Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

27/7/12

TORRE SALINAS-EL DESCENSO

 Bueno,¿que?, ¿ya hemos descansado bastante?, pues caminando  que nos coge la noche.
 Y no hay que pensarlo mucho, si,si, por ahí hay que bajar, no te quedes mirando.
  ¿Que hay que echar las manos a tierra?, como si hay que sentar el culo......
 ....agarrarse a las paredes....
 ....o bajar deslizándote por la pedrera.
 Por aquí ya me encontraba yo más suelto...
 .....y disfrutaba mirando para arriba y ver donde estuvimos y por donde bajamos.
 Repusimos fuerzas donde habíamos dejado las mochilas.....

 ....y las grajillas se encargaron de limpiar los restos que dejamos.
 Mochilas al hombro y camino de la Canal de Pedabejo....
 .....que es bastante llevadera y a medida que vamos bajando se va transformando el paisaje.
 Las nubes nos siguieron toda la jornada y no consiguieron alcanzarnos.
 Las vistas del Valle de Liebana con su frondosa vegetación y variedad de árboles y flores( serbales, mostajos, hayas, encinas, robles) son una recompensa para la vista....
....y la pista que nos lleva hasta Fuente Dé nos introduce en la frescura que dan  las sombras de los árboles.
Ha sido una ruta para recordar mucho tiempo, a pesar de que hubo un momento en el que estuve a punto de traspasar la fina linea que hay entre el disfrute y el sufrimiento.

49 comentarios:

  1. Como te comente en la entrada anterior; preciosos parajes Tejón, menudos pedregales aunque te digo una cosa; no que será mejor si subir o bajar (yo creo que prefiero... lo primero) un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Impresionante tu reportaje y las fotos son una preciosidad, que pedrero para bajar esquiando, jajjaja. Un enorme abrazo y muy bueno el reportaje.

    ResponderEliminar
  3. No podría subir ahí arriba, no podría. Tengo vértigo, que es una cosa mu mala... Pero me encanta la montaña, la necesito, me identifico en ella. Por eso cuando alguna vez he buscado alguna proeza como las tuyas me ha quedado un regusto triste, porque yo quería subir pero la cabeza se me iba, qué cosas... Las fotos, sencillamente una pasada.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado acompañarte en tu escalada, bonitas imágenes nos has regalado.
    Saludos desde Argentina
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. Para subir aquí hay que tener mucha práctica, yo creo que si subo se me va el pie y acabo rodando ladera abajo.

    Estas escaladas tienen un mérito tremendo. Te felicito doblemente, primero por tu buena forma y en segundo por la belleza de las imágenes que nos ofreces.

    Un abrazo.

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. Uffff... deve ter sido cansativo, mas confesso que teria coragem de ir... que paisagens bonitas!!!

    Bom fim de semana.
    Beijo carinhoso.

    ResponderEliminar
  7. La bajada no ha sido menos espectacular que la subida, ni que decir tiene que como se ha visto perfectamente habeis estado en tierras de grajillas mas que de hombres....
    Sin duda esta ruta será una de las que mas recordaré! por espectacular y peligrosa, desde que te leo para mí es el "TOP TEN" de tus rutas.


    Besos y cuidate :)

    ResponderEliminar
  8. Si dura fue la subida, la bajada también tuvo sus riesgos, pues un resbalón y a ver donde para uno. De todas formas, quien no arriesga, no gana. Comprendo perfectamente tu satisfacción al verte abajo. Debió ser una jornada para no olvidar jamás. Si los paisajes de la subida eran extraordinarios, los de la bajada, no desmerecían.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Adrenalina a tope !!
    Que envidia por dios !!
    Que vistas y ... que narices tenéis para subir.

    Me ha encantado este ascenso-descenso

    abrazos desde la nada

    ResponderEliminar
  10. Son impresionantes tus imagenes, tu relato y todo tu reportaje.
    Con la poquita experiencia que tengo de hacer alguna subida, siempre digo que es peor la bajada que la subida, porque subir cansa, pero al bajar parece que la inercía te hace caer y tener menos seguridad.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Que maravilla!! aunque yo no sé si hubiese subido...mucho menos bajado, jejejeje.
    Muy buenas capturas.
    saludos.

