Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

4/7/12

ANIDARON LOS JILGUEROS

 Pasó la primavera, llegó el verano y por fin consiguieron los jilgueros sacar adelante su nidada.
Tres veces lo intentaron, las dos primeras cuando ya tenían el nido terminado los gorriones y las urracas se los desbarataron. No por ello se desanimaron y  una tercera vez lo intentaron, algo puse yo de mi parte pues en más de una ocasión y casi entrada ya la noche durante los días que nos tocaba quedarnos en la casa de la abuela, tuve que salir y ahuyentar dando palmadas a las urracas que con malas intenciones  se acercaban al enebro donde daban calor a los huevos los jilgueros.
 Sabían ellos que yo no era su enemigo pues muchos ratos pasé obsevando sus vuelos, idas y venidas al enebro con plumas, musgo, y hierbas secas en el pico.
A veces se hacían los tontos observandome ellos a mi desde el laurel o el acebo antes de entrar en el enebro como queriendo despistarme para que no descubriese donde construían el nido.
Fueron pasando los días, yo segué el verde debajo del árbol y noté que no les importaba mi presencia y hasta dejaron que saciara mi curiosidad cuando me acercaba al nido y los ojillos del jilguero me mantenían la mirada desde el nido sin asutarse.
Todo ha ido tan rápido que casi sin darme cuenta se van del nido sin avisarme.
Ayer estaban los jilgueros  llamando con sus trinos  para que levantaran el vuelo, fui con la cámara y solo me dio tiempo a sacar dos fotos, cuando quise sacar la tercera, salieron volando cuatro pajarillos con tanto brío que solo pude fotografiar el nido, vacío.

42 comentarios:

  1. Excelente entrada, mis felicitaciones por ver la naturaleza con tan atención, no cada uno lo sabe.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Esto si que es vida, disfrutar intensamente de esos pequeños y grandes momentos de la vida, yo tengo en mi memoria, cuando cantan al amanecer. bontias fotos acompañadas de tus textos tan enriquecedores.
    Que seria la vida sin estos momentos.
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  3. es lo que tiene la naturaleza, es imprevisible.
    Más de una vez tengo que espantar a los cuervos para que no me destrocen la poca fruta que tienen mis sufridos frutales pero son tan descarados que creo se ríen de mi.

    Aunque con pocas fotos pero debes estar satisfecho de haber contribuido a una buena causa.
    abrazos

    ResponderEliminar
  4. Una lección de tesón el que habéis dado, tanto la pareja de jilgueros para sacar, por fín, una nidada, como tú, ahuyentando más de una vez a sus enemigos. Que bonitas son las urracas, pero que dañinas. No lo pueden remediar, es hacer daño por hacer daño. Supongo que será el instinto, que no pueden dominar.
    Me alegro por los jilgueros y por tí, contribuyendo a una buena causa y logrando sus frutos.
    Saludos
    saludos

    ResponderEliminar
  5. Que buen reportero!

    Estas historias al mejor estilo National geogrphic me encantan.

    Veo que sin darte cuenta te implicas en la naturaleza y ayudas a que las nuevas generaciones sobrevivan.
    Las fotos son preciosas, felicidades por tu aportación y actitud para valorar.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  6. Precioso cántico tienen estos pájaros.

    Yo creo que si hubieran conocido todo lo que has hecho por protegerlo, no se hubieran ido nunca de este árbol.

    Un abrazo

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Pues aunque saliesen volando a toda velocidad, te han regalado unas imágenes preciosas, Tejón, se nota que te tenían aprecio. Abrazos ;-)

    ResponderEliminar
  8. Tempus fugit, incluso para los pájaros.

    Emotivo tu relato, con esa interactuación persona animal... Pero no te esperaron- Porque la vida nunca espera.

    ResponderEliminar
  9. Me has dado envidia, ver criar a unos jilgueros. Feliz entrada.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Muito lindo... me encanto com essa atenção pela natureza... preciosa postagem...

    Beijo carinhoso.

    ResponderEliminar
  11. Las luchas por la supervivencia es la ley de la naturaleza, pero siempre nos dan pena los inferiores.

