Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

28/1/12

DE ESPINAMA A CAMALEÑO

Diecisiete kms separan estos dos pueblos lebaniegos.
En las faldas de Los picos de Europa se encuentra el valle de Valdebaró o Camaleño, uno de los cuatro grandes valles que conforman la comarca de Liebana, descendiendo desde el circo de Fuente Dé hasta la villa de Potes.
Un sendero cómodo de andar pues es casi todo descenso con unos 660 metros de desnivel.
Atravesando frondosos bosques de hayas, cruzando arroyos y ríos y pasando por pueblos y aldeas y apartados parajes de una belleza singular.
Dicen que Liebana cuenta con tantos pueblos como días tiene el año y por lo general todos muy bien conservados pues no es si no aquí donde aún se pueden ver los pocos hórreos de tipo asturiano que quedan en Cantabria....
....y los últimos y singulares hornos de amasar pan que sobresalen de las paredes de la casa apuntalados de forma que en caso de incendio pudieran derribarse facilmente para evitar que se incendiasen las viviendas.
Las Hildes, Cosgaya, Mogrovejo y su torre medieval, pueblos todos ellos rodeados de leyendas que los abuelos transmitieron a los nietos en las largas noches de invierno junto al fuego de la cocina.

«Entonces los de las huestes de los Sarracenos que habían sobrevivido a la espada, al derrumbarse un monte en Liébana, fueron sepultados por el juicio de Dios, y así surge por providencia divina el reino de Asturias». Crónica Albeldense, año 883.
"Subiedes peña fragosa
que sobre los moros cayó
y a los cristianos salvó,
ved cosa maravillosa."

Así reza una de las leyendas que atribuyen a un argayo (desprendimiento de piedras) la muerte de más de 60.000 árabes invasores que venían huyendo de la batalla de Covadonga.

Y así es como y a pesar de los siglos transcurridos Liebana hoy sigue estando unida a las tradiciones, la realidad y las leyendas.

44 comentarios:

  1. Sin duda precioso, pero mi yo dice, es precioso en fotos, o para pasar unos dias, para vivir no es tan facil, mi opinion, solo la mia. un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Que beleza de lugar para se estar e ficar descansando, admirando os detalhes da natureza, da vida...
    Vou tirar alguns dias de folga e pretendo estar bem perto da natureza, dos bichos, das plantas...

    Até a volta, amigo!
    Um beijo carinhoso.

    ResponderEliminar
  3. Algo de razón tienes,chus, pero en los últimos años con el turismo hace unos años que ha estos pueblos llegaron comodidades que no tenían y ha mejorado bastante la calidad de vida a pesar de las carreteras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias,teca, que pases unos buenos días disfrutando de la naturaleza.
    Esperamos tu vuelta, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Bien por esta entrada y por el resto de las etiquetadas como "rutas y senderismo", porque tengo un proyecto en la cabeza para este año, trato de juntar grupos de 7 personas con ganas de caminar, y de conocer nuevos senderos, tengo muchas opciones en León, pero como esto me queda cerca y la ruta del Cares, ya la tienen muy vista pues aprovecharé tus sugerencias.

    ResponderEliminar
  6. Es una zona maravillosa y la has retratado de escándalo - y eso que el día no acompañaba mucho, ¿verdad?.
    Me encanta la foto del horno con la vaca abajo.
    Un abrazo, Tejón

    ResponderEliminar
  7. Muy buen paseo...17km no esta nada mal ademas si es junto al ruido rural de esso pueblos genuinos (y con horreos que los hace aun mas bonitos).
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
  8. Una forma de vida que ha desaparecido.

    ResponderEliminar
  9. PERO SI YO ME HICE ESTA RUTA (O PARALELA) HACE 35 VERANOS!!!
    ¡QUE RECUERDOS!
    ¡QUÉ MARAVILLA!!
    ¡QUÉ ENTRADA!

    ResponderEliminar
  10. Me ha fascinado esta entrada porque no hat nada mas interensante que estas cosas, las leyendas y los porques las cosas son como son... y esa sabiduria que ha ido de boca en boca desde tantos años atrás hasta los días de hoy.

    También me gustado saber porque hay partes apuntalada en las casa, mi ignorancia siempre ha pensado que era por viejas y no por tan inteligente motivo ¡¡¡!!!!

    No puedo dejar de darte las gracias por enseñarme cosas tan interensantes.

    Besitos MIL :)

    ResponderEliminar
  11. Espinama es uno de esos pueblos a los que voy cada año, he pasado muy buenos momentos ahí, siempre que he ido es para subir a Picos y me he fijado siempre en esas rutas que unen los pueblos, para hacerlas algún día, preciosidad de ruta. Un enorme saludo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Tejon.
    Una de mis zonas preferidas,voy todos los años y es donde me gustaría jubilarme,eso si me dejan porque al paso que va la burra moriremos trabajando.
    La foto de la vaca es de diez.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Me has puesto los dientes largos con esta entrada.

    Como me gustaría ver "in situ" estos lugares.

    Por lo pronto me conformaré con conocerlos a través de tu blog.