    ResponderEliminar
  12. Hola Tejon.
    La bajada siempre tiene mas riesgo que la subida,por lo menos para mi y por lo que se ve en las fotos mucha piedra suelta y con tanta gente....
    Ruta que me apunto y que volvere a ver para disfrutar de las fotos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. ¿como te quedaron las uñitas y las puntitas de los dedos de los pies tras esa bajada canchal p´abajo???? que dolor!!!!
    Un abrazo. preciosa y esforzada ruta

    ResponderEliminar
  14. Parece complicada la bajada, menudas agujetas en las piernas..:Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Probes tobillos y rodillas ...
    Pero ese paisaje lleno de rocas y piedras bien merece la pena.

    ResponderEliminar
  16. Tengo que reconocer que te habrá costado bastante hacer esta ruta...yo personalmente no podría ya que los abismo me dan vértigo...de hecho en la zona de Fuente Dé lo pasé bastante mal, así que me imagino lo que has sentido, de llamarte chiflado y otras cosas no veo la razón sin embargo has demostrado tu afán de superación y tirar para adelante. El reportaje fotográfico precioso...sobre todo donde estas reposando jejeje.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. Pues si el ascenso es cansado no digo nada sobre el descenso. Y, ¿sabes qué? Que odio esas laderas llenas de piedras sueltas de todos los tamaños y formas porque son muy tracioneras. Y además iempre acabo haciendo el mono y sentándome en ellas porque soy un pato mareado y pequeñina, y mis piernas no dan para más, así que me siento, me levanto, trepo, me vuelvo a sentar, vuelvo a trepar y, claro al día siguiente estoy que no me puedo mover. ¡Un desastre!
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. No me extraña que quieran cobrar las comunidades autonomas por los rescates,se cae un tarado de estos y se rompe una pierna cuesta 20000 euros el rescate por incoscientes.

    ResponderEliminar
  19. Es un dilema,seva, yo subiendo a mi ritmo no lo llevo mal, bajar tampoco me resulta complicado, lo malo es que estoy operado de menisco en una rodilla y se me carga bastante la otra.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Es una pena que el pedrero no sea de piedras un poco más finas, no es como el de el Curavacas que es una gozada deslizarse.
    Un abrazo,Carlos.

    ResponderEliminar
  21. Hay más formas y maneras de disfrutar de las montañas,Eastriver, y tu seguro que lo sabes hacer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Gracias,Norma2 por pasarte por mi cueva. Mando un enorme saludo para ti y esa tierra donde tengo un buen amigo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Ventana de foto, muchas gracias por tu comentario, tampoco lo hiciste mal por las islas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Seguro que lo haces,Teca, mereció la pena el sufrimiento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Creo que si,Nieves, esta es el "TOP TEN"de mis marchas jejeje, lo que venga más adelante ya lo veremos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Lo recordaré mucho tiempo,Pini.
    Un saludo y gracias por pasarte.