    ResponderEliminar
  12. Parafraseando...
    Estos son momentos que nos hacen vibrar frente a la locura absurda de esta sociedad..
    En casa de mis padres han anidado unas palomas y han nacido dos palominos.
    Debajo del aparato de aire acondicionado!.
    Como ha disfrutado mi madre.
    Un abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
  13. Me gusta tu entrada. Al observa la naturaleza nos damos cuenta que no somos los unicos seres de la creación inteligentes. Los animales con su instintos nos enseñan muchas cosas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  14. Hola Tejon.
    Unos colirojos han usado los nidos de golondrina del garaje y han criado y por hay los tengo cagandome la moto...pero que se le va a hacer.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. No vale Tejón intervenir en el devenir de la naturaleza, eso se llama enchufismo con los jilguerillos. La verdad es que las urracas son unas abusonas...ja,ja.Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  16. Es un privilegio tener pajaritos en tus arboles y es un privilegio que nos lo cuentes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Mucha paciencia y tesón tuviste, eso es lo que se llama "amor por la naturaleza" lástima que no te diera tiempo sacar los polluelos en el nido pero lo que has disfrutado no te lo quita nadie, otra vez será Tejón, un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Ah...que cosas tan bellas, bonitas, delicadas, enternecedoras subes al blog. Una se recrea con estas formidables fotografías y dá gracias a la vida, a Natura, la Flora, Fauna, los Ecosistemas...todo !!! me encanta esa visión que tienes de tu entorno silvestre y además los caminos de protección por los cuales siempre y continuamente buscas y defiendes en este Planeta ENHORABUENA !!!

    ResponderEliminar
  19. Gracias, Marek, me agrada que te haya gustado la entrada y valores como yo lo que la naturaleza nos regala.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Alfonso, por el entorno siguen los jilgueros cantando y alegrandonos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Esmeralda, gracias una vez más por asomarte a mi cueva. Los pájaros son los primeros en catar la fruta de los frutales, no veas los atracones que se dan cada año en los cerezos y en las higueras, hay quien las envuelve en redes para que no entren.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Observando a las urracas me pregunto que consiguen con deshacer un nido vacío, son malas y dañinas las puñeteras pero forman parte de un todo y hay que respetarlas.
    Un saludo,Pini.

    ResponderEliminar
  23. Gracias,Nieves, por todo, por comentar y por lo de reportero,jajaja.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  24. Ventana de Foto, el canto de los jilgueros es uno de los más bellos, al menos a mi así me lo parece.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Gracias por pasar,Carzum. Se me olvidó preguntarte por las cigüeñas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. No se puede luchar contra los impulsos de la naturaleza, los jilgueros saben que han de abandonar el nido.
    Un saludo,Eastriver.

    ResponderEliminar
  27. Gracias,Valverde, me gusta compartir estas cosas aunque den un poco de envidia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Muchas gracias,Teca, hoy nos hablas de flores, paso luego a comentarte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Luis, a mi me pasa lo mismo, siempre de parte de los débiles.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. Cris, criaron debajo del aire acondicionado porque intuyen que allí no corren peligro, que los moradores de la casa no van a enjaular a los palominos cuando salgan del huevo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. No aprendemos lo suficiente de ellos,maluferre.
    Un saludo y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  32. Jejeje, fosi, limpia la moto pero no te líes a palos con los colirojos, aunque son algo cabroncetes, cagan menos que las golondrinas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Las urracas también tienen sus enemigos, el año pasado las echaron del nido que hicieron en un laurel las torcaces.
    Un abrazo,Marce.

    ResponderEliminar
  34. Gracias,Flores, espero que te vaya mejor con el huerto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Me hubiese gustado sacar las fotos de los polluelos en el nido, seva, no lo hice por miedo a que lo aborrecieran.
    Un abrazo, campurriano.

    ResponderEliminar
  36. Muchas gracias,Ingrid por pasarte por mi cueva y dejar comentarios tan bonitos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Esto no tiene precio amigo...que delicadeza por tu parte...me encanta ver así el mundo, me encanta!
    Un abrazo Tejón!

    ResponderEliminar
  38. Los jilgueros son así,, la siguen y la consiguen.

    Tan fácil como cambiar de navegador y ya veo tus fotos. Saludos

    ResponderEliminar
  39. Gustoso cambiaría mis visitas al nido del mirlo, tan bonito pero tan visitado, por una al del jilguero, mi pájaro mítico por excelencia, de la niñez el recuerdo, el jilguero, los jilgueros, la lija, el halcón cruel, la caída...la muerte....mi querido jilguero de la infancia añorada que no volvera, como el jilguero...

    ResponderEliminar
  40. Gracias,Remei, a mi me gusta compartirlo y que te guste.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  41. Me alegro mucho de que puedas ver de nuevo las fotos.
    Un saludo,Pablo.

    ResponderEliminar
  42. El jilguero es como más domestico,Amado, más confiado y por eso le pasa lo que le pasa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar