dicho de los montañeses: Sube como un viejo, para llegar como un joven.
    Añoramos, y cuanto mayores, más.

    ResponderEliminar
  7. Que bueno mirar al suelo, siempre puedes encontar cosas, pero tampoco te olvides, de mirar arriba y a los lados, te pueden encontrar distraido
    un abrazo inmenso

    ResponderEliminar
  8. ·.
    Dos fotos que resumen tu pensamiento, y el de tu padre. Cielo y suelo, lo que un montañero de pro conoce como sus límites. Norte, sur, este y oeste tienen otras utilidades, no despreciables.
    Tus dos fotos son soberbias pero hoy me rendiré ante la segunda. Una delicia.
    Un abrazo TyT

    La Mirada Ausente · & · Cristal Rasgado
    ·

    ResponderEliminar
  9. Muy sabio tu padre. Hay que mirar al frente , hacia el futuro, lo que no quita que miremos hacia el cielo y el suelo para admirar las maravillas de la naturaleza.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  10. Preciosas retamas y sedum (arrocillo de los muros) que pronto florecerá. Y me gustan esas frases que recuerdas de tu padre :)

    ResponderEliminar
  11. La sabiduría de los padres, es el mejo legado no cabe duda. ¡Cuanto se añoran sus besos, sus enseñanzas, el calor de su afecto!
    Muy emotivo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Cierto como se echan de menos algunos coscorrones, bonitas fotos para ese bonito recuerdo.

    Besines utópicos, Irma.-

    ResponderEliminar
  13. Cada dia mas sabio... Y seguro que es gracias a recordar lo que tu padre te decía. Cuanto se añora a los padres...

    ResponderEliminar
  14. Que precioso conjunto hacen las fotos y tus palabras, y esa añoranza tan pura que te trae las palabras de tu padre...
    Muy bonito, tejón...importante eso de mirar al suelo de vez en cuando:)
    Dos besos))

    ResponderEliminar
  15. Esos coscorrones de tu padre te han servido para ser el gran tío que ahora eres. Mostrándonos unas fotos fabulosas, y unos textos con mucha miga. Creo que no hay muchos, que amen la naturaleza como tú los haces.

    Abrazo compañero.

    ResponderEliminar