    ResponderEliminar
  27. Gracias,Esmeralda, siempre es un placer verte por aquí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Maluferre, tenemos unas montañas tan bonitas que merece la pena disfrutarlas, Tengo ganas de ir a la Sierra del Sueve a ver los tejos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Después que estás arriba no queda más remedio que bajar,Anita.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  30. A ver cuando hacemos alguna salida juntos,Fosi.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Las uñas de los pies ya se me han caído varias veces,Isabel, ya no sufren,jajaja
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Puedes creértelo o no,Marce, pero no tuve agujetas al día siguiente, fueron peor los nervios que el esfuerzo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Las rodillas si sufrieron,Txutxi.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  34. kai51, muchas gracias por el comentario, veo que sabes de lo que hablo y que conoces la zona.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. Pero lo haces,¿no Carmen? pues eso es lo importante, nadie es más que nadie.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Como administrador de mi blog podría haber borrado este comentario anónimo pero quien lo escribió me hubiese tachado de intolerante, tendré otros defectos pero ese no, y como este blog es respetuoso con las opiniones y los comentarios que en él se escriben respeto la opinión del anónimo, pero eso si, he de decir que estoy federado, pago mi seguro y mi cuota anual, (y no es barato precisamente) por lo que tengo cobertura como la tienen aquellos que sin pagar son rescatados en las playas en verano y no se les cobra nada, a los accidentados en la carretera, a quien se cae de un andamio, a quie se cae en una acera, o a quien se rescata de una mina, y por si no estuvieras bien informado te diré que si no estás asegurado y federado el 112 cobra los servicios integros al rescatado.
    Y lo que jamás haría es entrar en casa de nadie insultando.
    Saludos,anónimo.

    ResponderEliminar
  37. LLego un poco tarde a la excursión, tengo verdadera dificultad, no tanto como la de esa escalada, subida o bajada por esa montaña tan espectacular, como las fotos...Mi dificultad no es otra que la cobertura, que no me acompaña mucho...

    Me abruma la altura, el esfuerzo y la aventura que desarrolláis.

    Besicos salados desde el Mar Menor,pronto me iré junto al Faro.

    ResponderEliminar
  38. Qué inmensidad maravillosa!.
    Tus paseos nos ensanchan el alma.
    Un abrazo fuerte
    Cristina

    ResponderEliminar
  39. Hola Tejón!!!

    He vuelto a desconectarme temporalmente de la bloggosfera, porque no me llega el tiempo para todo, la verdad... pero me asomo para decirte que está claro que el tal "anónimo", no te conoce en absoluto. Quienes sí tenemos el placer de haber compartido contigo algunos ratos y el gusto de leerte a menudo, estamos encantados de que nos dejes participar de tus rutas y de que nos acerques a través de tu cámara tu visión del mundo. Abrazo enooooooooooooooorme, amigo y muchos besos a la familia!!! ;-)

    ResponderEliminar
  40. Viendo las fotos me ha entrado cierto gusanillo por volver a la montaña, ya me imagino algún momento de flojera en este recorrido, aunque seguro que merecio la pena. Un ascenso y descenso con unas características exigentes.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  41. Aunque tarde me alegro de tu paso por mi cueva,Carmencica.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  42. Gracias,cris, cuanto me gusta que mi entrada te alegre y ensanche el alma.
    Un abrazo,grande.

    ResponderEliminar
  43. Carzum, tu comentario me hace mucho bien, muchas gracias y un beso.

    ResponderEliminar
  44. Roberto, está ruta es preciosa, yo estoy dispuesto a repetirla pero sin hacer cima.
    Un saludo y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  45. Espectacular descenso pero creo que mereció la pena aunque solo sea por las fotos que has compartido con nosotros.
    Saludos

    ResponderEliminar

  46. · Y después del duro descenso, subir Pedabejo y hacer el largo recorrido por el caben de Remoña... En fin, un buen fin de fiesta.
    El anónimo no parece saber de lo que habla. Somos muchos los tarados que hacemos montaña, sabiendo lo que hacemos. Otros, andan sueltos y nadie les pide cuentas.

    · saludos, piernas.

    CR. & .LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  47. Gracias,Flores, me alegro te haya gustado la ruta, es más dura que una en camión jejeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  48. El anónimo-a creo que esta localizado,ñOCO y creo que no sabe de lo que habla y le pierde la imprudencia, el silencio a veces es la mejor de las respuestas.

    ResponderEliminar
  49. Me han dejado el enlace a este sito en mi página. Esta serie de fotos me ha hecho recordar mis "años mozos" en los que me pateaba valles y montañas. Mi salud no me permite disfrutar del senderismo, ahora solo me doy paseillos. Te envidio (sanamente) por poder disfrutar de la naturaleza de es forma.
    Un abrazo

    ResponderEliminar