Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

12/1/12

TRANSPLANTANDO TEJOS

Tenía pensado hacer una entrada donde contaros como viví el pasado domingo el carnaval de "La Vijanera" pero esta mañana, aprovechando que estoy consumiendo unos días de vacaciones que me quedaban del año pasado, y como no llueve me he dedicado a transplantar un tejo y a preparar un semillero de magnolios, labores que tenía entre otras muchas como pendientes.
El tejo ya tiene unos quince años en maceta y con esta creo que ya es la tercera vez que le podo ramas y raíces y le pongo tierra nueva.
Sin ser un experto en "Bonsais", creo que después de podarlo me ha quedado bastante majo y que va a agradecer mis cuidados.
Otra de mis aficiones es hacer semilleros, como me salgan todas las semillas de este año voy a repoblar yo solo toda península.
Hoy he hecho un semillero de magnolios con las semillas que se ven en la foto.
Es bastante difícil conseguirlos pero yo después de varios intentos lo he logrado.
Es muy importante antes de pasar las semillas a la tierra desprenderlas de toda esa piel naranja que las envuelve pues al hacerlo conseguimos que broten con mayor facilidad.
El tejo es mi árbol preferido, árbol profundamente arraigado en las costumbres y en la cultura de los pueblos, en Cantabria es fácil de ver en iglesias y cementerios y en casonas señoriales.
Estas fotos corresponden a la Iglesia de Barcenaciones y a la Las Rozas de Valdearroyo con viejo tejo que está catalogado como Árbol Singular de Cantabria.
"...árboles perdurables, de inmarcesible hoja, tardos en crecer, lentos en morir, parcos de sonrisas y halagos, constantes y firmes. Árboles que planta quien piensa en los que han de sucederle, quien no tanto quiere árbol para sí como árbol para sus hijos, monje o caballero, fundador de solar o de cenobio; árboles que hallarás siempre en la clausura, habitada o desierta, junto a la fuente corriente o enjuta, y arrimados a la torre montañesa..."

Escrito de AMÓS DE ESCALANTE, con el cual me identifico plenamente.

57 comentarios:

  1. Me gusta mucho mucho esa cosa zen de los jardineros y recolectores de semillas. Soy un desastre para el tema: ni idea del magnolio y el tejo. Miraré, eso sí. De momento he quedado fascinado con la iglesia de Barcenaciones, fascinante en sí misma. ¿Es prerrománica?

    ResponderEliminar
  2. Se nota que es una tarea entretenida y bonita.La foto de la iglesia de barcenaciones me encanta. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Espero que crezca tanto como ése que nos enseñas en la foto. Espero con curiosidad tus fotos sobre el carnaval de La Vijanera, porque hay ciertos personajes musgosos que se parecen a Los Hombres de musgo de Béjar.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Siempre que hablan del tejo, recuerdo un libro de un paisano tuyo, Javier Lorenzo, el libro se titula "El último soldurio", y explica en el un poco del significado del tejo en la cultura de los vadinienses.
    Como siempre, una entrada estupenda.

    ResponderEliminar
  5. Pues el tejo te agradecerá la renovación de la tierra y las semillas de magnolio si tienes suerte creceran unos arbolitos muy vistosos.
    Estas hecho todo un jardinero.
    Recibe mi saludo.

    ResponderEliminar
  6. Gran labor la que relizas,se ve que eres un naturalista de los buenos, con implicacion y conciencia.
    Vivan los tejos!
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  8. No tienes desperdicio amigo...
    A ver si repoblamos la península!
    En cuanto a la poda del tejo: GENIAL!
    Me gusta lo que haces!

    ResponderEliminar
  9. Sería una buenísima el repoblar la península de árboles.

    en remotos tiempo una ardilla podía cruzar la península saltando de árbol en árbol.

    La foto de la iglesia me ha llamado la atención de manera especial.

