Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

3/1/16

LA LOCURA

"Como la locura es innata en el hombre, es posible tener algún brote en cualquier momento".

(Gao Xingjian, premio Nobel de Literatura año 2000).

Una locura colectiva se desató acabando el año 2015 y ando buscando el sentido a esta locura.
 Sólo si lo encuentro, cesará mi sufrimiento.

Numerosas veces he bajado desde el Porracolina por esa garganta incendiada, llegar a ese valle donde el verde es de escandalo y refrescarse tras la dura marcha en las aguas del Asón era la mejor de las recompensas.

En la frondosidad del hayedo hasta hace pocos días lleno de musgo y hojas secas, solo quedan cenizas. 
Las lágrimas de la cascada de Cailagua  vieron impotentes arder  el musgo, los helechos y las encinas sobre la piedra caliza.

 Nada escapó de la locura.
Que el cielo sombrío traiga pronto la nieve y la lluvia, que la cascada se convierta en torrente y las aguas arrastren las cenizas al mar pero que no limpie jamás las manos negras de los ignorantes que lo provocaron.

Necesitaba desahogarme y aunque pueda resultar pesado creo que el mejor lugar para hacerlo es la ventana de mi cueva.

Las fotos son de ayer en el Parque Natural de Los Collados del Asón.

Más de doscientos incendios asolaron Cantabria en los últimos días del año 2015.

Nunca más me quejaré de la lluvia.

26 comentarios:

  1. Como vê, a natureza surpreende: a chuva também é tão necessária e importante no ciclo da vida...
    Um abraço caloroso

    ResponderEliminar
  2. Tejón: el hombre es capaz de lo mejor y de lo peor. La locura también puede sacar lo mejor y lo peor de nosotros mismos. Somos seres ambivalentes. Y en ocasiones perdemos el norte. Ya sé que eso no te consuela. Hay situaciones en la vida sin consuelo posible. Solo nos queda mirar hacia esa otra parte noble. Y seguir, hacia adelante siempre. Fieles a lo que somos en nuestro interior. Por eso, si has de quejarte, quéjate. Aunque nunca más vuelvas ya a quejarte de la lluvia. Abrazo grande. Ánimo.

    ResponderEliminar
  3. Ahora vi en el infoativo que lluvia ya eeta ahí para poder ayudar, con o en que sea verdad,pero puestos a pedir que llueva para hacrorordaño
    Animo estoy con vosotros
    Aquel no se s em lugar de agoa sald a chilena clatw por el g Rifo
    Besos un jarton como dicen i

    ResponderEliminar
  4. Una locura...pero no hay que buscar a los culpables lejos...los que prenden fuego a los montes son los mismos que viven cerca, no nos engañemos...y no tinen ni el menor atisbo de culpabilidad. Lo que no entiendo es el porqué...en infinidad de sitios no es para pastos, ni para recalificar el terreno...no lo entiendo Jesus, no lo entiendo...Yo nací en una aldeína de Casu en Asturias, como ya conoces, y no lo entiendo...pero si sé que no me equiboco...Un abrazu.

    ResponderEliminar
  5. La insensatez y la locura, como bien dices, es la causante de estos destrozos de la naturaleza. Produce tristeza e impotencia ver y pisar lugares asolados por el fuego, especialmente si es una mano humana, porque los rayos pueden provocar algún incendio aislado, pero que sea el hombre el que provoca estos incendios resulta incomprensible.
    Esperamos y deseemos que la lluvia repare y reconstruya el daño causado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hay que ser descerebrado para no darse cuenta de que atentar contra el medio en el que vives es atentar contra ti mismo. Es como escupir al cielo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Y desalmado para hacer esta locura y dejar la naturaleza que tanto necesitamos, muerta.

    Besicos

    ResponderEliminar
  8. Cuando deliberadamente arde la tierra,la propia nuestra, es sentir como se abrasa la vida misma en el infierno.

    Un abrazo solidario Jesús!

    ResponderEliminar
  9. La ignorancia es la madre del atrevimiento y de esos hay muchos sueltos. Es como tirar piedras a tu tejado. Nos estamos cargando el planeta lo mires por donde lo mires.
    Un abrazo paisano.

    ResponderEliminar
  10. Hay una locura contestataria, rebelde y hasta necesaria, diría yo, para el cambio y la creación. Pero ésta de la que hablas, mejor no existiera. La Tierra se nos acaba. Feliz año. Y salud para el Planeta.

    ResponderEliminar
  11. Esto no es locura. Esto es mucha mala leche. Lo que se hace bajo la locura se puede perdonar, pero esto no tiene perdón. Mientras las leyes sean tan benévolas con estos desalmados, seguiremos asistiendo a estos deleznables espectáculos. ¡ Qué impotencia !.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. "Terrorismo" puro y duro tejón... Si a estos desalmados los echarlan al fuego que provocan, seguro que se lo pensaban antes de cometer semejante atrocidad. Por suerte viene el agua que aplacara las llamas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Y lo malo de esa locura, es que la mayoría de las veces es provocada por alguien que se considera persona.

    Una de mis peticiones a los Magos de Oriente es que nunca mas vuelva a ocurrir.

    Muy Buenas Fotos que Gustan y dan Pena.

    manolo
    .

    ResponderEliminar
  14. No, Jesús, manos negras son las que se les quedaron a todos los que estuvieron luchando contra el fuego, y manos sucias, criminales son las de quien lo provocó.
    Parece que impunemente. Lo que duele más si cabe.

    ResponderEliminar
  15. Como dices que la lluvia y nieve puedan devolver un poco de verde a esa preciosa tierra. También espero que a finales de primavera nos puedas volver a poner un paisaje un poco mas verde de la misma zona.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. La lucha contra los pirómanos debería de ocupar uno de los primeros lugares en cuanto a las autoridades se refiere. ¡Doscientos! ¿Quién puede saber qué pasaba por la cabeza de estos terroristas del patrimonio natural? Como si se hubiera quemado un museo los cántabros lloran intentando apagar con sus lagrimas (en vano) las llamas que acaban con su riqueza paisajísitica. ¿Quién podrá consolarles? Por lo menos el desaohogo es gratis y contamina al lector con la visión de la tristeza hecha ceniza.
    Un saludo

    ResponderEliminar

  17. No. No te quejes de la lluvia. Cantabria no sería lo que es sinn ella. Ya ves, Cailagua no tiene apenas tres gotas, pero eso es asunto de esos otros 'desalmados' que conociendo el cambio climático niegan la soluciones que están en sus manos.
    Otro asunto es de los pirómanos, que no lo son, que no son enfermos, se solo son gentes sin escrúpulos que solo atienden a sus intereses. Y mientras, unas autoridades entre inermes y timoratas que no son capaces de establecer castigos ejemplares. En el Paine han escarmentado. Encender algo, lo que sea, fuera del lugar autorizado, lleva una multa de 6000 euros, creo recordar.

    Un abrazo, TyT

    · LMA · & · CR ·

    ResponderEliminar
  18. Hola Jesús Angel, como sabes en Asturias también tuvimos una gran cantidad de incendios y te puedo decir que visite un poco de Cantabria y el oriente de Asturias y en el occidente incluso se quemaron cinco casas, pajares y cuadras y al igual que tu me pregunto como puede haber gente tan desalmada y enferma que disfrute viendo como se quema nuestra naturaleza y sabiendo cuanto la necesitamos. Espero que llueva y nieve en abundancía por el bien de todos. Un fuerte abrazo para ti y toda Cantabria.

    ResponderEliminar
  19. El otro día por León, paseando, lloviendo a mares...La gente se queja y se queja de la lluvia. Constantemente. Porque se mojan, se salpican , se manchan...Quieren "buen tiempo"
    Sin embargo, quieren también agua para beber, para asearse, para sus piscinas y sus vacaciones...Qué te voy a decir que tú no sepas.
    Mientras, en el otro lado del mundo... vi fotos en tuiter de personas bebiendo de charcos porque no tenían agua.
    Así somos a veces tejón...no locos, que va!!! Egoístas, simples, soberbios. Creo que soberbios es la palabra más correcta.

    Un beso Jesús, muy feliz 2016 :))

    ResponderEliminar
  20. Me cayo y prefiero morderme la lengua y no decir lo que pienso de los culpables, sean quienes sean porque diría cosas que luego igual me arrepentiría y pecaría de locura indignada. No entiendo qué ha podido pasar por muchas hipótesis que se han barajado pero la naturaleza tiene sus defensas y solo hace falta tener paciencia y resurgirá una vez más de sus cenizas. Feliz y próspero año nuevo, amigo.
    Un fuerte abrazo,

    ResponderEliminar
  21. Sabes que pasa que si comento me enciendo y no quiero mencionar más esa palabra nefasta, conocí de tu mano estos lugares y me duele en el alma verlos así, también has visto fotografías de los míos, de esa barbaridad que ha destrozado nuestros bosques, de esos energúmenos que espero que cojan porque siguen riéndose en los bares, me duele y mucho.... un enorme abrazo Jesus.

    ResponderEliminar
  22. Yo a estos desalmados los trataba como lo que son, terroristas. Jesús Angel, te deseo lo mejor para este año que acaba de entrar, cargado de naturaleza, buenas fotos, grandes relatos y sin noticias malas como esta. Un fuerte abrazo compañero.

    ResponderEliminar
  23. La naturaleza es mas fuerte y generosa que estas locuras inmudas, pronto loos brotes verdes resurgirán y volverá la vida a este paraiso.
    No hay nada más terrible que estos brotes de locura de un animal que antepone sus intereses personanes antes que el bien y el tesoro de nuestro planeta.

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  24. Boa tarde, as imagens são impressionantes, revelam a força da natureza, a chuva e a neve também faz parte da beleza do planeta.
    AG

    ResponderEliminar
  25. Muchas gracias por vuestros comentarios,vuestras pálabras, la lluvia y las primeras nieves que se ven en las cimas me levantan el animo.

    ResponderEliminar