Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

17/7/11

LA CATEDRAL DE LOS PECES




Este es el nombre por el que se conoce hoy el campanario de la iglesia de Las Rozas de Valdearroyo, uno de los numerosos pueblos que con más de cuatrocientas casas cubrieron las aguas, allá por los años cincuenta tras la construcción de la presa del pantano del Ebro.

Con sus veintidós kms de longitud es también conocido como el mar de las montañas del sur de Cantabria pues el setenta por ciento está dentro de la Comunidad y el resto en la provincia castellana de Burgos.

Su construcción se prolongó durante años sufriendo distintos paros entre los años de 1921 y 1945 aunque su inauguración por "El Caudillo" no fue hasta el año de 1952.

Para los humildes habitantes de la zona la construcción del pantano supuso un verdadero drama pues tuvieron que abandonar sus rebaños y sus casas a cambio de falsas promesas y unas miserables indemnizaciones.

Las aguas del pantano transformaron el clima y el medio natural de muchas especies y aún hoy en día sigue la transformación pues no es extraño ver a tantos kms de distancia del mar a las gaviotas mezclandose con las cigüeñas y las rapaces de montaña. Se tiene conocimiento de la existencia de mejillones y cangrejos de río que han acabado con los autóctonos y en sus orillas hay abundancia de plantas invasoras.


Pueblos como Arija (Burgos) Las Rozas, Arroyo.... vieron como cerraban las fabricas y los hornos de la industria del vidrio que durante años habían aportado riqueza empleo en la comarca de Campoo.

El pantano aportó riqueza a otras comunidades como La Rioja, Navarra y Aragón haciendo cultivables vastas extensiones de terreno y garantizando el suministro de agua a la población.

Cada vez es mayor el tirón y el aprovechamiento turistico que de el pantano se hace hoy en día, en sus orillas en Arija hay un camping con zona de baños y practicas de deportes náuticos y como el viento casi siempre está garantizado se puede ver en sus aguas deslizarse surfistas en sus distintas modalidades.

Recorrer todo su contorno es un constante regalo para la vista pues sin perder de vista las aguas del pantano, en sus inmediaciones, los prados verdes se deslizan en suaves pendientes y en sus orillas podemos ver manadas de caballos y vacas pastando mansamente.

Bosques que en su interior guardan una frescura que se agradece en los días de verano y un rico patrimonio.

Como ejemplo de lo que cuento está la iniciativa llevada a cabo recientemente de la construcción de una pasarela en el agua que nos acerca hasta el campanario sumergido en las aguas del pantano de la iglesia de las Rozas, las escaleras también nuevas de su interior nos llevaran hasta lo más alto de recuperada cúspide de la torre, desde donde se pueden contemplar las dimensiones de un pantano que se confunde con el mar.

Los enlaces que os dejo son bastante interesantes.

35 comentarios:

  1. He leído de cabo a rabo, junto con los enlaces, toda la entrada. ¡Cuántas gentes han sufrido por este motivo, sacándoles de sus lugares e indemnizarlos con una misería! En Zamora hay casos para dar y regalar con los embalses hidroeléctricos que han producido riqueza a todos menos a los habitantes del lugar y sus alrededores que poco a poco se han ido vaciando de habitantes.
    Muy interesante la fabricación del vidrio así como aprovechar el embalse para nuevas iniciativas.
    El título ha sido un gran acierto, te felicito por el trabajo de investigación que has realizado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Buen reportaje, paisano.
    No se si conoces el trabajo de Burbuja Films, "donde aprendiste a vivir" Te dejo el enlace al trailer
    http://www.youtube.com/watch?v=5BUQM8f6HUQ

    ResponderEliminar
  3. Como me llevaban de pequeño a Riaño,viví de cerca lo que supone,mas o menos,yo que cuando voy por allí se me escapa una lagrimilla,no quiero ni pensar lo que tiene que ser que inunden tu casa,tu pueblo y tu modo de vida,en fin, así es la vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Buen reportaje informativo para que se enteren los que no lo conozcan.

    Es lo que trae consigo el progreso,dolor y llanto para unos y bienestar y agradecimiento para otros.

    Hace muchos años que no se construye ningún pantano,por tal motivo media España le sobra el agua y a otra media la huerta se le seca.

    Estos desgobernantes ya podían canalizar toda esa agua que se derrama y bajarla donde se pasa falta de ella.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Llamativo título de tu entrada, buenas fotografías acompañadas de un artículo muy interesante...
    Querido Tejón, cámbiate a Google Crhome,se te acabarán los problemas del anonimato.je,je, yo lo hice hace un mes, me pasaba lo mismo
    Gracias por tu comentario anónimo con mucha "chicha"
    Besicos salados desde el Mar Menor.

    ResponderEliminar
  6. este tema es un "arcano" que se nos ha quedado en el subconsciente colectivo, el de los poblados bajo las aguas. Todo el mundo conoce alguno, y yo puedo dar dos ejemplos: uno, el de Santolea, en el maestrazgo de Teruel, que no quedó bajo las aguas pero al anegarse las tierras de labor hubo que desplazar todo el pueblo, también en Arenoso en Castellón. Pero el que más me impresionó fue el de Granadilla, titulado "y al final las aguas no llegaron a subir" pues todo el pueblo hubo de ser abandonado pero un mal cálculo final de los ingenieros hizo que las aguas no llegaran a subir finalmente pero ya todo el mundo se había ido. Merece la pena ir hasta allí.
    Por cierto, que la Catedral de los peces, es un magnífico título de novela!
    saludos desde el maestrazgomagico.blogspot.com
    RAUL

    ResponderEliminar
  7. Buenas tomas y buen reportaje Tejón.Pues si es una lástima,lugares con tanta historia como el que mas hundidos en el olvido,gracias a personas como tu emergen del mismo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Tantos pantanos inauguró Paquito a lo largo de toda la dictadura, siguiendo el ejemplo de Primo de Rivera... Por aquí, cerca de Béjar, pero ya en Extremadura tenemos el pantano de Gabriel y Galán. Se comió también a un pueblo que quedó atrapado en sus aguas y dejó en sus márgenes a otro que fue abandonado, pero al que hoy se puede acceder en los meses de verano: Granadilla.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Veo que he coinciido con Raúl, jejej Es que somos los dos de Salamanca.

    ResponderEliminar
  10. Los pantanos es lo que tienen, por un lado dan vida a las provincias que riegan y por otra han dado muerte a muchos pueblos que se encontraban bajo sus aguas, también como tu dices han cambiado el ecosistema. Una preciosa entrada. La fotografía de la iglesia es tremenda, una pena que esa hermosura haya quedado bajo las aguas, pero me gusta que la hayan recuperado, todo un acierto. Saludos.

    ResponderEliminar
  11. Una buena idea lo de la pasarela a la torre del campanario. El Pantano del Ebro merece un mejor aprovechamiento turístico. Es una zona muy extensa y poco poblada. Los pantanos tienen una parte de sufrimiento y desarraigo y otra de aprovechamiento.Están llenos de historias tristes, como también la emigración de aquellos años que ha llevado al abandono del campo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Muy interesante! He pasado un rato estupendo aprendiendo. Lo que supone para las personas, para una comarca, la construcción de un pantano; que el agua vaya a cubrir los pueblos, las tierras de labor y las fábricas que dan el pan, y tengan que marcharse, como si fueran al destierro...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Por una vez y sin que sirva de precedente se puede decir que muchas especies consiguieron un hogar a costa del que perdió el ser humano. Buen post. Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. El embalse de Aguilar de Campoo, alberga historias similares, muy traumáticas todas y que supuso la anegación de dos pueblos agrícolas importantes, CENERA Y VILLANUEVA DEL RÍO.Hoy en día, cuando baja el nivel del agua, aún se puede ver la torre de la iglesia de Cenera y el puente medieval de Villanueva del Río. Un placer leerte como siempre.

    ResponderEliminar
  15. No sabía que hacer, si poner tantos enlaces o no, me alegro que te hayan gustado,Valverde, a mi tambien me parecieron muy interesantes y me sorprendí al encontrar tanta documentación.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Este enlace que me dejas no lo había encontrado, Fermín, y tambien es muy bueno, tendré que ver el documental entero.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Lo de Riaño tambien es para llorar,fosi, además el pueblo que hicierón nuevo es tan... no se como describirlo, me dio mucha pena cuando lo visité, aquellas campanas, el entorno echado a perder...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Gracias por el comentario,José. Yo no se cual es la solución más acertada pero lo triste es que se hacen siempre las cosas sin tener en cuenta la opinión de los moradores de los pueblos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Gracias,cabopá, por el comentario y por el consejo,aunque no me decido a cambiar de navegador.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Lo he leído,Raul, hay mucha documentación tambien sobre este pantano. Que triste lo de el barquero haciendo de Caronte para sacar a los que morían del pueblo que no llegó a inundarse.
    Tambien he leído que hay proyectos para impulsar el pueblo y que la gente que tuvo que abandonarlo no se quedó en las casas que hizo el regimen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Siempre es bueno recordar y que las cosas no mueran en el olvido.
    Unabrazo,Laura.

    ResponderEliminar
  22. Pues si, coincides con tu paisano,CarmenBejar. Me viene a la memoria un chiste de la época que decía que tanto hacer pantanos así había dejado a España "El Caudillo", toda empantanada.
    Un abrazo y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  23. Los cambios en elecosistema y en el clima son más que notables,Carlos. Hay días que la niebla que se forma casi se mastica.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. La idea si que es buena,Lito, el pero que hay que ponerle es lo de siempre, el paso de los vandalos que ya han destrozado parte de la carteleria y los paneles informativos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. Me alegro,Transi, que la entrada te haya servido para leer un rato y conocer cosas nuevas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Gracias,Ism@,los peces deben de sentirse a gusto nadando entre esas paredes llenas de historias.
    Un saludo y gracias por pasarte por mi cueva.

    ResponderEliminar
  27. Ya ves, Marce, si no podían haber rescatado las piedras del puente medieval que seguro que se verá precioso cuando bajan las aguas.
    Un abrazo contento y alegre de tu vuelta a la blogosfera.

    ResponderEliminar
  28. Me llenas el corazón y me haces recordar historias que me han contado, mi abuelo estuvo haciendo pantanos en burgos en esos años...

    Como siempre me encantan las fotos, me llama la atención que se pueda entrar en el campanario.

    Besitos :)

    ResponderEliminar
  29. Una entrada bastante interesante rica en informacion y fotos.Estas convirtiendo tu blog en un sitio obligado para hacer turismo,es broma.De verdad muy bueno.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Me alegro que te haya gustado la entrada,muerte roja, no andaría tu abuelo muy lejos de esos parajes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Gracias por el comentario,Jose Manuel, agradezco tus elogios.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Interesante articulo...tengo un gran amigo que va siempre desde pamplona hasta alli y pernocta por el tema del kite surfing......
    Saludos camperos.

    ResponderEliminar
  33. Gracias por la visita y el comentario, camperoinquieto. Siempre hay caravanas y gente hacieno surfing a vela en el pantano.
    Salud.

    ResponderEliminar
  34. Amigo: No te conozco, ni sé qién eres.Pero te aseguro que has conseguido emocionarme.
    Soy una de las víctimas del Pantano del Ebro.Nos echaron como a ratas, pero esas vistas siempre estarán en nuestras retinas y en nuestro corazón.

    ResponderEliminar
  35. Hola;
    Hasta hoy no había visto esta entrada y eso que paso a menudo por este blog; me ha gustado como todo lo que escribes y fotografías, pero no encuentro esos enlaces a los que aludes.
    Este enlace que dejo, sobre la comarca, es muy interesante.
    http://www.arija.org.
    Saludos y ¡FELIZ AÑO!
    Una arijeña

    ResponderEliminar