Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

27/4/17

SUBIDA AL PICO CANDINA

Esta ruta no es nueva, ya la he traído  otra vez a la cueva y sé que alguno, "allende los mares". se va a alegrar de ver la tierruca de sus orígenes.

Este año los senderos parecen heridos, arañazos causados por los incendios provocados el pasado otoño que poco a poco parece que se van cicatrizando.

Creo que habrá pocos lugares donde en una ruta de tan corto recorrido, unos nueve kilómetros, se pueda disfrutar tanto de la montaña como del mar.
La idea de hacer esta ruta una vez más era despejar un poco la mente y recuperar el estado de ánimo tras unos tristes días.

Para ello lié con mis artes de seducción (promesa incluida de llevar una suculenta tortilla) a mi hermano y a mi cuñado, que aunque en un principio dijeron que si un tanto entusiasmados, creo que por la noche rezaron para que amaneciera nublado y lloviendo.

Pero no se les arregló la cosa y el día amaneció con calor y un poco nublado.
La ruta como ya dije no es de gran dificultad pues apenas son 546 metros de altitud sobre el nivel del mar los que se han de superar.

 Por el camino te puedes encontrar con magníficos ejemplares de ancianas encinas que sorprende ver cómo se desarrollan entre la piedra caliza y que afortunadamente se libraron de las llamas, y vestigios de lo que fueron unas antiguas minas.
Llegados a este punto y a pesar de lo empinado de la cuesta aquí ya parecen un poco más animados mis compis, y posan gustosamente para la foto pues ni se imaginaban lo que se iban a encontrar.
El Mar Cantábrico calmado a sus pies, con unos acantilados que nada tienen que envidiar a los de otros países más al norte y adonde todo el mundo quiere ir desconociendo lo que tenemos al lado de casa.
Desde las alturas brillan las dunas de la Playa de La arena y emerge del agua la Punta de Sonabia, más conocida por "Punta de la Ballena".
Llegados a este punto, lo empinado de la cuesta hace alguno refunfuñe por lo bajini...
...pero va bien escoltado...
...y pronto verá que el esfuerzo será recompensado...
...con las maravillosas vistas que nos esperan en la cima.

El Monte Buciero, Santoña, Laredo, Liendo y la Playa de San Julián a nuestro pies.
La tortilla curó todos los males y mientras echamos la vista atrás para ver como nos observan "Los ojos del Diablo"escucho decir:

"Ya verémos como haces tu esto cuando tengas diez años más encima".

Lo dice mi hermano que está echo un chaval.

El otro, mi "cuñao", el de Caloca no dice ni "mu". Para él esto es como dar un paseo por el Sardinero.

Y sé de alguno que se va a enfadar por no haberle avisado.

37 comentarios:

  1. Con una maravilla así, las palabras sobran: precioso todo.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Preciosas vistas. Será poco recorrido pero hay muchas piedras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Ahí te veo, Agil como un gamo. Llegando a la cima y regalándonos estos paisajes que solo ven los triunfadores, esas personas que llegan a la cima y ... ven :)

    Mil besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...y lo que me gusta enseñarlo,Nieves.
      Un beso.

      Eliminar
  4. Hermosas vistas fuera de mi alcance.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando quieras lo hacemos, Luis, que tu puedes.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. La montaña consigue siempre regenerar nuestro espíritu, tiene ese don de darnos tranquilidad... me encantan esas montañas cercanas a la costa en la que disfrutas de la caliza el azul de la mar, mezclar nuestros dos amores en una ruta, somos muy privilegiados amigo, mucho... un enorme abrazo para ti y preciosas fotografías. Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta tienes que apuntarla en "pendientes",Carlos.
      Un abrazo.

      Eliminar

  6. ¿Hablas de mi? ¡Carallo!. He estado un par de veces pero otro par no me vendría mal.
    Las fotos son impresionantes, como impresionante es el lugar y sus vistas.
    Supongo que habréis visto las buitreras. Verlos sobrevolar esos lapiaces completan el espectáculo.¡Que envidia nos das!

    Un abrazo TyT

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, de ti,¡¡¡carallo!!!, que me dijiste por qué no te avisé.
      Los buitres todavía no habían levantado el vuelo, las térmicas eran un poco frías.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Es poco recorrido,pero las piedras del último tramo, se las trae.

    Los paisajes dede la cima, son maravillosos.

    Mr gusta mucho la composición de la fotografía 4, donde posan animadamente tus compañeros de ruta.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una ruta que sorprende a todos los que llevo,Antonia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Precioso recorrido y en buena compañia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Que maravilla tejón, es espectacular y las fotos preciosas. Mucho animo querido amigo. Un fuerte abrazo,

    ResponderEliminar
  10. Vamos que después de tanto ajetreo, y montañismo puro, la tortilla sentó como Dios. Joder debéis tener las piernas como Rambo. Para mí las quisiera.

    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tortilla estaba de muerte,Rafa.
      De Rambo solo me falta la metralleta,jajaja
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Bonita ruta la que nos muestras y una bella vista al final de la subida con esas bonitas vistas de la bahía de Santoña.
    No me estraña que tu cuñado el de Caloca le parezca un paseo, pero seguro no te guarden rencor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De vistas tampoco están mal esos miradores que nos enseñas últimamente,Tomás.
      Un saludo.

      Eliminar
  12. Como siempre me alegras la vista, esa zona fue la primera de mis años de casada, claro me dicen ¿es que Cantabria nunca no olvidara, rapido contesto, NUNCA, ademas tengo la suerte de tener amigos que consiguen que viaje alli virtualmente cada vez que quiera. GRACIAS SIEMPRE
    un besuco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes lo que me gustó el comentario y como te lo agradecí.
      Un beso, paisanuca.

      Eliminar
  13. Un paraje precioso ... siempre nos muestras las maravillas de esa tierra tuya...espectaculares fotos

    Abrazos

    ResponderEliminar
  14. Fantástico reportaje de mi querida Candina, me ha encantado amigo!!! Un abrazo desde Castro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver cuando subes, "afotas" a los buitres y nos los enseñas.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Están más que afotados, jejeje. A ver si un día me animo!!!

      Eliminar
  15. Mesmo tendo um pedaço de trepa-pedras, deve ser uma deliciosa rota... ainda mais para ver uma paisagem tão bonita, tão maravilhosa! Um espetáculo vir aqui para te ler...
    Um beijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El esfuerzo se ve recompensado cuando llegas a la cima,Teca.
      Un beso.

      Eliminar
  16. ¡Vaya vistas, Tejón!
    Que razón tienes en lo de lo lejos que a veces buscamos lo que tenemos a tiro de piedra :D
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es amigo.
      Un abrazo, me alegra verte de nuevo.

      Eliminar
  17. Que belleza de ruta, montaña y mar dándose la mano...Y subísteis una cuestica, eh?, pero las vistan bien lo merecieron.
    Ya veo que el alma se pone en forma, a tono con los gemelos y los pulmones. Me encantan las rutas así, y ese viento del Norte acariciando vuestra esperanza...Un beso bien grande , tejón...a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cuesta no es para tanto,Moni, es muy distraído subir viendo el paisaje y ni te das cuenta,jejeje.
      Un abrazo.

      Eliminar