    Un abrazo.
    http://ventanadefoto.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. Quise decir que sería una buenísima IDEA. Esta palabra en mayúsculas se me quedó atrás

    ResponderEliminar
  11. Que bonito reportaje, yo como buen montañes tengo algunos tejos cerca de mí, ahora, los tengo a raya, jjj, ten cuidao al manipularlos ya sabes por veneno jjj
    Un saludo

    ResponderEliminar
  12. El tejo puedo durar miles de años, interesante cultivarlo y cuidarlo en casa. Aquí en Asturias también se plantaba en lugares de culto de los celtas, luego la iglesia pues aprovechó para poner en esos lugares iglesias.... un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Espero que tengas suerte con todas esas semillas, ya nos hace falta repoblar buena parte del territorio.
    El tejo es un árbol extraordinario.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  14. La costumbre de plantar tejos en las iglesias puede encontrarse en numerosos lugares del norte peninsular, aunque es más habitual encontrar robles o cipreses. Conocí a un asturiano que se había dedicado a mapearlos todos o casi todos, con la idea de publicar esta información en un libro. Luego le perdí la pista y no sé en qué quedó su proyecto. De todos modos estuvimos visitando juntos el ejemplar más oriental. Debía tener varios siglos porque hacían falta dos hombres para abrazar su tronco. Se encontraba, si es que nadie lo ha talado, en una iglesia abandonada de la zona noroccidental de Álava.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. El Tejo también es uno de mis árboles preferidos, paisanuco.

    Amós de Escalante...¡Bravo!
    Besucos

    ResponderEliminar
  16. Te ha quedado el tejo precioso,yo esas labores de poda y trasplante hasta 1º de mayo no puedo empezar,las plantas parece que se han acostumbrado y si las ves como despiertan con una gran alegría.

    Saludos

    ResponderEliminar
  17. Yo no hice fotos del trasplante, pero tengo que subir alguna foto suya ;)

    No sé si conoces esto: http://youtu.be/ZSeC67YOFn8

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  18. Creo que todos tenemos un jardinero en nuestro interior, pero aún sabiendo lo placentero de la activad de plantar y podar y trasplantar y...nunca encontramos el momento, siempre lo posponemos...Me encantan los tejos, pero también, y mucho, el fresno y el halla. Un abrazo, Tejón.

    ResponderEliminar
  19. Me encanta los días en que se decide arreglar el jardín, cambiar las plantas de maceta, pintar alguna que se quedo esconchada...

    Los semilleros nunca los había visto y me ha impresionado!
    El Tejo es un árbol precioso, nunca había escuchado este escrito de Amós... me encantó!

    Besos :)

    ResponderEliminar
  20. En mi pueblo quedan dos; uno de ellos nació entre enormes bloques desprendidos de roca caliza y, el otro, está aferrado a la roca, seguramente, por esta acción, su edad sea confusa.
    Es un árbol muy especial y bello.

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Quedan pocos tejos en los bosques. Es uno de mis árboles preferidos, precisamente por su escasez. ¿Cómo conseguir uno para plantarlo? He empezado por un acebo, pero lo compré en una floristería de confianza.
    Un abrazo y a seguir plantando y trasplantando.
    Un abrazo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  22. Cuando veo estas cosas que haces me gustaría mucho ser creyente para decir eso de "Que Dios te bendiga"

    También es mi árbol favorito

    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Wonderful images!
    Thanks your following.

    ResponderEliminar
  24. Hola Eastriver, me alegro verte por aquí y que te haya gustado la entrada. La iglesia de San Juan bautista de Barcenaciones es de finales del siglo XVII y tiene el cementerio al lado con unos tejos maravillosos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. La verdad es que es bonita la iglesia,Paco, con esa piedra tan envejecida, en realidad todo el pueblo es muy bonito y está muy bien conservado, y si, me entretengo bastante con esta afición mía.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  26. Trataré de complacerte con lo de "La Vijanera", Carmen, ya hace tiempo que vi en tu blog un musgoso parecido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Leí ese libro, Ruben, está entretenido pero si de verdad quieres conocer un poco más de los tejos te recomiendo "La Cultura del tejo", no te defraudará.
    Salud.

    ResponderEliminar
  28. Del magnolio ya tengo algunos ejemplares de semilleros anteriores, la pena es que tardan unos quince años en dar la flor, paciencia y salud para verlo.
    Un abrazo, Anna.

    ResponderEliminar
  29. Y si encima anidan en ellos las aves mejor, ¿no te parece?. Un saludo, campero.

