Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces", símbolo del sentido común, el coraje y la determinación, sabio ermitaño, leal con sus amigos, amante del buen tiempo y de los rayos del sol, y busco el equilibrio entre lo que yace bajo la tierra y lo que descansa sobre ella.

Intento ser como el tejón de "El viento entre los sauces",simbolo del sentido común,el coraje y la

22/7/11

EL SOL Y LA MAR

Leyendo a Jesús Cancio, el poeta del mar del que se ha reeditado su obra completa. El martes iré a Comillas a por el tercer libro " Romancero del mar".

El sol y la mar tenían amores.
Amores de madrugada.
Por cada beso de luz
Un rizo de espuma blanca.

El mar le dijo a la aurora
"¿Me quieres linda mañana?"
Y ella por loca respuesta
Llenó de besos su cara.

Con la mar crecieron
De los amantes las ansias
Hubo suspiros de brisa
Hubo arrullos de oleadas
Y hubo palpitaciones
De las encendidas aguas.

Eran voces contenidas
Palabras entrecortadas
Por cada emoción nacida
De lo más hondo del alma.

Esta entrada se la dedico a "Transi".

38 comentarios:

  1. Que bello poema nos regalas hoy para pasar el fin de semana Tejon, un afectuoso abrazo desde Reinosa.

    ResponderEliminar
  2. Bellas palabras del poeta del mar dedicados al amor del sol y la mar para leerlos en una puesta de sol al borde de tus acantilados favoritos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. El mar no podemos dejar de amar su embrujo su historia y vida, las diferentes historias que en el puedes revivir unas veces lo ves manso ofreciéndote unas aguas tranquilas otras embravecido esta por lo que no dejan de tirarle tanta basura sin el más mínimo pesar.
    Siempre será más generoso que nosotros que no lo sabemos respetar.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. ...Sin comentarios, pero con emociones

    ResponderEliminar
  5. Precioso poema, la mar, el mar y el amor que más podemos pedir. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Amores de madrugada, al alba. Bellos como la luz de la amanecida a la orilla de la mar en calma.
    Expresiones
    Piedra

    ResponderEliminar
  7. No hay nada como la mar y su entorno para la inspiración...

    Linda poesía y preciosas fotos.

    Un besito :)

    ResponderEliminar
  8. Qué paisajes y letras tan hermosos... Tengo muy buen recuerdo de Comillas. Saluda d emi parte a El Capricho de Gaudí, haz el favor.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Regalazo de fin de semana, la persona a la que va dedicado puede sentirse orgullosa.

    saludos desde JAÉN, mar de olivos.

    ResponderEliminar
  10. Bellos poemas y bellas imagenes...
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Un poema muy sugerente, expresa muy bien la relación del mar con la luz y en especial con la aurora.
    Una foto muy oportuna.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Momento mágico.
    Un abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
  13. No se muy bien,Lito, cuales son mis acantilados favoritos, hay tantos donde escoger.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Sin dudarlo, José, el mar es generoso pero a veces se cobra vidas y no por eso lo dejamos de amar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Mar que compartimos, Carlos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Miguel Bueno, gracias por pasar y comentar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. CarmenBejar, cuando no sabemos donde ir, Comillas es siempre el mejor de los recursos. La proxima vez que seguro será más pronto que tarde, saludaré al capricho de tu parte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Gracias, Ana, por pasarte por mi cueva y comentar.
    Si cierro los ojos veo ese mar de olivos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Nadie como Cancio supo querer al mar.
    Un abrazo,Valverde.

    ResponderEliminar
  20. Verdaderamente mágico,cris.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Calma y estado de buena esperanza, ¿o no?.
    Un abrazo,Diana.

    ResponderEliminar
  22. Precioso poema para tan preciosos amaneceres, muy relajante la lectura.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  23. Al final ¿te dije donde estaba el mayor Tejedal de Europa aqui en Asturias?

    ResponderEliminar
  24. El sol,la luna, y la mar
    el viento, la arena y la mar
    los besos,la noche y la mar
    La luz,la vida y la mar.
    ...siempre la mar, el mar.

    Un repente vespertino desde el patio con olor a jazmines
    Besicos salados.

    ResponderEliminar
  25. Jo!!! Tejón!!! Qué emoción!!!
    He estado unos días de "vacaciones web" y me encuentro con este detalle tan maravilloso... Y casi soy la penúltima en enterarme!!! (cachis la mar!!!)
    GRACIAS!!!
    El poema me encanta, yo ya sabía que Mar y Sol tienen algo, y es en la madrugada cuando más se nota ...
    (Tengo los vellos de punta!)
    Un beso, un abrazo...

    ResponderEliminar
  26. De lo que no se ha hablado nunca es de los amores de Mar y Luna...
    (A Mar yo creo que le van todos los palos, para ella la belleza no tiene sexo...)
    (Que quede entre nosotros, no sea que dañemos sin querer su reputación...)
    Otro besote.

    ResponderEliminar
  27. Precioso poema.
    Gracias por visitarme y compartir mi amor por Córdoba

    ResponderEliminar
  28. Gracias marce, tener el mar, la mar tan cerca nos ofrece este privilegio y este espectaculo que me gusta compartir con quienes estais tierra adentro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Si,Alfonso, el mayor de Europa otra de las singularidades con que cuenta Asturias, tierra querida y hermana. A ver si consigo que de este año no pase ir a conocerlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  30. Como dice Transi un poco más abajo, es un poco promiscua la mar, tiene tantos amores,sssssshhhh, pero que no se entere nadie.
    Un abrazo, Cabopá.

    ResponderEliminar
  31. ¡¡Me cachis en la mar!! Ya estaba yo diciendo. "a que no viene, a que no viene". Pero llegaste y me alegro mucho que te haya gustado el poema. Esta tarde voy a Comillas a por el tercer libro de poesía de Cancio.
    Un abrazo, Transi.

    ResponderEliminar
  32. Chary Serrano, bienvenida y gracias por comentar, me asomaré más veces por Córdoba y su sierra.
    Saludos cantábricos.

    ResponderEliminar
  33. Una vez más gracias por dedicar esta entrada a tan ilustre Comillano.
    Un saludo de otro amante de la mar.

    ResponderEliminar