Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

14/4/17

LA PROCESIÓN

La suya no es una procesión triunfal.

Llueva o haga sol ha de hacerla todos los días.

Nadie jaleará su paso desde balcones engalanados.

28 comentarios:

  1. La suya es la procesión de los días. Y los pasos de los días a menudo pasan desapercibidos. Menos para los que los serpentean.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tanta buena gente que pasa desapercibida...
      Abrazo.

      Eliminar
  2. Todos los días, el mismo camino y la misma cuesta. La vida es dura y con el paso de los años, se pierden las fuerzas pero todo su esfuerzo queda desapercibido para las personas que se cruzan en su camino...en vano podría esperar que le echaran una mano.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gente acostumbrada a no esperar nada de nadie, Antonia.
      Abrazo.

      Eliminar
  3. Lo suyo sí que es una procesión y un calvario; pobre mujer, y son tantas y tantas las personas que sufren a diario ese calvario, que nombrarlas a todas sería un rosario inacabable de procesiones.

    Abrazo Jesús.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien has captado el mensaje,Rafa.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. A grande e sofrida procissão do dia a dia de uma senhora trabalhadora e necessitada dos seus deveres... muito interessante este registro...
    Um beijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y seguro que está dispuesta ella, a echar una mano a los demás,Teca.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Estas son las precesiones del día a día. La de la vida real. Cada uno lleva su penitencia toooodos los días sin tener que escuchar aplausos por ello.

    Muy buena entrada, muy acertada.

    Besitos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias,Nieves, me alegra te guste la entrada, tu que tantas procesiones conocerás.
      Un abrazo.

      Eliminar

  6. Magnífica fotografía. Creo que daría un extraordinario blanco y negro. Prueba...
    Las verdaderas procesiones son las que cada uno de nosotros llevamos con nosotros mismos. Las hay,, o habrá, de distintas clases o cargas, pero son nuestras, y auténticas.
    Las otras... son espectáculo.

    Un abrazo tYt

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo intenté, maestro, pero me gustaba más así.
      No me van las otras procesiones, y lo sabes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Si esa subida para la buena señora mas que la subida al Calvario es un calvario de subida, magnifica foto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias,Tomás por pasar y comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  8. Aproveito para deixar um abraço caloroso pelo seu aniversário. Saúde e paz...

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chelo, no se que pasó con tu comentario.
      Perdoname.
      Un saludo.

      Eliminar
  10. Una procesión diaria, sin reconocimiento ni saetas, velones ni acompañamiento. Para ella el esfuerzo es íntimo y personal.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esfuerzo físico y mental, Carmen el que hace falta para poder llevar esa procesión diaria.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Nadie, nadie jaleará su paso, ni se llenaran los ojos de lágrimas de nadie,de emoción, o de lo que pudiera ser.. ni siquiera le darán una flor. Es su cuesta arriba particular, y a nadie le importa.
    La foto es magnífica, tejón, es una pasada, me la voy a guardar.
    Un beso enorme, y otro a Mila...hasta pronto;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te guste y que la guardes, Moni.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Una imagen muy oportuna. No sólo procesión, sino también sacrificio y sufrimiento.
    Un ab raro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se presentó esa oportunidad y dudé en disparar, no me atrevo yo mucho con robar esos instantes.
      Gracias por comentar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Ese día a día en el que nadie se fija... no habrá saetas ni tambores, ni tan siquiera un poco de agua para ese camino diario envuelto en sol, lluvia o lo que toque en el momento. Me encanta tu fotografía Jesús, mucho. Un gran saludo.

    ResponderEliminar
  14. Me acompañaba un montón de gente en ese momento,Carlos, a nadie se le ocurrió disparar más que a mi y la he tenido guardada hasta que me he atrevido a publicarla. Me alegro que te guste.
    Un abrazo,amigo.

    ResponderEliminar