Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

26/5/12

ESPANTAPÁJAROS

Hay ocasiones en que una imagen hace que de repente se abra la tapa del arcón donde guardamos casi olvidados,recuerdos de nuestra infancia.
En mi cara se podía ver reflejada la felicidad cada vez que siendo yo un niño mi padre me decía:

- "Vamos a hacer un espantapájaros para poner en el huerto".

Buscaba unos pantalones y una camisa viejos y mientras él clavaba en cruz dos varas de avellano, yo ataba las mangas de la camisa y las perneras del pantalón y las rellenaba de paja y hierba seca. Una bolsa de tela también rellena hacía de cabeza y sobre ella ponía un agujereado sombrero de paja.

Firme, derecho y bien plantado en medio del huerto al principio infundía respeto, no había pájaro ya fuera golondrina, miruello o gorrión que se atreviera a buscar semillas entre la tierra.

Pasados unos días dejaba de dar miedo y sus extendidos brazos y su sombrero se convertían en posadero de pájaros que le cantaban al oído  y las hierbas que asomaban por los agujeros del roído traje eran utilizadas para hacer los nidos y en los pantalones criaban los ratones.

A merced de la lluvia el sol y el viento ya no espantaba a nadie y acababa siempre oculto entre el maíz.

Cree quien mató a la urraca que exponiéndola así colgada del árbol boca abajo, con las alas llenas de plomo los pájaros no entraran en el sembrado.

Hoy es más fácil enseñar a un niño a disparar una carabina de perdigón que crear ilusión y fantasear con ellos construyendo un espantapájaros.

Esta entrada se la dedico a Telmo y a Millan  por el buen rato que he pasado con ellos  haciendo el espantapájaros, aunque al final Millan se ha enfadado un poco.

49 comentarios:

  1. Intenciones...
    Unos cercenan libertades, otros alimentan sueños. Siempre igual. Educar para vivir y dejar vivir.
    Cristina

    ResponderEliminar
  2. La maldad y las prisas conllevan este tipo de actos...
    Tus recuerdos son maravillosos, y se nota la educación que recibiste, es algo que aprecio y destaco de los amigos...
    Somos lo que nos enseñaron de pequeños...
    Besos amigo.

    ResponderEliminar
  3. Maravillosa entrada, toda una lección de vida. Me ha encantado la historia del espantapájaros, cómo pierde su fiereza y se convierte en posadero de pájaros. Seguro que tu padre se lo pasaba tan bien como tú mientras lo hacíais. Y, además, te dejó hermosos recuerdos y formas de ver la vida. Un saludo muy afectuoso.

    ResponderEliminar
  4. Um encanto saber que ainda existem pessoas que trazem dentro de si os sonhos e ilusões de criança... tantos valores perdidos no tempo, verdade?

    Uma entrada especial!
    Beijo carinhoso.

    ResponderEliminar
  5. De la primera foto, no hablaré...

    La segunda, el espantapájaros me parece deliciosa. Un trabajo delicado para que el trabajo del campo o del huerto se salven de esos animales que se llevan o comen lo sembrado...

    Me ha encantado el toque moderno del espantapájaros con los disquetes colgando...

    Eres un artista amigo Tejón con estas estampas costumbristas que últimamente nos regalas...

    Besicos

    ResponderEliminar
  6. Me resurta curioso a la ves que sorprendente que los pájaros huyan ante la advertencia de que si se quedan acabarán como la urraca.
    El espantapájaros me encanta sobre todo con ese toque de los CDs muy de estos tiempos.

    Saludo a Telmo y Millán por haber sido "los culpables" de esta divertida y entrañable entrada.

    Besos a todos ;)

    ResponderEliminar
  7. Me impresiona ver la imagen de este animal colgado.

    Comprendo que los agricultores tengan que velar por su cosecha pero prepiero el segundo método.

    Besos y...que pases un feliz domingo!

    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Yo tambien estoy de acuerdo con el espantapajaros, que diferencia los niños antes y ahora, pero todo lo hacem los avances, por eso ahora los problemas son mayores. Si es muy difil no tener, cuando antes nada faltaba. Eso lo vemos ahora. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Estos días, en que en algunos sitios han madurado las cerezas, he visto una cosa curiosa. En un pequeño cerezo, su dueño puso una red de esas verdes, porque el árbol era pequeño y los tordos no dejaban ni una, el hombre dijo, "ya les dejo los cerezos grandes, que por muchas que coman no las terminan". Pero cinco tordos (estorninos para quien lo prefiera), hicieron un agujero en la red, entraron, se las comieron todas, no quedó ni una, pero no pudieron salir, y les encontramos muertos, por eso sabemos que fueron cinco... ¿o alguno escapó?

    ResponderEliminar
  10. Creía que eso de colgar "alimañas" en los huertos y sembrados había pasado a la historia y que sólo formaba parte de los recuerdos de mi niñez, pero veo que la ignorancia y el sin sentido siguen vigentes. Es más bonito e instructivo lo del espantapájaros artesanal, aunque no sirven para lo que se hacen, pero se pasa un buen rato haciéndolos con los chiquillos.
    saludos
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Uf... mal cuerpo me ha dejado la primera foto. Me recuerda a los esclavos rebelados por Espartaco, crucificados a lo largo de la Vía Apia tras su derrota.

