Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

21/8/11

BUITRERA DE PICO CANDINA

Aviso de que hoy la entrada es un poco larga.

Ya hace tiempo que me había prometido a mi mismo subir hasta el Pico Candina para ver los buitres sin tener que mirar al cielo.
Hoy me he propuesto hacerlo pues aparte de conmigo mismo, me he comprometido con un amigo virtual que tengo en la Argentina, se llama Eduardo, y que gracias a mi blog ha encontrado a la familia de sus antepasados que emigraron del Valle de Liendo.
Comienzo tomando la entrada equivocada y camino un buen rato rompiendo telas de araña poniendo cuidado de no tragarme alguna.
Una vez encontrada la ruta buena la dificultad es que es todo para arriba
por un sendero con mucha piedra.
El sol aprieta y hay una humedad muy alta, se agradecen las zonas de sombra.

Echo la vista atrás y me produce desasosiego ver el corte que le han metido al encinar para hacer la Autovía del Cantábrico.
Prefiero mirar para otro lado y ver los prados y el bosque virgen
que aún no ha tocado la mano del progreso.
Entre las encinas crecen algunos ejemplares de madroño
que lucen así de bonitos con sus frutos rojos.
Hay encinas muy viejas cuyas raíces salen de la tierra y corren por encima de las piedras.


Los primeros buitres que veo me observan desde lo alto de las rocas
y no parece que tengan muchas ganas de levantar el vuelo.

Me pregunto quien subiría hasta aquí para hacer este muro de piedra.
He llegado a la cima de estos acantilados que están a más de quinientos metros
sobre el nivel del mar.

Las vistas son impresionantes, es una pena que la bruma difumine la playa de Laredo.

A mis pies tengo la Playa de San Julian, el mar Cantábrico que tantas veces se muestra enfurecido, hoy está calmado y plano como la palma de la mano.
Lanzando la vista un poco más a lo lejos se ve Santoña y el monte Buciero.

Y aquí está el Valle de Liendo, tu valle, Eduardo.
¿Como puedo emigrar tu abuelo viviendo en un lugar tan bello?.
Dura sería la vida.

Aprovecho para comer el bocadillo que me hizo Mila y echo en falta la manzana que me quiso poner en la mochila y le dije que no. ¿Por qué nunca te haré caso a la primera?.
Me pongo una camiseta seca pues me han sudado hasta las uñas y me dirijo hasta ese par de ojos en la roca horadados. Se conocen como los ojos del diablo.
¿Que se esconderá detrás de ellos?.

Pues esto es lo que se ve, el lugar no es apto para quien tenga vértigo, quinientos metros más abajo está la playa de Sonabia, una playa resguardada de los vientos que es un paraíso para quienes les gusta practicar el nudismo. Hace muchos años se conocía por el nombre de playa de "las vagas" pues allí esperaban las mujeres a sus maridos
mientras ellos hacían labores en los prados cercanos.

Ya he llegado a uno de los ojos.

Esto que se ve a través de él es Punta ballena, una pequeña península que se libró milagrosamente del "bomm" urbanístico pues existía un proyecto de edificar una "maravillosa" urbanización de chalets con vistas al mar.
Así se ve desde el otro ojo.

Yo que quería observar a los buitres volando por debajo de mi,
tengo que seguir levantando la cabeza para ver su majestuoso vuelo.
De retorno ya, me siguen maravillando las encinas que sobreviven enganchadas a las piedras
y colgadas de los acantilados.


Sorprendente también es la vista del puente sobre la desembocadura del río Agüera
a su paso por Oriñón.
Los buitres siguen volando y parece que se burlan de mi.
Esta pluma es lo que más cerca tuve de ellos.
Si los queréis ver más de cerca, pinchad aquí.
Son más de las tres de la tarde y llego al coche empapado de sudor, pongo una toalla en el asiento, un Cd de Dulce Pontes y vuevo a casa como con el ánimo reconfortado despues de haber estado casi dos meses sin hacer una ruta.

36 comentarios:

  1. Que bonito paseo!!!

    Aunque sé que tienen muy mala fama y a casi nadie le gusta, pienso que el buitre es unos de los animales mas hermosos que hay y tenemos suerte de que en la Península vivan así como los retratas, libres y protegidos.

    Me encantan las plumas, siempre las cojo y las guardo cuando me encuentro alguna.

    Gracias por compartir este increible viaje por la naturaleza salvaje.

    Besos mil :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué casualidad, también Fosi tiene fotos de los buitres pero en los Pirineos! Me ha parecido un reportaje muy completo, con unas vistas y unos paisajes increíbles, montañas, playas, bosques...
    Por cierto, me llama la atención que haya encinas tan al norte, siempre las he situado en la España seca.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola

    Bonitas fotos, conozco la zona de Candina. Te pegastes una buena caminata, desde luego. La zona conserva varias rarezas botánicas como el encinar cantábrico que tan bien has fotografiado, además es un pequeño paraíso ornitológico. La zona es muy interesante, desde luego.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Gran reportaje el que nos ofreces,si por lo que nos enseñas largo ha tenido que ser,la foto de los buitres es fantástica.

    A este paso vas a dejar pequeños los viajes de Gulliver.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Preciosas fotos y muy buen reportaje del paseo.Lo que mas me gusto fue la de de la playa de las Vagas.
    Dos consejos el primero en serio:cuidado con los buitres,a raiz de que Europa prohibio tirar animales muertos por el monte para que estos bichos comieran,en Santa Cilia cerca de Jaca y se han dado dos casos bastante graves.Uno atacaron a una señora que si no es por un vecino que pasaba en coche se la zampan y otro atacaron una yegua que estaba pariendo se la comieron a ella,al potro y a otro que habia alli.
    Y el segundo,en broma,con esa musica que oyes es normal que te tires al monte para oir un poco de silencio.Y haz caso a Mila.
    Un abrazo y un beso para la pobre que hace el bocata

    ResponderEliminar
  6. Calmado y plano, parece el Mediterráneo...
    Bonita entrada, preciosas fotos. En mi vida he visto un buitre tan cerca como tu.
    Besicos salados, nublados y calurosos.

    ResponderEliminar
  7. Hola Tejon.
    Bonita ruta,las fotos desde "los ojos" estan genial.Imponen los pajarillos mirando desde arriba,¿eh?.En el Pico Jano,(Dobarganes),hemos visto un alimoche bien cerca pero en lo que quise sacar la camara...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Precioso entorno!!
    LA foto con los buitres recortando el horizonte.parecen indios esperandote!!
    Saludos camperos.

    ResponderEliminar
  9. Lo que está claro es que tú en la otra vida fuiste cabra montesa.

    Las fotos son magníficas, paisanuco.

    Besucos para tí y para Mila.

    ResponderEliminar
  10. Que buenas vistas, que buenas fotos, que buena tierra, que buen paseo....
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Que larga ni que larga, se me ha hecho cortísima, es espectacular, las vistas, los buitres...
    Muchas gracias por el esfuerzo que has hecho para deleitarnos con estas fotos.

    ResponderEliminar
  12. Pues pensé en traer la pluma para casa pero la dejé donde estaba despues de fotografiarla.
    Un abrazo, muerte roja.

    ResponderEliminar
  13. Valverde, en Cantbria quedan los bosques de encinas al borde del mar más grandes del continente Europeo, formando unas densas masas de bosque a veces impenetrables.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Pedro L. Mendez, he visto la interesante entrada que al respecto hiciste en tu blog. Verdaderamente es una riqueza poder contar con estos bosques y una pena que muchas veces no se hayan respetado.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. Los buitres, José, igual que las encinas tambien son una singularidad por la colonia de ellos tan numerosa que hay. Su vuelo es espectacular y el entorno ya ves que maravilla de lugar han escogido para vivir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. José Manuel, por aquí tambien se han dado casos de atacar a vacas recien paridas pero son muy aislados, además digo yo que entre mis huesos y los de las cabras que pastan por alli preferirán los de las cabras.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  17. Lleva en calma varios días el Cantábrico, Cabopá, es una cosa extraña, ya se moverá. Me alegro te hayan gustado las fotos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Cuando quieres apuntar ya te han matao,fosi,jejeje,
    Así que por Dobarganes, tengo un cuñado que es de Caloca, al lado del Pico Bistruey.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Lo que disfrutarías por allí camperoinquieto.
    Gracias por pasar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. O un chivo, Anjanuca, jejeje
    Un besuco.

    ResponderEliminar
  21. Me alegro, Flores, que te haya gustado tanto el paseo.
    Un saludo y gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  22. Si la vuelvo ha hacer, que creo que si, seguro que se me hará más corta,Ruben.
    ¿Alguien más se anima?.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Desde luego Tejón, no se hace nada largo tu reportaje. Una pena la neblina que te ha desdibujado alguna magnífica foto. La de los ojos del diablo son espectaculares. Qué gracia con la Playa de las Vagas, ja,ja. Un saludo cordial;)

    ResponderEliminar
  24. Tienes razón,Marce, la nieble deslucio un poco las vistas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Sólo0 escuhcar la palabra buitrera pienso en esos bichos alados que se refugian en la Sierra de Monfragüe (Cáceres). Esta que nos enseñas es muy diferente porque a lo lejos se ve la inmensidad del mar. No me importaría bajar desde las alturas para darme un chapuzón en esa playa solitaria.

    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Hola Tejón!
    Muchas gracias por hacerme sentir desde Argentina, cada día mas identificado con la tierra de mi abuelo
    Eduardo Rovetta

    ResponderEliminar
  27. Precioso!!! Todo, el reportaje, las fotos, el camino, los sentimientos que expresas... Hasta he sudado contigo!
    Ha sido un placer gozar de este paseo contigo, gracias por compartirlo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. CarmenBejar, estos bichos forman parte de una colonia bastante numerosa y singular precisamente por estar tan cerca del mar. Ya me gustaría conocer la Sierra de Monfragüe, por las referencias que tengo debe ser muy bonita.
    Saludos y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  29. Contento de que te haya gustado, Eduardo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Me gusta compartir estas cosas lo mismo que a mi me gusta que compartas esos atardeceres y amaneceres mediterraneos tan espectaculares.
    Un abrazo, Transi.

    ResponderEliminar
  31. Caminando por unos lugares con tanto encanto natural... un maravilloso disfrute.
    Un abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
  32. Son impresionantes las vistas desde allí arriba y poder mirar a través de los ojos del diablo. Afortunadamente se ha conservado bastante bien esa zona con todo lo que se ha construido.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  33. Me gustó tanto,Lito, que pienso repetir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

  34. · Ya va haciendo mucho tiempo desde que estuve el la buitrera. Vale la pena por las increíbles vistas.

    · Saludos

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar