Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

13/9/16

TIATORDOS

Solo aquellos que estén dispuestos a caminar durante catorce horas deberían saltar esta portilla, aunque entiendo que la tentación de hacerlo sea grande porque lo que al otro lado nos espera no se puede describir con palabras.
Los carteles a la entrada también nos lo advirtieron a nosotros pero aceptamos el reto con decisión y buen animo.

¡He deseado tantas veces  poner mis pies sobre la cima de este Pico!

 Me reclama desde todos los lugares que lo he visto, años mirándonos desde Peña Salón, desde Amieva, desde el Recuencu...desde donde quiera que nos viéramos había como una conexión inexplicable y él siempre me decía:

"Súbeme, pon tus botas en mi cima, no te arrepentirás" .
Partimos del bello pueblo pongueto de Taranes cuando apenas ha amanecido y los primeros rayos del sol suavizan el paisaje iluminando los prados.
La aproximación al Tíatordos es larga pero no hay lugar para el aburrimiento pues la naturaleza sale a nuestro encuentro en cada paso que damos...  
...mostrándonos rincones de gran belleza...
...y puertas que siempre invitan a pasar.
Naturaleza salvaje, helechos que nos dan en la cara, caminos que inventar...
...tramos de fuerte pendiente, praderas verticales donde es mejor  no resbalar.
Hemos rebasado ya la acogedora copa del Tíatordos donde hemos parado un rato a reponer fuerzas y nos hemos recreado desde este precioso circo mirando la cima aún bastante lejana. 
Hay que frotarse bien los ojos para poder dar crédito a lo que alcanzamos a ver.

 Tremendos farallones, acantilados, bosques inmensos, San Juan de Beleño y sobre todo ello, majestuoso, dominándolo todo el macizo occidental de Los Picos de Europa con su cima estelar:

 Peña Santa o Torre Santa, para que no se me enfade nadie.
Tiene algo sagrado, espiritual este camino por donde andamos que nos regala medallones de plata...
...y hojas de oro en un otoño que vive aquí permanentemente.
Árboles verdes que ponen el mejor de los marcos que se le pueden poner a esta "montaña perfecta," porque así es como llaman los moradores enamorados de esta tierra al Tíatordos. 
Uno que se atrevió a saltar la valla porque la tentación era grande y sabía un poco lo que se podía encontrar más allá. 
El Recuencu también me llama pero he de decirle: "a ti ya te subí, y no te pongas celoso porque hoy esté aquí".
Piedras con curioso nombre que hoy igual es mejor no decir para no herir sensibilidades.
Nada que se interponga en el camino impedirá que sigamos subiendo.

Hemos encontrado una fuente fresquisima donde  recuperar el aliento y reponer las ya escasas reservas de agua que nos quedaban.
Creo que ya sabéis de  mi debilidad por los serbales por lo que podéis imaginar mi felicidad cuando encontré este que parece rendir culto a la montaña perfecta.
Y las nubes de algodón, y otra vez los Picos envueltos en la sombra...
...y por si algo faltaba, los rebecos, amigables, como si nos conocieran, no nos rehuyen, nos observan con la misma curiosidad que nosotros a ellos, y posan y se dejan fotografiar.

Otro de los momentos indescriptibles.
Y la cima ya más cerca, y más cerca el emocionado abrazo que nos dimos cuando pusimos sobre ella los pies cansados.
Porque si algo hubo en la ruta fue determinación, buen animo, camaradería... la mochila subió repleta de buenos sentimientos, alegrías y penas compartidas.

Lo de bajar ya fue otro cantar.
Eran las siete de la tarde de un día memorable...
...los pelos se me erizan todavía cuando escribo...
...porque aunque hasta ahora no me hayáis visto yo también subí, y desde allí, desde lo más alto extendí mis brazos y me dirigí al mundo, a los miles de millones de habitantes del planeta para decirles desde este lugar donde se respira PAZ:

"Dejad ya de guerrear"

Y si, hubo que bajar porque nos cogió la noche y no pudimos disfrutar de la foz ni del río Taranes que oíamos correr, pero vimos bailar las estrellas entre las hojas de los árboles, escuchamos cantar al cárabo, saludamos a las brujas cuando pasábamos por delante de sus cuevas, mientras echábamos en falta la luz de las luciérnagas.
Y comprendí porque le llaman la montaña perfecta.

Esta montaña es imponente pero deja que te aproximes, que la rodees y aunque nunca te pierde de vista al final se rinde al asedio y cuando lanzas el último ataque a su cima te recibe mostrándote lo mejor de ella.

Y al día siguiente, al despertar y abrir las ventanas me di cuenta de que sigue ahí, que la subí dos veces, una despierto y otra en sueños, porque no me hizo falta la radio bajo la almohada para dormir, porque la soñé, y porque me dice que tengo que volver.

Nada de esto que os cuento hubiera sido posible sin ellos, sin el maestro y sin alguien que trabaja por un sueño. 

43 comentarios:

  1. He quedado encantado con tu relato y con tan bellas imágenes. Muchísimas felicidades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro te haya gustado,Viti.
      Gracias por pasar y comentar.
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Preciosas fotos Jesús Angel. Y el lugar muy bonito y que además conozco. La foto de la Carlina es espectacular. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un precioso lugar de esa tierra asturiana, Lola.
      La carlina no era de gran tamaño pero era preciosa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Precioso reportaje Jesús. No lo conocía, gracias por compartir. Un fuerte abrazo desde Castro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bajamos de noche escuchando las aves nocturnas, Germán, una gozada la verdad.
      Saludos,amigo.

      Eliminar
  4. Esta claro que tienes pasión, verdad es que un adipto ante esta belleza -salvo problemas- es imposible poderse resistir
    un abrazo mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se si la pasión será algo exagerada pero así es como lo viví, María Jesús.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Comprendo que a pesar de su dureza emprendieras esa ruta, la belleza de las imágenes es sorprendente.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La belleza de la ruta compensa todo el cansancio,Antonia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. No te hace falta inspiración; tienes el viento, las nubes, las bestias de las alturas, las flores que sólo crecen en el cielo, las cuevas del hielo, la piedra blanca que abrazó el agua y el tiempo, las alfombras de musgo verde y pura paz son tuyos....Ni falta que te hace la inspiración, tejón.
    Me emocionan mucho tus rutas, están relatadas de una forma impecablemente personal.
    Tiatordos, la montaña piramidal que domina Ponga, tuvo invitados de lujo esta vez. Nunca te leo cosas como "niveles de dificultad, destrepé haciendo el pino con las orejas (creo que esto va a ser una hipérbole)...sé lo que quiero decir, aunque ahora no me explique. Tu vives la montaña como yo, el aire, su luz, su abrigo, su advertencia, las flores, los rebecos, el silencio, el oxígeno, el esfuerzo, la vida. GRACIAS:)

    Mejor Peña Santa, mucho mejor( Y a lo mejor "sacra" , jeje)(Pastores y majadas del Cornión, Francisco Ballesteros Villar)

    Las fotos, para soñar, hoy.
    Me he guardado la tuya en cumbre pidiendo Paz;)Echo mucho de menos mis montañas, tejón; el sábado me voy al mar a que me cuente, él sabe de ellas, y me dice al oído cómo volver.

    Bsos a ñoco y a Carlos, y millones pa´tí

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cuento como lo siento, Monica, para poner tracks, desniveles, dificultad, altitudes hay muchos sitios donde consultar, a mi me gusta contarlo así sin despreciar otros blogs de muchísima calidad como ya sabemos.
      Guarda todas las fotos que quieras, nada me gusta más que compartirlas.
      El libro que citas tiene buena pinta, de ese estilo tengo yo uno muy bueno de Ernesto Bustio y Casado Soto sobre Tresviso y Beges,"Los últimos pastores de los Picos de Europa.
      Espero que haya sido reconfortante tu visita al mar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Caray, Tejón: ¡qué salvajada! No me extraña que volvieses a soñar la ruta esa misma noche, que ya pienses en volver.
    Yo voy a ver si tengo suerte y la sueño a través de tus fotos y de tus palabras, que juntas forman una oración sobre la belleza que todavía queda en nuestro mundo.
    Abrazos, amigo. Gracias por compartir.

    - y por hacer caso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asturias es "salvaje" amigo, pero se deja acariciar.
      Me alegra te haya gustado, y ya ves lo obediente que soy.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Fiquei estarrecida com as imagens magníficas desta serra e mais ainda inebriada com as palavras romanticamente escritas pelo El tejón e lidas atentamente por esta sonhadora... que passeio tão maravilhoso fizeram o amigo e seus companheiros ... estupendo, Jesús! Esta entrada me deixou quase sem fôlego de tanta emoção...
    Um beijo carinhoso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo, amiga Teca, espero que ya estés recuperdada de la ruta,jjjj

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Tú por aquí, cuanto me alegro.
      Un abrazo,Marce.

      Eliminar
  10. Espectacular como siempre: Vaya gozada de paisajes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias,Rafa.
      Un abrazo y muy contento con tu vuelta.

      Eliminar
  11. Una maravilla; pero demasiadas horas de camino para mí. Me imagino que el que algo quiere, algo debe dar por ello.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final cuando lo piensas se te olvida hasta el tiempo que estuvimos andando,Cayetano. Es tanto lo que se disfruta que compensa.
      Un saludo.

      Eliminar
  12. Entiendo tu satisfacción por la culminación de esta fantástica y maravillosa ruta. El camino, duro, pero mereció la pena para verte rodeado de tanta hermosura y belleza natural.Enhorabuena
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias,Pini por pasar.Me alegro te haya gustado.
      Un saludo.

      Eliminar
  13. Queda claro desde el pimer momento con la indicación de esos carteles que esta ruta es para valientes.
    Queda claro que esos valientes tienen el privilegio de vivir momentos únicos e inolvidables con un paisaje de ensueño.
    Queda claro que quien somos amigos de esos valientes tenemos la oportunidad de vivir esa experiencia a traves de sus historias vividas...

    Un fuerte beso Jesús :) :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este fin de semana se ha incorporado un sevillano a nuestro grupo,Nieves, está encantado de las rutas por Asturias y Cantabria. Me contaba de la admiración que sienten por Los Picos de Europa en esa tierra.
      La ruta del pasado domingo también fue para valientes y aunque con un poco de vértigo pasó la prueba.
      Un beso,nieves.

      Eliminar
  14. Quien pudiera.
    Que maraviloola de luugares.
    Que estupendas Fotos.
    Te Felicito.

    manolo

    ResponderEliminar
  15. Cuando la magia es magia, el viento lo sabe y se enreda en tus fotos, en tus palabras, en tu camino. Volver a tu casa en el aire es una bocanada de aire fresco y un trago de agua de riachuelo. Gracias.

    Abrazo enorme, Jesús.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cueva siempre está abierta,Nuria, lo sabes.
      Un abrazo,grande también.

      Eliminar
  16. La belleza de los picos de Europa no dejan de sorprender y si los miras desde lo alto de uno de ellos aun mas.
    Un reportaje perfecto en palabras y fotos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre se descubre algo nuevo en Los Picos,Tomás.
      Un saludo y muy agradecido por el comentario.

      Eliminar
  17. Muy mal, yo fusilaría sin abogado ni juicio ni sentencia al que tuvo la brillante idea de poner esos cilindros de hormigón feísimos en las cumbres. En Gildar hay otro. Y en Torrecerredo, creo. Y mucho peor porque habíamos quedado que a la próxima me llevaríais :P

    Naah...es la envidia cochina la que habla. Qué entradón! Fotos y palabras son las de un enamorado dichoso. Muchas gracias por compartirlas con nosotros.

    Un abrazo grande y un beso para Mila

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son feos con avaricia, no me extraña que estén todos machacados.
      ¿Quién dice que no te llevamos? Te tuvimos en la memoria, sabíamos que estabas un poco más allá, mirando hacia Sajambre.
      Incluso hablamos de poner fecha para hacer algo juntos, nosotros y alguien más que ya tu sabes.
      Un abrazo como un cilindro de hormigón.

      Eliminar
  18. Y que digo yo... después de ese sábado memorable en el que el atardecer nos sorprendió en plena comida y a la entrada de la noche nos acompañaron una buen rebaño de rebecos, que digo yo que compartí con vosotros esa mi aventura, porque así fue la primera vez que la hice, y la segunda y la tercera y esta en la que os quise mostrar un pequeño rincón de lo que amo, de como lo amo y porque lo amo... si Jesús, la montaña perfecta sin duda y por decir os diré que me apenó que no vieseis la Bufona, ni la foz de la Escalada, pero sabes que, la noche tiene su encanto y hacía mucho que no me perdía intencionadamente en ella y bajar cuatro horinas por ella no estuvo mal, como nada mal esa fuente que a eso de las doce de la noche nos refresco de un largo día que si os confieso para mi fueron minutos... es perfecta y cada vez que la miro más... podrás creer que ya pienso de nuevo en rodearla, subirla o en llegar simplemente a la canal de la Muda y quedarme allí viendo como descienden los rebecos desde sus laderas.... que suerte he tenido de haberos encontrado: Jesús, Ñoco el placer fue mío...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y yo, qué digo?. Pues que nunca olvidaré tan buenos momentos, el respeto que muestras con por la naturaleza, el cariño por tu tierra, la forma en que hablaste en la oscuridad de la noche delante de la cueva de la bruja mala...eso, eso no se puede explicar con palabras, hay que vivirlo,amigo.
      La Bufona y la foz de Escalada quedaron para otro día, para ir sin prisas.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Sabes que pasa Jesús, que yo con esa bruja que vive en esa cueva tengo algo desde la primera vez que entre y medio la vi, hay quien dice más abajo que es la que bufa y que por eso el monte se llama La Bufona...

      Hay quien me dice que ese día me cortaron la luz por abusar, también las malas lenguas del pueblo dicen que me perdí intencionadamente para alargaros el recorrido, aunque también hay quien sigue insistiendo en que no fuimos de montaña, que cogimos el coche y nos fuimos de farra esas catorce horas... ya ves.

      Ahora cada vez que salgo solo a la montaña tengo que llevar un salvoconducto en el cual diga que no voy a pasar por sitios peligrosos, voy a estar siempre con cobertura y voy a mandar un washap con mi situación cada dos minutos y medio... pero mereció mucho la pena.

      Abrazos.

      Eliminar
  19. Llevabas buen guía. O malo, según se mire, porque cuando Carlos se pone a andar por Ponga, no sabe parar, je, je. Una ruta de 10, pero no podía ser menos si la recompensa era el Tiatordos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Impresionante y saludable la subida hasta la cima... Pero muy interesantes todos esos lugares por los que pasas... Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Despierto, un poco, de mi largo descanso, para hacer acto de presencia en tu hermoso relato, aderezado por unas espectaculares fotografías.
    Poco puedo decir acerca de tu capacidad para extraer con palabras e imágenes la belleza que encierra esa piedra caliza que conforma nuestras montañas. Poco puedo añadir a lo que bien señalan los anteriores comentadores.
    Algo sí, y muy mío. No han sido las catorce horas, ni la "cumbre perfecta", que todo aporta, sino vosotros dos, el de la Cueva y el que trabaja por sueño, Jesús y Carlos. Es la calidad humana, algo que siempre es un placer encontrar, que haberla hayla.
    Y dejaré aquí un recuerdo para las chicas del helicóptero, las que ponen alas.

    Un abrazo, Carlos y Jesús. La montaña siempre nos espera... y el cupo no está cerrado... quién quiera entender que entienda.

    ñLb

    Por cierto...¡Volveré!, aunque todavía no sepa cuando

    ResponderEliminar
  22. [Hola todos... Alguien el día de hoy a la 1:56 am hora centro vivió una paradoja en la línea continua de espacio tiempo?...

    ResponderEliminar