    ResponderEliminar
  30. Gracias por tu comentario,remei. Mañana igual participo en una plantación colectiva de árboles en un monte que está en peligro por la explotación de unas canteras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Ventana de Foto, veo que también a ti te ha llamado la atención la foto de la iglesia, si te fijas bien la piedra usada para su construcción son cantos rodados del cercano río Saja.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Comillano,(prefiero llamarte así, AMGPRISMA me suena muy raro)no hay tanto peligro como dicen al manipular un tejo, es más, su fruto rojo es comestible y es bastante dulce.Las demás partes del árbol si son tóxicas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Pues lo mismo que en Cantabria,Carlos, hicieron las iglesias donde había un tejo porque era donde se reunían los vecinos en los pueblos, de esta forma acabaron con los cultos paganos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Roberto, atrás quedaron promesas electorales de repoblar con no se cuantos cientos de miles de árboles para crear miles de puestos de trabajo. ¿Tu lo has visto?. Yo tampoco.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  35. Pedro L. Mendez, te recomiendo el mismo libro que a Ruben un poco más arriba, en el verás el estado de conservación y el numero de tejos en las distintas regiones de España.
    Un saludo y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  36. Pues ya sabes donde vivo, paisanuca, si algún día vienes date una vuelta y a lo mejor te llevas uno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Bien, José, me alegro de tu dedicación a las plantas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Me encanta ese corto, Xibelius, "El hombre que plantaba árboles", lo puse en una entrada en los comienzos del blog.
    Quiero ver fotos de ese transplante,jejeje
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Marce, pregunta a una de Foldada que creo que conoces, jejeje, que tal se conserva el tejo que le regalé.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  40. Gracias, Nieves, me alegro te gustaran las palabras de Amós.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  41. Javier 16, los tejos son unos supervivientes, yo los he visto desarrollarse en lugares increibles, en la misma iglesia de Las Rozas hay además del grande que está catalogado, uno que nace a media altura en la pared del campanario entre la junta de dos piedras. es curiossimo.
    Un saludo y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  42. Valverde, tienes que ir a ver uno en Cobreros, no es muy grande porque está recientemente transplantado, allí te diran como llegó y quien sabe si algún día se puede hacer por llegar otro, pero de los autoctonos, que los de invernaderos son casi todos irlandeses.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  43. Pues di "viva la madre que te parió"jejeje
    Un abrazo grande,Alma.

    ResponderEliminar
  44. Yas, gracias también a ti por seguirme.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  45. ¡Ojalá! pudieses repoblar todos los lugares en donde habitaba el Tejo.Por desgracia va quedando solamente en lugares recónditos, en los arroyos de montaña y en los sitios no muy transitados por el hombre. Para más inri,a la gente le gusta comprarlos y luego los planta en cualquier sitio algo que seguro no agradecen los escasos tejos autóctonos que nos quedan en España.
    Un saludo Tejón,
    PD: Es impresionante como se te da lo de criar tejos y demás especies.

    ResponderEliminar
  46. Ignoraba (como otras muchas) que existiera una planta llamada Tejo.

    Has ampliado mis conocimientos, no solo en cuanto al Tejo, sino como era cultivado y su historia. GRACIAS.

    Las fotos me dicen como es el Tejo. Una imajen vale .....

    Saludos, manolo

    ResponderEliminar
  47. Esta mañana he plantado un tejo y una encina colaborando con una asociación que está luchando por conservar un monte amenazado por las canteras.
    Un saludo,chalecú.

    ResponderEliminar
  48. Me alegro de haber despertado tu curiosidad, manolo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  49. Precioso Tejo y preciosas iglesias.
    Saludos

    ResponderEliminar
  50. Hola Tejon.
    Bonitos presentes llevas cuando vas de visita.
    Creo que tambien estoy retrasando mucho algunos trabajos en la huerta,(arreglar vallas,mover el compost,etc),pero es que cuando te agarra el sofa...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  51. por tu última entrada veo que la cosa va de Iglesias.
    Un saludo,Flores.

    ResponderEliminar
  52. Me gusta regalar árboles, fosi, y que cuiden de ellos.Yo también he empezado un poco con el huerto,no puede ser que nos atrape el sofá.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  53. Qué preciosidad de tejo has conseguido!!!! es un premio a tu tesón y cariño, sin duda. Espero que esas semillas fructifiquen en espléndidos magnolios. La iglesia me ha dejado sin palabras (y mira que es difícil ;)
    Muchos abrazos

    ResponderEliminar

  54. · Mientras trabajas con tus semillas, yo te guardaría ese tejo... a buen recaudo. Te dejaría visitarlos... etc.

    · un abrazo

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  55. La iglesia para la proxima visita,Isabel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  56. Yo también te dejo visitarlo,ñOCO,jejeje
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  57. PEDRO L. MENDEZ, Sabes dónde exactamente en Álava está localizada esa iglesia abandonada con tejo de la que hablas??

    ResponderEliminar