    Aquí - por lo menos - ahora se llevan unos espantapájaros muy modernos: los cedés reciclados, que se supone que con sus reflejos espantan a los pájaros.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  12. Me refiero a sólo los cedés, sin muñeco!

    ResponderEliminar
  13. Entrañable, el recorrido que me recuerda mi infancia con mi tío Amadeo , en cuyo huerto hice algo parecido a un espantapájaros. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Muy bonito y cierto , me ha encantado la ultima frase......
    Por cierto esto para que los disfrutes......lo copias y lo metes en google, una historia de un espantapajaros....te gustara!

    http://www.dailymotion.com/video/x1y9t6_la-leyenda-del-espantapajaros_fun

    ResponderEliminar
  15. Nunca he hecho un espantapájaros, quizás porque soy mitad de campo, mitad de ciudad, pero en todo caso en mí predomina lo segundo. Bueno, el caso es que me imagino que la expericnia debe ser igual de gratificante que hacer un muñeco de nieve o algo parecido, con la distinción de que el de nieve es efímero y se hace por pasar el rato y el espantapájaros tiene un fin muy práctico.

    ResponderEliminar
  16. Una entrada muy entrañable por el espantapájaros y triste ver como siguen las costumbres de exponer las matanzas de animales.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Bonitos recuerdos y muy chulo el espantapájaros...siempre quise hacer uno, tal vez me anime y lo ponga en el balcón, jejejeje.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Como pasan los años ya casi ni se ven por los campos pero alguno queda, emotivas fotos Tejón, un abrazo compi.
    En cuanto a la foto, pues si; andas bien encaminado compi, se trata de Covanera, en fin; un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Hola Tejon.
    Seguro que no te baja ni un pájaro,con la cara de cabreo que le has puesto....
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Ya no se ven. Por lo menos por esta zona.
    C reo que los pajaros le habían perdido el respeto y ni caso.

    Como van cambiando las cosas y esta en según como, tenia algo de romanticismo.

    Saludos, manolo

    ResponderEliminar
  21. Yo prefiero seguir alimentando sueños.
    Un abrazo,Cris.

    ResponderEliminar
  22. Gracias,Remei, en lo que nos enseñan de pequeños está la base de lo que seremos de mayores.
    Un abrazo y feliz descanso.

    ResponderEliminar
  23. Muchas gracias,Chimista, por tu comentario. Me alegra verte por mi cueva.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. Mal vamos si perdemos los sueños y las ilusiones y la capacidad de transmitirlos a los niños.
    Un abrazo,Teca.

    ResponderEliminar
  25. Gracias,Carmencica, el toque modernista lo puso el abuelo de los niños que andaba por allí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. No se quien lo pasómejor si Telmo y Millan o yo con ellos.
    Un beso,Nieves.

    ResponderEliminar
  27. VENTANA DE FOTO, la misma impresión sentí yo al ver así a la urraca, la pobre no merecía ese final.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Chus, aunque parezca lo contrario a los niños de hoy por el hecho de tenerlo todo no deja de sorprenderles las cosas que podemos enseñarles.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Curioso,Ruben, el estornino arrasa por donde pasa, yo les he visto dejar una higuera sin higos, eran bastantes más que cinco, desde que no emigran ha crecido el numero de ellos y forman bandadas muy numerosas. De los espantapájaros se rien.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  30. De eso se trataba,Pini, de pasar un buen rato, y lo pasamos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  31. Es una cruel forma de dar ejemplo y escarmiento,Xibeliuss.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Algo se parecería,Marce,jeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Gracias por el enlace y el comentario,campero, lo veré cuando ande un poco menos liado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  34. La del espantapájaros también es efímera,Carmen, pero resulta gratificante mientras se le da ese soplo de vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Gracias por el comentario,Valverde.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Anita, aunque sea pequeñito esta bien que lo hagas y lo pongas en el balcón.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  37. Gracias,Amado, este quiero creer que algo de alma tiene.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Gracias,seva, he de pasar por la cascada aunque imagino que bajará un poco escasa de agua.
    Un saludo hasta Reinosa.

    ResponderEliminar
  39. La cara la pintó Telmo y Millán se enfadó por ello.
    Un abrazo,fosi.

    ResponderEliminar
  40. Gracias Manolo, espero que lo pasaras bien por El Rocío.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  41. Que bueno disfrutar con los niños y compartir recuerdos de infancia, el espantapajaros quedo ni que pintao, jjj.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  42. Pintao si quedó, un poco, jeje.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  43. Hola tejón!!
    Me ha gustado mucho la entrada de hoy, tienes razón en todo lo que dices.
    Por cierto he pegado el enlace en mi blog, espero que no te moleste, pero me ha ayudado a la hora de crear la entrada de las urracas en el blog.

    un saludo vecino!!
    ;)

    ResponderEliminar
  44. Me alegro te haya gustado la entrada y agradezco el enlace que pusiste en el blog que tienes y que tanto me gusta.
    Me agrada tenerte de vecino,un saludo.

    ResponderEliminar
  45. A mi que siempre me gusto la naturaleza y que soy de una pequeña capital, cada vez menos pequeña, y que me gusta la fotografía y me sirve incluso de terapia, les cambiaria las carabinas a los niños por una cámara fotográfica, saludos.

    ResponderEliminar
  46. Estupenda idea disparar fotos en lugar de perdigones.
    Un saludo y gracias por la visita.

    ResponderEliminar