    Besos.

    http://ventanadefoto.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  14. Son pueblos que tiene una gran riqueza,pero me los imagino como el de Santa Catalina, cerca de Astorga un pueblo precioso pero sin un gran porvenir de que aumente la población.

    Saludos

    ResponderEliminar

  15. · Pues si que te has dado un buen paseo, y cómodo, cuesta abajo...
    Y veo que has aprovechado para hacer un excelente reportaje, y mostrarnos bellezas y valores de los pueblos lebaniegos.
    Como siempre, dando envidia

    · un abrazo

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  16. Me encanta precioso reportaje y bien documentado.
    BIENVENIDOS AL MAS ALLA.
    Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  17. Me ha gustado la foto del horno y la vaca mirando con curiosidad o bien poniendo su mejor cara para la foto.
    Un reportaje muy interesante, aunque haya brumas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Son preciosas las construcciones del norte. Lastima que hayan desaparecido tantos hórreos por la especulación inmobiliaria cuando el maldito boom.
    Construcciones, leyendas, historias humanas y vivencias, todo forma parte de un cúmulo de sensaciones que antaño, por lo que fuera, se dejaban sentir mas apasionadamente.
    El norte, repito, es una zona privilegiada, sin duda.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Que lugares más maravillosos para disfrutar de su naturaleza, de sus paisajes y paisanaje. Gracias por dar a conocer estas maravillas.
    Saludos

    ResponderEliminar
  20. quiero vivir en esos pueblos, donde se valoraba el don de la vida familiar y las buenas costumbres, que hermosos, un abrazo querido amigo Tejon


    ¿ que sabes de nuestra amiga Carzum?

    ResponderEliminar
  21. Pues nada, ánimo, Ruben, que en Liebana hay caminos para perderse.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. Pues si XibeliussJr, la luz era muy traicionera para hacer fotos y la niebla no dejaba ver Los Picos pero pasamos un buen día.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Uf, parece que hasta se respira mejor viendo las fotos, verde, verde y mas verde.
    Si es que lo teneis todo, montañas, mar, buena comida, bueno os falta el vino pero da igual...
    Saludos

    ResponderEliminar
  24. Fue un entrenamiento ligero,campero, para ir abriendo boca que vendrán rutas peores.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Evidentemente ya no es lo que era,Logio, pero aún queda algún resto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  26. Amado, recuerdo las entradas que tienes en el blog de Fuente Dé y el teleférico antiguo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  27. Las gracias te las doy yo a ti, Nieves, por tus comentarios y tú fidelidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Si algún día te ánimas me lo comentas,Carlos.
    Un saludo y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  29. Que no cunda el desanimo,fosi, salud y ya verás como llegamos y aunque nos quede poco sabremos sacarle partido y disfrutarlo.
    Ya había fotografiado el horno cuando se asomó la vaca y posó para mi,jejeje
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Ventana de Foto, tú "pa" el norte y yo "pa" el sur que también por el sur hay mucho que ver.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. José, a estos pueblos les ha dado mucha vida el turismo rural, hay muy buenos alojamientos y casas rurales y el teleférico es un buen reclamo aparte de lo bien conservados que están.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Estoy entrenando para hacer la marcha de los 10.000 de El Soplao,ñOCO,son cuarenta y cuatro kms, ¿te anímas?.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Más allá del desfiladero,jajaja
    Saludos,comillano.

    ResponderEliminar
  34. Valverde, como dije más arriba la vaca posó para mi, y el día podía haber estado mejor sin niebla, peor hubiera sido si llueve que estamos en invierno.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  35. Javier 16, y gracias que lo que queda está bien conservado, por lo demás por la zona han sido bastante respetuosos que en la costa con la arquitectura rural.
    Un saludo y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  36. Pini, gracias a ti por comentar, Tienes razón con lo del paisanje porque la gente de estos lugares es muy acogedora.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  37. Que gusto ver a la abuela por mi cueva,nuestra amiga carzum desde que tuvo a Damian nos tiene un poco abandonados y eso que el niño debe ser un bendito, ya le comentaré.
    Un abrazo, abuela.

    ResponderEliminar
  38. Vino, no, Flores, pero orujo en Liebana tienen de lo bueno lo mejor, y lo bien que sienta después de un cocido lebaniego.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  39. Es una zona preciosa, sobre todo durante el invierno y primavera. Por mi parte, la visité durante el verano (creo que no es la mejor época) pero me maravillaron sus pueblos (me recordaron un poco a los de la Sierra de Francia en Salamanca) y sus montañas. El monasterio es también digno de verse.
    Saludos

    ResponderEliminar
  40. Lo más que hice andando fueron 38 km, con doce kilos encima.
    Me animaría... dame detalles...

    ResponderEliminar
  41. en un día...
    ¿cuantos días dices tú?

    jjjjj

    ResponderEliminar
  42. Preciosa ruta que sin duda alguna la vamos a apuntar en la mochila de "las pendientes". Muchas gracias por este precioso reportaje y la información que le acompaña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  43. Estuve cerca d esos pueblos salmantinos y me quedé con las ganas de conocerlos,Carmen, a ver si se presenta una nueva ocasion.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  44. Gracias Carmen y Alfonso, a ver si algún día coincidimos.
    Saludos.

    ResponderEliminar