Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

3/8/13

ERMITAS RUPESTRES

 ¿Qué hacer un sábado por la tarde, cuando una densa niebla cubre toda la zona litoral de Cantabria, y no se puede disfrutar de la playa?.
 Pues tomar la autovía de la meseta, subir hasta Reinosa y meternos en Valderredible,  por unas carreteras solitarias, bajo unas nubes de algodón visitar alguno de los tesoros más desconocidos y escondidos en la Cantabria profunda, siguiendo el curso del río Ebro que da nombre a este valle.
 A ambos lados de la carretera nos acompaña una tupida alfombra de brezo en flor y por las ventanillas del coche entran sugerentes aromas de romero y lavanda silvestres.
 Solo el ruido del motor del coche perturba momentaneamente la paz y el silencio de algún solitario cementerio.
 Miro alrededor y me invade la curiosidad pues en lo que mi vista alcanza no diviso ningún pueblo ni grande ni pequeño.
 Hemos dejado atrás perfiles de altas  montañas y el paisaje comienza a ser menos agreste, estamos cerca de la inmensa llanura de la meseta castellana.
 Las nubes juegan en el cielo, el calor aprieta y apetece entrar en la masa boscosa a buscar la sombra.
 Más de medio centenar de ermitas rupestres están contabilizadas en esta zona de Cantabria que forman parte y dan armonía a un rico paisaje y que entre sus paredes excavadas en la roca guardan siglos de historia.
 La primera parada es en Cadalso, un pueblo que en 2005 contaba con solo tres habitantes según el Instituto Nacional de Estadística.
 Una vez al año se abre para rendir culto a la Virgen del Carmen y en raras ocasiones para celebrar misa encargada por algún devoto.
 En la actualidad está bastante bien conservada tras haber sufrido años atrás abandono, diversas reformas y añadidos, ( una espadaña, un muro de piedra y hasta pavimentación del suelo) que hoy han sido suprimidos para recuperar su estado primitivo.
 A su lado encontramos diversas tumbas antropomórficas. La más impresionante es una, de por lo menos tres que se encuentran talladas al abrigo de la roca, que mide unos 190 cm. de largo, unos 50 cm. en su punto más ancho y unos 20 en su punto más estrecho, indicando así que su ocupante era un adulto y persona de alguna importancia relaccionada con la iglesia.
 No muy lejos de Cadalso está la ermita rupestre de Arroyuelos. También cuenta con una necrópolis si cabe más grande, o por lo menos eso parece, pues a su alrededor se ven más tumbas que en Cadalso, y no muy lejos se encuentra la Colegiata Románica de San Martín de Elines.
 No llegan a la veintena actualmente los habitantes de Arroyuelos, uno de sus vecinos tiene las llaves de la ermita y se ofrece gustoso a enseñarla a todo el que muestre interés por conocer un poco de estos monumentos.
 Esta ermita según documentos del año 1595 fue una casa  Concejo lo que supondría que Arroyuelos en el pasado fue un pueblo con determinada importancia.
 Aunque no ha sufrido tantas alteraciones como la de Cadalso, su estado de conservación es bastante bueno, solamente afeado por un muro de ladrillo que cierra lo que se supone que fue un desprendimiento de la roca con el paso de los años.
 Y para acabar el recorrido llegamos hasta San Miguel de las Presillas, esta ya dentro de los limites de la provincia de Burgos aunque en el pasado perteneció a Cantabria.
  Seguramente su situación y el lugar donde está tallada la hacen más bonita y más vistosa que las dos anteriores pero da pena y tristeza  contar lo que allíi vi. Su deterioro es mucho mayor debido a que está construida en roca arenosa en vez de la roca caliza sobre la que están construidas las otras, y a que hace unos años sus entradas fueron tapadas con un material plastificado y en su exterior han colocado una escalera y unas barandillas de hiero espantosas.
 El desgaste de sus pilares es alarmante y los gamberros de turno han hecho de las suyas dejando sus huellas y sus señas de identidad, (nadie como  este derivado de la especie para dejar constancia de por donde pasan), fehas, nombres y apodos, "yo estuve aquí", y demas sandeces adornan las paredes.
Es mucho más bonita de lejos sin duda alguna, y aunque me entristeció su estado y el abandono de su entorno, he de volver pues no fui lo suficientemente documentado, y después de hacerlo me he enterado de que por detrás de la ermita está la que llaman "cueva de la vieja" con la singularidad de que en una de sus paredes hay tallada una concha,  que hace creer a los historiadores  que estas tierras ya formaron hace muchos siglos parte del Camino de Santiago.

20 comentarios:

  1. Pues yo creo que has realizado un pequeño pero bonito reportaje Jesús. Conozco las Ermitas de Cadalso (aunque no por dentro) y la de Arroyuelos que precisamente he estado el otro día visitándola y he de dar fe de lo que dices; por dentro es impresionante, bastante bien conservada pero sin embargo la última no la conozco pero...todo llegará, en fin; un patrimonio que hay que conservar para nuestro disfrute y de próximas generaciones, un abrazo paisano.

    ResponderEliminar
  2. Trabajo has tenido para hacer este gran reportaje, ya que conozco alguna ermita como por ejemplo la de San Sebastián en Orjiva.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Que bellos Paisajes, que se ven gracias a esas Fotos tan maravillosas que nos regalas al publicarlas.
    Y mejor aún la descripción de lo que nos vas mostrando.
    Perdona, pero me alegro que no pudieras ir ese día a la playa y lo cambiaras por este maravilloso Reportaje, que has hecho que lo que no lo conocíamos, lo disfrutemos
    Gracias, manolo

    Y no solo te doy las Gracias, sino que te Felicito por ello.

    ResponderEliminar
  4. Pues gracias a esa buena ocurrencia de coger el coche y salir a cambiar de aires, hemos podido conocer estas pequeñas maravillas arquitectónicas del arte sacro.Es increíble todo lo que el hombre es capaz de aprovechar de la naturaleza, con trabajo e imaginación. No tenía ni idea de que existieran estas ermitas. Así que muchas gracias por hacernos partícipes de tus andanzas, dando a conocer estas joyas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Desconocía la existencia de estas interesantísimas ermitas... una buena ruta futura!!!! lugares donde el silencio y la tranquilidad toman cuerpo u erizan la piel. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Sin dudarlo ni un segundo puedo decirte que elegir esta ruta tan ¡¡¡ espectacular!!!es mucho mejor que las aglomeradas playas, porque no sé como será por el norte pero por aquí es estresante.
    Elijo sin dudar tu ruta Tejón!!!

    Un besote :)

    ResponderEliminar
  7. Interesantìsimo el periplo por las ermitas rupestres, me ha encantado.De un valor històrico impresionante.Lamentable, cuando el hombre alcanza con sus tristes manos a borrar la historia.

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado el lugar que acabo de conocer gracias a ti.

    Magnifica entrada con imágenes de gr en belleza .

    Feliz domigo.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. Me falto un día libre más para poder verlas, preciosas

    ResponderEliminar
  10. Um passeio precioso! Quando se tem tempo e vontade, tudo fica ainda mais bonito! Linda reportagem, Jesús!

    Beijos.

    ResponderEliminar
  11. Un estupendo reocorrido que me ha sorprendido con las ermitas excavadas. Buena excursión para una próxima visita.
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. A pesar de las gamberradas sufridas en la ermita de Presillas, para mí sigue siendo la más espectacular.
    http://vimeo.com/11471819
    Magnífica ruta por esos lugares mágicos.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  13. Hombre, otra alternativa sería tomar unas cañas, pero no: la cabra siempre tira al monte, bendita sea la cabra.
    Ni idea tenía yo, analfabestia que soy, de que Santander alberga semejantes maravillas. Es lo que tienen las terrazas junto a la playa: cañas fresquitas y "poco más"

    ResponderEliminar
  14. ¡Oye! ¡qué recorrido tan hermoso! no sólo por las ermitas que ya merecen la pena, sino por esos brezos y ese cielo. ¿Quién dice que si no hay playa se aburre?
    Salu2

    ResponderEliminar
  15. Hola Jesus, magnifica entrada, preciosas fotos y gracias por darnos a conocer sitios como estos de los que tampoco tenía ni idea. Son una autentica maravilla. Un abrazu.

    ResponderEliminar
  16. Que sábado más bien aprovechado Jesús!!
    Las imágenes del paisaje impresionan con esas rocas excabadas. Los gamberros siempre dejan su huella para la posteridad les gusta.
    La foto 8 muestra toda la enormidad de la roca.
    Gracias por compartir lugares que desconocemos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. El día estaba espectacular para hacer fotos, con esos juegos de luces y sombras tan propicios cuando las nubes juguetean en el cielo azul.
    Hace tiempo estuve en una emrita rupestre en Olleros de Pisuerga (Palencia) que me han hecho recordar estas cuevas que hoy nos enseñas. Imagino los cultos religiosos dentro del vientre de la diosa madre tierra porque la fusión con el cristianismo de los cultos que se arrastraban de antiguo se hizo en algunas zonas a trancas y barrancas. El sincretismo seguro que se haría en cierto modo palpable, aunque no conozco este caso concreto.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  18. FUI ACANTABRIA A ULTIMOS DE JUNIO QUEGUAY BESOS

    ResponderEliminar
  19. Realmente bonitas.
    Son de esas cosa que tengo pendientes de ver en la proxima visita a esa preciosa zona.
    Me sorprendio muchisimo en esa zona la colegiata de San Martin de Elines, es espectacular tambien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Muy bellas las esculturas, digno de un patrimonio cultural

    ResponderEliminar